Cómo ser un turista responsable y veranear previniendo incendios

Cómo ser un turista responsable y veranear previniendo incendios
NOTICIA de Javi Navarro
14.08.2007 - 19:03h    Actualizado 02.10.2019 - 16:02h

Los incendios volverán a sacudir este verano los bosques españoles. Conocer las claves para prevenirlos es una responsabilidad para todos aquellos que veraneen en el campo. Conoce cómo.

Evita incendios si se siguiesen estas simples recomendaciones

El fuego no es fácil de controlar una vez iniciado el desastre… Pero aún así, detallamos cómo se puede evitar un incendio, con recomendaciones tan sencillas como evitar las imprudencias que muchas veces hacemos sin pensar en las consecuencias. Porque tirar una colilla al suelo siempre se puede evitar y, por tanto, mayores consecuencias como el incendio de la Junquera u otros muchos que asolan España cada verano.

Para prevenir incendios forestales siga estas recomendaciones:

Ante las altas temperaturas, hay que extremar las precauciones y evitar las imprudencias, especialmente en las horas de mayor riesgo (el mediodía y al atardecer). Un porcentaje muy alto de incendios tienen su origen en causas humanas.

Negligencias como arrojar colillas o botellas en el campo o no atender a la prohibición de hacer fuego y las imprudencias en las tareas agrícolas y en el uso de medios que puedan provocar fuegos, son causa de numerosos incendios forestales.

Los primeros minutos en el inicio de un fuego son muy importantes. En caso de ver un incendio y para evitar que se propague, deben llamar inmediatamente al 112. Es fundamental atajarlo cuanto antes.

Con carácter general
– No encienda fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos.

– Preste especial atención a la quema controlada de rastrojos en el campo y a los cigarrillos encendidos, basuras y, especialmente, las botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol.

– En caso de incendio, penetre en el monte o bosques sólo si conoce bien el terreno, las vías de comunicación y caminos. Vaya siempre por zonas de gran visibilidad.

– Acampe en zonas autorizadas, puesto que éstas cuentan con medidas de protección frente a un posible incendio y es más fácil la evacuación.

– Si descubre el fuego en su inicio, avise al 112 inmediatamente.

– Si va a iniciar algún viaje, infórmese de la situación meteorológica.

– Preste especial atención a las normas de la Comunidad Autónoma sobre prevención de incendios.

– Extreme las precauciones en las labores agrícolas.

Incendios provocados

Tres cuartas partes de los incendios que se producen tienen su origen en la intervención humana.

De media, hasta finales de julio, suelen producirse en España más de 1.500 incendios y más de 3.000 conatos de incendios.

Cuando llega el mes de agosto muchos ciudadanos acuden a sus municipios de origen a la celebración de las múltiples festividades que llegan con el festivo día 15 y, con ello, se multiplicará la población de las zonas rurales donde la precaución para evitar incendios debe extremarse en un mes en el que se dispara el número de siniestros de este tipo. A día de hoy, el riesgo de incendios es sólo bajo o moderado en el norte del país, mientras que las otras tres cuartas partes se encuentran en situación de riesgo alto y algunas zonas del extremo sur alcanzan valores de riesgo extremo.

Los incendios forestales son una realidad que provoca multitud de consecuencias negativas en el entorno en el que se producen: desde la destrucción de la cubierta vegetal (que perjudica a la flora y a la fauna de la zona), la erosión del suelo o la alteración de la calidad de las aguas, al desplazamiento de la fauna autóctona a causa de la destrucción de su hábitat o la pérdida del valor paisajístico de la zona…, además de producir un impacto social y económico difícil de cuantificar.

Para evitar estos desastres, se han tomado medidas de tipo legislativo como la recogida en la reforma de la Ley de Montes que prohíbe que cualquier superficie quemada sea recalificada en los 30 años siguientes al incendio (que puede frenar los incendios que tienen como trasfondo intereses incompatibles con el sostenimiento de los bosques) o, a nivel europeo, el Plan de acción de la UE para los bosques, que tiene como objetivo apoyar y mejorar la gestión forestal sostenible y el papel multifuncional de los bosques, cuya duración prevista es de cinco años (2007-2011).

Sin embargo, los que más pueden hacer por evitar los incendios son los ciudadanos. Así, todos aquellos que visiten el campo este verano deben comportarse:

Respetando las prohibiciones y recomendaciones establecidas. Hay que recordar que está prohibido hacer fuego en cualquier zona forestal. Solamente se autoriza en zonas y épocas muy determinadas.

– Previendo un sistema de recogida de basura cuando tenga previsto visitar el monte para no dejar ningún resto y repasando la zona al marcharse para asegurarse de no dejar botellas, objetos de cristal o basuras que puedan provocar o favorecer el incendio.

Evitando fumar o, en caso de hacerlo, llevando recipientes herméticos de un material no inflamable para guardar las colillas.

– Teniendo en cuenta, por su seguridad y la de todos los visitantes del bosque, que determinadas condiciones climatológicas son muy favorables a la producción y propagación del fuego (ambiente seco, altas temperaturas, viento fuerte) y extremando las precauciones cuando se den esas circunstancias.

– Avisando lo más rápidamente posible a los servicios de emergencia cuando se detecte fuego en el monte y poniéndose a resguardo.

Mapa de riesgos

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias difunde diariamente un informe de situación de los incendios forestales con la descripción de los medios que intervienen y las zonas afectadas. Este informe incluye un mapa con la previsión del Riesgo Meteorológico en cada zona del territorio español que constituye una importante herramienta para reforzar los mensajes de prevención a través de los medios de comunicación, tan importantes este verano.

Penas de prisión

Recientemente, además, se ha anunciado que los incendios que afecten a espacios naturales protegidos se castigarán del mismo modo que los delitos contra el medioambiente. Esto supondrá para los autores de los incendios penas de nueve años de prisión.

Hasta 9 años de cárcel con las nuevas penas para quienes provoquen incendios

La pena prevista actualmente para los autores de incendios forestales que se consideren especialmente graves es de tres a cinco años de cárcel y, con la reforma que ha anunciado hoy el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, la pena se elevará hasta los seis. Además, cuando los incendios afecten a espacios naturales protegidos se castigarán del mismo modo que los delitos contra el medioambiente, lo que significa que sus autores podrán ser castigados con la pena superior en grado, que en este caso supone nueve años de prisión.

En la misma línea, la reforma incorporará la posibilidad de imponer al responsable actuaciones orientadas a reparar el daño causado y se considerará la atenuante de reparación de daño.

El nuevo Código Penal añade al catálogo de supuestos agravados que contenía el artículo 353 del Código Penal los incendios que afecten a zonas próximas a poblaciones o lugares habitados y a zonas forestales que constituyan el hábitat de especies animales en peligro de extinción o de flora amenazada, o que alteren significativamente las condiciones de vida animal o vegetal. También se incluyen como supuesto agravado los incendios provocados en un momento en el que las condiciones climatológicas o del terreno incrementen de forma relevante el riesgo de propagación.

El Código Penal ya castigaba con penas de entre cuatro años y medio y seis años de cárcel los casos en los que el autor actúe para obtener un beneficio económico, y con prisión de entre 10 y 20 años los incendios que comporten peligro para la integridad física de las personas.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con quien se ha entrevistado hoy el ministro, había reclamado en varias ocasiones el endurecimiento de las penas por delito de incendio. El 77,5% de los incendios forestales registrados en 2010 en Galicia fueron intencionados.

Si quieres leer más noticias como Cómo ser un turista responsable y veranear previniendo incendios, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >