Los parados mayores de 45 años son los que más tiempo están sin empleo


Los parados mayores de 45 años son los que más tiempo están sin empleo

El desempleo estructural se alarga en el tiempo entre los mayores de 45 años. Casi la mitad (47%) de los parados mayores de 45 años lleva más de 2 años sin empleo. Otro 23% supera los 12 meses y es el sector de trabajadores que más tiempo está en desempleo y durante más tiempo. La tasa de paro de larga duración de los mayores de 45 años (70%) supera en 13,7 puntos porcentuales a la del resto de la población (56,3%). La mayor parte son hombres (53%), con estudios técnicos, que se encuentran en paro porque perdieron su empleo y ya contemplan las 2 «e» (emigrar- emprender) ante la falta de perspectivas laborales. Un 33% cambiaría de país y un 30,8% no descarta la opción de emprender su propio negocio. Recomendaciones para encontrar empleo para parados mayores de 45 años.

Casacochecurro.com En la actualidad hay registrados en el paro 1.978.586 mayores de 45 años, cifra que se ha incrementado un 11,4% desde el año pasado y un 132% desde 2008. El perfil general del desempleado mayor de 45 años es el de una mujer (52,3%) de 48 años, con estudios técnicos (32%), responsabilidades familiares (82%) y que se encuentra en paro porque perdió su empleo anterior (89%), frente a un 9% que se incorpora por primera vez al mercado laboral.

A pesar de que las reformas laborales empujan la edad de jubilación hacia los 70 años, 203.407 personas mayores de 45 se han sumado a las listas del paro durante el último ejercicio, encontrando importantes obstáculos para hacerse un hueco en el mercado laboral. En efecto, el desempleo entre este sector de la población no ha hecho sino aumentar desde que comenzara la crisis.

Hombres
> 45

Mujeres
> 45

Total

2008

349.051

501.915

850.966

2009

570.631

619.006

1.189.637

2010

679.691

718.341

1.398.032

2011

744.357

784.491

1.528.848

2012

879.617

895.562

1.775.179

2013

982.519

996.067

1.978.586

La cifra de parados de más de 45 años se ha incrementado un 11,4% desde el año pasado y un 132% desde 2008. Con ello, los parados mayores de 45 años ya representan el 39,6% del total de desempleados en España.

A la luz de estas cifras y fruto de su compromiso con el acceso al empleo de las personas mayores de 45 años, la Fundación Adecco ha elaborado el V Informe Mayores de 45 años en el mundo laboral, basado en una encuesta a 2.500 personas que superan esta edad y que se encuentran en búsqueda activa de empleo.

El desempleo de larga duración se cronifica
El paro estructural o de larga duración se está convirtiendo en un mal crónico en la sociedad española. Así, de los más de 6 millones de parados en España, un 56,3% ya supera el año de búsqueda infructuosa de empleo. En concreto, un 33,8% lleva más de 2 años en paro y un 22,5% supera los 12 meses.

Este problema se hace aún más acuciante en el caso de los desempleados mayores de 45 años: la cifra se eleva al 47% en el caso de los que superan los 2 años sin trabajo y se sitúa en un 23% para los que superan los 12 meses sin empleo. Con ello, obtenemos que en un 70% de los desempleados mayores de 45 años ya es de larga duración.

PARADOS A NIVEL GENERAL

Menos de 6 meses

24,6%

De 6 meses a menos de 1 año

15,4%

De 1 año a menos de 2 años

22,5%

2 años o más

33,8%

Ya ha encontrado empleo

3,7%

TOTAL

100%

Fuente: Encuesta de Población Activa (INE)

PARADOS MAYORES DE 45 AÑOS

Menos de 6 meses

17,6%

De 6 meses a menos de 1 año

12,4%

De 1 año a menos de 2 años

23%

2 años o más

47%

TOTAL

100%

La mayoría de los parados de larga duración son hombres (53%) con estudios técnicos (32,4%) que se encuentran en paro porque perdieron su empleo anterior (94%).

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: «El paro de larga duración afecta más a hombres que a mujeres, debido a su concentración en sectores más castigados por la crisis como la construcción o la automoción, frente a áreas más dinámicas como los servicios o la hostelería. Se quedan en paro tras numerosos años en la misma empresa y la crisis, así como su falta de práctica en la búsqueda de empleo y la desactualización de conocimientos, lastra sus oportunidades laborales. Además, aún no existe una cultura corporativa en torno a la contratación y retención de los mayores de 45 años. Es necesario impulsar con urgencia una política de gestión de la edad en el seno de los Recursos Humanos».

El perfil del desempleado mayor de 45 años
Si realizamos una radiografía general de los parados mayores de 45 años, nos encontramos con el perfil de una mujer (52,3%) de 48 años, con responsabilidades familiares (personas dependientes a su cargo) (82%), estudios técnicos (32%) y que se encuentra en paro porque perdió su empleo anterior (EREs, despidos, reestructuraciones de plantilla, etc). Por el contrario, un 9% se incorpora por primera vez al mercado laboral y un 2% renunció a su empleo anterior y está en búsqueda de una nueva oportunidad laboral.

Desconfianza en el mercado
El letargo de desempleo y la ausencia de perspectivas laborales potencian el escepticismo de los parados mayores de 45 años. De este modo, la desconfianza en el mercado laboral es manifiesta. Casi la mitad de los encuestados (48,5%) opina que tardará más de un año en hacerse un sitio en el mercado laboral. Un 23,6% opina que tardará de 7 meses a 1 año, seguido de un 21,6% que afirma que le llevará de 1 a 6 meses. Sólo un 6,3% se muestra optimista con la creencia de que encontrará una ocupación en menos de un mes.

La edad, el principal hándicap
Más de la mitad de los encuestados (54%) considera que su edad madura es la principal responsable de su situación de desempleo. Por el contrario, un 46% considera que la crisis económica afecta a todos por igual y que ser mayor de 45 años no es un agravante.

Las 2 «e»: emigrar y emprender
El futuro del mercado de trabajo requiere trabajadores más flexibles, capaces de adaptarse a nuevos escenarios y a fórmulas laborales más individualizadas.

Por este motivo, los desempleados están cada vez más dispuestos a cambiar de país y/o a emprender su propio negocio con tal de trabajar. Los mayores de 45 años no son una excepción y, por ello, un porcentaje nada desdeñable no descarta aplicar estas 2 «e» como palanca de acceso al mercado laboral.

Así pues, y aunque la mayor parte (38,4%) no se ha planteado la opción de emprender, hay un 30,8% que sí lo ha hecho. En concreto, un 3,5% ya está en ello y un 27,3% no lo descarta a futuro. Por su parte, otro 30,8% lo ha pensado pero no se ha decidido por temor, ya que considera que no existen ayudas suficientes para los emprendedores.

Por último, la emigración ya no es sólo cosa de jóvenes. Un 33,1% de los encuestados mayores de 45 años cree que es posible que tenga que emigrar próximamente, ya que en España no encuentra oportunidades laborales: un 13,8% lo ve muy probable y un 19,3% bastante probable. Esta cifra es especialmente significativa si tenemos en cuenta el hecho de que la mayor parte de los encuestados tiene responsabilidades familiares.

Talento indiscutible VS discriminación
A pesar de ser especialmente propensos a la discriminación laboral, lo cierto es que los mayores de 45 años son profesionales que se encuentran en el ecuador de su vida laboral y cuya capacitación es indiscutible. Algunos de los valores que aportan a las organizaciones son experiencia, madurez, control emocional, estabilidad y fidelidad al proyecto al que se vinculan.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: «estos valores son en garantía de éxito al traducirse en productividad y resultados cuando se trasladan a la empresa».

Sin embargo, ¿por qué entonces tienen tantas dificultades en su acceso al empleo? Las razones son múltiples, aunque se pueden resumir en las siguientes:

– Desfase entre su formación y las exigencias que plantea el mercado laboral. Tras muchos años en la misma empresa y sector, se quedan en paro involuntariamente y no tienen práctica para competir en un entorno cada vez más exigente y competitivo. Sus conocimientos han quedado desactualizados y deben apostar por el reciclaje profesional.

– En ocasiones, muchos empleadores tienen el prejuicio de que los mayores de 45 años exigirán contratos de trabajo más estables y mejor remunerados.

– También por su edad, son muchos los empresarios que opinan que los mayores de 45 años serán menos versátiles y flexibles y tendrán más dificultades de adaptación a la forma de trabajo de una compañía. Por ejemplo, menor disponibilidad para viajar o hacer horas extra por sus responsabilidades familiares.

Por todo ello, es necesario proponer algunas iniciativas para promover el empleo de los mayores de 45 años. Iniciativas que deben llevar a cabo los propios mayores pero también sociedad y empresas.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, con un promedio de 4,33 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies