Las peores carreteras, en Soria y Pontevedra


El accidente de tráfico más común es salirse y volcar con el coche.

Soria y Pontevedra son las provincias con los tramos más peligrosos de las carreteras de España: 20 kilómetros de especial peligrosidad, la N-122, entre los Km. 187 y 196 en Soria, y la N-120, entre los Km. 615 y 625 en Pontevedra. Por su parte, los motoristas tienen cada vez más implicación en la accidentalidad mortal y grave, pasando del 7,8% en 2003, al 17,3% actual. A nivel general, los accidentes mortales y graves se reducen desde el 2008 a más de la mitad, de 12.907 a 6.085.

Casacochecurro.com El Real Automóvil Club de España (RACE) informa del riesgo elevado que existe en 255,8 de estos kilómetros, pero destaca la evolución positiva en la reducción de los tramos de riesgo elevado, pasando de representar el 4,7% de nuestra Red de Carreteras del Estado en 2011, al 1,8% en 2012 y el 1,2% en la presente edición. Estas son las peores carreteras de 2013:

Las peores carreteras de 2013 según el RACE.

Con respecto a informes anteriores, se observa una reducción en los tramos de riesgo alto y medio-alto, pasando del 4,7% en 2011, al 1,8% en 2012 y al 1,2% de la actual campaña de evaluación de carreteras. En estos 26 tramos de riesgo, que representan un total de 255.8 kilómetros de carreteras, se producen cada año una media de 58 accidentes mortales y graves, que provocan cada año 13 muertes y 60 heridos graves. Por otro lado, aumentan del 39% en 2012, al 44.7% en 2013, el número de tramos con riesgo bajo, lo que también significa una mejora en la seguridad de nuestras vías.

Tramos negros

El primer tramo de mayor riesgo de toda España es la N-122 en Soria, entre los Km. 187.2 y 196.4, que ha registrado 9 accidentes mortales y graves, con resultado de 3 fallecidos y 8 heridos graves en los 3 años de estudio, principalmente por salidas de vía. La Intensidad Media de Vehículos es de 3.952.

El segundo tramo negro es la N-120 en Pontevedra, entre los Km. 615.5 y 625.9, ha registrado 5 accidentes graves, con resultado de 1 fallecido y 5 heridos graves. La Intensidad Media de Vehículos es de 2.241. Aun así, en los últimos cinco años se han erradicado 9 de cada 10 tramos de riesgo elevado, con una reducción del 89.1% en el número de kilómetros de carreteras peligrosas, pasando de 2.350 km en 2008 a los 256 kilómetros del presente informe 2013. Por su parte, los kilómetros de máximo riesgo denominados como “Tramos negros” también han tenido una fuerte reducción, pasando de 34 kilómetros en 2012 a los 20 kilómetros actuales, muy lejos de las cifras de 2008 donde se llegaba a los 521 kilómetros denominados como Tramos Negros.

La separación de carriles mediante medianas, los cruces a distinto nivel, una mejor señalización e iluminación, y unos arcenes, zonas de escape y barreras de protección que evitan muchas de las tan temidas salidas de vía, hacen que las autopistas y autovías sean las vías más seguras, ya que se reduce la probabilidad de sufrir un accidente, y si se produce, las consecuencias del mismo serán menores. El perfil de tramo con nivel de riesgo elevado correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una IMD por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día).

Alta siniestralidad en motocicletas

En estos últimos años, aunque ha descendido el número total de accidentes, el peso de las motocicletas en el total de la accidentalidad mortal y grave se ha venido incrementando. Tanto es así que, desde el año 2003, se ha duplicado la representatividad del colectivo de motoristas en la accidentalidad, pasando de un 7,8% a un 17,3% en el año 2013.

El informe también refleja que la lesividad de los motoristas está más concentrada en tramos concretos de nuestras vías. En los 20 tramos de mayor accidentalidad mortal y grave de motoristas, que suman una longitud de 533 kilómetros, se producen 179 accidentes, lo que representa el 17,6% del total de 1.015 accidentes mortales y graves sufridos en toda la red de carreteras por los motociclistas. Destacar que para el resto de vehículos, los accidentes sufridos en los 20 tramos de mayor siniestralidad representarían el 9,9% del total de accidentes para toda la red.

Como tramos a destacar de siniestralidad de motoristas, la N-325 del Km. 0 al 20 en Alicante, donde los 7 accidentes mortales y graves han sido de este colectivo, así como la N-621, del Km. 72 al 100 en León, con 5 accidentes mortales y graves.

Como características comunes en estos tramos de riesgo para las motocicletas podemos destacar que corresponden en general a carreteras convencionales, ubicadas en zonas de media montaña, con multitud de curvas y cambios de rasante, utilizados por el colectivo de motociclistas por el propio hecho del disfrute de la conducción especialmente en fines de semana. Con la mejora del firme, la colocación de sistemas de contención para motoristas, una mejora de la señalización, y un mayor control de la velocidad, se podrían reducir en estos tramos los siniestros graves o mortales del colectivo de la moto.

Metodología del informe

El programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera, EuroRAP, en el que participa el RACE, analiza la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros durante tres años, su gravedad y su relación con las características de la vía. El resultado se estructura según un “Índice de Riesgo”, definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro. Los datos se han distribuido entre autopistas y autovías, carreteras ordinarias y preferentes, que han sido categorizados en tramos de nivel de riesgo según su peligrosidad. En el trabajo se han considerado las vías con una IMD (Intensidad Media Diaria) por encima de los 2000 veh./día, lo que da una mayor precisión de resultados.

Al analizar cómo se distribuyen los tramos de la red en función del Índice de Riesgo, se observa que un 92,7% de los tramos presentan un riesgo bajo o medio-bajo, y un 1,26% de los tramos presentan un riesgo alto o medio-alto.

Los tramos de carretera ‘blancos’ sin accidentes se duplican en 10 años

Los tramos de carretera 'blancos' sin accidentes se duplican en 10 años

Los «tramos blancos» representan el 24% del total de la red de carreteras del Estado. Castilla y León, Castilla-la Mancha y Extremadura son las comunidades con mayor número de tramos sin accidentes mortales, según el análisis de Fundación Mapfre. Así, las carreteras cuentan actualmente con el doble de «tramos blancos» que hace diez años. Los «tramos blancos» de las carreteras son aquellos con una longitud superior a los 25 kilómetros en los que no se ha producido ningún accidente mortal en, al menos, cinco años. En la actualidad existen en España un total de 6.200 «kilómetros blancos».

Esta es la principal conclusión del tercer informe sobre «tramos blancos» elaborado por Fundación Mapfre, que ha permitido analizar la evolución de este tipo de tramos desde 1989 en España e identificar los nuevos tramos más seguros. Existen 24 carreteras en las que más de la mitad de su longitud son «tramos blancos» y entre ellas, destacan la A-41 (en Ciudad Real), la R-4 (en Madrid), la A-63 (en Asturias), la AP-36 (entre Cuenca y Toledo), la A-22 (en Huesca), y la N-629 (que discurre por Burgos y Cantabria). Los kilómetros de «tramos blancos» representan el 24% de la red estatal de carreteras.

Cómo son

El trabajo de investigación, pionero en España, también analiza las características de 700 kilómetros de estos tramos, situados tanto en autopistas y autovías (libres, de peaje o radiales) como en carreteras convencionales de toda España. Entre los factores que se han estudiado destacan el equipamiento de la vía, el estado de conservación, el tipo de terreno, la intensidad media de circulación diaria, el porcentaje de vehículos pesados, la velocidad media, el índice de peligrosidad y el número de accidentes con víctimas por kilómetro. Así, se desprende que una baja intensidad de tráfico y unas buenas infraestructuras son dos factores decisivos para que una carretera obtenga una calificación alta en seguridad vial. Con esta investigación se pretenden extraer conclusiones que ayuden a diseñar y gestionar carreteras seguras.

El informe también aporta datos por Comunidades Autónomas. Las que concentran mayor número de «tramos blancos» son Castilla y León (25 por ciento del total), Castilla La Mancha (20 por ciento del total) y Extremadura (11 por ciento del total), que cuentan con vías que trascurren generalmente por terrenos llanos y que tienen buena visibilidad. Por el contrario, las que registran menor número de «tramos blancos» son las de Madrid y Cataluña (con el 0,8 y 3,2 por ciento del total, respectivamente), debido principalmente a la alta densidad de tráfico que soportan las carreteras de estas dos Comunidades, y Galicia (5,5 por ciento del total), por las características topográficas del terreno.

Señalización y pavimento

Entre las medidas que contribuirían a incrementar el número de «tramos blancos», Fundación Mapfre recomienda promover la señalización, tanto vertical como horizontal, garantizando un estado óptimo de la misma y evitando la saturación de señales en un tramo corto, ya que esta situación conlleva una pérdida de efectividad. También aconseja promover la conservación del pavimento, así como la conservación y protección de los márgenes de las carreteras para que en caso de salida de la vía, los daños sean los menores posibles, y mejorar la iluminación nocturna de las carreteras.

El informe también recoge otro tipo de medidas dirigidas a gestionar de manera más efectiva el tráfico, haciendo hincapié en la limitación del tráfico de vehículos pesados, y encaminadas a animar a las instituciones a que apliquen en otras vías las mismas características de infraestructura que existen en los «tramos blancos».

El doble de adherencia del coche gracias a un metacrilato en la carretera

El doble de adherencia del coche gracias a un metacrilato en la carretera

Investigadores de la Universidad Politècnica de València y la firma Marcas Viales han desarrollado un nuevo producto que, una vez aplicado al pavimento, ayuda a incrementar la capacidad de adherencia de los vehículos a la carretera hasta casi el doble de lo que exige la normativa. El material podría ser aplicado en los tramos de concentración de accidentes.

El producto de metacrilato que mejora la adherencia de la carretera.

Para el desarrollo de este producto, los investigadores analizaron multitud de materiales combinados entre sí, por ejemplo: elementos adhesivos (resinas de metacrilato y epoxi) que garantizan una correcta unión entre materiales en la propia mezcla, y sobre la superficie de rodadura existente; fundentes que eviten la helada; cemento; vidrio reciclado y diferentes tipos de áridos que conforman el cuerpo de las dosificaciones y generan la textura del nuevo producto.

«Evaluamos todas las combinaciones resultantes analizando parámetros como su adherencia a tracción, resistencia al deslizamiento, estabilidad o coste, entre otros, y las sometimos a diferentes ensayos de durabilidad», señala Julia Real, investigadora del Instituto del Transporte y Territorio de la Universidad Politècnica de València.

El producto final es un compuesto metacrílico o epoxi que incorpora minerales de alto coeficiente de pulimento acelerado, como bauxita. Además, incluye también materiales reciclados, como el vidrio.

Evaluación
Sobre su capacidad de adherencia, Julia Real explica que la normativa actual exige que tras verse sometido a pulimento, el coeficiente de rozamiento transversal obtenido con péndulo de fricción debe ser mayor que 44. «Con estos productos, se obtienen coeficientes aproximados que rondan entre 60 y 80, con lo que, la adherencia obtenida es del orden de 1.5 ó 2 veces la exigida por normativa», destaca la investigadora de la UPV.

Tras las pruebas desarrolladas en los laboratorios de la empresa Marcas Viales, el nuevo producto está siendo evaluado de forma experimental en uno de los accesos al casco urbano de la localidad alicantina de Sant Vicent del Raspeig. El proyecto ha sido financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía y Competitividad.

Si quieres leer más noticias como Las peores carreteras, en Soria y Pontevedra, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies