Los residuos de los medicamentos anticonceptivos alteran la sexualidad de la fauna marina


Mar con basura humana.La contaminación de las aguas muta los órganos sexuales de la fauna marina formando penes disfuncionales entre las hembras y gametos femeninos entre los machos, debido a que la depuración de residuos no evita la expulsión de las hormonas derivadas de estos medicamentos que son desechados al mar. Y si las especies del mar están contaminadas, puede llevar a intoxicaciones alimentarias en el ser humano.

 

—20 abril Casacochecurro.com Al final, todos los desechos que generamos acaban en el mar o en el litoral, por lo que estas aguas se ven sometidas, a pesar de la depuración de los residuos, a una contaminación menor pero constante que puede afectar de forma irreversible sobre el ecosistema marino, y por tanto, sobre la economía y la salud de la población.

La basura acaba en el mar
Aunque hay un gran control y cuidado, bajo el amparo de una normativa europea común, que hace que estos casos extremos se den de forma excepcional, el Dr. Manuel Soto, profesor titular del departamento de Zoología y Biología Celular Animal de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV/eHU), señala que nuestros océanos presentan una mermada salud debido a las agresiones sufridas con la contaminación.

Además, añade el experto que la contaminación de la fauna marina puede llevar a intoxicaciones alimentarias en el ser humano, como las producidas por un exceso de mercurio en peces contaminados. Y por otro lado, dice, el principal peligro reside en la extinción de especies de las que dependen económicamente varios colectivos de la industria pesquera.

En este sentido, el Dr. Soto explica que la expulsión de residuos depurados al mar, a pesar de ser de gran eficacia, no garantiza el equilibrio del ecosistema que los recibe.

Destaca el daño producido en el caso de los residuos de las píldoras anticonceptivas, cuyas moléculas no han sido totalmente depuradas antes de lanzarlas al mar, y son absorbidas por varias especies costeras. Estas moléculas, muchas de ellas hormonas, afectan considerablemente sobre el sistema endocrino de los peces y moluscos, generando organismos hermafroditas incapaces de reproducirse, asegura el profesor de la UPV/eHU.

Según Soto, se están detectando también un serie de contaminantes emergentes que dificultan aún más la prevención en la contaminación del mar. Es el caso de las nanoparticulas, usadas comúnmente en las cremas de protección solar o en algunas lavadoras para evitar aparición de bacterias en la ropa (nanoparticulas de plata), que debido a su reducido tamaño, son muy difíciles de depurar, pero muy fáciles de asimilar por los organismos que son expuestas a ellas, y por tanto de producir cambios negativos en su organismo.

Centinelas de la contaminación
Para prevenir las consecuencias de esta contaminación silenciosa pero constante, el profesor Soto explica el papel fundamental de una serie de especies marinas que funcionan como medidores de la contaminación de nuestras aguas. Se trata de los denominados ‘organismos centinela’, invertebrados y peces a través de los cuales se pueden medir los niveles de contaminación de las aguas.

Estos, comenzaron a usarse hace más de tres décadas en Estados Unidos, con el famoso mejillón vigía (mussel-watch), ya que al animales filtradores, registran de forma fiable e inmediata en su organismo el estado de salud de las aguas costeras y estuarinas.

Dichas especies no sólo se reducen a los mejillones, si no a otros moluscos y diversos peces. Los peces planos, por ejemplo, ayudan a medir la contaminación en los sedimentos, añade el Dr. Soto. Para comprobar las alteraciones producidas por la contaminación del medio marino, se analizan una serie de biomarcadores a nivel molecular, celular y tisular en base a los datos obtenidos de estas especies centinela.

Así, estos biomarcadores permiten a los expertos bajar a niveles de análisis muy sencillos, como variaciones en las proteínas o en el ADN, antes de que se produzca un efecto irreversible, gracias a lo cual se puede dar la señal de alarma antes de que se produzca un daño irreversible en ese ecosistema local, asegura el profesor Soto.

Si quieres leer más noticias como Los residuos de los medicamentos anticonceptivos alteran la sexualidad de la fauna marina, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies