Cambiar de trabajo, un reto ante la seguridad laboral


Cambiar de trabajo, un reto ante la seguridad laboral

La decisión que precede un cambio laboral es, de por sí, complicada. Sin embargo, hoy por hoy se ha convertido en un auténtico desafío. La situación actual nos predispone a la continuidad, primando la seguridad por encima de las metas profesionales. No obstante, es complicado estar seguro de qué es mejor para nuestro futuro laboral. A lo largo de la vida laboral, las personas tienen distintas perspectivas, persiguen diversas metas e ideales profesionales; sin embargo, algo en lo que la gran mayoría coincide es en que lo más satisfactorio es estar contentos y sentirse bien con lo que se hace.


Sin embargo, hay ocasiones en que algunos trabajadores comienzan a dejar de sentirse un aporte en lo que están desempeñando y surge la idea de cambiar de aire, de probar nuevas experiencias laborales.

Muchas son las razones que pueden llevarnos a buscar un nuevo desafío laboral; sin embargo, antes de concretar el cambio es necesario analizar los pros y los contras de esta medida, nos deberíamos preguntar por ejemplo qué ofrece la empresa en términos de ambiente laboral, desarrollo profesional, salario, horarios, entre otros aspectos. Es una decisión muy complicada, y más ahora, con el contexto actual y la alta tasa de desempleo.

Tomar una decisión
Es fundamental tomar la decisión correcta teniendo claro por qué se está haciendo, para no cometer fallos que puedan hacer que nos arrepintamos. Según una investigación publicada en Harvard Business Review, uno de los principales errores al cambiar de trabajo es basarse sólo en un aumento salarial. «Es una solución a corto plazo, pero no una garantía de éxito a largo plazo», según señala Robin Abrahams, el autor de dicho estudio.

Por otra parte, resulta necesario analizar las razones del cambio, incluso antes de considerar lo que nos ofrece la nueva empresa. Es importante cuestionarse si esta decisión de buscar nuevos horizontes se basa en un conflicto puntual o con alguien en particular, o quizás tiene que ver con algún problema personal por el que se esté atravesando. Muchas veces una conversación con las personas involucradas o un tiempo de descanso (vacaciones por ejemplo), podrían acabar con la sensación de agobio.

Opciones a la hora de cambiar de empleo
Hay que tener en cuenta que si no se intenta agotar todas las posibilidades para encontrar una solución y sólo se opta por cambiar de trabajo, se está tomando una decisión simplista y de corto plazo, ya que no asegura que en un nuevo empleo no se vuelva a producir un período de desencanto o de malas relaciones laborales entre compañeros.

Distinto es el caso para algunos profesionales que, ciertamente, no tienen otra salida que cambiar de empleo, por ejemplo cuando ven que son incapaces de desarrollarse profesionalmente o al ver que se vulneran ciertos acuerdos del contrato como remuneración, horarios, cargas de trabajo etc.

Se suma a lo anterior, otros casos como trabajar en algo que no tiene relación alguna con lo que se estudió, lo que genera insatisfacción profesional. Si bien es muy probable que nuestro trabajo no sea lo que esperábamos, ciertamente hay un área o perfil general en el cual queremos desempeñarnos y eso es lo que debiéramos buscar para no tener una decepción profesional más adelante.

«Para muchas personas el sueldo es uno de los temas más sensibles y preocupantes al evaluar un empleo; sin embargo, hoy es recomendable valorar otros aspectos, por ejemplo la experiencia o el desarrollo profesional, aspectos que son fundamentales para la organización a la que perteneces y qué podrías ofrecer en caso de integrarte a una nueva», señala Javier Caparrós, director del portal Trabajando España.

Cambios empresariales, mejorar o ganar más dinero son los motivos para cambiar de trabajo

Cambios empresariales, mejorar o ganar más dinero son los motivos para cambiar de trabajo

Cuando los españoles deciden cambiar de trabajo, lo hacen sobre todo por motivos de reorganizaciones y fusiones de compañías (30%); en busca de mejores condiciones de trabajo (29%) y por ambición profesional (26%), como el salario, tal y como señala la primera oleada de 2013 del estudio internacional Randstad Workmonitor, que destaca que España se encuentra entre los principales países de la Unión Europea con un mayor índice de movilidad laboral.

España cuenta con un Índice de Movilidad de 102, cuatro puntos más que el anterior trimestre, seis por debajo de la media internacional y en línea con países como Australia (102), Noruega (100) o Japón (100). El 73% de españoles no está buscando trabajo de forma activa y prefiere mantener su estabilidad, mientras que un 19% ha cambiado de puesto en los dos últimos años. El 40% de españoles cree que podría conseguir un empleo similar en los próximos seis meses y un 42% también ve posibilidades, aunque fuera un puesto de trabajo en condiciones diferentes.

Elaborado a partir de 14.000 encuestas realizadas en 32 países, el Randstad Workmonitor recoge en su nueva oleada, correspondiente al primer trimestre de 2013, las claves de las expectativas laborales de los trabajadores. El estudio internacional se consolida como uno de los más relevantes en el mercado por volumen de la muestra. Con este informe, Randstad analiza y compara el Índice de Movilidad Laboral de distintos países a partir de una combinación de datos procedentes de la confianza en mantener el empleo, las expectativas a cambiar de puesto de trabajo, el porcentaje de personas que están buscando nuevas oportunidades profesionales y la satisfacción en el entorno laboral.

Según la última oleada del informe Workmonitor de Randstad, España cuenta con un Índice de 102, cuatro puntos más que en el anterior trimestre, y se sitúa entre los tres países de la Unión Europea de los 15 con una mayor movilidad laboral, solo superada por Francia (109) y Reino Unido (105). En un contexto internacional más amplio, el mercado español se encuentra seis puntos por debajo de la media internacional y en línea con países como Australia (102), Noruega (100), o Japón (100). Malasia (136) India (150) y Brasil (138) son los países con más movilidad y, por tanto, donde se esperan más cambios en las plantillas de los trabajadores.

Mientras, Luxemburgo (81) e Italia y Alemania (91) son los países con un índice sensiblemente menor a la media y, por ende, donde las expectativas de cambio entre empleos es más baja y se espera menos rotación en las organizaciones.

Se mantiene el nivel de confianza en encontrar empleo del trimestre anterior
En relación a la confianza ante el empleo, la situación se mantiene en los mismos parámetros del trimestre anterior. El 40% de españoles cree que podría conseguir un empleo similar en los próximos seis meses y un 42% también ve posibilidades, aunque fuera un puesto de trabajo en condiciones diferentes.

Escasa intención de cambiar de empleo
En esta línea, y dada la situación económica actual, es lógico pensar que los trabajadores apuesten por la estabilidad. Al igual que el año pasado, un 73% asegura que no se encuentra buscando un trabajo nuevo de forma activa, aunque se muestran abiertos a un cambio.

Esta situación también se refleja en el porcentaje de empleados que han cambiado de trabajo recientemente. Solo un 19% de españoles lo han hecho en los últimos dos años, lo que supone una de las cifras más bajas de la UE, superando únicamente a Italia (16%), Luxemburgo (16%) y Bélgica (18%), y a nivel internacional solo a Japón (18%). Los países europeos en los que ha habido una mayor movilidad en esta materia son Turquía (34%), Dinamarca (26%), Polonia (25%), Suiza (24%), y Grecia (24%).

Cuando los españoles deciden cambiar de trabajo los motivos son diversos. Los aspectos empresariales como reorganizaciones y fusiones de compañías (30%), la búsqueda de mejores condiciones de trabajo (29%) y la ambición profesional (26%), como el salario, lideran el ranking de prioridades a la hora de cambiar de empleo. Le siguen por orden de importancia el deseo personal de buscar la novedad (16%), las circunstancias personales, como divorcios, enfermedades o recolocaciones (16%), el no estar satisfecho en su puesto (9%) y también que la empresa esté insatisfecha con el trabajo desempeñado (3%).

La confianza en mantener el empleo, en la misma línea que el trimestre anterior
Las restructuraciones de plantilla en las empresas son una de las situaciones que más afectan a los trabajadores, un hecho cada vez más habitual en las empresas debido al contexto económico actual. Tal es así, que la confianza en mantener el empleo sigue en una evolución negativa en el mercado laboral respecto al trimestre anterior. Esta situación viene motivada, en parte, por el aumento constante del desempleo, que supera, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los 5 millones de personas, a pesar de que en marzo descendió el paro tan solo un 0,1%.

Ligero ascenso en la satisfacción en el entorno laboral
El Índice de Movilidad Laboral también contempla un análisis de la satisfacción que muestran los trabajadores respecto a su empresa actual. El 69% de los empleados consultados manifiesta su satisfacción respecto a su entorno laboral, dos puntos más que en el trimestre anterior y tres más también respecto a la situación anímica de hace un año. En este sentido, el estudio de Randstad detecta un ligero ascenso en este aspecto y, al mismo tiempo, muestra una estabilización de este campo de estudio en el mercado laboral español.

No hay mal que por bien no venga, cambiar de trabajo trae mejoras laborales

Ya sea porque te han despedido o porque la iniciativa de cambiar de curro parte de ti, el caso es que cambiar de trabajo suele traer mejoras laborales. Así lo considera el 65% de quienes encontraron trabajo a través del portal de empleo InjoJobs, que consideran que su nuevo trabajo supuso una mejora a nivel laboral. Más de la mitad (54%) aceptó el empleo porque realmente le interesaba, frente al 46% que accedió al nuevo puesto por no tener trabajo en ese momento, según destaca el informe anual de InfoJobs, que cerró 385.189 contratos de trabajo durante 2012.

El número de contratos cerrados a través de InfoJobs aumenta así un 16% respecto a 2011. Según los datos registrados por el portal de empleo, casi la mitad de los candidatos (44,5%) que se inscribieron a alguna oferta consiguieron una entrevista y un 12,1% lograron finalmente un empleo.

Según explica Jaume Gurt, Director General de InfoJobs, «nuestro principal objetivo es dar alegrías a todos los candidatos que confían en InfoJobs para encontrar el empleo que están buscando. Por ello, es un auténtico orgullo para nosotros poder celebrar estas más de 385.000 alegrías que conseguimos en 2012, a pesar de tratase de un año tan complicado a nivel laboral».

Sectores con más oportunidades de empleo
Los profesionales de los sectores Comercial y ventas (21%), Atención al cliente (15%), Informática y Telecomunicaciones (11%) y Administración de empresas (9%) fueron los que más contratos cerraron durante 2012.

Por otra parte, el tipo de contrato más ofrecido fue de duración determinada, en un 44% de los casos, seguido en menor medida del contrato indefinido (18%) y de tiempo parcial (18%). En cuanto al tipo de jornada laboral, la más común fue la completa con horario partido (54%), seguida de la parcial con horario de tarde (12%) y parcial de mañana (10%).

La seguridad laboral es el aspecto decisivo a la hora de elegir un empleo

La seguridad es el aspecto más valorado por los españoles a la hora de elegir una empresa para trabajar. Los aspectos menos valorados por los candidatos son la gestión de la diversidad en la empresa, una imagen fuerte como compañía o el uso de tecnologías punteras. Se aprecia un cambio social entre los más jóvenes, que buscan compañías donde desarrollar una carrera internacional y con un proyecto de formación de calidad acorde a esta ambición. Los más mayores buscan la seguridad laboral, el salario, un trabajo interesante y la posibilidad de conciliar entre vida privada y trabajo.

Electrónica, medios de comunicación y automoción son los tres sectores más deseados por los candidatos para trabajar. Todos los sectores aumentan su atractivo como empleadores, fomentado por la situación económica.

Ranking de intereses de los empleados a la hora de elegir un empleo.

¿Qué buscan los trabajadores a la hora de elegir a una empresa? ¿Cuáles son los aspectos que más les atraen? Randstad ha presentado la tercera edición del informe «Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad» para analizar los factores que más valoran los españoles a la hora de elegir una compañía donde trabajar, los sectores que resultan más atractivos y, sobre una muestra de las 150 mayores empresas de nuestro país, las compañías más atractivas.

En primer lugar, el estudio hace hincapié en qué aspectos son más importantes para los trabajadores cuando buscan una empresa para trabajar. Este año destaca que el aspecto decisivo para elegir una empresa para trabajar es la seguridad laboral a largo plazo: para uno de cada tres consultados es el aspecto determinante y condicionante para elegir una empresa. Este concepto ya aparecía en ediciones anteriores, pero aumenta su importancia motivado por la situación económica.

En la presente edición del estudio Randstad Employer Branding destaca que, además de la seguridad laboral, los factores más importantes para decidirse a trabajar por una empresa son: las perspectivas de futuro, las condiciones económicas, el ambiente de trabajo y el desarrollo de un trabajo interesante. Todos estos factores son mencionados prácticamente por la mayoría de consultados.

Por el contrario, los aspectos menos importantes son la gestión de la diversidad, que la compañía tenga una imagen fuerte, el uso de tecnologías punteras, la preocupación por el medio ambiente y RSC y la gestión de la diversidad.

Estos datos nos indican un cambio claro en las percepciones y expectativas de los trabajadores en el último año. Por un lado, los trabajadores se aferran más a la idea de seguridad, tanto en su propio puesto de trabajo como en la compañía en la que trabajan, ya sea a través de la salud financiera o de las perspectivas de futuro que presenta. Algo nuevo comparado con la edición del año pasado, donde las condiciones económicas eran el factor común en la mayoría de consultados, por encima de la seguridad laboral y las perspectivas de futuro.

Esto indica que los trabajadores son conscientes de que es momento de realizar ciertos sacrificios de índole personal para lograr una mayor estabilidad en el mercado y la empresa.

Sin embargo, los trabajadores deben tener claro que la seguridad laboral a largo plazo no la marca un determinado tipo de contrato o puesto. El mercado cambia rápidamente y hoy por hoy solo estarán «seguros» en su puesto de trabajo aquellos profesionales que demuestren que tienen un alto grado de empleabilidad, es decir, que cuentan con cualidades, nivel formativo y experiencia que les hacen capaces de cambiar de puesto o de empresa con facilidad.

Cambio de mentalidad en los más jóvenes
La seguridad laboral, las condiciones económicas, el tipo de trabajo y la conciliación parecen preocupar más a los profesionales de más edad. En este grupo claramente tienen un mayor auge los aspectos personales frente a los empresariales.

Pero si algo destaca en la edición de este año es el cambio de mentalidad de los más jóvenes, que muestran un aumento de madurez en sus valoraciones: cada vez están más predispuestos a moverse por un trabajo y de hecho buscan empresas con mayores oportunidades de carrera internacional. Para lograr esta ambición por una carrera internacional, los más jóvenes también buscan compañías con un atractivo plan de formación.

En línea con lo anterior, los encuestados con educación superior están más interesados en empresas que ofrecen oportunidades laborales en el extranjero, una gestión y dirección eficaz y puestos de trabajo interesantes. El ambiente de trabajo interesante y la formación de calidad son los aspectos más atractivos para las personas con un menor nivel educativo; éstos también buscan la seguridad laboral a largo plazo y una buena localización.

Los hombres buscan carrera y las mujeres conciliación
El informe también analiza las diferencias por distintas variables sociodemográficas, comenzando por el género. Los hombres prefieren a las empresas grandes que ofrecen perspectivas de empleo internacionales y buena formación en mayor medida que las mujeres. Mientras que para las mujeres es más importante el horario de trabajo flexible, una buena conciliación, el ambiente laboral y la buena localización.

El informe ha incluido como novedad este año la posibilidad de discernir las prioridades en función de la situación personal del encuestado. Las personas con hijos, casadas o no, están más preocupadas por la seguridad laboral a largo plazo y por obtener mejores condiciones económicas que las personas solteras o sin hijos.

En esta línea, los consultados que tienen el mayor peso en los ingresos económicos familiares están más preocupados por las posibilidades de su carrera mientras que muestran menos interés en la seguridad del puesto de trabajo, el salario o el ambiente de trabajo.

Sectores más atractivos
Además de analizar los aspectos más deseados por los trabajadores también se obtienen aquellos sectores cuya capacidad de atraer talento es mayor. En 2012, los sectores más atractivos son electrónica, medios de comunicación y automoción.

El sector de la electrónica ocupa el primer lugar en cuanto a formación de calidad, posibilidades de carrera, condiciones económicas y gestión eficaz.

El atractivo de los medios de comunicación reside en que son los mejor posicionados por ofrecer un trabajo interesante, factor común y determinante en todos los sectores.

Por último, el atractivo del sector de la automoción reside en su capacidad de ofrecer formación de calidad e interesantes condiciones económicas.

En general, todos los sectores aumentan su atractivo relativo respecto al año pasado, lo que indica que, ante la escasez de oportunidades laborales, todas las áreas económicas aumentan su capacidad de captar talento.

Sin embargo, es llamativo que sectores tradicionalmente generadores de empleo en nuestro país, como la hostelería, la construcción o la logística se encuentren situados entre los menos capaces para atraer talento. Esto significa que las empresas pertenecientes a estos sectores deben hacer un esfuerzo extra para presentarse como más atractivas y atraer al talento que necesitan.

Seguridad laboral y salario, lo más importante para los europeos
En Europa la seguridad laboral es el factor más importante para un 21% de potenciales trabajadores; en España este porcentaje llega al 30%. Bélgica es la siguiente en dar importancia a este factor con un 24%, seguida de Alemania e Italia, ambas con un 21%.

Por otro lado, en Francia y Polonia el factor más importante es el salario, elegido por un 20% de consultados y seguido de seguridad laboral, que alcanza un 16%.

Es por tanto interesante comparar la escasa importancia que los españoles dan al salario (un 8%) frente a otros países europeos (14%).

Empleadores más atractivos
Una vez analizados los aspectos que son considerados por la población en general como los más atractivos a la hora de elegir una empresa, el informe Randstad Employer Branding da un paso más allá e identifica las empresas más atractivas. Con este análisis, las compañías pueden comprobar si aquellas acciones en las que centran sus esfuerzos son reconocidas realmente por sus empleados o sus potenciales trabajadores. Además, les permite compararse con otras organizaciones de su sector y con sus competidores directos, otorgando una visión más amplia de su centro de actuación y de las posibles áreas de mejora.

De las respuestas de las más de 7.000 personas encuestadas, se tienen en cuenta tan solo aquellas en las que el consultado tiene un conocimiento lo suficientemente profundo sobre la empresa como para poder opinar de ella.

El atractivo relativo da un paso más y tiene en cuenta las puntuaciones más altas en las respuestas obtenidas por los sondeados. De esta manera, no se trata solo de obtener una media sobre los 10 aspectos valorados, sino de identificar a aquellas compañías que, una vez son conocidas lo suficientemente bien por los trabajadores como empleadoras, obtienen las mayores puntuaciones en el deseo de querer trabajar en ellas. En la edición de este año, las empresas que han sido reconocidas por la población en general como las más destacadas en cuanto a atractivo relativo han sido Sony, Eads CASA y Coca-cola.

Esto indica que las compañías líderes en atractivo relativo están mejor posicionadas en el mercado laboral, porque cuando quieran captar talento tendrán más facilidades para hacerlo, ya que cuentan con un reconocimiento mayor entre los potenciales trabajadores.

Además, una adecuada gestión en la política del capital humano de las empresas favorece un mayor compromiso de las personas, provocando una mayor retención de talento.

Sobre el estudio
El estudio «Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad» analiza el atractivo laboral de las empresas percibido por el público en general. La primera edición se realizó en 2001 en Bélgica. Desde entonces y con carácter anual se ha ido repitiendo el estudio para ayudar a las empresas a encontrar el talento que necesitan. Hoy se presenta en 14 países, en los que se sondea a más de 100.000 personas sobre más de 1.700 compañías.

En 2012 se presenta la tercera edición en España, con entrevistas a más 7.000 empleados potenciales, con una muestra representativa en cuanto a género, región, edad y educación. El estudio incluye estudiantes y personas con y sin trabajo en edades comprendidas entre los 18 y 65 años.

La novedad de este estudio es que para la obtención de resultados ha sondeado al público en general y no a los propios empleados o a expertos en recursos humanos. Entre ellos, además, se ha sondeado a quienes tienen un conocimiento lo suficientemente profundo sobre la empresa como para poder opinar sobre ella para obtener el atractivo relativo.

Seguridad laboral a largo plazo y un buen sueldo, lo que más se valora al buscar empleo

¿Qué aspectos son más atractivos para los profesionales del sector de las Tecnologías de la Información (TI)? ¿Qué les hace decantarse por una determinada empresa? ¿Qué buscan en un empleo?

Seguridad laboral a largo plazo, salario y beneficios sociales, ambiente de trabajo agradable y oportunidades de carrera son los aspectos que más valoran cuando buscan empleo, pero el factor determinante para los trabajadores del sector de TI para elegir una compañía es su salud financiera. En España el sector de tecnologías de la información cuenta con un bajo atractivo relativo a la hora de seleccionar profesionales. Un 44% de los profesionales a nivel internacional desearía trabajar en el sector de las Tecnologías de la Información.

Randstad ha valorado qué aspectos y factores son determinantes a la hora de buscar empleo en 14 países donde se ha realizado el estudio «Employer branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad». Los datos permiten comparar los aspectos más importantes para los profesionales en los distintos países y valorar el atractivo de cada sector como empleador en cada zona geográfica. Para ello, se han tenido en cuenta las respuestas de más de 100.000 personas en edad de trabajar y que ofrecen la muestra más representativa para un estudio de estas características.

Este estudio realizado por Randstad mide diversos aspectos. Por un lado, el atractivo del sector, es decir, cuántas personas desearían trabajar en él. Por otro, su atractivo relativo, es decir, su capacidad de atraer y retener talento (cuánta gente desearía trabajar en él teniendo en cuenta solo las respuestas de aquellos que tienen un conocimiento profundo sobre el sector). Además, mide qué aspectos son más interesantes para los profesionales cuando buscan una empresa, qué canales utilizan para buscar empleo y qué sectores son más atractivos en cada país para los profesionales.

En primer lugar destaca que los cinco aspectos más valorados y mencionados por los consultados cuando buscan un empleo son seguridad laboral a largo plazo, salario y beneficios sociales, salud financiera, ambiente de trabajo agradable y oportunidades de carrera.

Sin embargo, en el caso concreto del sector de las tecnologías de la información, los trabajadores también demuestran estar influenciados por la incertidumbre económica a pesar de sus altas posibilidades de empleo. De hecho, la salud financiera es el factor determinante y que les hace elegir finalmente una empresa cuando buscan un empleo, por encima de la seguridad laboral a largo plazo, factor este último que destaca en el ranking global.

Los profesionales de TI, los que más usan internet para buscar empleo
Como es lógico, los profesionales de TI utilizan internet y las redes sociales en mayor medida que la media (15% más) a la hora de buscar empleo, aunque se aprecian diferencias entre hombres y mujeres. Ellas usan con mayor frecuencia las web de empleo y son mucho más activas a la hora de dirigirse a las empresas (un 91% utiliza candidaturas espontáneas).

Atractivo por factor y país
El análisis realizado por Randstad también permite ver diferencias del sector de TI en los 14 países donde se ha realizado el estudio por cada uno de los 10 factores que son más valorados por los candidatos.

En primer lugar destaca que el sector de las Tecnologías de la Información aumenta su atractivo respecto a la edición del año pasado. Un 44% de consultados reconoce que le gustaría trabajar en esta área en el global de la muestra sondeada.

El análisis del sector en cada uno de los países ofrece diversas referencias. El sector de IT consigue mejores puntuaciones en oportunidades de carrera y formación, mientras que recibe bajas valoraciones en seguridad laboral a largo plazo, conciliación, gestión eficaz y preocupación por el medio ambiente.

TI no se sitúa entre los más atractivos en referencia en ninguno de los factores más valorados en Australia, Polonia, Singapur, Nueva Zelanda y Reino Unido. Por el contrario, IT es el sector mejor posicionado en India. Esto también sucede en Alemania, donde se sitúa entre los tres sectores más atractivos en cada uno de los factores excepto en gestión eficaz.

Sectores preferidos para trabajar a nivel internacional
IT tampoco está muy bien posicionado en atractivo en Francia e Italia, excepto cuando se analizan las oportunidades de carrera o la formación (en el caso de Francia) o un ambiente de trabajo agradable y un contenido de trabajo interesante (en el caso de Italia).

En Bélgica está situado como el segundo sector más atractivo por salario y beneficios sociales, así como en posibilidades de carrera y se sitúa en la tercera posición en contenido interesante y gestión eficaz. En Japón se sitúa en la segunda posición por salario y en la tercera por salud financiera y posibilidades de carrera.

Alta empleabilidad pero bajo atractivo relativo
El atractivo relativo mide la capacidad de atraer talento de las compañías. Se trata de saber qué porcentaje de profesionales que conocen las compañías del sector como para tener una opinión sobre ella, desearían trabajar en dicha compañía o sector.

En India el sector IT es considerado uno de los más atractivos, así como en Japón, donde también cuentan con mejores posibilidades para atraer a potenciales empleados de mayor cualificación. Otros países también muestran esta tendencia e incrementan el atractivo de IT respecto al año pasado. Tal es el caso de Bélgica, Alemania, Polonia, España e India. En Francia, por el contrario, desciende ligeramente su atractivo respecto a hace un año. Nueva Zelanda muestra una estampa diferente, ya que al contrario de lo que sucede con otros sectores, IT se mantiene estable respecto al año pasado. Reino Unido muestra una línea distinta, ya que IT pasa a ser menos atractivo en comparación con el pasado año.

En España, el sector de TI se encuentra en la media de los más atractivos, a pesar de contar con una alta empleabilidad y prácticamente con paro técnico. El gráfico a continuación muestra un nivel de conocimiento muy bajo (pocos profesionales conocen el sector) y también un atractivo relativo bastante bajo comparado con otras áreas. Esto significa que el sector cuenta con mayores dificultades que otros para atraer y retener talento.

España no ofrece seguridad laboral, según los españoles

España no ofrece seguridad laboral, según los españoles

Nueve de cada diez españoles cree que nuestro país no ofrece seguridad en el empleo. A pesar de que muchos jóvenes están altamente cualificados, finalmente no pueden optar a puestos acordes a su formación. El 91,9% de los españoles encuestados opina que los jóvenes a menudo aceptan empleos por debajo de su nivel de formación, siendo el segundo país con este pensamiento solo por detrás de los griegos (95,8%). El 89,5% de los españoles consultados cree que es difícil para los jóvenes encontrar un empleo adecuado (20,9 puntos porcentuales más que la media internacional), encabezando así esta lista de países solo por detrás de Grecia (con un 91,8%). El 83% de los consultados opina que es bueno para su compañía reclutar activamente a jóvenes, y el 71,9% piensa lo mismo respecto a las personas mayores.

Elaborado a partir de 14.000 encuestas realizadas en 32 países, el informe Randstad Workmonitor se consolida como uno de los más relevantes en el mercado por volumen de la muestra. En su nueva oleada, correspondiente al segundo trimestre de 2013, recoge las claves de las expectativas laborales de los trabajadores a nivel general y también específicamente en lo que se refiere a trabajo temporal, jóvenes y personas mayores.

Con este informe, Randstad analiza y compara uno de los temas que mayor interés suscitan en nuestro país, que es el de la estabilidad en el empleo. Según este estudio internacional, España es el primer país europeo y el segundo del mundo, por detrás solo de La India (68,8%), cuyos trabajadores manifiestan estar dispuestos a intercambiar una parte de su sueldo si esto les asegurara su puesto de trabajo. Se trata de un dato muy superior a la media internacional, un 62,3% frente al 38,7% del promedio de todos los países encuestados.

Si estuviera en paro, el 87,1% de los españoles acudiría a una agencia de reclutamiento y selección para encontrar un empleo. E, independientemente de si se está o no en activo, el 57,2% estaría dispuesto a trasladarse a otro país para un trabajo adecuado, frente al 47,4% de la media internacional.

También se ha constatado la inclinación por la búsqueda de la estabilidad laboral. En España, el 91% de los participantes en el informe asegura que en nuestro país no hay, como tal, estabilidad en el empleo, un porcentaje en 21,6 puntos porcentuales superior a la media internacional, que se situó en el 69,4%. Por delante de los españoles tan solo se sitúan los griegos (93,4%), y los húngaros (93,1%).

La relevancia del papel de la estabilidad laboral también se constata en otros informes de Randstad, como en «Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad». Según este estudio internacional, el más amplio del mundo sobre employer branding (marca como empleador), la seguridad laboral a largo plazo es el factor más importante para elegir una empresa donde trabajar.

Datos SEPES
Con 4,8 millones de parados en España, según los últimos datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal, tener un trabajo se convierte en la actualidad en un reto para muchos. Independientemente de la modalidad del contrato, el empleo es una prioridad. La última oleada del Workmonitor señala que el 94% de los españoles preferiría tener un trabajo temporal a no tener empleo, siendo nuestro país el primero del ranking a nivel internacional en este pensamiento. Le siguen Chequia (93,4%), Nueva Zelanda (93,2%) y Reino Unido (92,8%).

En esta línea, para el 62,1% de los españoles el trabajo temporal podría ser un trampolín hacia un empleo estable, por debajo de la media, situada en el 73%. Todavía un 40,8% de los encuestados por Randstad siguen viendo esta modalidad de contratación más bien orientada a los jóvenes menores de 25 años, un porcentaje ligeramente superior a la media (42,7%).

Experiencia versus formación en jóvenes y mayores
Según este último informe Randstad Workmonitor, la experiencia pesa más que la formación en la búsqueda de un empleo adecuado. Así lo piensa el 80,6% de los españoles, porcentaje que disminuye hasta el 75,2% en el caso de los jóvenes.

Pese a que muchos de ellos están altamente cualificados, finalmente no pueden optar a puestos acordes a su formación. El 91,9% de los españoles encuestados opina que los jóvenes a menudo aceptan empleos por debajo de su nivel de formación, siendo el segundo país en este pensamiento solo por detrás de los griegos (95,8%), registrando así 19,2 puntos porcentuales menos que la media internacional (72,7%). En el otro lado de la balanza se encuentran los países con los porcentajes más bajos, que son Singapur (43,7%), Dinamarca (47,5%), Alemania (50,7%), Noruega (54,7%), Suiza (56,5%), y Hong Kong (59,1%).

El hecho de aceptar a menudo empleos por debajo del nivel formativo ocurre con personas mayores de 55 años, creencia en la que coinciden el 86,5% de los españoles, un porcentaje superior a la media internacional (76,9%).

En este sentido, nuestro país se sitúa en el sexto puesto del ranking internacional, por detrás de Eslovaquia (92,7%), Polonia (90,1%), Hungría (89,8%), Chequia (87,6%), y México (85,3%).

En lo que se refiere a la dificultad que tienen los jóvenes para encontrar un empleo adecuado, el 89,5% de los españoles consultados en este informe está convencido de que esto no le es fácil a este colectivo. España, con 20,9 puntos porcentuales más que la media internacional, encabeza la lista de países con este pensamiento, solo por detrás de Grecia (con un 91,8%).

En el caso de la creencia de que las personas mayores tienen difícil el acceso a un empleo adecuado, este porcentaje asciende hasta el 95,1%, siendo España el quinto país que lidera el ranking internacional, detrás de Chequia (97,4%), Hungría (96,2%), Grecia (95,8%), y Eslovaquia (95,5%).

A pesar de las dificultades que puedan encontrar tanto jóvenes como las personas de más edad para acceder a un empleo, el informe Randstad Workmonitor desvela la importancia de la presencia de sendos colectivos en las plantillas de las empresas. El 83% de los encuestados en España opina que es bueno para su compañía reclutar activamente a jóvenes (frente al 74,5% de la media internacional), y el 71,9% piensa lo mismo respecto a las personas mayores (11,9 puntos porcentuales más que el promedio de todos los países).

La inseguridad laboral aumenta la demanda de estudios en el extranjero

La demanda de programas educativos y de idiomas en el extranjero ha aumentado en el primer trimestre del año. Empresas EF Education First han aumentado su volumen de trabajo entre un 15 y un 20% en un año de recesión en muchos sectores. La incertidumbre económica y la inseguridad laboral provocan la necesidad de diferenciarse en un mercado más competitivo, donde la formación pasa a un plano prioritario.

Debido a ello, «notamos que la gente tiene una mayor conciencia a la hora de invertir su dinero, y su educación y carrera son más importantes que nunca», explica Eduardo Rubio, Director General de EF en España. Otra de las explicaciones es el cambio de prioridades, ya que «tanto padres con respecto a sus hijos como los jóvenes cada vez más eligen invertir sus vacaciones en viajar a aprender un idioma«.

Muchas personas ya se han subido al carro del aprendizaje, y muestra de ello son los incrementos que se están experimentando. Desde su fundación en 1965, cerca de 4 millones de estudiantes ya han participado en programas de educación internacional de EF y según estadísticas propias 9 de cada 10 estudiantes recomiendan estos programas creados a medida. La misión histórica de EF ha sido romper las barreras culturales y ofrecer un amplio abanico de programas educativos internacionales, creados e impartidos con una metodología propia y avalada por 40 años de experiencia en el sector.

En este proyecto la organización colabora con prestigiosas instituciones internacionales, como las universidades de Cambridge y Boston, con el fin de ofrecer, a estudiantes y jóvenes profesionales de diferentes edades, programas de gran calidad y efectividad que garanticen la formación deseada.

La diversidad de la oferta formativa, de corta y larga duración, comprende programas para todos los públicos. Para los más pequeños, durante el verano se organiza el programa de Idiomas en el Extranjero, que combina diversión e idiomas en todo el mundo y el Año Escolar en el Extranjero, para estudiantes de 14 a 18 que quieran cursar un año convalidable.

A partir de 16 años, los estudiantes también pueden optar por el Año Académico en el Extranjero y estudiar durante un largo periodo en otro país, o por las Escuelas de Idiomas en el Extranjero, para aquellos adultos que dispongan de menos tiempo y decidan pasar unas semanas en cualquier lugar del mundo.

La formación de idiomas también se dirige a profesionales, concentrados en cortos periodos de tiempo y enfocados al terreno que se desee trabajar y cursos para grupos en la propia empresa.

Si quieres leer más noticias como Cambiar de trabajo, un reto ante la seguridad laboral, te recomendamos que entres en la categoría de Buscar trabajo.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp