Retiran por ilegales once fármacos para la disfunción eréctil que se venden en herbolarios y páginas web


Retiran por ilegales once fármacos para la disfunción eréctil que se venden en herbolarios y páginas web

Los productos retirados son Revit Up, Amorex Café de Hierbas, Natural Vital, Natural Power, Maxidus, Arize, Viaplus, Durafit, Erectra, Vigorima y Durazest, y todos ellos se presentan en cápsulas salvo Amorex, que se vende en sobres. Tras las denuncias planteadas desde la Guardia Civil, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha ordenado la retirada del mercado. Se vendían a través de herbolarios y de internet. Todos incluían de forma ilegal sustancias que actúan sobre la disfunción eréctil.

Fármacos para la disfunción eréctil

Los once fármacos clandestinos contienen entre sus ingredientes diferentes principios farmacológicamente activos, como tadalafilo (Cialis, en su nombre comercial) y su derivado nortadalafino, o sildenafilo (conocido como Viagra) y sus derivados, como el hidroxihomotiosildenafilo (tiohidroxihomosildenafilo), el homotiosildenafilo (tiohomosildenafilo) y el homosildenafilo.

Estos principios activos, que no están declarados en el etiquetado, actúan mediante la inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE5). Su presencia les confiere la condición legal de medicamentos, según lo establecido en el artículo 8 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Además, presentan numerosas interacciones con otros medicamentos. También pueden aparecer reacciones adversas de diversa gravedad como las cardiovasculares, ya que su consumo se ha asociado a infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebrovascular, incluso muerte súbita cardiaca. No obstante, estas reacciones se han presentado en mayor medida en pacientes con antecedentes de factores de riesgo cardiovascular.

También pueden originarse cefaleas, mareos, dispepsia, dolor abdominal, congestión nasal, mialgias, dolor de espalda, reacciones de hipersensibilidad como urticaria, erupciones exantemáticas, erupciones cutáneas y/o dermatitis, alteraciones oculares y visuales, etcétera.

La AEMPS tuvo conocimiento de su comercialización a través de diversas denuncias procedentes del Seprona de la Guardia Civil, y por el momento no se tiene constancia de que se distribuyeran en el canal farmacéutico, sino en herbolarios y a través de Internet.

Fármacos igual a disfunción eréctil

Un trabajo publicado en la revista Neuron destaca que el abuso de fármacos aumenta el riesgo de sufrir disfunción eréctil. Cuantos más medicamentos se consumen, mayor es la probabilidad de padecer disfunción eréctil. Esta es la conclusión a la que han llegado expertos estadounidenses tras un estudio en casi 38.000 hombres de California (EE UU). Sus autores aconsejan reducir las dosis al paciente en cada visita, evitar la sobremedicación y fomentar el ejercicio físico y la dieta sana.

A medida que aumenta el número de fármacos que consume un hombre, mayor es el riesgo de que sufra disfunción eréctil. Es la conclusión principal de un estudio elaborado por expertos de Estados Unidos que se publica esta semana en la revista Neuron.

«Existe una asociación, que depende de la dosis, en la que tomar un mayor número de medicamentos con o sin receta pueden empeorar el grado de la función eréctil del hombre», explica Diana Londoño, investigadora del Centro Médico Kaiser Permanente, en Los Ángeles, EE UU, y autora principal del estudio.

Londoño recuerda que esta asociación se da aun considerando problemas médicos como el tabaquismo y el aumento de peso. Además apunta que «en la literatura médica existen algunos medicamentos como los bloqueadores para tratar la presión arterial y los problemas de corazón, antidepresivos como los inhibidores de serotonina y el litio, diuréticos como la tiazidas o la espironolactona, fármacos para combatir úlceras como la cimetidina, etc., que pueden provocar disfunción eréctil como efecto secundario».

La investigadora cree que «la gente tiende a pensar que si el medicamento se lo han recetado, no será dañino usarlo para otras enfermedades sin consultar con su médico, lo que puede tener efectos no deseados».

Según los datos del trabajo, los hombres que consumen hasta dos medicamentos tienen un riesgo del 16% de sufrir problemas de erección, mientras que los que toman entre tres y cinco fármacos distintos tienen casi un 20% de probabilidades de padecer este problema. Para los que se medican con entre seis y nueve tratamientos, el porcentaje aumenta hasta un 25,5% y para aquellos que toman diez o más medicamentos llega hasta casi un 31%.

El estudio también reveló que el 57% de los participantes tomaban más de tres medicamentos y que el 25% de tomaba por lo menos diez medicamentos. Observando estos datos, la líder de la investigación reconoce que «es posible que los hombres estén sobremedicándose».

Evitar los medicamentos

Para Londoño, «una solución es contar con una lista exacta de los fármacos que los pacientes están tomando y tratar de reducirlos en cada visita».

Otra de las medidas propuestas por los urólogos pasa por «controlar y reducir la cantidad de medicación todo lo posible y fomentar en los pacientes métodos como el ejercicio o la dieta sana para mejorar su salud, su función eréctil y la calidad de vida en general», declara Londoño.

La líder de esta investigación opina que «los médicos de atención primaria y urólogos deberían considerar la polifarmacia como causa de disfunción eréctil».

Este abuso de medicamentos «se asocia generalmente con errores de dosis, de tiempo, especialmente en los ancianos y perjudica la salud debido en parte a los efectos secundarios de la combinación de los diferentes tipos de fármacos», aclara la autora.

La investigación se centró en «la suma de todos los medicamentos, ya sea de venta libre o recetados que contribuyen a la disfunción eréctil», aclara Londoño.

Los autores del estudio preguntaron a 37.712 hombres de entre 45 y 69 años de diferentes grupos étnicos en el sur de California entre enero de 2002 y diciembre de 2003. La investigadora principal reconoce que «los resultados podrían ser ligeramente diferentes en una comunidad que no fuera tan diversa».

Disfunción eréctil = riesgo de muerte

Un nuevo estudio muestra la relación entre la disfunción eréctil y el riesgo de muerte por infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y fallo cardiaco en hombres con enfermedad cardiovascular (ECV). La investigación, publicada en el último número de la revista Circulation, revela que los hombres con disfunción poseen el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio. Demuestran así que la disfunción eréctil es un factor de riesgo de la enfermedad cardiovascular, como la tensión alta y el colesterol.

Los investigadores encontraron que los hombres con ECV y disfunción eréctil (DE) tenían el doble de probabilidades de morir por todo tipo de motivos y 1,6 veces más probabilidades de morir por causas cardiovasculares, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular u hospitalización por fallo cardiaco.

Más concretamente, tenían 1,9 veces más probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular; el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio; 1,2 veces más probabilidades de ser hospitalizados por fallo cardiaco; y 1,1 veces más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

«La disfunción eréctil debería reflejarse con regularidad en el historial médico de los pacientes; podría ser síntoma de una aterosclerosis incipiente», afirma Michael Böhm, principal autor del estudio y jefe de medicina interna en el Departamento de Cardiología y Cuidados Intensivos en la Universidad de Saarland (Alemania).

En el estudio de escala mundial, publicado esta semana en la revista Circulation, participaron 1.519 hombres que formaban parte de un subestudio sobre pacientes cardiovasculares. Los cuestionarios se entregaban en la visita inicial, al cabo de dos años y en la visita final tras un seguimiento de cinco años.

Pacientes hipertensos

Los investigadores averiguaron que los pacientes con DE eran mayores y presentaban una mayor prevalencia de hipertensión, accidente cerebrovascular, diabetes y menos cirugías del tracto urinario que los que no padecían DE. Además, el 55% de los hombres tenían DE cuando empezaron a participar en los ensayos.

Se produjeron muertes por todo tipo de causas en el 11,3% de los pacientes que afirmaron padecer DE al principio, pero solamente en el 5,6% de quienes no la padecían o sólo en grado leve al iniciarse el estudio. El resultado primario combinado de muerte por causas cardiovasculares, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y hospitalización por fallo cardiaco se dio en el 16,2% de los pacientes con DE, frente al 10,3% de los pacientes sin DE o con DE leve.

«Es probable que la presencia de DE identifique a los individuos cuya enfermedad cardiovascular pueda estar mucho más avanzada de lo que hemos valorado con otros parámetros clínicos solamente», explica Böhm. «La DE sirve para predecir de forma temprana la enfermedad cardiovascular. Los hombres tienen que considerarla un factor de riesgo más, al igual que la tensión alta y el colesterol», concluye.

Si quieres leer más noticias como Retiran por ilegales once fármacos para la disfunción eréctil que se venden en herbolarios y páginas web, te recomendamos que entres en la categoría de Vivienda.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies