Las peores cifras de la historia: 6,1 millones de hogares tienen un solo empleo y 1,7 millones a todos en paro


En España había en septiembre de 2012 unos 1,7 millones de hogares cuyos activos están todos en paro (el 9,9% del total) una cifra jamás alcanzada anteriormente. En otros 6,1 millones de hogares donde hay ocupados se mantienen con un solo empleo, con un aumento del 14,4% desde el inicio de la crisis, en el tercer trimestre de 2007, como resultado de la caída de la ocupación en estas familias. En septiembre de 2012 había un ratio de 2,65 habitantes por cada ocupado, frente al 3,43 de 1985, lo que explicaría una mayor resistencia de las familias en la crisis actual. En el último año, el sector público se ha sumado a la destrucción de empleo, con una pérdida de 228.000 empleos, un 7,1%, frente a la caída del 6,1% registrada entre los asalariados privados. Tras la doble recesión del verano pasado, entre junio de 2011 y septiembre de 2012, se han perdido casi un millón de empleos. La caída de ocupación desde el inicio de la actual crisis es ya la más severa de la historia, de un 15,7%, por encima de la que se registró en la larga recesión de 1974-1985, en la que la pérdida de empleos fue del 14,5%.

9 diciembre / Casacochecurro.com En España hay 1,7 millones de hogares con todos sus activos desempleados. Si a esa cifra le sumamos los 4,4 millones en los que todos sus miembros son inactivos (incluidos niños, pensionistas y otros) se alcanza la cifra de 6,1 millones en los que no trabaja nadie, un 35% del total de hogares españoles. Estas cifras se desprenden de la 41ª edición del Índice Laboral ManpowerGroup «El mercado de trabajo entre abril y septiembre de 2012 y la vulnerabilidad de los hogares españoles frente a la crisis», presentado hoy en Barcelona por el profesor Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio, y Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpowerGroup en España. El estudio aborda, por una parte, los cambios registrados en el mercado laboral en el semestre abril – septiembre de 2012 y, por otra, mide la vulnerabilidad de los hogares españoles frente a la crisis iniciada en 2007 y la compara con las dos otras crisis económicas vividas en los últimos 40 años, la de 1974 a 1985 y la de 1991 a 1994.

La cifra más alta de todas las crisis vividas

El estudio revela que desde septiembre de 2007 el número de hogares con todos sus activos en paro ha pasado de los 380.000 a los 1,7 millones, es decir del 3,1% al 13,4% de las familias con activos, lo que supone la cifra más elevada en las crisis sufridas por la economía española en los últimos 40 años. De esos 1,7 millones de hogares, en 1,1 hay un desempleado, en 0,5 millones hay dos desempleados y en 0,1 millones hay tres o más activos que están sin ocupación.

La vulnerabilidad de los hogares respecto a otras crisis

El número total de empleados españoles y el relativo (ratio entre las personas que trabajan y las inactivas) que presentaba España en septiembre de 2012 sugiere una resistencia por parte de los hogares más elevada que en otras crisis anteriores, en especial que en la larga recesión de 1974 a 1985. Entre estas cifras se encuentra el ratio de habitantes por ocupado. En septiembre ese ratio era de 2,65 frente al 3,43 de 1985.

Otra medida para valorar el grado de vulnerabilidad de los hogares es la proporción de ellos en los que hay dos personas con empleo. A finales de septiembre de 2012 era casi del 40%, muy por encima del final de la crisis 1974-85, en que se situó en el 26%, y del final de la crisis de 1991-1994, cuando fue del 33%. Esta comparativa avalaría una mayor resistencia de las familias en la crisis actual.

Esta aparente paradoja (un creciente número de hogares claramente más vulnerables y una resistencia de las familias que parece mayor que en otras crisis) apunta a otro fenómeno que parece estar produciendo: una creciente polarización entre aquellos hogares con mayor capacidad de aguante y el resto.

Fuerte aumento también del número de hogares con un único empleado

La crisis en la que estamos inmersos ha provocado además del ya citado aumento de hogares en los que todos los activos están en paro, un aumento en el porcentaje de hogares en el que únicamente hay un activo con empleo (otro grupo muy vulnerable a la crisis), que han pasado de ser 5,3 millones en el inicio de la crisis en 2007 a 6,1 millones en septiembre de 2012. Sin embargo, el número de hogares que tienen dos o más empleos ha disminuido considerablemente durante esta crisis, concretamente un 21,4%, al pasar de los 6,5 millones a los 5,2 millones. La crisis ha provocado también una importante disminución, de 2,2 millones, de los hogares que no tienen ningún desempleado y que ha pasado de los 10,7 millones del inicio a los 8,5 millones actuales (un – 20,3%).

Continúa la doble recesión iniciada en julio de 2011

Entre julio de 2011 y septiembre de 2012 se perdieron casi un millón de empleos, de forma que la doble recesión acumula ya cerca del 30% de toda la destrucción de ocupación desde septiembre de 2007, que ha sido de 3,2 millones. En cuanto al semestre que va entre abril y septiembre de 2012, se registraron 137.000 parados más, una cifra superior a los 71.000 perdidos en el mismo semestre del año pasado. Así, a pesar de que es en los trimestres centrales del año cuando suele haber disminución del desempleo, este es el segundo semestre abril septiembre consecutivo en el que esto no sucede.

El sector público se suma a la destrucción de empleo

Uno de los cambios más relevantes operados en el último año es el hecho de que el empleo asalariado del sector público ha comenzado a caer con intensidad desde finales de 2011. Así, entre el tercer trimestre de 2007 al tercero de 2011, el empleo asalariado privado había caído un 14,2% (un total cercano a los dos millones), mientras que los puestos de trabajo del sector público habían aumentado en un + 9,4% (unos 274.000). A partir de ese momento es cuando comienza a dejarse sentir el efecto de las políticas de austeridad en el empleo, de forma que a la caída del empleo asalariado del sector privado (728.000 en el año que transcurre entre el tercer trimestre de 2011 y de 2012, es decir, una caída interanual del 6,1%) se contrapone una mayor reducción del empleo asalariado público (del 7,1%, unos 228.000).

En el semestre que finaliza en septiembre de 2012 se registró una mayor caída del empleo público (113.000) que del privado (74.000).

La relación entre el nivel de desempleo y la formación

En los dos primeros años de la crisis el aumento del nivel de desempleo entre aquellos con menos estudios fue mucho más acusado que el registrado entre los de más nivel. Así, se partió en el primer trimestre de 2008 de tasas del 12,8%, 8,3% y 5,5% para niveles bajo, medio y superior de estudios respectivamente, con una diferencia de 7,3 puntos porcentuales entre el grupo alto y el bajo. Pasados cuatro años, en marzo de 2012, las tasas se situaban en el 33,3%, 22,4% y 12,4% para los mismos grupos, habiendo crecido la divergencia entre el colectivo con más estudios y el menos formado hasta los 20,9 puntos porcentuales. Este proceso se ha revertido parcialmente en el semestre que finaliza en septiembre de 2012, con unas tasas agregadas de desempleo del 33,9% para los estudios bajos, en el 22,6% para los estudios medios y en el 13,8% para los estudios superiores, reduciéndose a 20,1 la diferencia en las tasas de paro entre los más y los menos formados.

Características de la nueva destrucción de ocupación

Al aislar las variables sector de actividad, sexo, lugar de nacimiento, edad, tipo de contrato y si es empleo público o privado y formación se observa que, en esta segunda fase de la crisis, la destrucción de ocupación se ha vuelto más terciaria, feminizada, nativa, de mayor edad, más educada, con más contratos indefinidos y con más asalariados públicos. Dicho de otra manera, la crisis empieza a afectar al tipo de empleado que hasta ahora se había mostrado más protegido frente a la crisis.

La caída de ocupación en la crisis 2007-2012 ya es la más severa de la historia

La crisis en la que nos hallamos inmersos ha provocado desde su inicio en el tercer trimestre de 2007 una pérdida del 15,7% de los todos los empleos que había en aquel momento. Este porcentaje supera a la que hasta ahora había sido la crisis más dura de la historia reciente de España en cuanto a mercado laboral, la de 1974-1985, en la que se perdieron un 14,5% de los empleos con los que se contaba al inicio de la misma.

Si quieres leer más noticias como Las peores cifras de la historia: 6,1 millones de hogares tienen un solo empleo y 1,7 millones a todos en paro, te recomendamos que entres en la categoría de SEPE y Paro.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp