El 35% de los impagos son intencionados y más del 50 % de las facturas se pagan con retraso


Entornos cada vez más competitivos, cambios en el ciclo económico, sumados a que en España tan solo el 0,5 % de las operaciones se realizan al contado y a factores “culturales”, que hacen que el retraso en el pago no esté mal visto en nuestro país, son algunos de los principales causantes del aumento de la morosidad. Los expertos de INFORMA D&B señalan que en España los hábitos de pago en España se encuentran a la cola de la Unión Europea.

19 enero / Casacochecurro.com Así lo muestra el hecho de que el período medio de cobro aproximadamente es de 84 días, mientras que la media de la UE es de 54 días. En el caso de las PYMES este período se puede extender a los 90 días. — Claves en la prevención

Para los expertos de INFORMA D&B el problema no es el riesgo comercial, sino la forma de enfrentarse a él y el desconocimiento con que muchos directivos toman decisiones estratégicas. Factores que se pueden prevenir con una adecuada planificación financiera, con una estudiada política de cobros y con la información necesaria para la toma de decisiones. Como primer paso es necesario detectar a los «malos» clientes. En este sentido, David González, Director Financiero de INFORMA D&B señala: «es muy importante tratar de anticiparse a los problemas de impago antes de que sea demasiado tarde. Hoy en día, disponer de toda la información necesaria y conocer al detalle al cliente antes de concederle el crédito es fundamental. Para ello, las empresas deben invertir en prevención accediendo a las múltiples herramientas y fuentes de información disponibles en el mercado».

Invirtiendo en información se pueden reducir los impagados e insolvencias, minimizar costes de reclamación de deudas y disminuir las necesidades de financiación (menores costes financieros). Por ello, invertir en un buen sistema de información supone un importante retorno para la compañía que cuenta con herramientas de este tipo. Aunque González enfatiza en la importancia de contar con información fiable: «peor que no estar informado, es estar mal informado o contar con información no actualizada».

En este sentido, la principal información que una compañía debería manejar para valorar el riesgo de sus operaciones está relacionada con el cliente -de carácter financiero y comercial, así como la experiencia de pagos con el mismo-, también con la operación comercial y con la evolución del mercado en el que operan los clientes de la organización, sin olvidar la situación económica general del momento. Las fuentes de información son muy variadas, pero según los expertos de INFORMA D&B existen pistas básicas que ayudan al empresario a detectar las probabilidades de impagos. Entre ellas destacan las peticiones del deudor a la red comercial – ampliar los plazos de pago, los rappels, retrasar las entregas, etc. – y las justificaciones en el retraso de los pagos – errores en facturas, diferencias de precios, devoluciones, etc.-. Aunque para muchos pueden ser claras evidencias, está comprobado que en el día a día de una compañía hay muchas situaciones que se pasan por alto debido a una errónea gestión de cobros y a la falta de coordinación entre el departamento de cobros y el comercial.  Sin olvidar que en España, la cultura del impago muchas veces se confunde con una eficaz gestión administrativa. Para los expertos de INFORMA D&B, el principal fallo de las compañías es el de preocuparse en exclusiva de la venta y no de a quién vendemos. «Las buenas ventas son las que se cobran. Aumentar el número de clientes y la cifra de negocio otorgando grandes facilidades de pago es un lujo que muchas empresas no se pueden permitir», enfatiza David González. Pautas de actuación

Para evitar el «efecto dominó» que producen los impagos y los retrasos para las compañías, se aconseja gestionar los posibles impagos desde el momento de la venta. Además, los expertos de INFORMA D&B señalan distintas claves: ·         Comunicar por adelantado los próximos vencimientos de facturas. ·         No dar oportunidades a los impagos (facturas siempre correctas y enviadas en fecha). ·         Política de riesgos que cubra las fases de concesión y seguimiento. ·         Departamento comercial implicado tanto en cobro como en ventas. ·         Conseguir garantías adicionales: notas encargo firmadas por cliente,… ·         El tiempo es un factor vital: actuar rápidamente ante cualquier señal. ·         La última solución es recurrir a las empresas de recobro y / o a la vía judicial.

Si quieres leer más noticias como El 35% de los impagos son intencionados y más del 50 % de las facturas se pagan con retraso, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp