Consejos y trucos para quitar el mal olor del coche

Consejos y trucos para quitar el mal olor del coche
NOTICIA de Jessica Pascual
15.05.2022 - 16:03h    Actualizado 15.05.2022 - 16:03h

Entrar en un coche y que desprenda un olor desagradable no es plato de buen gusto. Pero es algo que puede pasar, sobre todo si descuidas la limpieza del interior del vehículo, si se te ha caído algún resto de comida, si eres fumador o si acabas de comparte un coche de segunda mano y el anterior dueño lo ha descuidado en este sentido.


NOTICIAS DESTACADAS

Pisos Servihabitat

Puente diciembre con niños

Chalets en venta desde 23.000 euros

Solicitar el mini paro

Ventajas pago contrarrembolso


Para combatir este mal olor y que el interior de tu vehículo huela bien, ya sea a ambientador o, simplemente, a espacio ventilado, sin perfumar, pero sin rastro de malos olores, a continuación te damos algunas claves.

Comienza por una limpieza a fondo del vehículo

El mal olor del vehículo puede tener distintos orígenes, por ello, para combatirlo lo mejor que puedes hacer es una limpieza muy a fondo del interior. De todos los rincones del coche. Así puedes asegurarte de que lo que causa ese mal olor va a salir del coche en ese momento.

Si la fuente del mal olor procede del sistema de ventilación, te interesa más consultar esta información en la que te explicamos por qué huele mal el aire acondicionado del coche. Una vez conozcas la causa, puedes ponerle solución.

1. Retira papeles, restos y envoltorios

Para empezar, puedes empezar por retirar todos los desperdicios, papeles o suciedad que haya en el coche. Es una costumbre habitual dejar papeles, envoltorios de caramelo o de otras comidas o cualquier objeto tirado en el suelo o los asientos del vehículo. Aunque no lo parezca, estos desperdicios generan un ambiente de suciedad visual que no acompaña a tener un buen olor en el interior.

2. Aspira todo el coche

Una vez retires todos los restos materiales de suciedad que tengas en el coche, el siguiente paso es aspirar la suciedad. Hasta la persona más limpia va a acumular restos de hojas, arena o suciedad en las alfombrillas, puesto que se quedan adheridas a la suela del zapato. Esta suciedad en principio no tiene por qué generar malos olores, pero depende. Sobre todo, si no te has dado cuenta y has dejado barro en la alfombrilla, esto sí puede ser un gran foco de suciedad y mal olor.

Para aspirar, no solo te centres en el suelo. Empieza por las alfombrillas y, una vez las tengas, quítalas y aspira la parte que queda debajo de estas. Es importante que retires los restos de suciedad de todos los rincones del vehículo. Por otra parte, una vez tengas el suelo, aspira también los asientos si ves que tienen restos de polvo o suciedad. Haz lo mismo con el maletero y la bandeja superior de este.

3. Limpia todos los huecos del interior

Si sueles comer o picar algún tentempié en el coche, revisa a fondo todos los huecos. Las pequeñas migas que se desprenden al comer o los trozos de comida que se hayan caído al coche pueden pudrirse si no se limpian. Y dejar un mal olor terrible en el interior del coche.

4. Tapicería y panel de mandos

A continuación, si ya tienes todo aspirado y limpio, puedes volver a colocar las alfombrillas y proceder ahora a limpiar el panel de mandos del coche, así como las puertas y otras zonas interiores. Para ello, si el coche es de cuero, puedes utilizar unas toallitas específicas para tratar este material. Si no, puedes hacer uso de un trapo de microfibra con jabón neutro. Aunque, si lo que quieres es conseguir un buen aroma en el coche, un pequeño truco es que limpies con suavizante. Así, a la vez que retiras la suciedad, dejas la fragancia de este en el interior.

No te olvides de limpiar la bayeta o el trapo tras cada uso. De lo contrario, solo vas a esparcir la suciedad y el mal olor por el coche.

5. Elige un aroma que te guste para el coche

Además de limpiar y dejar un olor neutro en el coche y ventilado, si quieres que huela a alguna fragancia específica, puedes conseguirlo de varias maneras:

Poner un ambientador. Ten en cuenta que este solo va a funcionar si has hecho una previa limpieza al vehículo. Por el contrario, si está muy sucio y colocas un ambientador, este solo va a actuar de parche y no vas a conseguir quitar el mal olor de manera definitiva.

Con productos de limpieza perfumados. Puedes limpiar el coche con productos que tengan una fragancia que te guste y dejar que sea este el aroma que se asiente en el vehículo.

Cómo quitar manchas incrustadas de suciedad

Si se te ha derramado algún refresco o se te ha caído un trozo de comida en el coche y se ha quedado una mancha pegajosa e incrustada en la tapicería, puedes probar a quitarla con una mezcla de agua y vinagre. Las propiedades de este compuesto en la limpieza son muy conocidas y respaldadas, motivo por el que puedes probar a limpiarlo con ello.

Eso sí, este remedio no es apto para personas sensibles con el olor, porque aunque no es del todo desagradable, el vinagre es muy fuerte y puede que sea peor el remedio que la enfermedad.

En estos casos, si prefieres usar algún producto menos invasivo en cuanto al olor, puedes optar por bicarbonato de sodio. Este producto sirve tanto para eliminar las manchas como para esparcirlo por las alfombrillas y la tapicería del vehículo y conseguir que absorba la suciedad.

Cómo quitar el olor de los animales del coche

Si sueles ir a camping o de rutas de senderismo acompañado siempre de tu fiel amigo, puede que en el coche se haya quedado el olor a perro, sobre todo si se ha subido mojado. Y aunque no vayas a renunciar a llevártelo contigo, sí es recomendable que limpies el coche para que no se quede impregnado el olor en el interior.

Para ello, además de limpiar la zona en la que suele viajar y de paso aspirar la zona y quitar el pelo que se haya podido caer, una de las claves es ventilar el coche.

Como prevención para no tener que limpiar el coche cada dos por tres, puedes comprar una manta o alfombrilla específica donde pueda ponerse. Así, luego tendrás que lavar solamente esa alfombrilla y no todo el habitáculo.

Cómo quitar el olor del tabaco del coche

Es un proceso complicado. Y es un olor muy fuerte, sobre todo, para las personas que no son fumadoras. Si has comprado un coche de una persona que ha fumado siempre dentro, el olor no va a pasarte desapercibido.

Para intentar quitarlo, empieza por una limpieza a fondo, tal y como hemos detallado en otros apartados. Deja que el coche se ventile todo lo que puedas para que el olor más fuerte se vaya. Si el coche tiene cenicero, revísalo y límpialo a fondo hasta que no parezca ni siquiera un cenicero.

Sin embargo, notarás cierto olorcillo que es el que está impregnado en los asientos del coche. Al igual que en casa el olor del tabaco se queda en las cortinas, en el coche se queda en los asientos. Para quitarlo, puedes frotar las fundas con productos específicos y utilizar ambientadores para que esa fragancia tape a la del tabaco.

Evita los malos olores

Un último consejo. Además de poner en práctica alguno de estos trucos y técnicas para evitar los malos olores, lo mejor es aprender a prevenirlos y no tener que pegarte la paliza de darle una limpieza a fondo. Para ello, es recomendable evitar ciertas prácticas dentro del coche como comer, beber o fumar.

Si quieres leer más noticias como Consejos y trucos para quitar el mal olor del coche, te recomendamos que entres en la categoría de Motor.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >