El fraude con tarjetas de crédito es del 1 por ciento, sobre todo en compras online

Una internauta realiza una compra online un lunes por la tarde.

El nivel de fraude con tarjetas de crédito se ha reducido de forma más extendida en Europa gracias al uso de tecnologías innovadoras que aumentan las medidas de seguridad, como el PIN o el chip. Según los datos europeos del FICO Falcon Fraud Manager Consortium, se gestionan 44 millones de tarjetas de crédito y se han reducido las pérdidas por delitos cometidos con fraude en situaciones en las que la tarjeta de crédito no se requiere físicamente desde los más de 32 millones de euros en abril de 2010 a los menos de 14 millones de euros en marzo de 2012. En este periodo sólo un 1% de las tarjetas fue víctima de fraude, mientras que el fraude en tarjetas de crédito se dispara en EEUU un 17%.

Casacochecurro.com La empresa proveedora de tecnología en gestión de decisiones y analítica predictiva FICO recoge en los resultados del estudio ‘Falcon Fraud Manager Consortium’ en el que se muestra que los incidentes de fraude en tarjetas de crédito de EE.UU. crecieron un 17% entre enero de 2011 y septiembre de 2012, mientras que el ratio entre dólares obtenidos por técnicas fraudulentas y de forma legal se ha mantenido estable.
Fraude con tarjetas de crédito en compras online
El fraude en transacciones en las que no es necesario mostrar la tarjeta (compras online, entre otros), creció un 25% en el período, lejos del 14% de incremento en falsificaciones de tarjetas, por ejemplo. Aunque la tasa de fraude ha crecido, la pérdida media por delito ha descendido un 10% en el período estudiado, lo que significa que las tecnologías utilizadas para solventar el fraude, como FICO Falcon Fraud Manager (que protege el 85% de las tarjetas emitidas en EEUU), están funcionando de forma eficiente.

“Las transacciones en las que no se precisa la tarjeta de crédito son muy cómodas para el ciudadano, pero es donde más difícilmente se combate el fraude”, afirma T. J. Horan, vicepresidente de soluciones globales de fraude en FICO. “Hemos estudiado volúmenes enormes de datos provenientes de tarjetas de crédito y débito en los últimos 20 años con el objetivo de conocer cómo cambian los patrones de comportamiento entre los consumidores y para descubrir –y reducir sin impactar en la experiencia de usuario- la forma en la que los delincuentes cometen fraude”.

Al contrario de lo que ha sucedido con el fraude en tarjetas de crédito, la tasa de incidentes en tarjetas de débito no ha variado y las pérdidas por fraude en tarjetas de débito ha descendido un 3%. La mayor parte de los fraudes cometidos por tarjetas de débito ocurren en cajeros automáticos, pequeño comercio de productos frescos y gasolineras.


¿Es interesante este artículo? Vota y compártelo con otros lectores:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Participa y déjanos tu valoración!