Cómo elegir cadenas de nieve


Como elegir cadenas de nieve

Las cadenas de nieve son imprescindibles en épocas de nevadas y heladas. Con ellas, evitamos tener sustos en la carretera o que nos tengamos que dar la vuelta para no arriesgarnos y tener un accidente, pero en cuanto desaparezca la nieve, tenemos que quitarlas. Para elegir unas buenas cadenas tenemos que tener en cuenta varios detalles, como por ejemplo las medidas de nuestras ruedas, el diámetro del neumático, el ancho de la llanta o la altura de su perfil. En otras palabras, buscar algo que se agarre bien al terreno. La colocación de las mismas puede ser laboriosa, pero te puede salvar la vida. Aquí te explicaremos algunos datos sobre ellas, pero puedes consultar cualquier duda sobre cadenas de nieve en heuts.es.

Cadenas tradicionales o metálicas

Son las que vulgarmente llamamos “de toda la vida”. Son recomendables para aquellas personas que lleva cadenas por si surge un imprevisto. Son las más baratas, pero tienen el inconveniente que son las más complicadas de montar.

Textiles o tejido

Las cadenas de tejido son las favoritas para aquellos conductores que se suelen enfrentar al problema de la nieve con frecuencia ya que son muy eficaces para esa superficie y también para combatir el hielo. Consiste en poner una funda por encima de la rueda, por tanto, son fáciles de montar, pero se deterioran rápidamente. Es conveniente no usarlas para distancias largas y la velocidad máxima aconsejable son los 40km/h.

Araignées o semiautomáticas

Este tipo de cadenas nos ofrece un nivel alto de seguridad, calidad y buenas prestaciones. Se suelen utilizar en situaciones extremas y no tanto en el día a día. Tiene un periodo largo de vida y posee una ventaja importante que es su escaso daño a las llantas, pero presenta dos inconvenientes a tener en cuenta. Uno es el espacio que ocupa en el maletero y el otro es el precio. Unas cadenas ‘araignées’ pueden llegar a valer 500 euros. Su forma es característica ya que se parece a un pulpo. A la hora de ponerlo en nuestra rueda, hay un disco que se tiene que fijar a la llanta mediante tornillos. Por otro lado, una cadena de tipo oruga se tiene que anclar a ese disco por un lado y por otro al neumático.

Líquidos

Por último encontramos “cadenas líquidas”. En realidad no son cadenas como tal ya que consiste en rociar con un spray los neumáticos. Este spray o líquido tiene unas resinas viscosas que hacen que la goma de los neumáticos se pegue mejor al terreno y así no se resbalan. Esta opción tiene que ser algo muy puntual porque además es la menos fiable y no evitaría una posible multa si nos encontramos con algún agente de Policía.

Es aconsejable hacer prácticas con las cadenas en momentos tranquilos que tengas en tu tiempo libre para que cuando llegue el momento de la verdad tardes lo menos posible y así puedas hacer tu viaje seguro. No hay que olvidar que cuando tengas que poner las cadenas tienes que hacerlo en un lugar apartado de la carretera, tienes que poner los triángulos de emergencia para avisar al resto de conductores y muy importante también llevar una velocidad moderada.

Si quieres leer más noticias como Cómo elegir cadenas de nieve, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies