La crisis ha obligado a 110.000 jóvenes súper cualificados a expatriarse para trabajar


Cada vez son más los españoles que optan por buscar una oportunidad profesional fuera de nuestras fronteras. Las cifras no mienten: el número de demandantes de empleo para trabajar fuera de nuestro país se ha duplicado en los últimos dos años, coincidiendo de lleno con la recesión económica que atraviesa nuestro país, según los datos del Departamento de Movilidad Internacional del Grupo Adecco. Estas cifras sorprenden aún más si tenemos en cuenta que los españoles no han sido tradicionalmente muy propensos a la movilidad geográfica. Sin embargo, este hecho ha dado un giro radical en tan sólo 2 años ya que, a día de hoy, un 50% dejaría España por un sueldo igual o, incluso, menor que el que recibe en casa. Atrás quedó la época en la que era difícil encontrar gente que se aventurase a buscar nuevos horizontes laborales más allá de nuestras fronteras.

 
1 junio / Casacochecurro.com Las cifras demográficas oficiales también parecen corroborar esta tendencia: desde el mes de abril de 2008 (inicio aproximado de la crisis) hasta el pasado mes de abril de 2010, el número de españoles residentes en el extranjero se ha incrementado en 118.145 personas, según los datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA), por lo que podría afirmarse que se han desplazado fuera de España para trabajar o acompañando a un familiar que ha cruzado la frontera por razones laborales.

Por comunidades autónomas, Canarias, Baleares y La Rioja son las que han experimentado un mayor incremento de expatriados a otros países, del 18,8%, 16,4% y 14,6% respectivamente, mientras que Castilla-la Mancha, Ceuta y Extremadura, figurarían como las que menos fuga de trabajadores han registrado, del 3,2%, 3,6% y 3,8%,respectivamente.

Entre los motivos de esta migración, la situación del mercado laboral español y el incremento del paro se plantean como las grandes circunstancias del cambio. Frente a ello, Estados Unidos y la mayor parte de los países europeos comienzan a ver cómo sus economías se reactivan.

En segundo lugar, estos países poseen ofertas más competitivas y atractivas que las españolas, tanto desde un punto de vista profesional como económico, lo que hace que muchos trabajadores se sientan más valorados en el extranjero que en nuestro país.

Otra causa del aumento de expatriados se encuentra en la disminución de barreras formativas dentro de la Unión Europea, principalmente en lo que se refiere a la homologación de diplomas y libre circulación de estudiantes y trabajadores.

Canarias, Baleares y La Rioja a la cabeza de la emigración

En abril de 2008, momento en el que se considera como el inicio de la crisis económica, residían fuera de España un total de 1.215.548 españoles mayores de 18 años, según datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA). Tan sólo dos años después, en abril de 2010, esta cifra se elevó hasta 1.333.693, lo que supone un incremento del 9,2% o, lo que es lo mismo, 118.145 españoles mayores de edad dejaron nuestro país para residir fuera de nuestras fronteras, por lo que podría afirmarse que han emigrado fuera de España para trabajar o acompañando a un familiar que ha cruzado la frontera por razones laborales.

Además, estos datos hacen referencia al número de españoles censados en el extranjero mayores de 18 años, por lo que quedarían fuera de él aquéllos en edad de trabajar pero sin derecho a voto (de los 16 a los 18 años) y también estudiantes o recién titulados que estén trabajando fuera de nuestro país mediante becas como las Leonardo pero que no estén censados.

A la hora de analizar la distribución por comunidades autónomas de esta migración de trabajadores, Canarias se sitúa a la cabeza de todas las demás, ya que desde el inicio de la crisis ha visto cómo 14.125 de sus habitantes mayores de 18 años han abandonado las Islas para residir en otro país, o lo que es lo mismo, el número de canarios que han decidido vivir fuera de España se ha incrementado un 18,8% en los dos últimos años.

Tras ella encontramos a Baleares, cuyo porcentaje de ciudadanos residentes en el extranjero se ha incrementado un 16,4%, equivalente a 1.841 personas. En tercer lugar, La Rioja contaba en abril de 2008 con 8.145 riojanos viviendo fuera de España, cifra que hasta abril de 2010 ha ascendido hasta los 9.332, un 14,6% más.

En el lado opuesto, encontramos a Castilla-la Mancha, Ceuta y Extremadura, como aquellas regiones donde se ha producido un menor éxodo de personas a otros países. Castilla-la Mancha ha incrementado su número de habitantes residentes fuera de nuestras fronteras en un 3,2%, sumando tan sólo 618 nuevos emigrantes hasta los 19.704 con los que cuenta en la actualidad. En el caso de la Ciudad Autónoma se ha producido un incremento del 3,6% en este periodo, pasando de los 1.998 ceutíes residentes en extranjero en abril de 2008 a 2.069 en la actualidad, mientras que en el caso de Extremadura el incremento ha sido de un 3,8% al contar con 20.178 extremeños censados en el extranjero en 2008 a los 20.938 actuales.

EVOLUCIÓN DE ESPAÑOLES RESIDENTES EN EL EXTRANJERO

    EVOLUCIÓN DE ESPAÑOLES RESIDENTES EN EL EXTRANJERO
    COMUNIDAD AUTÓNOMAABRIL DE 2008ABRIL DE 2010% DE INCREMENTO
    Canarias75.12989.25418,8%
    Baleares11.24013.08116,4%
    La Rioja8.1459.33214,6%
    Cantabria20.29923.18014,2%
    Navarra13.80315.65813,4%
    Asturias68.61077.13312,4%
    País Vasco42.58747.78912,2%
    Cataluña114.718127.94311,5%
    Melilla3.0663.41011,2%
    Madrid149.519166.07911,1%
    Aragón21.00322.8488,8%
    Andalucía144.530157.1898,8%
    Castilla y León92.914100.9788,7%
    C.

    Valenciana

    56.41960.6397,5%
    Galicia329.237352.2617,0%
    Murcia17.72518.4794,3%
    Extremadura20.17820.9383,8%
    Ceuta1.9982.0693,6%
    Castilla-la Mancha19.08619.7043,2%
    TOTAL1.215.5481.327.9649,2%

Fuente: Censo electoral de españoles residentes en el extranjero (CERA)

Hombre joven y altamente cualificado

En líneas generales, según el Departamento de Movilidad Internacional del Grupo Adecco, las personas que se sienten más atraídas por la idea de trabajar en el extranjero responden a un perfil claro: fundamentalmente hombres, cuyas prioridades laborales son la responsabilidad de su puesto, la autonomía profesional y la perspectiva de hacer carrera en la compañía en cuestión.

Estas motivaciones difieren si hablamos de la población femenina. Por lo general, ellas buscan un buen ambiente laboral y flexibilidad de horarios, este último un dato muy clarificador teniendo en cuenta que las políticas de conciliación familiar en gran parte de Europa tienen mayor peso que en España.

En cualquier caso, e independientemente de sus motivaciones personales, tanto hombres como mujeres coinciden en que se trata de una oportunidad idónea de aprender un idioma o vivir una experiencia diferente en otro país.

En lo que a la edad se refiere, los datos perfilan a un joven cuya edad oscila entre los 25 y los 35 años y que aún no posee responsabilidades familiares. Generalmente cuenta con una formación altamente cualificada, que responde a lo que los sociólogos denominan «emigración selectiva» o «fuga de cerebros». Estos términos se emplean para aludir a la movilidad de perfiles de alta cualificación que encuentran mejores oportunidades laborales fuera de España y que principalmente proceden del área de ciencias e ingeniería.

Los sectores más demandados para trabajar en el extranjero también se han sido alterados como consecuencia de la coyuntura económica. Previamente a la crisis los puestos de trabajo que más cubrían los españoles en el extranjero estaban relacionados con la investigación, la medicina y la biología. En la actualidad, esta lista se ha ampliado considerablemente e incluye a ingenieros, arquitectos e informáticos, que han perdido su empleo o consideran que su trabajo será más valorado fuera de España.

Los destinos más atractivos

Entre los destinos más solicitados por los trabajadores españoles que acuden al Departamento de Movilidad Internacional del Grupo Adecco, un 50% de los profesionales elige el continente europeo, aunque si profundizamos en países concretos, también se observan cambios notables respecto a años anteriores. Tradicionalmente, los países más buscados han sido Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Portugal. Actualmente, sin embargo, el único que sigue en aumento de solicitudes es Portugal, motivado principalmente por la proximidad geográfica y por albergar a un importante colectivo de médicos y enfermeros de nuestro país.

Sin embargo, los países escandinavos (sobre todo Noruega y Suecia) empiezan a despertar mayor interés entre los candidatos a la hora de encontrar una nueva alternativa profesional. Tanto es así que en estos países las peticiones se han triplicado en los últimos tiempos (han pasado de un 5% a un 15% de solicitudes). Estos datos, una vez más, se entienden mejor a la luz de la crisis económica: los trabajadores huyen de las situaciones inestables para asentarse en economías más tradicionales y sólidas en cuanto a calidad laboral y condiciones personales se refiere.

Por su parte, es también reseñable el caso de los licenciados españoles procedentes del área de ciencias sociales (sociología, antropología, administración y dirección de empresas, etc) cuyos movimientos se intensifican hacia estados en vías de desarrollo, con gran protagonismo de América Latina. Se trata de países con amplio campo de investigación en temas como población, economía y desarrollo, impulsados por el crecimiento que están experimentando en los últimos años.

Fuga de talento, ¿peligro u oportunidad?

Uno de los aspectos que no podemos obviar es que la pérdida de competitividad de determinados sectores, a causa de la crisis, ha alimentado la predisposición de las personas mejor formadas a salir al extranjero. Gran parte de estos profesionales considera relevante para aceptar una oferta laboral que la empresa le ofrezca la oportunidad de adquirir experiencia en un país diferente a España.

La fuga de talento también ha venido propiciada por otra cuestión clave: las empresas españolas se focalizan cada vez más en mercados con mayor potencial de crecimiento. Una tendencia que queda patente en la actividad de las empresas del Ibex 35, que ya generan más del 50% de su negocio fuera de España.

Todo ello, a corto plazo, puede considerarse un peligro para el propio desarrollo del mercado laboral español, ya que puede perder el potencial de algunos profesionales que pueden aportar conocimiento, entusiasmo y experiencia.

No obstante, y desde un prisma más positivo, estas personas que optan por una oportunidad laboral en el extranjero volverán a España acompañados de una mayor madurez profesional. Sin duda, traerán entre el equipaje el know how de culturas empresariales diferentes, la experiencia de economías más experimentadas y una visión más amplia y abierta de su profesión.

Si quieres leer más noticias como La crisis ha obligado a 110.000 jóvenes súper cualificados a expatriarse para trabajar, te recomendamos que entres en la categoría de Buscar trabajo.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp