Los precios del agua pueden variar más de 400 euros al año


FACUA-consumidores en Acción ha detectado diferencias de hasta el 429% en las tarifas del suministro domiciliario de agua de veintiocho ciudades españolas, lo que supone 402,72 euros (más IVA) al año en consumos de 10 metros cúbicos, cánones y recargos incluidos. En la actualidad, sólo una de las ciudades analizadas, Sevilla, tiene unas tarifas vinculadas al número de personas que residen en la misma. A Coruña aplica un factor de corrección si viven más de tres personas en el inmueble y se notifica a la suministradora, mientras que en trece municipios sólo se tiene en cuenta si los usuarios conforman una familia o vivienda numerosa.

El precio que pagamos por el mismo agua varía de los 25 euros en Murcia a los 9 de Ciudad Real

FACUA-consumidores en Acción ha detectado diferencias de hasta el 428% en las tarifas del suministro domiciliario de agua de 28 ciudades españolas (tabla con los precios del agua por ciudades), lo que supone 409,20 euros (más IVA) al año en consumos de 10 metros cúbicos, cánones y recargos incluidos. Bajo este baremo, en Murcia se pagarían 25,67 euros por 10 m3 y, por la misma cantidad, apenas 9,29 euros en Ciudad Real.

FACUA entiende que el concepto de ahorro o despilfarro no puede desvincularse del número de residentes de la vivienda. Por ello, debe avanzarse en la aplicación de tarifas progresivas que penalicen consumos por encima de determinadas cantidades, pero además facturando en función de los habitantes del inmueble.

En la actualidad sólo una de las ciudades analizadas, Sevilla, tiene unas tarifas vinculadas al número de personas que residen en la misma. A Coruña aplica un factor de corrección si viven más de tres personas en el inmueble y se notifica a la suministradora y en Barcelona el Canon del Agua, que es autonómico, se adecua a la realidad social al basarse en unidades de convivencia de tres personas, excepto que se acredite lo contrario.

Por otro lado, en dieciséis municipios se tiene en cuenta si los usuarios conforman una familia o vivienda numerosa para aplicar tarifas más reducidas.

Diferencias desproporcionadas
Las diferencias de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata es desproporcionada, alcanzando actualmente el 428% en el caso del consumo mensual de 10 m3 y contador de 15mm. Esto representa una diferencia anual en las facturas de hasta nada menos que de 409,20 euros (siempre más IVA).

Para contadores de 13mm y consumo de 10m3, los importes más elevados son los de Murcia 25,67, Cádiz, 21,10 y Palma de Mallorca 19,73 euros. En el otro extremo se encuentra Valladolid, que en ambos casos su coste es de 7,96 euros.

En el caso de contadores de 15mmn y consumo de 10m3, los precios más caros se abonan en Alicante 42,06, Murcia, 31,26, Santa Cruz de Tenerife, 22,88 y Córdoba, 22,86 euros.

FACUA advierte que no siempre puede considerarse positiva una tarifa muy baja y negativa una muy alta, ya que resulta necesario que las suministradoras apliquen tarifas progresivas que penalicen los metros cúbicos consumidos en exceso (siempre que se bonifique a las familias numerosas), algo que no ocurre en todos los casos.

Tomando como referencia un consumo de 10m3 con un contador de 13mm, el importe medio es de 14,93 euros más IVA, mientras que si se utiliza un contador de 15mm, este asciende a 16,59 euros siempre más IVA y sin tomar en consideración el coste por alquiler o mantenimiento de contadores.

El análisis de FACUA pone de manifiesto que las tarifas (con cánones y recargos) para las familias que consumen 10 m3 mensuales han subido desde el último estudio publicado por FACUA, en noviembre de 2010, una media del 5,6% si se tienen contadores con calibre de 13 mm y del 5,2% para los de 15 mm.

Tomando como referencia un consumo de 10 metros cúbicos mensuales y un contador de 13 mm, la mayor subida del precio del agua para consumos domésticos de 10m3 se ha producido en Gijón, con un incremento de nada menos que el 27,4%, seguida de la de Huelva con un aumento del 14,4% y de Granada, 14,1%.

FACUA recuerda que estas subidas se refieren no sólo a los incrementos aprobados por las empresas suministradoras de agua, sino también por los aumentos en los cánones (caso, entre otros, de Asturias y Cataluña) o por la aparición de otros nuevos como en Andalucía.

Como viene poniendo de manifiesto FACUA en los estudios realizados cada año desde 2004, la diferencia de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata (incluyendo los cánones pero sin tener en consideración el IVA, ni los conceptos de alquiler y mantenimiento de contadores) es desproporcionada, alcanzando actualmente el 428% en el caso del consumo mensual de 10 m3 y contador de 15mm.

Carencia normativa
En España, el suministro domiciliario de agua es una competencia de los ayuntamientos, que otorgan las concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas. En algunos casos existen cánones o recargos autonómicos que repercuten en los consumidores aunque las empresas concesionarias sólo se encarguen de cobrar el importe.

FACUA exige a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en el diseño de las tarifas y la implantación del ciclo integral del agua.

FACUA continúa demandando una norma de ámbito nacional que regule aspectos como los procedimientos para la aprobación de las tarifas, que deben incluir el trámite de audiencia de las asociaciones de consumidores, las indemnizaciones a percibir si se producen cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o acciones de terceros, la periodicidad de lectura de los contadores y facturación, las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos y requisitos para las bajas en el servicio, los conceptos incluidos en las facturas y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

FACUA entiende que debería existir una norma que sirva para clarificar el precio del agua y los conceptos repercutibles en el sector, trabajando por un modelo lo más claro posible.

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios y señala la necesidad de que estén adheridas al Sistema Arbitral de Consumo.

Metodología
Para realizar este estudio, donde los datos se ofrecen sin incluir el IVA, FACUA ha tenido en cuenta el ciclo integral del agua, esto es, las cuotas fijas y variables facturables tanto por el abastecimiento como por el saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos, incluyendo tanto posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía… pero excluyendo el alquiler y/o mantenimiento de contadores con importe independiente.

Las cuotas fijas o de servicio son las que hay que pagar aunque no se haga uso del mismo, mientras que las variables o de consumo dependen del volumen de agua consumida.

Tampoco se ha reflejado la existencia o no de bonificaciones a las familias numerosas (pues el estudio contempla una familia de tres miembros), para evitar que se penalicen consumos elevados que en estos casos resultan justificados, o a usuarios de rentas bajas.

Para evaluar las cuotas fijas y variables de abastecimiento y saneamiento se ha tomado como referencia un cliente con periodicidad mensual donde viven un total de tres miembros. Para dicho estudio se han establecido dos consumos medios, de 10 y 20 metros cúbicos, obtenidos por contadores individuales de 13 y 15 mm. de calibre.

Según la ciudad, la facturación se realiza mensual, bimestral o trimestralmente. Para la realización del estudio se ha calculado el equivalente mensual. Tampoco se han reflejado otros conceptos que influyen en el precio del agua como son la disponibilidad y calidad del agua en origen, la calidad del servicio prestado y la existencia o no de subvenciones, tanto de explotación como de capital.

Diferencias de más de 400 euros

FACUA exige a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en el diseño de las tarifas y la implantación del ciclo integral del agua.

Número de residentes de la vivienda
FACUA entiende que el concepto de ahorro o despilfarro no puede desvincularse del número de residentes de la vivienda. Por ello, debe avanzarse en la aplicación de tarifas progresivas que penalicen consumos por encima de determinadas cantidades, pero además facturando en función de los habitantes del inmueble.

Diferencias desproporcionadas
Las diferencias de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata es desproporcionada, alcanzando actualmente el 429% en el caso del consumo mensual de 10 m3 y contador de 15mm. Esto representa una diferencia anual en las facturas de hasta nada menos que de 402,72 euros (siempre más IVA).

Valladolid es la ciudad con el importe del suministro de agua más económico para un consumo mensual de 10 m3 (tanto para contadores de 13 como de 15 mm), con un importe de 7,82 euros. En el otro extremo, los 41,38 euros que se pagan en Alicante si se tiene un contador de 15 mm (con uno de 13 mm se pagan 18,44 euros). El segundo precio más caro es el de Murcia, 24,89 y 30,37 euros según el contador sea de 13 o 15 mm.

FACUA advierte que no siempre puede considerarse positiva una tarifa muy baja y negativa una muy alta, ya que resulta necesario que las suministradoras apliquen tarifas progresivas que penalicen los metros cúbicos consumidos en exceso (siempre que se bonifique a las familias numerosas), algo que no ocurre en todos los casos.

Tomando como referencia un consumo de 10m3 con un contador de 13mm, el importe medio es de 14,14 euros más IVA, mientras que si se utiliza un contador de 15mm, este asciende a 15,76 euros siempre más IVA y sin tomar en consideración el coste por alquiler o mantenimiento de contadores.

El análisis de FACUA pone de manifiesto que las tarifas (sin tener en cuenta cánones y recargos) para las familias que consumen 10 m3 mensuales han subido este año una media del 1,8% si se tienen contadores con calibre de 13 mm y del 2,1% para los de 15 mm.

Las tarifas son muy distintas en función de cada ciudad.

Así, el consumo mensual de 10 m3 representa en Castellón 5,15 euros o 6,98 euros, en función de si el contador tiene un calibre de 13 ó 15 mm., frente a los 20,27 euros que cobran en Murcia si es de 13 mm. y los 35,10 que llega a alcanzar en Alicante si es de 15 mm.

Tomando como referencia un consumo de 10 metros cúbicos mensuales y un contador de 13 mm, las mayor subida se ha producido en Huelva, con un incremento de nada menos que el 14,3%.

Como viene poniendo de manifiesto FACUA en los estudios realizados cada año desde 2004, la diferencia de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata (sin tener en consideración el IVA, los cánones, recargos ni los conceptos de alquiler y mantenimiento de contadores) es desproporcionada, alcanzando actualmente el 403% en el caso del consumo mensual de 10 m3 y contador de 15mm. Esto representa una diferencia anual en las facturas de hasta nada menos que de 337,44 euros (siempre más IVA).

Carencia normativa
En España, el suministro domiciliario de agua es una competencia de los ayuntamientos, que otorgan las concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas.

FACUA continúa demandando una norma de ámbito nacional que regule aspectos como los procedimientos para la aprobación de las tarifas, que deben incluir el trámite de audiencia de las asociaciones de consumidores, las indemnizaciones a percibir si se producen cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o acciones de terceros, la periodicidad de lectura de los contadores y facturación, las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos y requisitos para las bajas en el servicio, los conceptos incluidos en las facturas y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

FACUA entiende que debería existir una norma que sirva para clarificar el precio del agua y los conceptos repercutibles en el sector, trabajando por un modelo lo más claro posible.

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios y señala la necesidad de que estén adheridas al Sistema Arbitral de Consumo.

Metodología

Para realizar este estudio, donde los datos se ofrecen sin incluir el IVA, FACUA ha tenido en cuenta el ciclo integral del agua, esto es, las cuotas fijas y variables facturables tanto por el abastecimiento como por el saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos, incluyendo tanto posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía… pero excluyendo el alquiler y/o mantenimiento de contadores con importe independiente.

Las cuotas fijas o de servicio son las que hay que pagar aunque no se haga uso del mismo, mientras que las variables o de consumo dependen del volumen de agua consumida.

Tampoco se ha reflejado la existencia o no de bonificaciones a las familias numerosas (pues el estudio contempla una familia de cuatro miembros), para evitar que se penalicen consumos elevados que en estos casos resultan justificados, o a usuarios de rentas bajas.

Para evaluar las cuotas fijas y variables de abastecimiento y saneamiento se ha tomado como referencia un cliente con periodicidad mensual donde viven un total de tres miembros. Para dicho estudio se han establecido dos consumos medios, de 10 y 20 metros cúbicos, obtenidos por contadores individuales de 13 y 15 mm. de calibre.

Según la ciudad, la facturación se realiza mensual, bimestral o trimestralmente. Para la realización del estudio se ha calculado el equivalente mensual. Tampoco se han reflejado otros conceptos que influyen en el precio del agua como son la disponibilidad y calidad del agua en origen, la calidad del servicio prestado y la existencia o no de subvenciones, tanto de explotación como de capital.

El precio del agua del grifo sube un 7 por ciento en 2013

El precio del agua del grifo ha subido una media del 7% en 2013. Las variaciones de precios entre distintas ciudades alcanzan los diferencias del 333%, lo que se traduce en recibos con diferencias de hasta 420 euros anuales para una familia con un consumo de 10 metros cúbicos mensuales (incluyendo los cánones y recargos que se incluyen en muchas ciudades y sin contar las tarifas por alquiler y mantenimiento de contadores). Tras realizar este estudio, FACUA-Consumidores en Acción exige la aplicación de tarifas progresivas que facturen en función del número de habitantes del inmueble y penalicen los consumos excesivos.

El análisis de FACUA (ver tabla con diferencias de precios al final de la noticia) toma como referencia una vivienda con tres habitantes y un consumo mensual de 10 metros cúbicos. Los usuarios con contadores de 13 milímetros de diámetro han experimentado una subida media del 6,8%, mientras que las tarifas para los contadores de 15 milímetros han sufrido un aumento del 6,3%.

Diferencias enormes
Con contadores de 13 mm y un consumo de 10 m3, los importes más elevados encontrados han sido los de Murcia (28,67 euros), Cádiz (22,08) y Palma de Mallorca (21,71 euros). En el otro extremo se encuentra Valladolid, donde independientemente de si el calibre es de 13 o 15 mm, su coste es de 10,53 euros.

Para un consumo de 10 m3 con un contador de 15 mm, los precios más caros mensuales son los que se abonan en Alicante (45,57 euros), Murcia (35,13 euros), Santa Cruz de Tenerife (23,96 euros) y Córdoba (23,75 euros).

Este mismo consumo con un contador de 13 mm supone un gasto medio de 16,75 euros, mientras que si se utiliza un contador de 15 mm, la media asciende a 18,50 euros (siempre más IVA y sin tener en cuenta el coste por alquiler o mantenimiento de contadores).

El agua sube más en A Coruña, Ciudad Real, Cuenca y Santander
La mayor subida del precio del agua detectada por FACUA se ha producido en A Coruña, con un incremento del 41,3% para un consumo de 10 m3 mensuales con 13 mm de calibre. Este incremento se explica por la puesta en marcha de una depuradora de aguas residuales, que fija una nueva tarifa para financiar el servicio.

A la capital gallega le sigue Ciudad Real, con un aumento del 27,4% (debido a la aprobación de una cuota fija de saneamiento), Cuenca (13,6%) y Santander (13,1%).

Número de residentes de la vivienda
FACUA considera que el concepto de ahorro o despilfarro no puede desvincularse del número de residentes de la vivienda. Por ello, la asociación cree que debe avanzarse en la aplicación de tarifas progresivas que penalicen consumos por encima de determinadas cantidades, pero que tenga en cuenta los habitantes del inmueble. En la actualidad, sólo dos de las ciudades analizadas –Málaga y Sevilla- dispone de tarifas vinculadas al número de personas que residen en la vivienda. A partir de cuatro miembros o más en el núcleo familiar, A Coruña también aplica tarifas distintas. Además, el canon coruñés está vinculado también al número de personas, advierte FACUA.

En otros diecinueve municipios se tiene en cuenta si los titulares del suministro en las viviendas donde residen más de tres personas conforman una familia o vivienda numerosa con el fin de aplicarles tarifas más reducidas.

La asociación señala que, en algunos casos, estos precios más bajos se aplican a todas las familias numerosas, mientras que en otros están vinculados a renta o a situaciones como aquéllas en las que todos sus miembros se encuentren en paro.

Mejores precios para familias de 3 miembros
FACUA reivindica que, a la par que se avanza en la facturación por número de habitantes del inmueble, se establezcan bonificaciones para viviendas donde convivan más de tres miembros, aunque estos no sean parte de una familia numerosa. La asociación advierte de que estos núcleos familiares podrían estar pagando el metro cúbico como si estuvieran derrochando agua cuando en realidad puede que estén realizando un consumo racional del agua. FACUA reivindica que se incluya en la estructura tarifaria una tarifa social para que los colectivos de especial protección no se queden sin este suministro básico.

En la actualidad, pocas ciudades tienen previstas tarifas sociales que garanticen la posibilidad de que colectivos con especiales necesidades y dificultades económicas puedan tener acceso al suministro a unos precios bonificados.

La atención de estas familias se suele gestionar con cargo a un fondo social constituido por los Ayuntamientos o entidades suministradores en colaboración con estos últimos. Pero la aplicación de dicho fondo; su cuantía, requisitos de acceso al mismo etc. no es suficientemente transparente ni está participado por las organizaciones sociales.

Falta de normas que regulen el precio del agua
En España, el suministro domiciliario de agua es competencia de los ayuntamientos, que lo gestionan desde el propio ente o a través del otorgamiento de las concesiones de servicio a empresas públicas, privadas o mixtas, señala FACUA. En algunos casos existen cánones o recargos autonómicos que repercuten en los consumidores con carácter finalista, habitualmente con el objetivo de sufragar obras de abastecimiento, saneamiento o depuración.

FACUA ve necesario que los ayuntamientos y entidades gestoras den participación a las asociaciones de consumidores a la hora de diseñar las tarifas y que éstas formen parte de los consejos de administración de las empresas gestoras. FACUA continúa demandando una norma marco de ámbito nacional que regule aspectos como los procedimientos para la aprobación de las tarifas, con trámite de audiencia a las asociaciones de consumidores. Asimismo, esta normativa debería abarcar las indemnizaciones que se pueden percibir en caso de cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o acciones de terceros o la periodicidad de lectura de los contadores y facturación.

Presión y caudal del agua
FACUA considera que también deben quedar recogidos en un marco legal nacional las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos que garanticen la suspensión o la baja en el suministro y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

A ello se le añade la necesidad de establecer una norma que clarificase el precio del agua y los conceptos repercutibles a los usuarios por parte del sector, con el fin de fomentar un modelo lo más claro posible, reclama FACUA.

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas que prestan este servicio cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios, y que estén adheridas a procedimientos de resolución extrajudicial de conflictos como el Sistema Arbitral de Consumo.

Precio del suministro de agua en 28 ciudades (IVA no incluido) 2013

Ciudades / SuministradoraConsumo de 10 m3 con contador individual de 13 mmSubida con respecto a 2012

Consumo de 10 m3 con contador individual de 15 mm

Subida con respecto a 2012

Consumo de 20 m3 con contador individual de 13 mm

Subida con respecto a 2012

Consumo de 20 m3 con contador individual de 15 mm 

Subida con respecto a 2012
A Coruña (Emalcsa) (1)15,17 €41,3%15,17 €41,3%26,46 €37,5%26,46 €37,5%
Alicante (Aguas Municipalizadas de Alicante)20,35 €5,5%45,57 €4,3%44,74 €4,8%70,00 €4,2%
Almería (Aqualia)18,54 €4,2%18,54 €4,2%35,99 €5,1%35,99 €5,1%
Badajoz (Aqualia)12,81 €6,1%12,81 €6,1%26,65 €5,4%26,65 €5,4%
Barcelona (Aguas de Barcelona)21,22 €11,9%21,22 €11,9%60,90 €8,5%60,90 €8,5%
Bilbao (Consorcio de Aguas de Bilbao)(2)13,97€10,3%13,97 €10,3%25,75 €15,2%25,75 €15,2%
Cádiz (Aguas de Cádiz)22,08 €4,1%22,08 €4,1%46,67 €4,7%46,67 €4,7%
Castellón (Facsa)12,74 €7,1%14,73 €6,5%21,08 €6,8%23,06 €6,5%
Ciudad Real (Aquagest)13,04 €27,4%13,04 €27,4%30,80 €12,4%30,80 €12,4%
Córdoba (Emacsa)18,83 €0,6%23,75 €0,5%35,69 €1,5%40,61 €1,3%
Cuenca (Aguas de Cuenca)16,25 €13,6%16,25 €13,6%28,65 €13,1%28,65 €13,1%
Granada (Emasagra)17,04 €3,7%17,27 €4,1%42,78 €3,6%43,01 €3,8%
Gijón (Ema)17,26 €0%17,26 €0%28,54 €0%28,54 €0%
Huelva (Emahsa)21,31 €10%23,10 €9,9%47,49 €10,7%49,28 €10,6%
Jaén (Aqualia)17,16 €4,1%17,16 €4,1%34,36 €5,1%34,36 €5,1%
Logroño (Ayuntamiento de Logroño)13,29 €2,9%13,29 €2,9%25,06 €3,0%25,06 €3,0%
Madrid (Canal de Isabel II)15,74 €4,2%16,46 €4,2%27,49 €4,2%28,20 €4,2%
Málaga (Emasa)14,86 €0,3%14,86 €0,3%43,41 €25,8%43,41 €25,8%
Murcia (Emuasa)28,67 €4,8%35,13 €4,9%45,55 €0,9%52,01 €1,4%
Palma de Mallorca (Emaya)21,71 €6,6%21,71 €6,6%44,18 €11,6%44,18 €11,6%
Pamplona (Mancomunidad de Pamplona)12,92 €1,7%12,92 €1,7%20,94 €1,5%20,94 €1,5%
Salamanca (Servicios de Aguas de Salamanca)12,28 €2,7%12,28 €2,7%24,73 €2,7%24,73 €2,7%
Santa Cruz de Tenerife (Emmasa)18,12€1,6%23,96 €1,2%35,45 €1,7%41,29 €1,4%
Santander (Aqualia)15,70 €13,1%15,70 €13,1%35,90 €10,0%35,90 €10,0%
Sevilla (Emasesa)20,66 €5,9%20,66 €3,3%49,21 €4,8%49,21 €3,7%
Valencia (Emivasa)15,46 €5,0%17,32 €4,4%24,05 €5,1%25,91 €4,7%
Valladolid (Aguas de Valladolid)10,53 €9,5%10,53 €9,5%22,05 €6,2%22,05 €6,2%
Zaragoza (Aguas de Zaragoza)11,31 €1,4%11,31 €1,4%26,07 €1,4%26,07 €1,4%
Media (*)16,75 €6,8%18,50 €6,3%34,31 €7,2%36,06 €6,9%
Tarifas vigentes en noviembre de 2013. En la tabla se reflejan los incrementos que han sufrido los consumidores como consecuencia de las subidas de las tarifas del agua, los cánones y la aparición de nuevos recargos y/o cánones. (1) En A Coruña en 2013 se ha puesto en marcha la depuradora de aguas residuales, supramunicipal, y se establece una tarifa nueva para financier este nuevo servicio, que no existía en 2012. Además, se ha unificado la cuota fija para cuadales de contador de 20mm e inferiores. (2) En Bilbao no se incluye el alcantarillado porque va en función del valor catastral del inmueble y no se disponen de los datos. En la tabla no se incluyen las tarifas en concepto de alquiler y/o mantenimiento de contadores que aplican determinadas ciudades de manera independiente. Para realizar los cálculos se ha tenido en consideración el uso eficiente del agua para una vivienda de tres miembros.

Metodología del estudio
Para realizar este estudio, FACUA ha tenido en cuenta el ciclo integral del agua: las cuotas fijas y variables facturables tanto por el abastecimiento como por el saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos, junto a los posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía…

De los precios recogidos están excluidos conceptos como el alquiler y/o mantenimiento de contadores con importe independiente o el IVA.

Como cuotas fijas o de servicio FACUA considera aquéllas que hay que pagar aunque no se haga uso de las mismas, mientras que las variables o de consumo dependen del volumen de agua consumida.

Tampoco se ha reflejado la existencia o no de bonificaciones a las familias numerosas para dejar fuera las penalizaciones de consumos elevados, que en estos casos resultan justificados. De igual modo, no se han tenido en cuenta las tarifas para usuarios de rentas bajas.

Para evaluar las cuotas fijas y variables de abastecimiento y saneamiento se ha tomado como referencia una vivienda habitada por tres miembros, con periodicidad mensual. Además, se han establecido dos consumos medios, de 10 y 20 m3, obtenidos a través de contadores individuales de 13 y 15 mm de calibre.

Según la ciudad, la facturación puede realizarse de forma mensual, bimestral o trimestralmente, por lo que, al objeto de realizar el estudio, se ha calculado su equivalente mensual.

Tampoco se han reflejado en el estudio otros conceptos que influyen en el precio del agua, como son la disponibilidad y calidad del agua en origen, la calidad del servicio prestado o la existencia o no de subvenciones, tanto de explotación como de capital.

La factura del agua oscila entre los 400 euros de Murcia a que sea gratis

La OCU ha elaborado un informe sobre la calidad y el precio del agua de distribución en España. Se recogieron muestras en 60 localidades con el objetivo de evaluar la calidad del agua y se compararon los precios de 64 ciudades para constatar si las enormes diferencias, observadas en el último informe de 2006, se mantenían en la actualidad. Entre las conclusiones del estudio destaca que, si bien la calidad del agua ha mejorado respecto del último estudio, las diferencias de precio entre localidades siguen siendo enormes, pasando de los 400 euros de la factura media en Murcia a los cero euros de Almussafes. La información íntegra de este informe se publica en la revista OCU-compra Maestra del mes de noviembre de 2009.

Desde 2005 el precio del agua se ha incrementado en un 28% en toda España, llegando a ser en la actualidad la factura media anual de 227 euros, para un consumo de 175 m3, (que la OCU estima como consumo medio de una familia estándar; incluyendo IVA y otras tasas). La OCU considera que siguen existiendo enormes diferencias en el precio del agua. De hecho existen localidades como Almusafes en las que el agua es gratis y en otras en las que la factura media alcanza los 400 euros anuales, como en Murcia.

En 13 de las 64 localidades analizadas por la OCU, en lugar de cuota de abono, se factura una cantidad fija que incluye una cantidad de metros cúbicos (entre 60 y 180 al año), según la ciudad. La OCU considera que establecer un mínimo demasiado elevado puede incitar al despilfarro ya que puede haber consumidores que gasten un volumen inferior y deban pagar por ese mínimo.

La parte variable de la factura se puede aplicar de dos modos diferentes: todos los metros cúbicos al mismo precio, como lo hacen en Burgos, Pamplona, San Sebastián, Tudela y Valencia o como en el resto de localidades, donde los primeros metros cúbicos se facturan a un precio y, cuando se alcanza el límite fijado para el primer bloque, se facturan a otro diferente, más alto, hasta alcanzar el límite del siguiente bloque. Con este sistema el precio resulta progresivo sólo si la tarifa está bien diseñada.

Además, esta disparidad de precios se observa también en el precio del saneamiento o en cobro del equipo de medida. La OCU ha visto diferencias enormes en el precio de la depuración (San Sebastián cobra por este concepto un 116% de lo facturado como suministro mientras que Teruel factura sólo un 11,79% sobre el consumo de agua) y en 27 de las ciudades se cobra el mantenimiento o el alquiler del equipo de medida, sin que haya una justificación clara y esta sea conocida por el ciudadano.

Contaminantes
La OCU ha analizado la presencia de 6 tipos de contaminantes en el agua de distribución: trihalometanos, compuestos orgánicos volátiles (COV), plaguicidas, nitratos, boro e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). El objetivo ha sido evaluar cómo están trabajando las distribuidoras y qué problemas provoca la actividad agrícola e industrial.

Los resultados del análisis revelan que casi todos los contaminantes han disminuido respecto al último informe. La OCU sólo ha encontrado problemas en Orense (trihalometanos) y, en La Bisbal (Gerona, por plaguicidas). Aunque también detectamos algunas deficiencias por trihalometanos en Barcelona, Huelva y Molina de Segura (Murcia), por plaguicidas Las Palmas y Salamanca, por nitratos en Almusafes (Valencia) y por boro en Maspalomas (Tenerife).

La OCU insiste en que la contaminación del agua se puede reducir y que se debe prestar atención especial a las poblaciones pequeñas, a la luz de los resultados del estudio. Es necesario evitar los vertidos contaminantes, ya sean urbanos, del sector industrial, agrícola o ganadero, pero también es urgente la necesidad de controlar mejor la calidad del agua en origen. La responsabilidad de garantizar la calidad del agua de distribución es de los ayuntamientos a través de las empresas suministradoras, pero el Ministerio de Medio Ambiente, a través de las Confederaciones Hidrográficas debe hacer un esfuerzo para inspeccionar, controlar e informar a tiempo de la calidad del agua en origen que va a ser empleada como agua de distribución.

El agua en Murcia es cinco veces más cara que en Castellón

El coste mensual de 10 m3 de agua cuesta en Castellón 4,79 euros o 6,49 euros, en función de si el contador tiene un calibre de 13 ó 15 mm., frente a los 19,67 euros que cobran en Murcia si es de 13 mm. y los 33,71 que llega a alcanzar en Alicante si es de 15 mm. Estas diferencias de precios del agua, hasta cinco veces más caras en Murcia que en Castellón. Las provincias del sur de Andalucía son las que han experimentado un mayor aumento del precio del agua de un año a otro: Granada, un 22,9%; Almería, 22,8% y Málaga, 9,0%.

FACUA-consumidores en Acción ha detectado diferencias de hasta el 419% en las tarifas del suministro domiciliario de agua de veintiocho ciudades españolas (ver tabla), lo que supone 326,64 euros (más IVA) al año en consumos de 10 metros cúbicos. Facua exige a los ayuntamientos la participación de las asociaciones de consumidores en el diseño de las tarifas y la implantación del ciclo integral del agua. Ambas reivindicaciones están entre las principales directrices de la Directiva Marco del Agua, aprobada en 2000 y que entra en vigor en su totalidad en 2015, y que aún no cumplen numerosos municipios.

El estudio revela que el consumo mensual de 10 metros cúbicos de agua supone un importe medio de 11,65 euros más IVA si el contador individual tiene un calibre de 13 milímetros, un 6,4% más que en 2008 (entonces suponía 10,95 euros) y de 13,21 euros si es de 15 mm., un 6,2% por encima del año anterior (12,43 euros).

Estas cifras, que incluyen las cuotas fijas y variables relativas tanto al abastecimiento como al saneamiento de agua, se elevan a 22,63 y 24,18 euros al mes, respectivamente, si el consumo es de 20 m3. Las subidas con respecto a 2008 son en estos casos del 7,3% (suponía 21,09 euros) y el 7,2% (22,56 euros).

Pero las tarifas son muy distintas en función de cada ciudad. Así, el consumo mensual de 10 m3 representa en Castellón 4,79 euros o 6,49 euros, en función de si el contador tiene un calibre de 13 ó 15 mm. (tarifa que no ha variado con respecto a 2008), frente a los 19,67 euros que cobran en Murcia si es de 13 mm. y los 33,71 que llega a alcanzar en Alicante si es de 15 mm.

Las mayores subidas

Tomando como referencia un consumo de 10 metros cúbicos mensuales, las mayores subidas se han producido en Granada, un 22,9%, Almería, 22,8%, Málaga, 9,0%, Jaén, 8,3%, y Badajoz, 8,2%.

Número de residentes de la vivienda

FACUA entiende que el concepto de ahorro o despilfarro no puede desvincularse del número de residentes de la vivienda. Por ello, debe avanzarse en la aplicación de tarifas progresivas que penalicen consumos por encima de determinadas cantidades -algo que ocurre en veintisiete de las ciudades analizadas, salvo Murcia-, pero además facturando en función de los habitantes del inmueble.

En la actualidad sólo una de las ciudades analizadas, Sevilla, ha comenzado a dar pasos significativos en este sentido. A Coruña aplica un factor de corrección si viven más de tres personas en el inmueble y se notifica a la suministradora, mientras que en trece municipios sólo se tiene en cuenta si los usuarios conforman una familia numerosa.

Diferencias desproporcionadas

Como viene poniendo de manifiesto FACUA en los estudios realizados cada año desde 2004, la diferencia de tarifas entre la ciudad más cara y la más barata es desproporcionada, alcanzando actualmente el 419% en el caso del consumo mensual de 10 m3 y contador de 15mm. Esto representa una diferencia anual en las facturas de hasta nada menos que de 326,64 euros (siempre más IVA).

Si la familia consume 20 m3, las diferencias llegan hasta el 424%, suponiendo una variación en la facturación de hasta 503,04 euros. Para los consumos de 20 m3, Castellón es la ciudad con el suministro de agua más económico para los contadores de 13 mm., frente a Granada, que tiene las tarifas más caras. En el caso de los contadores de 15 mm., Pamplona tiene las tarifas más bajas, con un importe de 9,89 euros, mientras que Alicante es la más cara, 51,81 euros.

FACUA advierte que no siempre puede considerarse positiva una tarifa muy baja y negativa una muy alta, ya que resulta necesario que las suministradoras apliquen tarifas progresivas que penalicen los metros cúbicos consumidos en exceso (siempre que se bonifique a las familias numerosas), algo que no ocurre en todos los casos. Asimismo, hay que tener en cuenta que entre las ciudades con las tarifas más bajas uno de los motivos es, en ciertos casos, que no se adaptan a la Directiva Marco del agua, otro aspecto negativo.

Carencia normativa

En España, el suministro domiciliario de agua es una competencia de los ayuntamientos, que otorgan las concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas.

FACUA continúa demandando una norma de ámbito nacional que regule aspectos como los procedimientos para la aprobación de las tarifas, que deben incluir el trámite de audiencia de las asociaciones de consumidores, las indemnizaciones a percibir si se producen cortes del suministro por motivos que no respondan a fuerza mayor o acciones de terceros, la periodicidad de lectura de los contadores y facturación, las condiciones de presión y caudal mínimas exigibles por los usuarios, los procedimientos y requisitos para las bajas en el servicio, los conceptos incluidos en las facturas y los sistemas para la resolución de las reclamaciones.

La asociación también reivindica la obligación de que las empresas cuenten con teléfonos gratuitos y oficinas para la atención a los usuarios y señala la necesidad de que estén adheridas al Sistema Arbitral de Consumo.

Metodología

Para realizar este estudio, donde los datos se ofrecen sin incluir el IVA, FACUA ha tenido en cuenta el ciclo integral del agua, esto es, las cuotas fijas y variables facturables tanto por el abastecimiento como por el saneamiento, alcantarillado, depuración y/o vertidos, excluyendo tanto posibles cánones o recargos relacionados con la mejora de infraestructuras, impulsión, sequía… como el alquiler y/o mantenimiento de contadores.

En algunas ciudades el contador es propiedad del consumidor y no de la empresa suministradora.

Las cuotas fijas o de servicio son las que hay que pagar aunque no se haga uso del mismo, mientras que las variables o de consumo dependen del volumen de agua consumida.

Para evaluar las cuotas fijas y variables de abastecimiento y saneamiento se ha tomado como referencia un cliente con periodicidad mensual donde viven un total de cuatro miembros. Para dicho estudio se han establecido dos consumos medios, de 10 y 20 metros cúbicos, obtenidos por contadores individuales de 13 y 15 mm. de calibre.

Según la ciudad, la facturación se realiza mensual, bimestral o trimestralmente. Para la realización del estudio se ha calculado el equivalente mensual.

El agua en España es barata, pero con calidad insuficiente

Con motivo del Día Mundial de Agua que se celebra hoy, 22 de marzo, el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) ha recordado que los precios del agua en España son más bajos que en el resto de Europa. Además, este mismo organismo también ha indicado que el deterioro de la calidad del agua en España es un problema persistente.

Según recoge el informe del Observatorio de la Sostenibilidad en España «Sostenibilidad en España 2010», en el año 2009 la tarifa media española para uso doméstico alcanzó un valor de 1,50 euros por metro cúbico. A pesar del incremento (40% entre 2001-2009), y según los últimos datos disponibles en el marco europeo, los niveles de precios para España se situaron muy por debajo del resto de estados miembros, según el OSE.

El Observatorio, que depende de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares, considera que en la actualidad los usuarios del agua en España, incluidos los regantes, pagan un precio público por la disposición del recurso, que permite al estado recuperar parcialmente los costes que el servicio genera. De hecho, la cantidad recaudada apenas cubre los costes de operación y gestión.

De esta manera, este organismo recuerda, con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, que para intentar lograr la internalización de los costes, la política de tarificación del agua debería basarse en la evaluación de los costes y beneficios del uso del agua y tener en cuenta tanto los costes financieros que supone la prestación de servicios como los costes ambientales de los recursos.

Aprovechando esta fecha, el OSE también ha hecho referencia a la calidad del agua en España. Al respecto, asegura que la capacidad de autodepuración de los cursos de agua es «insuficiente, siendo necesario depurar las aguas residuales antes de su vertido»
«Los últimos datos indican que aunque la ejecución del Plan Nacional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales 1995-2005 ha supuesto un notable avance en materia de depuración de aguas, reflejado en la mejora de la calidad de las aguas, ha sido insuficiente para cumplir los objetivos fijados por la normativa comunitaria, lo que puede comportar sanciones significativas para España», añade el Observatorio.

Finalmente, la OSE también ha hecho referencia a la calidad del agua embotellada. «Es importante reseñar que un agua potable de la mejor calidad no necesariamente se halla en una botella. La creencia general es que el agua envasada es mejor que la de grifo, y una prueba de ello es que el consumidor prefiere pagar mucho más por el agua de botella que por el agua de grifo. Sin embargo es importante destacar que esta diferencia de precio entre el agua de grifo y el agua embotellada, no se debe a la calidad del agua, sino a los procesos de producción como el embotellado, el transporte, el marketing, etc».

Si quieres leer más noticias como Los precios del agua pueden variar más de 400 euros al año, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp