Menos ropa y ocio para combatir la crisis


El 67% de los españoles ha cambiado sus hábitos de consumo por la crisis gastando menos en ocio, en ropa y comprando marcas más baratas. Esta es una de las conclusiones del Estudio Global de los Consumidores que la empresa de mediciones Nielsen analiza cada seis meses para medir la opinión de los consumidores, sus principales preocupaciones y hábitos de compra a partir de las opiniones de más de 30.500 usuarios de internet de 54 países. En su última oleada, realizada a finales de 2009, el 96% de los españoles consultados piensa que nuestro país se encuentra en recesión, un punto más que seis meses antes, y sólo el 27% opina que saldrá de ella en los próximos doce meses, frente al 54% que no lo cree así.

 
18 enero / Casacochecurro.com El paro y la economía siguen siendo las principales preocupaciones para los consumidores españoles y europeos, si bien comienza a verse una todavía tímida recuperación del optimismo respecto a las perspectivas económicas para los próximos meses. Parece que en los consumidores empieza a pensar que lo peor de la crisis ha pasado ya, pero todavía no se aprecia ni está claro cuando empezará a crecer de nuevo la economía y, sobre todo, esa recuperación tendrá efectos en los consumidores. Lo que resulta evidente es que la crisis ha modificado los hábitos de consumo de muchos españoles en el último año: un 67% de los participantes en el estudio así lo señalan, frente al 33% que lo niegan.

El mayor problema para los internautas españoles participantes en el Global Consumer Confidence de Nielsen es el paro, citado en primer o segundo lugar por un 41%, seguido de la economía, con el 35%. Ambos quedan muy destacados de las demás preocupaciones: el 17% cita la salud; un 16% la subida de los precios de la electricidad, el gas y otros servicios básicos; el 16% también señala la conciliación entre la vida profesional y familiar; un 14% las deudas; un 13%, la educación de los hijos; el 6%; la subida de precio de la gasolina y carburantes, el mismo porcentaje que los que dicen preocuparse del aumento de precios de los alimentos; también un 6% se preocupan por la delincuencia; el 5% señala el terrorismo; un 3%, la inmigración, y el 2%, el calentamiento global. No hay grandes variaciones en cuanto a los problemas que más preocupan respecto al semestre anterior, salvo en el caso del paro, que baja siete puntos, del 48% al 41%; y la economía, que también desciende dos puntos, del 37% al 35%.

La gran subida del paro en España se refleja claramente en el estudio, aunque la opinión de los encuestados es ligeramente mejor que hace seis meses: el 27% cree que sus perspectivas laborales para los próximos seis meses son buenas o excelentes; frente al 39% que opina que no son tan buenas, y el 31% que las califica de malas. En abril de 2009, un 35% las consideraba malas, y el 36%, no tan buenas.

Previsiones

Mejora más la opinión sobre la situación económica familiar para el próximo año: un 44% la califica de buena, cinco puntos más que el 39% de hace seis meses; un 40% dice que no tan buena, dos puntos menos que en el semestre anterior; y el 13% la señala como mala, un punto menos que en el estudio de abril. Con este relativo optimismo, aumenta el porcentaje de los que creen que es buen momento para comprar cosas que se necesitan: un 37% dice que es bueno o excelente, ocho puntos más que hace seis meses; y el 19% opina que es mal momento, siete puntos menos que en el semestre anterior. Aunque siguen siendo mayoría, un 43%, los que dicen que no es muy buen momento, casi el mismo porcentaje que en abril de 2009.

Claro que no hay tanta alegría en los gastos previstos, pues una vez cubiertas las necesidades básicas para vivir, los españoles siguen opinando que destinarían el dinero sobrante sobre todo a ahorrar, citado por el 47%, dos puntos menos que en el primer semestre del 2009. Aumenta en cambio la intención de compra de vacaciones hasta el 36%, cinco puntos más que hace seis meses; ropa, un 26%, cuatro puntos más; y nuevas tecnologías, un 16%, tres puntos más. Y sigue muy alta la intención de destinar ese dinero a pagar las deudas y tarjetas de crédito, un 29%; así como un 12% señala que no le sobra ningún dinero una vez cubiertas sus necesidades básicas.

Cambio de hábitos de consumo

Como se ha señalado, el 67% de los españoles señalan que la crisis ha modificado sus hábitos de consumo durante el último año, frente al 33% que lo niegan. Un 67% de los participantes en el estudio dice gastar menos en ropa, el 66% en ocio fuera de casa, y el 62% compra marcas más baratas. También un 55% intenta ahorrar en teléfono, luz y gas; el 48% compra menos aparatos de nuevas tecnologías, el 42% toma vacaciones más cortas, y el 31% intenta usar menos el coche. No hay grandes variaciones respecto al primer semestre de 2009, por lo que algunos de estos hábitos de ahorro pueden empezar a consolidarse. Claro que los propios consumidores señalan que si la situación económica mejora, sólo seguirían intentando ahorrar en algunas cosas, como gastar menos en gas y electricidad (un 43%), en teléfono (un 36%); comprar marcas más baratas (el 36%), menos ropa (un 30%), y usar menos el coche (el 18%). Pero sólo un 14% dice que seguirían intentando ahorrar saliendo menos de casa, y un 4% en sus vacaciones anuales, a las que no se quiere renunciar en lo posible.

Europa, similar a España

Internacionalmente, la evolución es similar a la de España: el 85% de los europeos considera que su país está actualmente en recesión económica, cuatro puntos menos que en el primer semestre de 2009. Y sólo un 25% opina que saldrá de ella en el próximo año, frente al 50% que no lo cree así y un 25% que no sabe. Los mayores problemas para los europeos consultados son también la economía, citada en primero o segundo lugar por un 32%; y el paro, con un 24%; porcentajes similares al semestre anterior.

El 22% de los europeos consideran buenas o excelentes sus perspectivas laborales para el próximo año, por un 25% que las ve malas y el 50% que no las ve tan buenas; y un 42% opina que la situación de sus finanzas personales en los próximos doce meses será buena o excelente; frente al 11% que la ve mala y el 42% que no la ve tan bien. En ambos casos la opinión positiva aumenta ligeramente respecto al semestre anterior, pero sigue siendo mayoritario el pesimismo.

Mundialmente, mayor optimismo

La tendencia mundial mantiene las mismas pautas: se refleja lo que puede ser el comienzo de una recuperación de la confianza y el optimismo de los consumidores, pero sigue siendo mayoritaria la postura de precaución y de que aún es pronto para hablar de recuperación y salida de la crisis. Un 64% de los internautas consultados en 54 países opina que su país se encuentra en recesión, dos puntos meses que seis meses antes; y sólo el 22% cree que saldrá de la crisis en los próximos doce meses, por el 51% que no piensa así. Para el 32%, la primera o segunda mayor preocupación es la economía; y para un 33%, el paro; porcentajes que se mantienen casi iguales que en el primer semestre del 2009. Y apenas un 34% dice que es buen momento para comprar cosas que necesita, por el 47% que piensa que no es tan bueno, y el 17% que lo califica de malo. De hecho, el 49% de los consumidores mundiales consultados señala que destina el dinero que le queda una vez cubiertas sus necesidades básicas a ahorrar; un 31% a pagar deudas y gastos de la tarjeta de crédito; y el 12% señala que no le queda nada.

Otra conclusión que parece evidente es que la crisis ha afectado seriamente a los hábitos de consumo en los últimos doce meses: el 72% de los participantes en el estudio lo señala así, por un 28% que lo niega. Los principales gastos recortados mundialmente coinciden en gran parte con los de los españoles: ahorrar en ocio fuera de casa (un 52%); en gastos de gas y electricidad (un 50%); comprar marcas más baratas (un 41%); menos nuevas tecnologías (un 38%); menos vacaciones cortas de fines de semana (un 34%); e intentar gastar menos en teléfono (un 32%). Son hábitos que parecen marcar ciertas tendencias hacia el futuro, aunque como los españoles, cuando la situación económica mejora sólo en algunos casos se tratarán de mantener, como el ahorrar en gas y electricidad, gastar menos en ropa, en ocio fuera de casa, en teléfono, y seguir comprando marcas más baratas.

Si quieres leer más noticias como Menos ropa y ocio para combatir la crisis, te recomendamos que entres en la categoría de Vivienda.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies