Operación de pecho: Clínicas y precios

Operación de pecho: Clínicas y precios
NOTICIA de Jessica Pascual
18.06.2021 - 09:37h    Actualizado 18.06.2021 - 09:37h

¿Quieres operarte el pecho? Si estás pensando en someterte a este tipo de intervención, debes saber que existen diferentes cirugías en función tus necesidades. La operación más conocida es la de aumentar el pecho, aunque hay otras específicas para elevarlos y recuperar la firmeza o también para reducir su talla, sobre todo cuando provocan problemas de cuello y espalda.

En esta guía puedes encontrar toda la información sobre el proceso quirúrgico, la recuperación y todos los detalles relacionados con estas operaciones, sobre todo de estética.

Tipos de operación de pechos

Existen tres tipos de intervenciones para operarse el pecho que varían en función de las necesidades de cada paciente:

  • Aumento de pecho o mamoplastia: Esta operación consiste en introducir unas prótesis en los pechos de la paciente para aumentar el volumen.
  • Elevación o mastopexia. Esta intervención no tiene como objetivo aumentar el pecho, sino elevarlo. Es una operación muy común entre mujeres que han sido madres y que, tras la lactancia, han visto como se les cae el pecho. Esta operación puede combinarse con la de aumento de pecho.
  • Para quitar pecho o mamoplastia de reducción. Esta operación es a la que se someten las mujeres que tienen exceso de grasa en el pecho y, como consecuencia, dolencias de cuello y espalda. A través de esta intervención se quita grasa del pecho para reducir el tamaño.

Antes de elegir una clínica

Independientemente del tipo de operación a la que quieras someterte, antes de elegir una clínica debes tener en cuenta diferentes aspectos para quedar totalmente satisfecha con el resultado:

Compara clínicas. Puede que el proceso de intervención o recuperación varíe de una a otra. Analiza los pros y los contras de cada una antes de decidirte. Algunas de las clínicas más famosas y de referencia en las operaciones de pecho son, entre otras, Dorsia, Quirón Salud o Sanitas.

Cuando decidas la clínica en la que quieres operarte, organiza una reunión con tu cirujano. La operación de pecho es para toda la vida, así que no tengas miedo a preguntar todas las dudas que tengas y a hablar de todos los detalles. Antes de la intervención debes estar completamente segura de todo. Lo mejor es que puedas operarte con un cirujano con el que te sientas cómoda y te dé confianza.

No tengas prisa para operarte y elije el momento adecuado. Te vamos a explicar también con detalle cómo es el proceso de recuperación en las operaciones. Tenlo en cuenta para elegir la mejor época del año para que puedas llevar las indicaciones a rajatabla.

Operación de aumento de pecho

La operación de aumento de pecho o mamoplastia tiene como principal objetivo agrandar el tamaño y mejorar la forma del pecho.

Para conseguir un efecto natural, algo que no sea desproporcionado, los expertos de la clínica van a asesorarte sobre el tamaño que más se adecúe a las proporciones de tu figura, aunque la decisión final siempre la tendrás como paciente. Durante esta primera consulta el cirujano realiza una primera exploración para evaluar el estado de la piel y la forma y tamaño del pecho. El especialista también te dará las pautas e indicaciones que debes seguir los días previos a la operación.

Tipos de prótesis

En la primera sesión con el cirujano te van a mostrar los diferentes tipos de prótesis entre las que puedes elegir. Varían en función del tamaño, de la forma y del material. Aquí, de nuevo, el médico te aconsejará sobre qué prótesis es la más adecuada para ti.

Existen dos tipos de prótesis según su forma:

  1. Redondas
  2. Forma de lágrima o anatómica. Ésta prótesis es la que más se asemeja a un acabado natural

También podemos distinguir diferentes tipos de prótesis según la textura, algunas son lisas y otras rugosas. En cuanto al material, muchas clínicas usan el gel de silicona cohesiva.

La elección de la prótesis también está sujeta a la anatomía de cada cuerpo. Para saber cuál es la prótesis más adecuada, el cirujano tiene que analizar otros factores como la elasticidad de la piel, el espacio disponible para introducir la prótesis y las características de la paciente.

Lo que debes tener en cuenta es que todas las prótesis que te enseñen en las clínicas tienen que estar homologadas por la Unión Europea y el Ministerio de Sanidad.

Cómo es la operación

La operación de aumento de pecho tiene una duración aproximada de entre una o dos horas. Se realiza en quirófano bajo anestesia general. La operación de pecho puede realizarse de tres formas:

  • A través de una incisión en la parte inferior del pezón o areola.
  • Hacer la incisión en el surco debajo del pecho.
  • Mediante una incisión en la zona de la axila.

El cirujano es el que va a recomendar el tipo de intervención más adecuada en cada caso con el objetivo de que no se aprecien las cicatrices. Tras realizar la incisión, el cirujano procede a meter la prótesis. Puede colocarse de dos formas: delante o detrás del músculo.

Dependiendo de la clínica, una vez finaliza la operación, puede que te pongan un vendaje o directamente un sujetador de compresión.

Recuperación

La recuperación de una operación de aumento de pecho es dolorosa. Durante las primeras 48 horas se recomienda reposo absoluto. Las pacientes suelen quedarse las primeras 24 horas ingresadas en el hospital. En estos primeros días vas a necesitar la ayuda constante de una persona a tu lado.

A la semana de la intervención te quitan los puntos. Y a partir de aquí puedes empezar a hacer vida normal, aunque depende de tu tipo de actividad o trabajo, porque durante el primer mes no es recomendable hacer esfuerzos y, mucho menos, coger peso. Es aconsejable que durante los tres primeros meses no realices esfuerzo físico de cintura para arriba. Durante el proceso de recuperación tendrás un tratamiento médico para aliviar los dolores.

Desde que sales de la clínica tienes que llevar un sujetador especial. Y no quitártelo en ningún momento al menos durante el primer mes. Transcurrido este tiempo, puedes cambiarlo por un sujetador deportivo sin aros.

Cuánto cuesta

El precio de esta operación varía según la clínica, el tipo de intervención o la prótesis elegida. Pero en términos generales, una operación de aumento de pecho tiene un coste que oscila entre los 4.000 y los 6.000 euros.

Y, como aclaración, el coste de esta operación no cambia por el tamaño de prótesis que te pongas. Vale lo mismo independientemente del tamaño que elijas.

Operación para elevar el pecho

Si lo que quieres no es aumentar la talla, sino levantar los pechos, la operación adecuada es la mastopexia, que consiste en subir y mejorar la forma de los pechos caídos. En la misma intervención se puede reducir el tamaño de la areola si es muy grande.

Esta operación para elevar el pecho consiste en remodelar y subir el pecho que ha sufrido una caída y así devolverle su firmeza. El objetivo es mejorar la forma y simetría de los pechos caídos. Con esta intervención el cirujano elimina el exceso de piel sobrante para devolver el pecho a su posición original. Y como si hemos indicado, si el pezón también ha sufrido en exceso porque ha crecido mucho de diámetro, en esta misma operación es posible reducir su tamaño.

La intervención de elevación de pecho también puede combinarse con la de aumento de talla.

Cómo es la operación

Esta operación tiene una duración de entre dos y tres horas y se realiza en quirófano bajo anestesia general. Esta operación consiste en hacer una pequeña incisión para extraer y remodelar la piel sobrante y conseguir un acabado terso y natural.

Postoperatorio

La paciente suele quedarse una noche en el hospital. Durante las primeras 48 horas se necesita reposo absoluto y experimentarás una sensación constante de tirantez. A partir de los dos primeros días se procede a retirar el vendaje compresivo y se cambia por un sujetador deportivo sin aros. Y a partir de los siete días, se quitan los puntos y puedes empezar a hacer de nuevo tu vida normal.

Precio

El precio medio de una operación de elevación de pecho es similar a la de aumento de pecho. Suele costar entre los 4.000 y 5.000 euros.

Reducción de pecho

Este tipo de operación es la que demandan mujeres descontentas con el tamaño de su pecho porque les ocasiona problemas médicos, como dolores de espalda y cuello por el peso de las mamas. A través de esta intervención se elimina el tejido graso, el tejido mamario y la piel, además de elevar el pecho. En caso de ser necesario, también se adecúa el tamaño del pezón. El objetivo de esta operación es que los pechos sean más pequeños y tengan una proporción adecuada al resto del cuerpo de una mujer.

Intervención y postoperatorio

Esta operación también se realiza bajo anestesia general y tiene una duración de entre dos y cuatro horas. La recuperación es más larga que en los otras dos operaciones, puesto que la paciente suele tener que quedarse ingresada en el hospital entre dos y tres días.

¿La Seguridad Social cubre la operación de reducción de pecho?

No siempre. La Seguridad Social sólo cubre este tipo de operaciones cuando la paciente sufre casos graves como la gigantoplastia que supongan un riesgo serio para la salud. En estos casos la paciente tiene que acudir a consulta con su médico de cabecera y valorar las posibilidades. En el resto de casos, la Seguridad Social no cubre esta operación.

¿A partir de qué edad puedo operarme?

No hay una edad fija a partir de la cual una paciente pueda someterse a una operación de cirugía de pecho. Aunque los expertos suelen recomendar no operarse hasta que se complete el desarrollo físico. En algunas mujeres esto puede darse a partir de los 18, aunque en otras no sucede hasta los 22 o incluso alcanzar los 25 años de edad.

También es importante tener en cuenta el lado psicológico. Aunque es una operación de carácter estético, se trata de una intervención quirurgica y, por tanto, hay que tener claro a qué riesgos nos enfrentamos y que se debe cumplir con las recomendaciones del postoperatorio.

Operación pecho y lactancia

¿Cuál es el mejor momento para operarme? Éste es uno de los puntos que más dudas genera la operación de pecho. ¿Puedo dar el pecho a un bebé después de operarme? Lo que debes tener en cuenta es que siempre tienes que consultar y valorar con el médico esta situación. Es el experto el que te indicará cual es la mejor opción para tu caso concreto.

Aunque, si estás pensando en quedarte embarazada ya, es mejor que esperes. El proceso de gestación provoca muchos cambios en el organismo y, por tanto, es mejor operarse después de tener al bebé para evitar tener que pasar por segunda vez por el quirófano.

Por otra parte, si acabas de ser mamá tienes que esperar un periodo de entre seis meses y un año para poder someterte a cualquiera de las tres intervenciones que hemos detallado. El motivo no es otro que facilitar que tras la operación la piel cicatrice bien y el cuerpo se adapte a los cambios.

Si todavía no tienes pensado ser madre, pero no sabes si lo serás en unos años, consulta con el médico tus opciones antes de decidir operarte. Los expertos de Quirón Salud afirman que “no es incompatible operarse el pecho y dar de mamar a un bebé, puesto que las operaciones de hoy en día no afectan al tejido glandular. Máxime si la prótesis se inserta detrás del músculo y la cicatriz bajo la mama, puesto que de este modo el pezón no sufre ninguna alteración”. Ésta sería la intervención ideal para después poder dar el pecho sin problemas.

Si quieres leer más noticias como Operación de pecho: Clínicas y precios, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >