Las jefas tienen menos hijos


Después de haber alcanzado su cifra de natalidad más alta en los últimos 20 años gracias al empuje de las mujeres inmigrantes, España está volviendo a tener una regresión en el número de hijos por mujer. Los últimos datos oficiales indican que la recesión ha incidido en la natalidad española en 2009, reduciéndola un 5%. Esto significa que las mujeres españolas tienen 1,33 hijos de media frente a 1,69 hijos por madre en el caso de las extranjeras: en total, 1,40 hijos por mujer. Incluso la natalidad de las madres inmigrantes (que aportan alrededor de un 20% de los nacimientos totales) ha experimentado un descenso. La principal razón para esta disminución es, una vez más, la crisis: el aumento del paro ha provocado que las familias tengan menos ingresos, lo que hace más difícil mantener a un futuro hijo. Esto, unido a la reducción en la llegada en el número de inmigrantes, que ayudaban a mantener el equilibrio demográfico, ha provocado esta reducción. Sin embargo, la crisis es un factor ocasional y tras la reducción de la natalidad hay que buscan otros factores. Tras analizar los datos, destaca que el nivel de estudios y la situación laboral son los dos factores que determinan el número de hijos de las mujeres.

 
11 agosto / Casacochecurro.com La consultora de recursos humanos Randstad ha comprobado que el estatus laboral de la mujer puede estar detrás de esta reducción de la natalidad. Ya que sólo un 3,65% de los nacimientos tienen a una madre que ejerce su profesión en la dirección de empresas o en la administración pública. Esto supone que las mujeres con mayor responsabilidad o cuya carrera profesional ha sido más larga hasta adquirir un puesto estable están menos predispuestas a tener hijos o los tienen más tarde.

De las mujeres que han tenido un hijo en el último año, la mayoría ocupan un puesto de tipo administrativo (en un 21,16% de ocasiones), seguidas de trabajadoras de los servicios de restauración (13,84%) y los técnicos y profesionales científicos e intelectuales (11,53%). Por último, destaca que otro colectivo con una alta representación son las mujeres que realizan o comparten las tareas del hogar, que representan el 21,14% del total de nacimientos. Esto significa que muchas mujeres optan por dedicarse a su familia y su hogar en lugar de centrarse en su carrera profesional, lo que a la larga puede dañar su trayectoria en el mercado laboral. Pero, tras esta decisión se encuentra en muchos casos la imposibilidad de poder conciliar con éxito dos mundos: el personal y el laboral.

La estabilidad laboral es precisa para adoptar la idea de tener un hijo, así como las facilidades que la mujer va a encontrar para poder compatibilizar su nueva vida como madre y su desarrollo profesional. De ahí que puestos con continuidad y estabilidad, como los administrativos, sean los que acogen el mayor número de nacimientos. Por este mismo motivo, son las mujeres con puestos en dirección de empresas las que aparecen como las que menos nacimientos han tenido en el último año. Por otro lado, con la masiva incorporación de la mujer al mercado laboral también se ha producido un aumento en el interés por el desarrollo de la carrera o la llegada a puestos de responsabilidad, lo cual en muchas ocasiones es incompatible o difícil de conciliar con la familia.

El hecho de que sólo un 3,65% de los nacimientos correspondan a directivas va unido al nivel formativo. Los datos ponen de manifiesto que las mujeres con estudios básicos, son las mayoritarias a la hora de tener familia, con un destacado 38,88% del total, las mujeres con estudios medios representan un 28,05% y las mujeres con estudios superiores (diplomadas, licenciadas y doctoradas) un 28,38%.

A pesar del aumento paulatino del nivel educativo de las mujeres, todavía son mayoría las mujeres con hijos que tienen estudios básicos. A día de hoy, las mujeres que continúan sus estudios hasta llegar a la Universidad tienen que retrasar la maternidad, ya que su incorporación al mercado laboral y su estabilidad económica es más tardía.

El aumento en el nivel formativo, en especial entre las mujeres, ha provocado un aumento en la edad media a la que las mujeres tienen su primer hijo, que se sitúa actualmente en 30,9 años. De hecho, el porcentaje más alto de número de hijos corresponde al grupo de entre 30 y 34 años, que representan el 43,33% del total.

En cuanto a las madres con estudios básicos, muchas de ellas han decidido abandonar su formación para hacerse cargo del cuidado de sus hijos. En este rango también se incluye a aquellas mujeres de mayor edad, dedicadas tradicionalmente a su familia y cuyo nivel de estudios es más bajo que la media.

España a la cola de Europa en medidas de natalidad

A la hora de valorar el número de hijos también destacan las medidas que los distintos Gobiernos ofrecen a las mujeres para impulsar tanto la maternidad como la conciliación. Si comparamos España con otros países, en especial algunos europeos, encontramos que España aún está lejos de ofrecer ciertas medidas para fomentar la natalidad, tal y como necesita nuestro mercado laboral.

En primer destaca que España destina un 0,8% del PIB a ayudas a la familia, un porcentaje lejano de otras cifras de la Unión Europea (UE), como el 3,9% de Dinamarca.

La baja por maternidad, actualmente en 16 semanas, también es más corta que la media europea. En Suecia, por ejemplo, la baja es de 96 semanas y en Reino Unido es de 40 semanas.

En cuanto a prestaciones económicas, en Francia, las familias reciben 512 euros al mes durante los tres primeros años del hijo, mientras que en España se destinan 24 euros por hijo a cargo (siempre que no se supere un límite de ingresos establecido en 10.000 euros al año).

La experiencia en otros países destaca que la implantación de guarderías o los incentivos fiscales generan un impulso en la tasa de natalidad, pero la reducción del gasto público ha provocado un ajuste en la partida destinada a estas medidas en nuestro país.

Consecuencias en el mercado laboral

En la actualidad hay una persona mayor de 65 años por cada cuatro en edad laboral, pero esta cifra irá aumentando progresivamente, según las últimas estimaciones, hasta llegar a dos personas dependientes por cada cuatro trabajando. Ante este panorama, es evidente la necesidad de incrementar la natalidad para hacer frente a la demanda del mercado laboral y la futura sostenibilidad del sistema social.

España ha experimentado, al igual que ya lo hicieron otros países europeos, un descenso en la mortalidad y en la natalidad de su población. Este fenómeno incide en las políticas de recursos humanos de las compañías, que por un lado tienen que afrontar medidas que ayuden a sus empleados a conciliar su vida familiar y personal mientras intentan aumentar a productividad y ser más rentables en sus negocios.

La principal medida está no sólo en aumentar la natalidad de las españolas con incentivos fiscales y ayudas económicas, sino que las empresas entiendan la necesidad de apoyar la red familiar de sus trabajadores, hombres y mujeres. Conciliar es eminentemente una cuestión de tiempo disponible. Se trata de compartir el tiempo entre actividades laborales y personales, con el objeto de atender a familiares o personas dependientes. María Ángeles Tejada, directora de Especialidades de Randstad, reconoce que uno de los mayores debates de los últimos años en el ámbito de los recursos humanos tiene que ver precisamente con la conciliación entre la familia y el trabajo: «Estimo que el tema no puede analizarse sólo desde una óptica profesional y, por tanto, merece que lo subamos de nivel, ya que está directamente relacionado con cómo vivimos nuestra vida laboral y personal, el tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos, la congruencia con nuestros valores y nuestro éxito individual».

De hecho, la conciliación se presenta como uno de los aspectos más valorados por los españoles en edad de trabajar cuando buscan una empresa para trabajar, demostrando esta nueva preocupación en el mercado. Y, en concreto para las mujeres, se une a otros aspectos que le permiten desarrollar con mayor facilidad su trabajo, como una fácil localización de la compañía o un ambiente de trabajo agradable.

Si quieres leer más noticias como Las jefas tienen menos hijos, te recomendamos que entres en la categoría de Jefes y Directivos.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp