Exjefes, sueldo, llegar tarde… lo que en una entrevista de trabajo no debes hacer


Exjefes, sueldo, llegar tarde... lo que en una entrevista de trabajo no debes hacer

En una entrevista de trabajo no debes hacer ciertas cosas, como hablar mal de exjefes, hablar nada más empezar de sueldo o llegar tarde. Aunque los candidatos se preparan con anticipación, buscan la ropa más adecuada, investigan sobre la empresa y elaboran posibles preguntas y respuestas, lo que sin duda es fundamental para estar seguro y tranquilo en el proceso de selección son los siguientes consejos que no debes hacer:

Lo que no debes hacer ni decir en una entrevista de trabajo

Cuando te llamen para concertar ese primer encuentro, lo más importante es que utilices todas tus herramientas para superar con éxito esta etapa, que en muchas ocasiones no es la última en el camino para lograr un empleo. Pero, ¿qué se puede hacer para afrontar ese “cara a cara”? Algunos optan por mejorar sus debilidades, otros prestan atención a aspectos a los que normalmente no otorgamos importancia tales como la postura, lenguaje, muletillas y, en general, la comunicación no verbal.

Aunque consideres que eres la persona idónea para el puesto y conozcas el trabajo a desarrollar, si no eres capaz de proyectar lo mejor de ti mismo y todos tus conocimientos, no servirá de nada, por eso una adecuada preparación será la clave del superar esta fase. Es fundamental que te comuniques con claridad, que des una respuesta verídica sobre las preguntas que indagan sobre cuestiones académicas y experiencia laboral. Recuerda que en el tiempo que dure tu entrevista tienes la oportunidad de darte a conocer y presentarte como un candidato atractivo para el empleador.

Errores más comunes en una entrevista de trabajo que no debes hacer

  1. No hay nada que dé peor impresión que llegar tarde

    Antes de comenzar ya estás ofreciendo una mala imagen de ti.

  2. Preguntar el salario

    Es evidente que es un tema importante; pero debes dejarlo para el final y mostrar mayor interés en las motivaciones y expectativas del trabajo. Frases como: “Necesito saber el salario, para mí eso es lo principal” o “¿antes de empezar quisiera saber cuál es el salario de este trabajo?”, no son positivas y pueden eliminarte del proceso directamente. Nunca nunca preguntes por el sueldo nada más iniciar la entrevista,

  3. Discutir el sueldo o los incentivos

    Manténgase abierto. Deje que la persona que le ha ofrecido el puesto se encargue de estas negociaciones tan delicadas.

  4. Hablar mal del jefe o los compañeros de tu anterior trabajo

    “Mi jefe no sabía tratar a las personas” o “mi jefe era un inepto”.

  5. Responder sobre las debilidades y fortalezas cosas que no tienen relación con la oferta

    Que no dicen nada de ti en el ámbito laboral o que son cuestiones excesivamente personales que no es necesario que compartas con el entrevistador.

  6. Decir al entrevistador qué es lo que puede hacer por ellos y NO lo que ellos pueden hacer por usted

    .

  7. Provocar interrupciones

    Asegúrate de tener el móvil apagado. En el momento de la entrevista no debe de haber nada más importante que la propia entrevista.

  8. Responder de forma muy escueta o de manera muy extensa

    Debes ser concreto, directo y con ideas claras. Practicar previamente posibles respuestas, te ayudará a argumentar de mejor forma tus opiniones. Responder a las preguntas con un simple “sí” o “no” no es recomendable. Aproveche y véndase empleando ejemplos y cree una imagen clara de dónde, cuando, cómo, qué y por qué lo ha hecho. Practique algunas respuestas antes de la entrevista. La práctica lleva a la perfección.

  9. No te muestres desanimado ni pesimista

    No es el momento ni el lugar para ello, todo lo contrario. Energía y entusiasmo es lo que se busca en los candidatos.

  10. Ser negativo

    Siempre tiene que primar el enfoque positivo. Deja a un lado las actitudes extremadamente críticas o derrotistas y piensa y expresa todo lo bueno que puedes aportar.

  11. Mostrar nerviosismo

    El nerviosismo puede interpretarse como inseguridad o falta de madurez para el puesto al que aspiras. Por tanto, si eres propenso a ponerte nervioso, tienes que encontrar y poner en práctica las técnicas que mejor funcionen para controlar tu nivel de tensión.

  12. Criticar a anteriores empresas o compañeros

    Si hablas mal de ex compañeros o de otras empresas en las que has trabajado puede ser señal de que eres una persona conflictiva o que no sabes trabajar en equipo.

  13. Evitar preguntas

    Es recomendable contestar a todas. Por ello hay que tener preparadas respuestas para posibles preguntas tipo y estar muy atento al desarrollo de la entrevista. En ocasiones te preguntarán lo mismo varias veces planteado de diferentes formas. Ten claros tus argumentos, y en caso de que no entiendas bien el planteamiento de alguna pregunta, no dudes en comunicárselo al entrevistador.

  14. Interrumpir

    Espera a que el entrevistador finalice de plantear la pregunta o sus argumentos. Interrumpir a tu interlocutor es señal de no saber escuchar y de excesiva impaciencia, lo que denota falta de profesionalidad.

  15. Hablar más de la cuenta

    Tienes que ser directo, claro y conciso, evitando entrar muy al detalle en los temas que se traten, aunque seas un experto en la materia. Ten en cuenta que el entrevistador normalmente tiene previsto un tiempo de duración para la entrevista. Por eso, no hay que divagar y responde a las preguntas de forma clara y breve. Cuando le digan «Cuénteme algo sobre usted», limítese a dar una respuesta de uno o dos minutos resaltando sus logros personales y profesionales.

  16. Mentir

    Contar aspectos sobre tu currículum, experiencia laboral, conocimientos o habilidades que no correspondan con la realidad acaba siendo contraproducente, ya que estás creando falsas expectativas.

  17. Utilizar palabras vulgares

    Cuida tu lenguaje, ya que también denota educación y profesionalidad.

  18. Adaptar una mala postura

    Sentarte excesivamente reclinado, estirar las piernas o estirar los brazos, colocar las manos en la nuca, etc., pueden dar mala imagen. Ten cuidado con la postura que adoptas durante la entrevista. Ensaya en casa posturas formales y adecuadas con las que te sientas cómodo.

  19. Masticar chicle

    Aunque te sirva para aplacar los nervios o aclarar la voz, entrar a una entrevista masticando chicle o comiendo un caramelo no es aconsejable. Si tu garganta tiende a secarse por los nervios, una buena opción es beber agua poco antes de la cita o durante la misma, si te la ofrecen.

Javier Caparrós, director general de Trabajando .com España, señala: “Es importante que vayas preparado, con ideas claras y ordenadas. Una de las preguntas más comunes y que brinda información relevante del candidato es: ¿Por qué consideras que eres la persona idónea para el cargo? En esta respuesta debes ser específico sobre tus habilidades y fortalezas, y dar a conocer el valor añadido que aportas tanto para el cargo como para la empresa”.

Caparrós agrega: “Si bien es necesario que demuestres seguridad y confianza en ti mismo, existen aspectos que comunican y no necesariamente son tus respuestas. La puntualidad, la formalidad o tu lenguaje no verbal son aspectos que aportan información relevante del tipo de profesional que eres. Recuerda que esta oportunidad es la primera impresión que el evaluador tendrá de ti y será determinante en la decisión que tome”.

Las mayores meteduras de pata cometidas en entrevistas de trabajo

Un informe realizado por CBJobs entre los directores de RRHH resume algunos de los motivos de no pasar una entrevista de selección y recoge algunas de las meteduras de pata más sonadas, con un top ten a las más disparatadas. El principal motivo de no superar una entrevista es criticar a la anterior empresa donde se trabajaba, según el 51% de los directivos encuestados…

CBJobs ha preguntado a los responsables de Recursos Humanos sobre los errores más comunes y que más puntos restan cuando un candidato los comete durante una entrevista. El 51% de los consultados consideró «Criticar la anterior o la actual empresa donde se trabaja» como la mayor equivocación. «Mostrarse desinteresado» viene en segundo lugar, con un 40%, y «Parecer arrogante» ocupa el tercer puesto, con un 39%.

Otros fallos mencionados: «Vestir de una forma inapropiada» (28%), «No hacer buenas preguntas», (27%) y «Dar demasiada información» (15%). Estos son algunos de los motivos de no superar una entrevista de trabajo según el portal de empleo que ha preguntado a casi 250 responsables de selección de toda España.

«Las entrevistas dan a los responsables de selección la oportunidad de ver cuál es la realidad de trabajar con un candidato -cómo reaccionan bajo presión, qué les motiva y cómo interactúan con otras personas» dice Amado Izaguirre, Director General de CBJobs.es «Si un candidato es demasiado negativo, si no está preparado para la entrevista o si fácilmente se pone nervioso, el entrevistador lo percibirá. Hay que mostrar conocimiento sobre la compañía, practicar respuestas a preguntas probables y siempre mantener una forma profesional»

Las meteduras de pata más sonadas
¿Qué es lo más extravagante que un candidato ha hecho en una entrevista de trabajo? ¿Quedarse dormido? ¿Desaparecer? El «Top Ten» incluye:

·        En el número uno, una persona que llevó a su madre a la entrevista y fue ella quien habló la mayor parte del tiempo.

·        Un candidato que pidió más dinero a cambio de dar más información sobre la competencia.

·        Otro que empezó a cantar durante la entrevista.

·        Un individuo que atendió una llamada de otra empresa, en referencia a otro puesto de trabajo, durante la entrevista.

·        El Candidato que se marchó a mitad de la entrevista sin dar ninguna explicación.

·        Una persona que le pidió una cita al entrevistador.

·        Un Candidato que dijo durante la entrevista que él no respetaba los horarios  porque no le gustaba ser controlado.

·        En vez de dar la mano, un candidato dio dos besos como saludo inicial.

·        La persona que pasó con éxito todo el proceso de selección para una posición de directivo y una vez que fue seleccionada, dijo a la compañía que ésta no había pasado  su propio proceso de selección.

·        Aquel que tuvo el auricular de su móvil dentro de su oreja durante todo el tiempo que duró la entrevista.

Consejos para realizar una entrevista con éxito:
·        Haz tus deberes: Nada dice tanto «No estoy interesado en este trabajo» como alguien que no ha buscado información y conoce poco sobre la compañía. Es bastante fácil encontrar información sobre una compañía y sus actividades -los candidatos que no lo hagan pueden ser percibidos como vagos, con falta de motivación o desinteresados-.

·        No entres demasiado en temas personales: La última cosa que un empleador quiere hacer es contratar a alguien que lleve su drama personal a la oficina. Incluso si la entrevista parece informal, siempre mantente como un profesional y evita compartir o comentar información personal innecesaria.

·        Sé honesto: Los Entrevistadores no esperan que tú tengas todas las respuestas. A menudo están comprobando tu reacción a «preguntas difíciles» para ver como respondes bajo presión.  Es mucho peor que te cojan en una mentira que admitir que hay algo que no sabes. Si no estás seguro de una respuesta, está bien decir que la desconoces pero entonces subraya los pasos que seguirías para encontrar la respuesta ¡Esto demostrará que se te da bien resolver problemas!

·        Vete preparado para  las típicas preguntas abiertas: «Háblame de ti»  «¿Por qué quieres trabajar aquí?» «¿Qué es lo que te motiva?» Estas cuestiones pueden parecer fáciles, pero precisamente porque son tan amplias los candidatos pueden caer en la trampa si no saben por dónde empezar o cuándo terminar.

·        No seas negativo: No importa lo tentador que sea compartir historietas truculentas de tu anterior trabajo o cuánto te esté instigando el entrevistador a hacerlo, nunca es una buena idea decir cosas negativas sobre un antiguo empleo. El entrevistador asumirá que también irás contando este tipo de historias sobre su compañía en el futuro.

Metodología de la Encuesta
Esta encuesta ha sido realizada en España de una manera online por Harris Interactive en nombre de CBJobs.es, se ha tomado como muestra a 247 responsables y técnicos de selección de Recursos Humanos (a tiempo completo, no a jornada partida y con capacidad de decisión) de España, entre el 21 de Noviembre y el 12 de Diciembre del 2007.

Las estadísticas de edad, sexo, raza/etnia, educación, región e ingresos han sido consideradas para adecuarlas a la actual proporción de la situación española. Los datos han sido considerados para reflejar la composición de los empleados españoles y se ha tomado también en consideración la propensión de los encuestados a estar online.

Si quieres leer más noticias como Exjefes, sueldo, llegar tarde… lo que en una entrevista de trabajo no debes hacer, te recomendamos que entres en la categoría de Entrevistas de trabajo.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies