Ayudas para tener vivienda en Europa


En el plano académico, formativo, laboral, social y cultural, la tendencia que se está generalizando avanza en inculcar a los jóvenes una cultura en el que las “barreras” internacionales no sean un escollo para el desarrollo personal y profesional. Uno de estos obstáculos es la necesidad de alojamiento en cualquier país europeo. Así pues, con la finalidad de ayudarte a tener una visión general del sector de la vivienda en Europa, te ofrecemos un conjunto de becas, ayudas y recursos informativos que te podrán ser de interés en el caso de que tengas que residir temporalmente en cualquier otro país europeo.

 
5 julio / Casacochecurro.com Existe una tendencia general en toda Europa por la cual se retrasa el momento en el que los jóvenes deciden abandonar su residencia familiar (a excepción del caso particular de Finlandia). Según las estadísticas europeas los jóvenes españoles, junto con los italianos, son los que más tiempo tardan en independizarse. De hecho, los países del área mediterránea con un sistema de bienestar familiarista como España, Italia, Portugal o Grecia, son países en la que la emancipación juvenil es más lenta y tardía frente a otros países como Suecia, Noruega, Finlandia, Suiza y, con menor contraste, también Francia, Alemania, Austria u Holanda.

En España este retraso no sólo se explica por el elevado precio de compra o alquiler de la vivienda en relación a los ingresos que los jóvenes generan, sino también por un progresivo alargamiento del periodo educativo-formativo del joven, y a una tendencia generalizada en Europa por la que gran parte de la juventud permanece en el hogar familiar más tiempo por comodidad que por dificultades económicas.

Dificultades laborales

En el caso español, este retraso también se ve influido por la perspectiva de futuro negativa que tienen los jóvenes, motivo por el cual demoran su independencia hasta que están seguros de tener un futuro más o menos asegurado.

La causa de esta visión negativa se debe fundamentalmente a la precariedad laboral, que generalmente se traduce en contratos temporales que impiden asumir los costes que conlleva una hipoteca. Estos gastos especialmente se agravan en la compra de una vivienda libre, dado que una persona joven debería destinar casi el 70% de su salario para el pago de la misma. Todo ello obliga, en la mayoría de los casos, a que la compra de una vivienda requiera de dos salarios.

Por otro lado, si consideramos que la oferta de viviendas protegidas orientadas a los jóvenes y a sus características especiales, no son suficientes para cubrir la demanda existente en España para este colectivo, y que las políticas más recientes de las Administraciones Públicas tienden a fomentar el alquiler, se observa un cambio de conducta en relación a la forma de emancipación. De esta manera, aunque se sigue prefiriendo la propiedad frente al alquiler (como también ocurre en otros países como Luxemburgo), recientemente empieza a tomar mayor interés la opción del arrendamiento, aunque muy lejos de otros países europeos, como por ejemplo Alemania, donde la mayoría de las familias residen en viviendas alquiladas.

En general, en países como Alemania, Austria u Holanda, el alquiler se percibe como una alternativa bien considerada y que se encuentra suficientemente protegida por las políticas públicas. Sin embargo, en España existe una falta de viviendas en régimen de arrendamiento que encarece la renta del alquiler que debe asumir el joven y que frena, en muchos casos, sus posibilidades de acceder a la misma.

En este punto, las políticas públicas en materia laboral y de vivienda desarrolladas por los distintos países europeos son determinantes. Hasta hace poco, en España, Portugal e Italia la presencia de actuaciones protegidas relacionadas con el alquiler no han sido dominantes en los distintos Planes de Vivienda, a lo que se suma, sobre todo en España, la escasa presencia del alquiler privado que ya hemos mencionado (alrededor del 14%).

La política educativa y de formación desarrollada por los países europeos también deja ver cierta influencia en la edad de emancipación de los jóvenes europeos. Por ejemplo, en Francia –a diferencia de España- es frecuente que los jóvenes abandonen la residencia familiar durante su etapa universitaria. Esto es posible gracias a una mayor accesibilidad a las residencias universitarias que, en el caso de España, podría reforzarse con un programa más incipiente de becas a la movilidad del estudiante.

De cualquier forma, debemos tener presente que estas medidas son soluciones provisionales de residencia –sólo mientras dura la etapa formativa-, sin embargo contribuyen a crear márgenes de autonomía más amplios y sólidos y, consiguientemente, a rebajar la edad a la que los jóvenes acceden a su primera vivienda.

Sin embargo, no puede afirmarse que la situación y política pública, económica y de vivienda, sean motivos exclusivos para explicar las diferencias de edad de los jóvenes europeos a la hora de emanciparse o acceder a una vivienda. De esta manera, podemos observar que el contexto social también influye de forma considerable.

En este contexto encontramos la adquisición por parte del joven de nuevas responsabilidades de tipo familiar, sobre todo por el cambio de su estado civil o por su maternidad o paternidad. Ésta junto a otras causas van a implicar nuevos modos de vida en la sociedad actual, que incorporan a su vez nuevos modelos sociales que deben incluirse a la demanda inmobiliaria y a las actuaciones públicas: familias monoparentales, hogares unipersonales, personas sin relación familiar o de parentesco que comparten vivienda, jóvenes separados o divorciados, etc.

Las políticas públicas son muy generalistas sobre colectivos concretos, es decir, incluyen colectivos, por ejemplo los jóvenes, en los que luego es difícil distinguir a aquellos jóvenes con mayores dificultades y que necesitan de más ayuda por parte de la Administración, de aquellos otros que no tienen tantas desventajas.

Si a esto sumamos que los mercados inmobiliarios de los países del sur de Europa son poco flexibles a estos nuevos modelos sociales, nos encontramos que estos pequeños colectivos cada vez más incipientes (hogares unipersonales, familias monoparentales, jóvenes separados o divorciados, etc.) no tienen una buena salida hacia el mercado de la vivienda.

Alojamientos temporales para jóvenes
Cada vez son más los jóvenes que por motivos de trabajo, estudio, aprendizaje de idiomas, turismo, etc. residen temporalmente en otro país europeo. Conscientes de ello, Administraciones y organizaciones públicas y privadas incluyen programas que tratan de facilitar su alojamiento.

Lo primero que debes tener en cuenta consiste en saber que por ser ciudadano de un país miembro de la Unión Europea, la legislación comunitaria garantiza tu derecho a residir en otro país de la UE durante tres meses sólo con que poseas un documento de identidad o un pasaporte válido. Por supuesto, también tendrás derecho de residencia por un plazo superior a tres meses si estás estudiando, buscas trabajo o trabajas en cualquier Estado miembro.

En este sentido, las facilidades de alojamiento por parte de las Administraciones Públicas se centran principalmente en la comunidad académica. Profesores y estudiantes disponen de una variada oferta de Programas y Becas que fomentan la formación y el aprendizaje. Estos programas para que sean asequibles y atractivos necesitan que las necesidades de alojamiento estén bien atendidas y, por ello, todos ellos incluyen una serie de ayudas económicas o soluciones de alojamiento.

Erasmus, Argo, Faro…

El más conocido es el Programa Erasmus que tiene como finalidad apoyar y facilitar la movilidad académica de los estudiantes y profesores de educación universitaria y formación profesional de nivel terciario, dentro de los países miembros de la Unión Europea.

El programa de Becas Faro promueve la movilidad de los estudiantes de últimos cursos de todas las universidades españolas, mediante la realización de prácticas formativas en empresas ubicadas en Europa, aunque también en Asia, Estados Unidos y Canadá.

Las Becas Argo están dirigidas a titulados universitarios y permiten realizar estancias para la formación profesional en empresas de 30 países europeos. Entre 2007 y 2009 se concederán un total de 840 becas que tendrán una estancia media de 6 meses.

El Programa Nacional de Movilidad de Recursos Humanos de Investigación trata de favorecer entre instituciones la movilidad geográfica del personal asociado a actividades de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación). Contempla tanto ayudas que costean parte de los gastos de alojamiento de profesores e investigadores españoles en centros extranjeros, como ayudas para investigadores y jóvenes doctores extranjeros que deseen realizar estancias en centros españoles. Similar a este programa, también goza de gran prestigio las Accciones Marie Curie.

A nivel europeo también destaca el proyecto conjunto entre España y Francia por el que se convocan ayudas a la movilidad destinadas a profesores y estudiantes en másteres que se desarrollen conjuntamente por universidades de estos dos países.

Como referente a estos estudiantes que desean cursar parte de sus carreras en algunas de las universidades europeas, existe la página web Universia. Dentro del apartado que comprende Estudios en Europa, localizamos un servicio de alojamiento donde se informa sobre las posibilidades de residencia existentes en cada país: hoteles, albergues juveniles, residencias, apartamentos privados, portales inmobiliarios, etc.

De cualquier forma, para localizar las distintas residencias universitarias siempre podrás recurrir a las páginas web de las diferentes Universidades europeas.

Las estancias en otros países que se realizan para aprender la lengua local, también son causantes del desplazamiento temporal de muchos jóvenes. En estos casos, son muchas las organizaciones y empresas que se encargan de gestionar y facilitarte una residencia. Generalmente te ofrecerán varias opciones de alojamiento que podrás elegir en función de tus recursos económicos y el estilo de vida que más te guste. Las opciones más difundidas son las residencias de estudiantes, convivencia con familias anfitrionas, viviendas compartidas, etc.

Trabajar en Europa

Si los motivos por los que te trasladas a otro país europeo son laborales, generalmente el tiempo de estancia en ese país suele ser más amplio. En estos casos el cambio de residencia implica la necesidad de buscar información detallada acorde con el país en el que vas a residir. En este sentido el Portal de movilidad profesional EURES proporciona instrumentos informativos destinados a prestarte este tipo ayuda y apoyo.

Además, para favorecer la movilidad laboral de los jóvenes de la Unión Europea de entre 18 y 25 años, la asociación parisina Centro de Alojamiento para Jóvenes Trabajadores (CLJT) y la Fundación Peré Tarrés desarrollan en colaboración con la Generalitat de Catalunya un novedoso programa de hoteles sociales cuya primera ubicación se establecerá en Barcelona.

Por otro lado, el Portal Europeo de Juventud también ofrece información interesante sobre alojamientos disponibles, ya sean en la forma de hoteles, camping o albergues. Sin embargo, como instrumento de ayuda para localizar un albergue en cualquier país europeo, puedes recurrir a la página web Informajoven del Ayuntamiento de Murcia.

Si quieres leer más noticias como Ayudas para tener vivienda en Europa, te recomendamos que entres en la categoría de Ayudas.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp