>
Compartir
WhatsApp

Cómo denunciar un taller ilegal

Un mecánico dentro de un taller de reparación de vehículos.
NOTICIA de Cristian Pinto
22.02.2024 - 11:03h    Actualizado 15.04.2024 - 11:56h

La Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA) y el SEPRONA se han unido para denunciar el problema que hay en España con los talles ilegales. Para ello, la CETRAA dispone de una sala de denuncias online totalmente anónima para manifestar la actividad de cualquier taller clandestino. Según los datos recogidos por la CETRAA en varias campañas, aproximadamente un 20 % de los talleres investigados en España son clandestinos. Es decir, uno de cada cinco talleres no cumple con las normativas establecidas.

Además de ser un grave problema para el resto de talleres, este tipo de negocios también son una lacra para otros negocios del sector, para los clientes, para la seguridad vial en las carreteras y para el medioambiente. Por ello, a veces es recomendable saber qué reparaciones puedes hacer a tu coche para no tener que ir al taller. En esta información, te explicamos cómo denunciar la actividad de un taller ilegal en la CETRAA y las consecuencias de acudir a uno de estos negocios. Y, en esta otra información te desvelamos cuáles son los 5 mejores talleres según las opiniones recibidas en Google.

Cómo denunciar un taller ilegal

Desde la CETRAA, denuncian que el intrusismo de los talleres clandestinos no son únicamente un problema empresarial dentro del sector, sino que también genera un dilema social debido a las consecuencias negativas para la seguridad vial, el medioambiente, la seguridad industrial y la economía española.

Es por ello que la Confederación de Talleres denunciará conjuntamente con la Guardia Civil del SEPRONA las denuncias que reciban a través de su Sala de Denuncia online, para su posterior evaluación y gestión. Si entras en el anterior enlace, podrás acceder al formulario totalmente anónimo para denunciar la actividad de un taller clandestino o ilegal. De esta forma, podrán localizar el taller en cuestión y realizar posteriormente una inspección. Puedes aportar un enlace de Google Maps con la ubicación y las coordenadas.

Desde el año 2014, los ciudadanos pueden acudir a esta web para denunciar de manera anónima cualquier tipo de práctica irregular en los talleres. Al año registran más de 1.000 denuncias sobre talleres ilegales.

Uno de cada cinco talleres son ilegales

Según los resultados recabados en distintas campañas, de los talleres inspeccionados, aproximadamente un 20 % son ilegales, es decir uno de cada cinco. A su vez, se estima que la actividad de los talleres que cumplen estrictamente con la legalidad vigente disminuye en la misma proporción.

¿Es más económico acudir a un taller clandestino?

Pero, ¿por qué acuden los clientes a este tipo de talleres ilegales? ¿Son en realidad más económicos? Bien, muchos usuarios acuden a este tipo de locales con la idea equivocada de que van a ahorrar dinero. Este tipo de talleres son aparentemente más baratos porque no pagan impuestos, no aplican el 21 % de IVA a los clientes, tampoco cuentan con las herramientas adecuadas en el taller, ni pagan cotizaciones sociales a sus empleados.

Como se suele decir popularmente, al final lo barato sale caro. Esto se debe no solo por el precio final que aplican a sus servicios, sino por todas las consecuencias en los vehículos que provocan sus intervenciones. En este caso concreto, cuando un taller legal realiza una mala reparación, está obligado a solventar el problema causado. Con los talleres ilegales esto no sucede, de manera que no se hacen responsables de cualquier error en la reparación.

La práctica de estas actividades conlleva otros efectos negativos como son la limitación de los derechos de los consumidores en cuanto a garantía de la reparación, la ausencia de prevención en riesgos laborales, el terrible impacto medioambiental o el peligro generado para la seguridad vial por la dudosa calidad tanto de las reparaciones como de los materiales y recambios empleados.



WhatsApp Casacochecurro