Los 8 riesgos de contratar una hipoteca al 100 %

Los riesgos al contratar una hipoteca 100 %
NOTICIA de Jessica Pascual
08.11.2022 - 16:04h    Actualizado 08.11.2022 - 16:04h

Quieres comprar una casa, pero no tienes el 30 % del dinero para dar una entrada. Esta es una situación cada vez más habitual que imposibilita a muchas personas a adquirir su primera vivienda. ¿Qué hacer en estos casos? Hay varias alternativas y, aunque cada vez los bancos son más reticentes a algunas de ellas, una de las opciones es conseguir una financiación del 100 % más gastos.


Mejores ofertas Black Friday durante el sábado 26 en Amazon

Ofertas de hoy

REGALOS

JUGUETES

HOGAR

SALUD Y BELLEZA

TECNOLOGÍA


Sin embargo, aunque esta es una posibilidad, abre las puertas a la compra de una vivienda a perfiles con menos ahorros y liquidez, supone una operación de alto riesgo financiero. El endeudamiento, impago o embargo de la vivienda son algunos de las principales inconvenientes asociados a este tipo de préstamo hipotecario.

Inconvenientes de las hipotecas que ofrecen el 100 %

Aunque la posibilidad de conseguir una financiación al 100 % más gastos es un alivio para muchas personas que no tienen liquidez para afrontar la entrada de una vivienda, es una operación financiera de alto riesgo. En concreto, algunos de los principales inconvenientes asociados a este tipo de préstamos hipotecarios son:

  1. La principal desventaja es el elevado coste en intereses asociados a este producto financiero. Esto se debe a que es un préstamo de una gran cantidad de dinero, con un plazo a muchos años, lo que incrementa y extiende los intereses. Los tipos de interés elevados son una de las características de este tipo de hipotecas, independientemente de la entidad bancaria. Es una práctica que adoptan todas las compañías debido al mayor riesgo que se asume en estas operaciones.
  2. A consecuencia del aspecto anterior, existe un mayor nivel de riesgo de endeudamiento por parte de los clientes que contratan este producto. En este tipo de préstamos, la cantidad de deuda que se contrae con las entidades bancarias es muy elevada y, por tanto, las cuotas mensuales también lo son. Ante una mala planificación de las finanzas del hogar o cualquier imprevisto, asumir esta cuota puede hacerse muy cuesta arriba.
  3. Plazos muy largos de amortización. Este tipo de hipotecas, aunque permiten el acceso a una vivienda sin contar con suficiente liquidez, pueden resumirse en productos que tienen cuotas mensuales muy elevadas y que hay que pagar durante mucho tiempo. Por ello, es una decisión que hay que pensar y valorar detenidamente, dado que tras la firma, el compromiso de pagar la hipoteca va a convertirse en la prioridad de cada mes durante gran parte de la vida.
  4. Contratación de otros productos como condición. En algunas entidades la concesión de este tipo de préstamos al 100 % más gastos estará condicionada a la contratación de otros productos, como seguros de vida o del hogar, que además tienen una permanencia. El resultado es que aumenta el riesgo de endeudamiento al tener que hacer frente a una partida de gasto más.
  5. Todo lo anterior, si la situación se tuerce, se resume en un solo hecho: impago de la hipoteca y embargo de la vivienda. Algo que hay que evitar a toda costa, motivo por el que es fundamental valorar y estudiar las diferentes ofertas y productos bancarios antes de firmar una hipoteca por el valor de un capital tan elevado.
  6. No puede contratarlo cualquier persona. Como el riesgo es mayor, este es un producto que solamente se concede bajo unos requisitos y a un perfil financiero determinado.
  7. Las entidades no la conceden para segundas viviendas. Este tipo de préstamo solo se concede bajo ciertas condiciones, a un perfil concreto, y suele estar destinado a la adquisición de primeras viviendas, no para segundas residencias.
  8. Posible devaluación de la vivienda. Para ofrecer una hipoteca al 100 % se tiene en cuenta el valor de la casa en un momento dado. El problema llega si este inmueble se devalúa con el paso de los años y el propietario tiene intención de vender la vivienda. En estos supuestos, no conseguiría liquidez suficiente para saldar la deuda y, por tanto, el riesgo de endeudamiento e impago aumentaría notablemente.

Ventajas de las hipotecas al 100 %

A pesar de todo lo anterior, este tipo de préstamos hipotecarios no solo tienen riesgos asociados. Por el contario, son productos que pueden beneficiar enormemente a diferentes perfiles financieros al permitirle el acceso a una primera vivienda. En cuanto a las principales ventajas de este tipo de productos, destacan las siguientes.

  1. La más atractiva es que este tipo de hipotecas del 100 % permiten acceder a una vivienda sin necesidad de tener ahorrado hasta el 20 % o el 30 % del valor total de la misma. Algo que, en ocasiones, resulta extremadamente complicado.
  2. Otra ventaja de conseguir una financiación total es que, incluso teniendo ese 20 % ahorrado, permite que los clientes puedan invertir dinero en otros gastos asociados a la adquisición de una vivienda, como pueden ser los relativos a la gestión, una reforma o muebles nuevos.

Si quieres leer más noticias como Los 8 riesgos de contratar una hipoteca al 100 %, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >