La mayor plantación de marihuana en España, incautada


Cogollos secándose de la mayor plantación de marihuana de España.

La Guardia Civil y la Policía Local de Puerto Lumbreras, en Murcia, han realizada la mayor incautación de plantas de marihuana en España hasta la fecha. Han sido detenidas cinco personas y se han incautado más de 14.000 plantas de marihuana cuyo peso neto ronda las 3 toneladas. La plantación estaba camuflada en una finca de más de 5.000 metros cuadrados y simulaba ser una explotación agrícola hortofrutícola. Los detenidos, que contaban con conocimientos avanzados en el cultivo del cannabis, manipulaban genéticamente las plantas para incrementar su producción así como su efecto estupefaciente.

Casacochecurro.com La Guardia Civil en colaboración con la Policía Local de Puerto Lumbreras han desarticulado, en el marco de la operación denominada “PUERTO RUBIO”, un grupo criminal dedicado al cultivo y tráfico de marihuana, que se ha saldado con la detención de 5 personas en la localidad de Puerto Lumbreras.

Una plantación de marihuana de 3 toneladas y 14.000 plantas
Se han incautado más de 14.000 plantas de marihuana, cuyo peso neto ronda las 3 toneladas, lo que la convierte en la mayor incautación de marihuana en España hasta ahora.

Una finca de más de 5.000 metros cuadrados en la localidad de Esparragal albergaba 4 grandes invernaderos dedicados al cultivo de diversas variedades de plantas de marihuana, un secadero para la obtención de cogollos y diversa maquinaria e instrumental para el tratamiento de la droga.

La finca no había levantado sospechas al tratarse de una amplia zona rural dotada de avanzados sistemas de cultivo, que simulaba ser una de las habituales explotaciones agrícolas hortofrutícolas de la zona. La enorme plantación clandestina estaba perfectamente camuflada y oculta en invernaderos y casetas agrícolas.

Los 5 responsables de la finca, ahora detenidos, eran auténticos expertos en el cultivo intensivo y la manipulación genética del cannabis. Contaban con diversa maquinaria e instrumental que convertía la finca en un laboratorio clandestino con una enorme capacidad de producción. Habían obtenido modificaciones genéticas para hacer más potente su efecto estupefaciente y mejorar sus condiciones de cultivo en cuanto al tiempo de floración y costes de producción.

Detenidos y efectos incautados
Un agente de la Guardia Civil en la mayor plantación de marihuana de España.

Los detenidos, 2 españoles y 3 marroquíes, tenían perfectamente repartidos los roles dentro de la organización: un encargado de la finca, responsables de la vigilancia, cuidadores, los llamados “jardineros”… Sólo uno de ellos contaba con antecedentes policiales.

Un robo en la explotación a mediados de agosto puso a los agentes sobre la pista de la plantación, por lo que también fueron detenidos de forma paralela los cuatro autores de dicho robo, todos ellos delincuentes habituales de la zona.

En el lugar fueron contabilizadas alrededor de catorce mil plantas de marihuana, cuyo peso neto ronda las 3 toneladas. Además, se han intervenido varios vehículos, productos para el abono de primera calidad y elevado coste, sistemas eléctricos, generadores de electricidad, sistemas de alarma, estaciones meteorológicas y otros elementos que dotaban al laboratorio de unas condiciones de humedad y temperatura óptimas para el cultivo intensivo en interior de esta droga, con un elevado poder de producción.

Los detenidos, efectos incautados y diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca (Murcia), que ha ejercido la dirección judicial de la operación y ha decretado el ingreso en prisión provisional de los cinco encargados de la finca.

La operación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones de personas relacionadas con los hechos investigados, si bien se considera que tanto el grupo criminal como el laboratorio de producción de marihuana han sido totalmente desarticulados.

11 toneladas de hachís procedentes de Marruecos son intervenidas en Toledo

Fardos de hachís intervenidos por la Policía procedentes de Marruecos.Agentes de la Policía Nacional han intervenido más de 11 toneladas de hachís y han detenido a 35 personas en lo que ha supuesto una de las mayores operaciones contra el tráfico de hachís en el interior de la península. La organización desarticulada controlaba toda la cadena del tráfico de estupefaciente, desde la producción, al empaquetado, el transporte a España, el almacenamiento y la redistribución final por toda Europa, principalmente a Francia, Bélgica, Inglaterra y Holanda. La investigación se inició en el mes de marzo de este año y desde entonces se han sucedido los arrestos e incautaciones de droga hasta localizar los almacenes centrales de la red, en localidades de la provincia de Toledo limítrofes con Madrid, en los que se efectuaba la guarda y redistribución de la droga. Allí se ha intervenido la mayor cantidad, 8.500 kilos.

La organización trasportaba la droga desde Marruecos oculta en el interior de depósitos de gasolina de camiones, en los que se habían practicado dobles fondos, con la consiguiente reducción de espacio para alojar combustible y efectuando continuas paradas en su trayecto. El hachís era extraído en las naves de la provincia de Toledo, cortando los depósitos que eran posteriormente soldados y enviados de nuevo a Marruecos para reiniciar el proceso. La droga que era reenviada a otros países de Europa se preparaba oculta en contenedores de unos 3 m3 y se mezclaba con mercancía legal en el interior de camiones que realizaban trayectos regulares.

Uno de los últimos envíos de la red fue intervenido por la Policía Nacional el pasado 14 de diciembre cuando los agentes interceptaron un camión articulado, valorado en más de 150.000 euros, cargado con unos 1.700 kilos de hachís y 65 kilogramos de marihuana ocultos entre varias toneladas de zanahorias frescas. Ésta fue la decimoquinta fase de la operación iniciada en marzo y que ha propiciado el desenlace de la investigación con la entrada y registro de las cuatro naves industriales que la organización poseía en Yeles y Villaluenga de la Sagra (Toledo) En una de las naves registradas, los encargados de la carga y descarga de alijos estaban en esos momentos preparando un envío de droga para Bélgica. Los arrestados se encontraban en pleno proceso de ocultación de 8.500 kilos de hachís en el interior de un trailer con carga legal de ropa de una primera marca internacional.

Detenidos en todos los escalones del tráfico
La operación policial ha culminado con 35 detenidos en todos los escalones de la red, desde los cabecillas, distribuidores a pequeña escala, transportistas o personas dedicadas al blanqueo. La organización estaba altamente estructurada y preparada, con un gran despliegue de medios y apoyo en nuevas tecnologías.

Los arrestados efectuaban continuos cambios de teléfono, no tenían ningún arraigo familiar en España, realizaban continuos viajes a Marruecos donde pasaban algunas temporadas para evitar el control policial, utilizaban vehículos lanzadera y tenían instaladas cámaras de seguridad en las naves industriales.

En total se han practicado 17 registros a lo largo de esta investigación, incautándose 11 toneladas de hachís, 65 kilos de marihuana, 109 teléfonos móviles, 150.000 euros en metálico y 14 vehículos, entre ellos dos camiones articulados valorados en casi 400.000€.

La operación ha sido desarrollada por la Sección de Estupefacientes de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Un chalet de lujo consumía energía como 50 viviendas por una plantación de marihuana

Ubicado en una urbanización de Caspe, en Zaragoza, y con una capacidad de producción de 1.500 kilos de cannabis al año, tenían un invernadero de marihuana camuflado en el interior de un chalé de lujo. La Policía ha intervenido 2.500 plantas y detenidas nueve personas, miembros de un grupo organizado dedicado a la distribución de todo tipo de drogas en locales de ocio de Tarragona. El consumo energético del inmueble, conectado ilegalmente a la red eléctrica, era el equivalente al de 50 domicilios.

Sistema eléctrico para una plantación de cannabis.Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un invernadero de marihuana camuflado en el interior de un chalé de lujo en Caspe (Zaragoza) y con capacidad para producir 1.500 kilos de cannabis al año. Han sido intervenidas 2.500 plantas y detenidas nueve personas, todos ellos miembros de un grupo organizado dedicado a la distribución de todo tipo de drogas en locales de ocio de Tarragona. El consumo energético del inmueble, conectado ilegalmente a la red eléctrica, era el equivalente al de 50 domicilios.

La investigación comenzó cinco meses atrás, centrada en la desarticulación de una organización delictiva muy activa. Sus actividades se dirigían a la distribución de cocaína, hachís, anfetamina, metanfetamina y marihuana en locales de ocio de la provincia de Tarragona.

La organización estaba claramente jerarquizada y contaba con dos personas en su cúspide: el máximo responsable y el lugarteniente de la red. Ambos se reunían de manera regular con otros miembros del grupo, encargados del montaje y mantenimiento de un gran invernadero de plantas de marihuana, ubicado en un chalet de lujo del municipio de Caspe (Zaragoza).

Plantacción de cannabis en un chalet.El invernadero se explotaba según el «modelo holandés», el cual se basa en el cultivo de alto rendimiento de las plantas mediante el control de las horas de luz que reciben, y su explotación podía llegar a entregar seis cosechas anuales. Para abastecer la producción, el invernadero necesitaba una gran cantidad de corriente eléctrica, equiparable al consumo habitual de cincuenta domicilios, por lo que los narcotraficantes habían practicado una toma ilegal de corriente de la red eléctrica.

Incendio fortuito
La detención del jefe y el lugarteniente ha tenido lugar en las inmediaciones de Tortosa (Tarragona) cuando huían del chalé-invernadero. Pretendían desmantelar y cambiar de ubicación la plantación tras un incendio fortuito en la misma causado por la conexión eléctrica que suministraba energía a la vivienda de manera ilegal. Otras siete personas han sido arrestadas en la operación, entre ellos los distribuidores de la red y el electricista encargado de la instalación del invernadero. En total se han practicado seis registros en distintos domicilios de las localidades de Caspe, Tortosa, Amposta y Santa Bárbara, en los que, además de las 2.500 plantas de marihuana del chalé, se han incautado 40 gramos de cocaína, diferentes cantidades de Speed y Cristal, y 11.500 euros en efectivo.

La operación, que aún continúa abierta, ha sido desarrollada por el Grupo Operativo de Policía Judicial de Tortosa, con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Tarragona, Barcelona y Zaragoza, así como agentes de las Policías Locales de Tortosa y de Caspe.

‘Vendo koka, marihuana, mdma’, publicaban en páginas gratuitas, blogs y foros anuncios con teléfono y correo de contacto

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo dedicado a la venta de estupefacientes por Internet. Publicaban reclamos como «Vendo koka, marihuana, mdma…» en páginas gratuitas, blogs y foros, en los que explicitaban su teléfono y correo electrónico de contacto. Para comunicarse con sus clientes también utilizaban perfiles en redes sociales como Facebook o Twitter y mundos virtuales como Second Life. Han sido detenidas 5 personas en Madrid e incautados 1 kg de cocaína, 700 gramos en polvo y 800 cápsulas de MDMA, 9 kgs de hachís y 65.000 euros en efectivo.

A principios del presente año se inició una investigación centrada en un grupo organizado que se valía de diferentes vías de comunicación a través de la Red para promocionar y distribuir distintos tipos de sustancias estupefacientes. La publicidad de las diferentes drogas se exhibía en páginas web, blogs, páginas de anuncios gratuitos, foros públicos o privados y también mediante el envío masivo de correos electrónicos.

Por otro lado, otros miembros de la organización se encargaban de contactar con los compradores a través de correos electrónicos, mensajería instantánea (Messenger), redes sociales (Facebook, Twitter, Badoo, etc), y en alguna ocasión a través de los propios foros de opinión de los anuncios de ventas o de programas de realidad virtual (Second life). Cuando alcanzaban un acuerdo, los pedidos eran enviados por paquetería o entregados en mano.

Trastero con distintas drogas
El investigado situado en el nivel superior utilizaba un trastero ilegal en una comunidad de vecinos ajena a su entorno para almacenar las diferentes drogas. Los anuncios de ventas en Internet variaban en función de la disponibilidad de estos estupefacientes.

La investigación ha culminado con la detención en Alcalá de Henares (Madrid) de cinco integrantes de la organización, encargados del abastecimiento del grupo y de la venta por Internet. En el registro de sus domicilios y del trastero que hacía las veces de almacén han sido incautados 1 kilogramo de cocaína, 700 gramos de MDMA en polvo, 800 capsulas de MDMA, 1800 cápsulas de cialis, 35 gramos de marihuana, 9 kilogramos de hachís en placas y bellotas, 65.000 euros en efectivo, 3 vehículos, 20 teléfonos móviles, dispositivos informáticos, armas blancas, diversa documentación bancaria y financiera, básculas, elementos de distribución y de embalaje.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de agentes de la Comisaría de Alcalá de Henares.

En funcionamiento desde 2008

El grupo de Drogas por Internet de la Brigada Central de Estupefacientes fue creado en el año 2008 con el fin de luchar contra la distribución, mediante las herramientas de comunicación que ofrece la red, de sustancias prohibidas. Desde entonces investigan la publicidad, comercialización o distribución de drogas o sustancias químicas utilizadas para su elaboración o transformación.

Desde su creación, el grupo de drogas por Internet ha desarrollado numerosas operaciones contra grupos de narcotraficantes a lo largo de todo el país. Entre sus investigaciones más destacadas se encuentran: la desarticulación en Andalucía de una organización que distribuía a través de Internet anabolizantes (se intervinieron 300.000 dosis), esteroides, medicamentos prohibidos, hormonas de crecimiento, y a la que además se le incautó cocaína, heroína, LSD, MDMA y marihuana; El desmantelamiento de un laboratorio destinado a la adulteración de cocaína en Utrera (Sevilla), en el que se incautaron 15 kgs. de cocaína y 178 de sustancias químicas, material de laboratorio (prensa, barreños, filtros, balanzas, calentadores, resistencias, molinillos, focos de luz,…), y varias armas -en la misma operación también se aprehendieron 6.848 comprimidos de MDMA en Ibiza-; o la desarticulación en las provincias de Cádiz y Gerona de una organización dedicada al tráfico de cocaína y localización del laboratorio donde la «cocinaban» (adulteraban) -en esta actuación se incautaron 5 kgs de cocaína, 450.000 euros y diverso material de laboratorio-.

Si quieres leer más noticias como La mayor plantación de marihuana en España, incautada, te recomendamos que entres en la categoría de Vivienda.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies