Seis de cada diez trabajadores asegura que su jefe espera que esté disponible durante sus vacaciones


Seis de cada diez trabajadores asegura que su jefe espera que esté disponible durante sus vacaciones

Los españoles estamos en el podio de los europeos que más trabajamos durante las vacaciones. España es el tercer país con más empleados trabajando en su tiempo de descanso (66%), por detrás sólo de Italia e Irlanda (75%). Hasta el punto de que un 63% de los españoles afirma que su jefe espera que esté disponible durante sus vacaciones, según la encuesta que ha realizado Yougov para lastminute a 10.203 adultos encuestados (1.000 en España).

No desconectamos

En lugar de relajarnos durante las vacaciones, un 66% de los españoles reconoce trabajar durante sus días de descanso. España se coloca así en el podio de los europeos que más trabajan en vacaciones, por detrás sólo de de Italia e Irlanda (75%) y muy por encima del promedio europeo (58%). En el otro extremo, y por debajo de la media europea, se encuentran alemanes y británicos (45% cada uno) y suecos (43%). Estos son algunos de los datos obtenido en la encuesta realizada por la agencia de viajes online lastminute.com entre 10.200 adultos de nueve países: Reino Unido, Irlanda, Alemania, Francia, Italia, España, Suecia, Noruega y Dinamarca).

De vacaciones con el jefe
Irse de la oficina y dar carpetazo a los asuntos laborales durante el fin de semana, un par de días, una semana o dos parece ser misión imposible para una gran parte de los europeos. Un 47% de los trabajadores en Europa afirma que su jefe espera que esté disponible durante sus vacaciones, unpromedio que superan de nuevo los italianos (74%), los españoles (63%) y los irlandeses (60%). En la cola se encuentran noruegos y alemanes (36% cada uno) y británicos (34%).

Sin embargo, tener un porcentaje bajo no significa que finalmente no se produzca una interrupción laboral durante las vacaciones: 7 de cada 10 empleados en los países encuestados son contactados durante su tiempo libre. Noruega tiene el porcentaje más alto (79%), seguido por Reino Unido (75%), Irlanda (74%), Italia y Dinamarca (72% cada una), Francia (70%), Suecia (67%) y Alemania (64%). En el último lugar se encuentra España (60%).

Temas pendientes, mucha responsabilidad, disfrute… e incluso miedo a perder el trabajo
Ya no es sólo el jefe, hay otras muchas razones que empujan a los empleados españoles a estar disponibles durante sus vacaciones. Los trabajadores españoles esgrimen tres razones principales: la más común es la de tener siempre algo por hacer (38%), seguida por el sentido de la responsabilidad (34%) y finalmente por el disfrute que les supone el trabajar (19%).

El miedo a perder el trabajo es otra de las razones expuestas y, de hecho, los trabajadores españoles son los que más trabajan en vacaciones por miedo a perder su trabajo. Siendo la media europea del 8%, el 14% de los españoles alude a ese miedo al despido como una de las razones del por qué trabajan durante su tiempo de descanso. Los irlandeses y alemanes (10%) son los segundos y terceros en este ranking, seguidos por británicos (9%), franceses e italianos (7%), daneses (5%), suecos (4%) y noruegos (4%).

El miedo a perder el trabajo deja sin vacaciones a la mitad de los trabajadores

Aunque muchos ya están disfrutando de sus vacaciones y otros tantos están contando las horas para desconectar del trabajo, este año son mayoría los que se quedarán sin vacaciones. El 51,43% de los trabajadores afirma que este verano se va a quedar sin vacaciones a causa de la crisis, según una encuesta realizada por Randstad a una muestra aleatoria de 1.136 personas por toda la geografía española.

Este porcentaje es la media de las personas con y sin empleo, pero las diferencias son más que notables cuando se analiza la situación laboral del consultado. Un 64,91% de las personas desempleados reconocen que se van a quedar sin vacaciones este año, ya que no han conseguido un empleo y ésta es su máxima prioridad. Los que actualmente tienen un trabajo, como es lógico, son más optimistas y sólo un 35,09% de las personas que actualmente tienen un empleo reconocen que este año no disfrutaran vacaciones.

Los más desafortunados ante las vacaciones son los extranjeros, sin empleo, sin estudios y en el grupo de edad de entre 24 y 29 años.

Tras estos datos se encuentran toda una serie de factores. En primer lugar, son los extranjeros los que más están notando los azotes de la crisis y los que más dificultades están encontrando para acceder a un empleo: han reducido su presencia en el mercado y tienen tasas de desempleo por encima de los nacionales.

Muchos de ellos también están agotando su prestación por desempleo. Actualmente, hay 3,1 millones de personas que perciben prestaciones por desempleo, siendo acusado el aumento paulatino del número de perceptores que proceden del extranjero. Ante esta situación, es lógico que sea principalmente el colectivo inmigrante el que renuncie a sus vacaciones.

Inmigrantes

Otro factor que incide en que sean los inmigrantes los más perjudicados es su nivel educativo. La formación incide directamente en las posibilidades de poder disfrutar o no de unos días de descanso por sus vinculaciones con el mercado. Las personas sin estudios declaran en un 30,77% de los casos que tendrán vacaciones, frente al 66,25% de universitarios, por ejemplo.

Esta clara diferencia se encuentra no sólo en que, por lo general, a mayor nivel formativo mayor salario, sino en que son las personas con un nivel educativo superior las que han mantenido en mayor número su puesto de trabajo o las que, en el caso de quedarse en paro, han encontrado otro más rápidamente.

Además, la estabilidad laboral está íntimamente relacionada con la formación, de ahí que, a mayor nivel formativo, mayor capacidad económica para disfrutar de vacaciones. De nuevo aquí los grandes perjudicados son los inmigrantes, ya que cuentan de media con un nivel formativo inferior o no han podido convalidar con éxito sus títulos universitarios.

Sin embargo, también hay lado positivo al analizar los datos. El porcentaje más alto de personas que reconocen que sí se van de vacaciones son las españolas, con un nivel formativo alto (normalmente tituladas universitarias) y que se encuentran en el grupo de edad de entre 30 y 44 años.

Detrás de esta afirmación se encuentra una estabilidad tanto económica como laboral, ya que en este grupo de edad es cuando menos se ha reducido la ocupación y de hecho ha aumentado entre mujeres de entre 40 y 44 años.

Como conclusión, todo indica que el miedo y la preocupación se han instaurado entre los trabajadores, a pesar de que los indicadores económicos comienzan a hablar de una lenta recuperación.

El miedo a perder el trabajo lleva al 20% de los empleados a no coger vacaciones

A pesar del creciente miedo a los despidos masivos, los profesionales no están dejando que la presión de ser indispensables para sus jefes les devuelva a la mentalidad de presentismo que vimos en anteriores recesiones. De acuerdo con un sondeo entre más de 700 profesionales españoles miembros de la red profesional LinkedIn (www.linkedin.com), el 62% señaló que no cambiarían sus planes de vacaciones cuando se les presentó la posibilidad de no tener trabajo cuando regresaran. Sólo una quinta parte de los trabajadores asegura sentir presión para no coger vacaciones.

Aunque se podría esperar que la mayoría de la gente estuviera pensando ahora en cómo refirmarse en su puesto en caso de recortes empresariales, parece que al menos dos semanas de vacaciones es algo irrenunciable. Estos resultados son también positivos para el sector turístico, ya que este verano parece que viajarán al extranjero y por nuestro país más personas de las que cabría esperar normalmente en un periodo de crisis económica.

El sondeo también concluye que, para el 6% de los profesionales españoles, las probabilidades de tomarse un descanso para huir de la recesión y desconectar son aún más altas, mientras que sólo una quinta parte respondió que pasaría el verano en la oficina y no se tomaría un descanso. El sondeo recabó opiniones de toda Europa y ha puesto de manifiesto que las probabilidades de tomarse un descanso este año son igual de altas entre los alemanes y británicos (68%). No obstante, los franceses están sintiendo la presión: Así, el 42% señaló que no tienen tan seguro irse de vacaciones.

Esta encuesta de LinkedIn sobre las vacaciones durante la recesión se realizó en el portal entre el 8 y el 23 de abril de 2009. En el momento de analizar los resultados, 1.440 miembros de LinkedIn habían participado en el sondeo.

Si quieres leer más noticias como Seis de cada diez trabajadores asegura que su jefe espera que esté disponible durante sus vacaciones, te recomendamos que entres en la categoría de Jefes y Directivos.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp