El terremoto de Japón provocó unas pérdidas económicas de 210.000 millones de dólares y unas pérdidas aseguradas de 35.000 millones de dólares


Las pérdidas por desastres naturales de 2011 alcanzan los 435.000 millones de dólares, cifra record a la que se enfrentan las economías globales. Los desastres más costosos desde la perspectiva humana, aseguradora, reaseguradora y económica, han sido sufridos por Japón el 11 de marzo, en forma de un grandísimo terremoto y posterior tsunami que mató a casi 16.000 personas, causando unas pérdidas aseguradas aproximadas de 35.000 millones de dólares y unas pérdidas económicas de 210.000 millones de dólares.

Al mismo tiempo, Nueva Zelanda sufrió separadamente dos fuertes terremotos en la región de Christchurch durante 2011 que originaron conjuntamente unas pérdidas aseguradas de 15.000 millones de dólares. Fuentes gubernamentales han señalado que el país ha sufrido unas pérdidas económicas de 30.000 millones de dólares como consecuencia de los dos terremotos den 2011 y un poderoso temblor en septiembre de 2010.
 


Aon Benfield, la división global de intermediación de reaseguros y consultoría de capital de Aon Corporation, ha presentado su informe «Annual Global Climate and Catastrophe Report», que compila y analiza los desastres naturales ocurridos en todo el mundo durante 2011.

Publicado por Impact Forecasting, el centro de excelencia de Aon para el desarrollo de modelos de catástrofes, el informe revela que 2011 ha sido uno de los más activos en los registros de catástrofes naturales, con 253 eventos independientes que han generado una cifra record de pérdidas económicas de 435.000 millones de dólares.

La cantidad total de pérdidas por catástrofes naturales aseguradas durante 2011 asciende a 107.000 millones de dólares, la segunda más alta de los últimos años, sólo superada por los 120.000 millones de dólares de pérdidas aseguradas en 2005, de los cuales 90.000 millones corresponden a los grandes huracanes Katrina, Wilma y Rita. Esto supone además un incremento de más del 280% con respecto a las pérdidas aseguradas en 2010.

El informe también indica que las 10 mayores pérdidas por catástrofe natural aseguradas durante 2011 representan el 81% (86.000 millones de dólares) del total de la cifra de pérdidas aseguradas e incluyen cuatro importantes eventos relacionados con agua, tres terremotos, dos inundaciones y un ciclón tropical.

Stephen Mildenhall, CEO de Aon Benfield Analytics, afirma: «Los desastres naturales más fatales, destructivos y costosos de 2011 han afectado a países del norte y sur de América, Asia, Europa, Australasia y Oceanía. Las pérdidas aseguradas totales han sido más de dos veces y media superiores a las de 2010, que a su vez fueron casi el doble de las de 2009. La alta frecuencia durante el año ha puesto a prueba las retenciones de las compañías de seguros y sus protecciones de reaseguro. El sector asegurador ha demostrado su valor e importancia dentro de la economía global, ayudando a las personas, comunidades y negocios a recuperarse, probando asimismo el reaseguro su valor para las aseguradoras. Los trágicos eventos ocurridos durante el año también han puesto de manifiesto para aseguradores y reaseguradores algunas oportunidades de mejora y expansión a través del diseño de nuevas y más amplias coberturas y capacidades».

Los desastres más costosos han sido los de Japón el pasado 11 de marzo y el de Nueva Zelanda. También en Estados Unidos se ha registrado un record de pérdidas aseguradas, como consecuencia de una serie de turbulencias climáticas que han originado un aumento en el número de tornados mortales, vientos huracanados y fuertes granizos. El 27 de agosto, el huracán Irene fue el primero en tocar tierra en Estados Unidos desde 2008. Otros diez ciclones tropicales han tocado tierra durante el año 2011 en todo el mundo.

Asimismo, grandes inundaciones han tenido lugar en zonas del sudeste asiático, y también en áreas de Australia, Norteamérica y Latinoamérica. Las más importantes tuvieron lugar en Tailandia, donde se han generado unas pérdidas económicas estimadas de 45.000 millones de dólares. La Oficina de la Comisión de Seguros de este país ha cifrado las pérdidas aseguradas en casi 11.000 millones de dólares.

¿Qué consecuencias económicas tendrá el terremoto de Japón?

Pablo Bustelo, investigador principal de Asia-pacífico del Real Instituto Elcano, responde a las principales interrogantes sobre las consecuencias que tendrá el terremoto de Japón en la economía nipona así como en las implicaciones para la economía mundial, como por ejemplo en el alza de precios de coches y componentes electrónicos como semiconductores.

¿Cuál será el coste económico del terremoto?
Además de la enorme pérdida en vidas y sin saber todavía cómo se resolverá finalmente la situación de los diversos reactores nucleares afectados en Japón, todo apunta a que el terremoto de Sendai del 11 de marzo de 2011 puede acabar siendo la catástrofe natural más costosa hasta la fecha. Aunque es demasiado pronto para disponer de estimaciones fiables, algunas analistas apuntan a que el coste podría superar a los de los terremotos de Northridge (California) de 1994 (145.000 millones de dólares actuales) y de Kobe (Japón) de 1995 (115.000 millones de dólares actuales).

A la destrucción masiva de viviendas e infraestructuras y a la inundación, a causa de los tsunamis, de varias ciudades en las prefecturas costeras (Aomori, Ibaraki, Iwate, Miyagi y Fukushima) al norte de Tokio, hay que sumar el cierre de numerosas fábricas y los cortes de suministro eléctrico.

¿Qué implicaciones tendrá para la economía japonesa?
La economía japonesa se estaba recuperando, aunque de manera frágil y desigual, del fuerte impacto que sufrió por la crisis financiera internacional de 2007-09. En 2009 el PIB se redujo el 6,3%, la mayor caída entre los países avanzados. En 2010 creció el 3,9%, pero en el último trimestre de ese año cayó el 1,3%, en tasa anualizada, por la retirada del estímulo fiscal y una situación externa menos propicia.

El impacto económico del terremoto será naturalmente negativo a corto plazo y podría frenar en seco el crecimiento en 2011 (previsto, antes del 11 de marzo, en una horquilla del 1,5% al 2%), al menos durante la mayor parte del año. El terremoto se ha producido en un momento internacional particularmente adverso, debido al incremento del precio de los hidrocarburos, de los que el país es muy dependiente (importa el 85% de la energía que consume).

A medio plazo, la reconstrucción supondrá un estímulo al crecimiento, aunque provocará un aumento del déficit público (9,6% del PIB en 2010) y de la deuda pública (226% del PIB en 2010, la más alta de la OCDE), que el gobierno estaba intentando controlar. El aumento previsible de la deuda pública podría afectar negativamente al mercado de bonos. A principios de 2011, algunas agencias calificadoras (como Standard and Poor’s en enero y Moody’s en febrero) ya habían rebajado la calificación de la deuda soberana de Japón.

¿Qué consecuencias tendrá para la economía mundial?
Tras ser superado por China, Japón se convirtió en 2010 en la tercera mayor economía del mundo, con el 9% del producto global. Su escaso crecimiento en los últimos años ha hecho que fuese responsable de apenas el 5% del incremento del producto bruto mundial en 2005-10 (frente al 21% de China, al 14% de la UE o el 12% de EEUU). Sin embargo, Japón es una gran potencia financiera y tecnológica.

Es de prever una caída de la bolsa de Tokio, con efectos inciertos de reverberación en otros mercados. Es de suponer que se repatriarán fondos hasta ahora colocados en activos en monedas extranjeras (Japón posee 900.000 millones de dólares en títulos del Tesoro de EEUU), lo que tenderá a apreciar el yen. Sin embargo, el Banco de Japón luchará contra esa tendencia, que acentuaría la deflación (el IPC cayó el 1% en 2010) y perjudicaría a las exportaciones.

Habrá un coste, seguramente elevado, para las compañías aseguradoras locales y extranjeras. La interrupción de suministros, especialmente en componentes electrónicos (sobre todo semiconductores) y automóviles, podrá tener efectos apreciables en el comercio internacional, especialmente si es duradera.

El terremoto de Japón afecta a las ventas de la consola Nintendo 3DS

Según la consultora nipona Enterbrain, Nintendo esperaba vender 4 millones de consolas Nintendo 3DS en 33 días. Pero se ha quedado muy lejos de sus expectativas, sobre todo en Japón, donde apenas ha vendido 800.000 unidades. Y es que el terremoto ha hecho mucho daño a la empresa japonesa.

El máximo directivo de la consultora comercial Enterbrain, Hirokazu Hamamura, ha expuesto recientemente sus valoraciones sobre el impacto que el terremoto de Japón ha tenido sobre la industria del videojuego. Según sus estimaciones, la industria nipona ha dejado de facturar 62 millones de euros por culpa del movimiento de tierra y del posterior y terrorífico tsunami.

De esta cantidad total, 24,4 millones de euros pertenecen a ventas de consolas y 38,1 millones a videojuegos. La gran afectada por el terremoto en el sector fue la consola japonesa Nintendo 3DS, cuyas ventas se redujeron en más de 600.000 unidades previstas, sólo en Japón. Aunque sin datos oficiales, se estima que los datos de ventas de cuatro millones de consolas que tenía la creadora de la Wii para los primeros meses de vida de su nueva consola portátil no se podrán alcanzar en mucho tiempo.

Pero al contrario de lo que pueda parecer para Enterbrain la causa mayor de la caída del sector de los videojuegos no es sólo culpa de terremoto sino que se ha debido al retraso de lanzamientos de videojuegos clave programados para la última quincena de marzo,  Dos buenos ejemplos son Yakuza of the End y Dear or Alive Dimensions.

Cómo evitar que las donaciones al terremoto de Japón acaben en estafa

El desastre natural de Japón ha propiciado el fraude online con la creación de 1,7 millones de páginas fraudulentas, la circulación de estafas online y el registro de más de 50 dominios falsos para conseguir datos de donantes incautos, tal y como ha informado Internet Crime Complaint Center (IC3). 

La empresa antivirus Kaspersky Lab ha detectado una campaña de spam malicioso con correos electrónicos que contienen URLs maliciosas en torno a la catástrofe. Dos de los explotis detectados son Downloader.Java.OpenConnection.dn y Downloader.Java.OpenConnection.do y se encuentran alojados en un popular dominio que distribuye falsos antivirus e instala aplicaciones maliciosas en los equipos.

Por este motivo, la compañía ofrece algunos consejos para evitar que aquellos que quieran colaborar solidariamente con las víctimas de Japón sean estafados por la ciberdelincuencia:

· Infórmate primero sobre quién es el destinatario de tu donación. Los estafadores pueden crear tiendas virtuales para obtener información de tu tarjeta de crédito.

· Antes de proporcionar información personal o financiera, conviene leer la política de privacidad del sitio y entender perfectamente cómo será almacenada y tratada tu información.

· Asegúrate de instalar y mantener tu software anti-malware actualizado con las últimas firmas en tu ordenador. Eso te ayudará a estar protegido frente a los virus y la pérdida de datos por parte de troyanos que roban información financiera sensible.

· Utiliza una tarjeta de crédito que disponga de una línea de crédito baja sólo para las operaciones online.

· Acostúmbrate a utilizar diferentes contraseñas en cada tienda online y, si es necesario, anótalas y guárdalas en un lugar seguro.

· El teclado virtual es una opción que te dan algunas soluciones de seguridad y que se utiliza para introducir nombres de usuario, contraseñas y otro tipo de información identificativa de forma segura cuando se utilizan servicios basados en Internet (tales como servicios de email, sistemas de banca online, redes sociales, etc.).

· Asegúrate de que tu operación esté encriptada y que tu privacidad está protegida. Fíjate en la URL que aparece en tu navegador y asegúrate de que la dirección empieza con «https://» y tiene el icono de un candado cerrado en la parte derecha de la barra de direcciones o en la parte inferior de la ventana del buscador.

Si quieres leer más noticias como El terremoto de Japón provocó unas pérdidas económicas de 210.000 millones de dólares y unas pérdidas aseguradas de 35.000 millones de dólares, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp