Comprar un piso a medias con amigos, aspectos a tener en cuenta

Comprar un piso a medias con amigos, aspectos a tener en cuenta
NOTICIA de Jessica Pascual
30.07.2022 - 16:09h    Actualizado 30.07.2022 - 16:09h

¿Te gustaría comprar tu primera casa, pero no tienes suficientes ahorros para la entrada? Esta es una situación cada vez más habitual, que provoca que muchas personas busquen otras alternativas. ¿Has pensado en comprar un piso a medias con amigos? Sí, es posible.

Esta es una tendencia que permite adquirir una vivienda entre varias personas que no guardan relación de parentesco ni consanguinidad a través de la constitución de comunidades de bienes. En definitiva, una práctica que permite a los futuros propietarios obtener una casa con una menor inversión, a cambio de compartir gastos, responsabilidades y beneficios con otras personas.

Cómo comprar una casa a medias con amigos

Una de las fórmulas más rápidas y sencillas para adquirir una casa a medias con amigos es a través de la constitución de una comunidad de bienes. No importa si la compra de la casa tiene como finalidad la residencia de los compradores o la futura inversión a través de la venta o el alquiler de la misma.

Una comunidad de bienes es un tipo de sociedad que no tiene personalidad jurídica y que está regulada en los artículos 392 y 406 del Código Civil. La constitución de esta figura se produce cuando dos o más personas se agrupan para administrar un bien o un conjunto de bienes. Motivo por el que, entre otras posibilidades, permite que varias personas compren una vivienda por primera vez, abaratando los costes y sorteando, sobre todo, la barrera económica de entrada.

Al adquirir una vivienda por esta vía, se entiende que esta pertenece en proindiviso a todos los miembros, es decir, cuya propiedad pertenece a varias personas. Una de las ventajas de este tipo de figura es que puede gestionarse de manera autónoma o, si los miembros lo prefieren, dejarlo en manos de una empresa externa.

Aspectos a tener en cuenta

Aunque la constitución de una comunidad de bienes para comprar una casa a medias no sea un procedimiento complejo, sí que hay varios aspectos a tener en cuenta para evitar imprevistos o problemas durante el procedimiento. Para empezar, todos los miembros participantes tienen que llegar a un acuerdo sobre los distintos aspectos relacionados con la compra de la casa. Los más importantes son los siguientes.

Aportación de cada miembro

Porcentaje de aportación económica de cada miembro. Hay dos posibilidades, que todos los miembros realicen una aportación a partes iguales o que cada uno establezca un porcentaje específico en función de su situación.

Responsabilidades y cargas de cada una de las partes

Distribución de las responsabilidades y cargas de la casa. En este apartado hay que incluir la cuota de la hipoteca, los gastos de comunidad, impuestos, el pago de suministros y posibles reformas, entre otros.

Distribución de los beneficios

Según la normativa, la formación de una comunidad de bienes no solo permite la adquisición de la vivienda, sino que los propietarios pueden explotar el inmueble para obtener un beneficio o rendimiento económico. Por tanto, dependiendo de si la casa tiene como finalidad el rendimiento económico o el uso como residencia, hay que acordar el porcentaje que corresponde a cada miembro, tanto en el caso de obtener ingresos, como en el de usar o convivir en la casa.

Tributación de la comunidad de bienes

La comunidad de bienes está sujeta a tributación. En concreto, cada uno de los miembros pagan por el IRPF en función de la aportación y participación que tengan sobre la vivienda.

Redactar y firmar un contrato

Al igual que sucede con otras gestiones, como el alquiler de un piso o habitación, para evitar conflictos es fundamental redactar y firmar un contrato con todas las bases y detalles de la operación. De esta manera, en las cláusulas quedan reflejadas todas las bases y puntos del acuerdo, así como la forma de actuar en caso de conflicto.

  • Duración del acuerdo
  • Aportaciones económicas de cada una de las partes
  • Distribución de responsabilidades
  • Beneficios que le corresponde a cada uno de los propietarios
  • Finalidad de la constitución de la comunidad
  • Protocolo de abandono en el caso de que alguna de las partes quiera dejar de participar

Préstamo hipotecario

A diferencia de la compra de una casa a título individual, en la comunidad de bienes el préstamo debe pedirse a nombre de esta sociedad. Es un tipo de préstamo en el que todos los miembros que componen la comunidad participan, lo que tiene sus ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, en caso de impago a deudas, todas las partes deben responder con el patrimonio.

¿Puedo abandonar la comunidad de bienes?

. Es una de las cláusulas que debe aparecer en el contrato y en la que debe detallarse esta posibilidad, así como el protocolo de actuación en cada caso. Lo habitual es que si uno de los miembros abandona, se recalculen todos los porcentajes con un miembro menos.

Si quieres leer más noticias como Comprar un piso a medias con amigos, aspectos a tener en cuenta, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >