Recortar más gastos en los coches oficiales de los políticos es posible, un estudio lo confirma


Cuando la palabra que más se escucha en esta crisis económica es «recortes», todos nos preguntamos qué más se puede recortar. Pues un estudio de una publicación digital especializada, Coches.com, ha demostrado que se podrían ahorrar hasta 12. 6 millones de euros en coches oficiales si se aplicasen recursos como el renting o la subasta.

Es complicado saber cuántos vehículos oficiales circulan por España. Algunas cifras que se dan en las Redes Sociales resultan exageradas porque deben incluir los coches de trabajo de servicios a la comunidad (ambulancias, coches bomberos…) o vehículos de las fuerzas de seguridad, que inevitablemente se deben usar para el ejercicio de sus funciones. Esas cifras hablan de 40.000 vehículos soportados por las arcas públicas. La plataforma Coches.com estima, según su estudio, en unos 5.000 los coches oficiales (representativos) usados en verdad por la Administración pública.

La necesidad de ahorrar en los coches oficiales
La dificultad de ahorrar en estos coches representativos, no en los de obligado uso laboral, estriba en que suelen ser coches de alta gama y con equipamientos adicionales muy especiales y costosos; como era el Audi 8 de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que estaba totalmente blindado. Otro problema añadido era darles salida, venderlos, pues nadie quería coches tan costosos de mantener y llenos de elementos innecesarios para el uso cotidiano.

La mejor fórmula para ahorrar estaría en el puro alquiler, el llamado renting de flota. Los especialistas en gestión de flotas recomiendan el sistema de renting sin opción de compra, sin tener que darle luego una salida al coche; es decir, la Administración solo tendría que pagar unos costes mensuales o anuales, fijos y presupuestados, que incluirían el vehículo y el mantenimiento de éste.

Mantenimiento y seguros costosos
Por raro que pareciese, el sistema de renting puro no estaba muy extendido en las administraciones española. Existían vehículos de flota, alquileres con opción de compra que luego resultaban complicados de dar salida. La mejor manera era la subasta pública. Los seguros de estos coches también son elevados y más cuando pertenecían en propiedad a la institución que daban servicio. Por eso la forma más fácil de ahorrar es el contrato de renting total, en el que está incluido el seguro del coche y, a veces, hasta el conductor.

Porque uno de los factores que más encarecen el uso de los coches oficiales es el pago de conductores y el gasto en mantenimiento del estado técnico y funcional de los vehículos, claro está. Las cifras de los Presupuesto Generales del 2012 nos hablan de que hay 864 coches oficiales para la Administración Central, dos menos que el año pasado y el gasto de conductores, que son 958 empleados en 2012; unos 20 menos que el año 2011. Se debe añadir que los gastos también tienen que cubrir los kilómetros que recorrerán cada uno de los vehículos; se calcula un pliego de contratación de combustible para ellos fijado en casi un millón y medio de euros.

Según lo analizado por expertos en gestión de flotas y publicado por el portal de coches, la Administración central del Estado también podría ahorrar hasta un 20 % del presupuesto si optase por el alquiler de un vehículo de flota en lugar de comprarlo.

La impresentable factura de los coches oficiales y de los gastos absurdos de las Administraciones

Mantener los más de 30.000 coches oficiales que están en manos del Estado y de las Comunidades Autónomas supone un coste de más de 70 millones de euros. En vez de tratar de reducirlo, los políticos siguen metiendo la mano en un bolsillo que ya está lleno de telarañas, como es el de la educación y la sanidad.

Día sí y día también se habla de recortes. Es la palabra de moda y, por desgracia, la seguirá siendo durante bastante tiempo. También es habitual que los partidos políticos aprovechen el anuncio de un nuevo recorte en una Comunidad Autónoma en cuestión para lanzar su artillería pesada ante un hecho que ellos mismos han llevado a cabo en otro territorio donde gobierna.

Pero de lo que no habla tanto es de analizar cómo se podría reducir la factura de las Administraciones Públicas en general, y de las Comunidad Autónomas en particular. ¿Cómo es posible que se mantengan televisiones autonómicas que acumulan un deuda de 1.480 millones de euros? ¿Cómo se pueden gestionar tan mal las empresas públicas para que deban más de 52.000 millones de euros? ¡El 5% del PIB! ¿Y qué hacer con los 6.000 millones que cuesta ese extraño híbrido pseudo inútil que son las diputaciones?

Lejos de plantearse soluciones de peso, a excepción de algún leve intento como el de privatizar parte de Telemadrid, o el colocar, y no conseguir, en a Bolsa de Loterías y Apuestas del Estado, los políticos se quedan mudos cuando se les pretende tocar el bolsillo. Cierto es que en algunos Ayuntamientos se han eliminado cosas tan absurdas como los móviles a go-go. Pero es que sería tan sencillo disminuir la desorbitada factura de las Administraciones, que cuesta creer que a los que mandan no les interese utilizar, aunque sea un poco, la materia gris para evitar tocar lo más importante de lo que todavía se conoce como estado de bienestar. Es decir, la educación y la sanidad.

Un buen ejemplo de ahorro, que, además, ayudaría a mejorar la imagen de unos señores que están continuamente metiéndose en el bolsillo de los contribuyentes, sería reducir el impresentable stock de vehículos oficiales que las Administraciones tienen en propiedad. En total, se estima que el número de coches en manos públicas es de 30.000, la mayoría de ellos de gama alta. «Sólo con la venta de la mitad de los vehículos que las administraciones tienen en propiedad, unos 15.000, a un precio estándar de unos 10.000 euros, pondría en manos públicas un total de 150 millones de euros», explica Ana González, responsable de la web alquilerdecoches-online.es.

Por si esa cantidad no fuera ya de por sí motivo suficiente para plantearse una reducción de la flota, conviene recordar que mantener el mayor concesionario de España supone un gasto total que oscila entre los 52 y los 73 millones de euros.

Este dato se extrae de sumar diversos gastos fijos derivados de la posesión de un automóvil de gama alta, como es el precio de las ITV, que oscila entre los 24 euros que cobran en Extremadura y Asturias, hasta los 60 euros de la Comunidad Valenciana.

Además, los seguros para coches de gama alta con finalidad profesional y cubierto a todo riesgo oscila entre los 1.200 y los 1.500 euros al año. Y, para terminar, estos coches necesitan mantenimiento (limpieza, cambio de aceite, agua, neumáticos, etc.) lo que supone una media de entre 490 y 850 euros al años, según el portal de alquiler de coches. «La suma de los distintos gastos arroja un total de hasta 73 millones de euros al año en gastos fijos en vehículo. Eso se podría abaratar mucho si se alquilaran», añade González.

A pesar de la evidencia de estas cifras, muchos nos tememos que los señores con poder seguirán metiendo la mano en unos bolsillos que ya están repletos de telarañas, antes de mirarse el ombligo y modernizar de una vez una institución anclada en la época del pleistoceno, como es la Administración Pública.

Si quieres leer más noticias como Recortar más gastos en los coches oficiales de los políticos es posible, un estudio lo confirma, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp