El 30% del fracaso escolar se debe a problemas de visión


El 30% del fracaso escolar se debe a problemas de visión

Unos niños ven la televisión.Los niños cada vez dedican más tiempo a actividades en las que se realiza un gran esfuerzo en visión cercana, como la lectura, ver la televisión, trabajar delante de un ordenador o jugar a la videoconsola. Esto está produciendo un incremento de estudiantes con miopía. Los defectos visuales, como miopía, hipermetropía, estrabismo, etc., afectan a uno de cada cuatro niños en edad escolar. Así, si un niño no ve bien no podrá seguir las explicaciones de la pizarra, no podrá leer y estudiar con comodidad, su comportamiento será distraído, empeorará su memoria visual y le costará aprender las lecciones.

¿Y cómo detectar los problemas visuales en el niño?
Casacochecurro.com Uno de cada cinco niños en edad escolar presenta deficiencias en la vista, por eso, lo más recomendable, estima el Presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-optometristas, Juan Carlos Martínez Moral, es acudir a la consulta del oftalmólogo al menos una vez al año, ya que estas alteraciones se pueden prevenir con revisiones periódicas desde los primeros años de vida.

Pero aparte de esa necesaria revisión anual, los padres y profesores deben estar atentos ante una serie de síntomas de los escolares que suelen señalar la existencia de problemas visuales, como escozor de los ojos, lagrimeo excesivo, frotarse los ojos o parpadear constantemente, excesiva sensibilidad a la luz, fruncir el ceño cuando se lee o se escribe, o perderse entre líneas.

Los problemas más habituales de visión asociados al fracaso escolar están ocasionados por defectos de refracción como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, el estrabismo y la ambliopía u ojo vago.

Cuando un niño tuerce la cabeza o cierra un ojo al leer, escribe en renglones torcidos, tiene baja comprensión de la lectura para su edad, se acerca mucho a la televisión, sufre frecuentes dolores de cabeza y cansancio después de leer un rato o de realizar otra actividad en la que la visión resulte un factor clave, o adopta mala postura del cuerpo o la cabeza, se están produciendo señales de alerta.

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
Se estima que entre el 5% y el 7% de los niños en edad escolar y al 4% de los adultos padece Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Esta patología psiquiátrica, al ser un trastorno crónico, persiste en la edad adulta hasta en el 60% de quienes lo han padecido en la infancia y adolescencia.

Esta patología puede tener importantes consecuencias que van desde el fracaso escolar en la infancia, dificultades laborales en la edad adulta, hasta poder constituirse en el origen de dificultades sociales (más posibilidad de consumir drogas o sufrir accidentes de tráfico, por ejemplo).

Sin embargo, a pesar de tratarse de una patología con elevada prevalencia en la población infantil, está marcada por un gran estigma social, determinado por el desconocimiento de la población, la falta de profesionales especializados, la demora y los errores en el diagnóstico, y la ausencia de programas de prevención, según manifiesta la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención (FEAADAH).

En este sentido, aunque los primeros síntomas se pueden manifestar en niños de 3 ó 4 años, e incluso antes, no es hasta alrededor de los siete cuando los padres suelen consultar al médico, dicen los expertos, pero la detección temprana es fundamental en esta enfermedad ya que mejora su evolución y pronóstico y, lo que es más importante, mejora la calidad de vida del niño y de la familia.

Prevención del fracaso escolar
Las doctoras Inmaculada Escamilla y Pilar Gamazo, especialistas en Psiquiatría de la Clínica Universidad de Navarra, son autoras de un libro sobre las causas médicas del fracaso escolar y los tratamientos para superarlo

Según afirman estas expertas, quizá deberíamos hablar de fracaso educativo, no escolar, como algo que afecta al estudiante, a su familia, a la escuela y a la sociedad.

En comparación con otros países de nuestro entorno, las doctoras Escamilla y Gamazo señalan que los índices de fracaso escolar en España -según los informes PISA 2003, 2006 y 2009- están por encima de la media europea de los países de la OCDE.

Sin embargo, apuntan las autoras del libro, los resultados académicos no son la demostración suficiente de los conocimientos reales del niño sobre la materia. Los estudiantes con determinadas dificultades o problemas, como déficit de atención e hiperactividad, problemas de visión…, precisan de una metodología diferente en la evaluación; se trata por tanto, de una adaptación metodológica, no curricular y no significativa. Por consiguiente, habría que reconocer que la diferencia no supone inexorablemente una discapacidad.

En cualquier caso, estiman, un niño con dificultades académicas debe ser valorado y seguido, inicialmente en su entorno más cercano -la familia y el equipo de orientación del colegio-, pero si el problema persiste debe ser remitido al especialista y a los expertos en esta materia.

La motivación y el refuerzo positivo son fundamentales para conseguir una actitud favorable ante el estudio o trabajo y perseverar en él, estos, constituyen por tanto los métodos fundamentales para lograrlo.

 

Si quieres leer más noticias como El 30% del fracaso escolar se debe a problemas de visión, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies