¿Un aperitivo en casa en compañía? ¿Y el nuevo par de vaqueros o el abrigo que me gustaba? Mejor esperar


Estos han sido algunos de los productos de consumo a los que los españoles están renunciando en mayor medida para poder superar la carrera de obstáculos en que se ha convertido el llegar a final de mes. Es el efecto de la crisis, que está transformando el carrito de la compra cada vez más en «low cost». ¿Qué podemos decir entonces de las colas que había en los Apple Store para poder alardear de la última creación de 800-900 Euros de Steve Jobs? Quizá sea que el deseo de consumir intenta resistir, pero desde luego no es la confianza de los consumidores españoles que se sitúa en mínimos históricos, tal y como confirma el Índice de Confianza del Consumidor de Nielsen del último trimestre, que proporciona una fotografía de los sentimientos de los consumidores en 56 países. España, por su parte, continúa entre los países con menos confianza: Nueve de cada diez internautas considera que estamos en recesión.

5 noviembre / Casacochecurro.com El Índice de Confianza de los consumidores españoles que utilizan internet es de 56 puntos, 4 puntos menos que en el trimestre anterior, con lo que se sitúa entre los 10 países con menos confianza de todos los incluidos en el estudio, bastante inferior a la media mundial (88) y europea (74). Con todo, la confianza en España es superior a los 51 de Grecia, o los 40 puntos de Portugal, o los 52 de Italia; y se encuentra al mismo nivel que Francia, que ha sentido una notoria bajada de la confianza con respecto a los trimestres anteriores. los 73 del Reino Unido o los 87 de Alemania.

Sólo el 11% de los españoles participantes en el estudio piensan que sus perspectivas laborales en los próximos doce meses son buenas o excelentes, por el 46% que las considera malas, y el 42% que opina que no son buenas. En cuanto a cómo creen que estarán sus finanzas personales el próximo año, para el 23% serán buenas o excelentes, por el 73% que cree que no serán buenas o directamente malas. Consecuentemente, apenas un 20% opina que nos encontramos en buen momento para comprar cosas que quiere y necesita, frente al 79% que no lo cree.

Aunque encontramos un 18% de los españoles internautas que declara que no le queda nada de dinero una vez cubiertas sus necesidades básicas para vivir, hay un 40% señala que lo dedicará a ahorrar. Y vemos que los que dedicarían ese dinero a ocio fuera de casa está disminuyendo, al igual que para la ropa o para adquirir nuevas tecnologías.

Con este panorama, las mayores preocupaciones de los españoles pasan lógicamente por la economía, que cita en primer lugar un 42% de los encuestados. El segundo mayor problema es el paro, con un 39% que lo cita en primer o segundo lugar, mostrando un incremento de 12 puntos con respecto al trimestre anterior. Le sigue el aumento de los precios de la energía (electricidad, gas), con un 21% que lo señala en primer o segundo lugar. Las demás preocupaciones parecen que han disminuido en este último trimestre, salvo las deudas personales que preocupa al 13% de los encuestados.

El 91% de los internautas españoles opina que estamos actualmente en una recesión, y un 67% piensa que seguiremos en recesión en los próximos doce meses, frente al 12% que cree que saldremos antes, y el 21% que dice no saber.

A la hora de preguntar sobre los hábitos de consumo, el 76% confiesa haber cambiado sus medidas de ahorro en el último año para tratar de gastar menos, sobre todo consumiendo menos en ocio fuera de casa (63%), intentando gastar menos gas y electricidad (62%), en teléfono (58%), en ropa (55%), comprando productos de marcas más baratas (51%),en salidas de puentes y fines de semana (41%), usando menos el coche (39%), comprando menos aparatos de nuevas tecnologías (34%), menos comidas preparadas o para llevar (28%), retrasando la sustitución de aparatos y decoración para el hogar (28%), dejando de fumar o fumando menos (21%), o reduciendo las vacaciones anuales donde vemos un aumento de intención de control de gasto, de un 25% a un 33% en el último trimestre. Cuando pase la crisis, algunas de estas medidas ahorradoras pueden seguir vigentes, sobre todo ahorrar en las facturas de gas y electricidad (48%) y teléfono (40%), y usar menos el coche (24%). Y por primera vez aparece la compra de bebidas alcohólicas más económicas como una medida de ahorro a mantener aún con una mejora en la economía.

Resultados mundiales

La encuesta Global online de Confianza del Consumidor ha tenido por 7º trimestre consecutivo una caída en 31 de los 56 países estudiados, de acuerdo con los resultados de la encuesta global online de Nielsen del 3er trimestre.

«El tercer trimestre ha sido volátil y desafiante para las economías globales y mercados financieros debido al estancamiento de las cifras de desempleo en Estados Unidos y al empeoramiento de la crisis de deuda en la zona euro» indicó el Dr. Venkatesh Bala, Chief Economist en The Cambridge Group, una unidad de negocio de Nielsen. «La presencia de la palabra recesión está aumentando entre los consumidores, puesto que más de la mitad dice estar actualmente en recesión, 4 puntos porcentuales más que el ultimo trimestre y siete respecto al comienzo del año. El resultado es una constante restricción del gasto, que se espera que continúe durante el siguiente año.»
La encuesta Global Online de Confianza del consumidor de Nielsen, comenzó en el año 2005, analiza la confianza del consumidor, sus mayores preocupaciones y sus intenciones de gato/compra, entre más de 28,000 internautas de 56 países. Una lectura por encima o debajo de 100 indica el grado de optimismo o pesimismo de los consumidores ante el panorama económico.

La última encuesta, realizada entre el 30 de Agosto y el 16 de Septiembre, 2011, muestra que el 64% de los consumidores globales considera que no es un buen momento para comprar las cosas que desean y necesitan, uno de cada cinco Europeos y uno de cada tres norteamericanos reportan no quedarles nada de dinero después de las compras básicas.

Aumenta la preocupación por la economía
La economía resurge como la principal preocupación entre el 18% de los consumidores online de todo el mundo. La última vez que la economía se encontró como la principal preocupación fue en el cuarto trimestre de 2010, antes de ser reemplazada por la preocupación por el aumento de precios en los alimentos. Tener un trabajo seguro le sigue de cerca con 14% de los consumidores, aumentando 5 puntos porcentuales contra el trimestre anterior. La gestión de un balance vida/trabajo, el aumento de precios en los alimentos y las preocupaciones acerca de la salud se encuentran en el top 5 de los asuntos más estresantes para los encuestados.

«Impulsadas por un mercado laboral estancado e incertidumbre por el futuro de la economía global, las preocupaciones por la seguridad de empleo y otros riesgos económicos se elevan en el tercer trimestre en muchas regiones del mundo» dijo el Dr. Bala. En Norteamérica, uno de cada tres consumidores están preocupados por la economía, es decir, siete puntos arriba con respecto al segundo trimestre, y el 12% están preocupados por la seguridad de trabajo, un incremento de cinco puntos respecto al segundo trimestre.

En Latinoamérica, las preocupaciones sobre la seguridad de trabajo (15%) y el crimen (12%) toman una ligera ventaja sobre la economía (11%). Los brasileños son los únicos que se salen de este patrón, quienes señalan estar más preocupados por temas de salud y balance entre vida personal y trabajo.

Intenciones futuras de compra/gasto
Por primera vez, Nielsen ha preguntado a los encuestados globales cómo distribuyen su presupuesto mensual y dónde incrementarían o reducirían su gasto en caso de aumentar o disminuir un 10% su presupuesto.  «Los resultados son muy reveladores,» dijo el Dr. Bala. «En su gran mayoría, hay una sensación de cansancio y deseo reprimido de un respiro, cuando los hogares contemplan un aumento de 10% en su presupuesto, vemos un deseo de descanso ya que un alto porcentaje busca ampliar los gastos en viajes de placer/vacaciones (+29%) y ocio/entretenimiento (+20%).

También hay una sensación de incertidumbre económica y una necesidad de seguridad, así que los consumidores también aumentarán el ahorro e inversiones (+25%).»
Por otro lado, cuando el presupuesto se reduce en 10%, los gastos innecesarios -especialmente las compras de ropa (-21%) y comer fuera (-18%) se reducen. Los consumidores también indicaron que disminuirían gastos en aparatos electrónicos y electrodomésticos (-14%). «Si el clima económico global empeora, estos tres sectores podrán ser particularmente los más vulnerables,» continuó el Dr. Bala.

En el caso de tener que arreglárselas con un menor presupuesto, los encuestados también indicaron reducción en ahorros/inversiones de un 10%. «La asimetría con la expansión sugiere que mientras a los encuestados les gustaría mantener o aumentar sus ahorros e inversiones, también reconocen que quizás podrían afrontar realidades económicas más difíciles,» dijo el Dr. Bala.

Si quieres leer más noticias como ¿Un aperitivo en casa en compañía? ¿Y el nuevo par de vaqueros o el abrigo que me gustaba? Mejor esperar, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp