Cadenas de nieve textiles frente a las tradicionales, ¿cuál es la mejor?

Cadenas de nieve textiles frente a las tradicionales, ¿cuál es la mejor?
NOTICIA de Jessica Pascual
18.01.2023 - 16:59h    Actualizado 18.01.2023 - 16:59h

¿Qué es mejor, comprar unas cadenas de nieve de tela o metálicas? Para saber qué tipo de cadenas para el coche es mejor según cada caso, hay una serie de aspectos a tener en cuenta. Porque cada modelo tiene sus características y particularidades.

El precio, la facilidad de colocarlas, la resistencia y durabilidad de los materiales y el impacto que puedan tener en los propios neumáticos son algunos de estos factores. Y la suma y combinación de todos ellos es la que va a dar una respuesta fiable de qué producto es el que mejor se ajusta a tus necesidades.

Factores a tener en cuenta para saber qué cadenas necesitas

Para elegir las mejores cadenas de nieve que se ajusten a tus necesidades, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

El precio

El precio es una característica diferenciadora de los dos tipos de cadenas de nieve. Porque las de tela doblan en el coste a las metálicas. Mientras estas últimas cuestan de media unos 25 euros, las textiles alcanzan los 50 euros fácilmente.

Apostar por unas cadenas de nieve metálicas siempre es una opción mucho más barata que hacerlo con unas de tela, pero este no es el único factor por el que hay que dejarse guiar.

Facilidad para ponerlas en el coche

¿Alguna vez has puesto unas cadenas de nieve en el coche? El proceso para poner las cadenas de nieve en el coche no es muy sencillo, sobre todo, en el caso de las metálicas. De hecho, un error muy habitual es llevar las cadenas en el maletero del vehículo e intentar ponerlas cuando el coche ya está metido de lleno en el temporal. ¿Qué ocurre en estas situaciones? Que o el conductor es un experto poniendo cadenas o probablemente no va a conseguir instalarlas con éxito.

A la complejidad de instalación de las cadenas metálicas se suma la dificultad de tener que hacerlo en condiciones de clima adverso. Motivo por el que al pensar en la facilidad de colocarlas, las cadenas de nieve metálicas no son la mejor opción.

Situación que cambia drásticamente con las cadenas textiles de nieve. Este nuevo modelo es muy sencillo de instalar y puede hacerlo cualquier persona. Son el producto ideal ante un imprevisto porque su facilidad de instalación y su poco peso permiten que cualquier conductor pueda salir a colocarlas sin problemas y pueda circular con seguridad en carretera.

Frecuencia con la que tengas que usar las cadenas

La frecuencia con la que tengas que usar las cadenas es otro de los aspectos clave para saber cuál comprar. ¿Vives en una zona en la que nieva cada temporada de invierno? Entonces la mejor elección son las cadenas tradicionales de metal. Ofrecen una mayor durabilidad y están preparadas para proteger y garantizar el buen agarre de los neumáticos de manera continuada.

Por el contrario, si vives en una zona en la que casi nunca nieva, pero de repente llega un temporal como Filomena o como el que llega de la mano de las borrascas Fein y Gèrard que está causando mella en diferentes puntos de España, lo ideal es comprar unas de textil. ¿El motivo? Para un uso puntual, estas cadenas permiten garantizar la seguridad en carretera y son mucho más fáciles de poner y más cómodas a la hora de conducir.

Durabilidad

A rasgos generales, las cadenas metálicas tradicionales son más resistentes a las nevadas y pueden durarte varios usos. Si vives en una zona en la que las nevadas están a la orden del día, estas se convierten en la mejor opción. Porque pueden servirte de un año para otro sin perder eficacia a pesar de los usos.

Por otra parte, las cadenas de nieve de tela o textiles no son las más adecuadas para zonas de montaña en las que nieva en cada temporada. Es una de las desventajas de este tipo de modelo de cadenas de nieve, que no suele servir de una nevada para otra porque el material de tela que sirve para cubrir la rueda se deteriora y desgasta y solamente sirve para unos pocos usos.

Impacto en los neumáticos del vehículo

Las cadenas tradicionales están compuestas por distintos eslabones de acero que componen una cadena en forma de red. Es una especie de funda que cubre los flancos y bordes del neumático, así como la banda de rodadura. Protegen bien el neumático para facilitar el agarre durante la nevada, pero a costa de dañar la goma de las ruedas. Y de provocar también daños en la llanta del vehículo.

Por su parte, las cadenas de nieve de lona o textil también cubren las mismas zonas de la rueda. Desde el flanco hasta la banda de rodadura. Son una funda al uso y rodean todo el neumático como si fuera un abrigo para garantizar el agarre en situaciones climáticas adversas de nieve. Al ser una funda de tela que cubre el neumático, no provocan ningún daño, desgaste o deterioro en las ruedas a diferencia de las metálicas.

Peso y comodidad en la conducción

Otro de los aspectos clave para tomar una decisión acerca de las cadenas de nieve es el peso que tienen y el impacto que suponen en la comodidad de la conducción.

De manera general, las cadenas de nieve de tipo textil son mucho más cómodas a la hora de conducir porque no provocan apenas impacto durante la circulación y pesan menos que las metálicas. Mientras que estas últimas sí interfieren en la conducción y dificultan algo más el proceso debido a los eslabones metálicos que generan un ligero vaivén durante la circulación. Además, son mucho más pesadas que las de lona.

Qué cadenas de nieve son mejores para el coche

No hay una única respuesta que sirva para contestar a esta pregunta. Porque no hay unas cadenas de nieve mejor que otras, sino que cada modelo tiene sus particularidades y son mejores o se ajustan mejor a las necesidades en función a varios parámetros. Desde la frecuencia con la que es necesario colocarlas, la practicidad para saber colocarlas en las ruedas, la cantidad de nevadas que se producen en la zona donde vives cada año o la comodidad y estabilidad que ofrecen durante la conducción.

Aunque de manera general, las cadenas de nieve metálicas son mejores para los conductores que viven en zonas donde la nieve es algo habitual y necesitan garantizar su seguridad y adherencia en carretera de forma constante. Aunque sean más difíciles de colocar, más incómodas a la hora de conducir y, con los usos, provoquen daños en los neumáticos.

Por otra parte, las cadenas de nieve de textil son perfectas para un uso puntual. Son mucho más fáciles de instalar, apenas pesan, no generan tanto impacto ni desestabilizan la conducción como las metálicas y, además, no provocan daños en las ruedas. La desventaja es que este tipo de cadena no ofrece la seguridad y adherencia que las de metal y, además, su precio dobla al de las cadenas de nieve de metal.

Si quieres leer más noticias como Cadenas de nieve textiles frente a las tradicionales, ¿cuál es la mejor?, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >