Cae el consumo de cocaína y cannabis


Cae el consumo de cocaína y cannabis

Expertos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) han estudiado la evolución de la incidencia del consumo de cannabis y cocaína en España durante los últimos 38 años. Aunque hasta el año 2008 las personas que se iniciaron en el consumo fue la más elevada desde los años 70, en los últimos años la tendencia se estabiliza, sobre todo en el consumo de cocaína. «Es la primera vez que se analizan los datos sobre las tasas de nuevos consumidores de cannabis y cocaína en el país, datos que han sido ponderadas teniendo en cuenta los cambios poblacionales, lo que ofrece una visión mucho más precisa, real y útil de lo que está sucediendo a la población», explica Antonia Domingo, coordinadora del grupo de investigación en epidemiología de las drogas de abuso del IMIM y responsable del estudio.Una mujer esnifa una raya de cocaína.

Consumo de cocaína y cannabis

«Los resultados muestran que la incidencia de consumo de cannabis en edades inferiores a 15 años aumentó en los años 90 y hasta 2004 continuaba siendo destacable, lo que pone en evidencia la necesidad de aumentar los esfuerzos en la prevención del consumo de cannabis en la población mucho antes de esa edad», añade Domingo.

El último informe del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) revela que el cannabis y la cocaína son las drogas ilegales más comúnmente usadas en la Unión Europea. En España, estas dos sustancias tienen una de las prevalencias (o magnitud del consumo en un momento determinado) más altas de Europa, registrándose un aumento del consumo de cannabis del 14,5% al 32,1% entre el 1995 y 2009, y del 3,4% al 10,2 % del consumo de cocaína durante el mismo periodo.

Las diferencias en el consumidor español

El estudio se ha llevado a cabo mediante el análisis de las encuestas bienales que realiza el Plan Nacional sobre Drogas, que entre los años 1995 y 2009 tenían entre 9.000 y 28.000 encuestados en sus muestras. Incluyen personas de entre 15 y 64 años que reportan, entre otros, datos de su consumo de cannabis y cocaína.

La incidencia, o fecha de inicio del consumo, es un dato importante porque muestra la propagación del consumo entre la población, aportando información más interesante de cara a las políticas de salud pública que los datos de prevalencia, que estudian la magnitud del consumo en un momento determinado.

Si se comparan las tendencias de nuevos consumidores españoles con otros estudios de Grecia, Ámsterdam, Inglaterra y Gales, se observa que la incidencia en España del consumo de cannabis aumentó de manera más pronunciada durante estos años. Con la cocaína, en cambio, había tasas de incidencia ligeramente más bajas que en Ámsterdam.

Comparativamente, en EE UU la incidencia del consumo de cannabis y cocaína empezó a aumentar 10 años antes que en España, y decreció suavemente a partir de los años 90, en contraste con el aumento continuado de la incidencia del consumo en el mismo periodo en el país mediterráneo.

«Disponer de datos de las tasas de nuevos consumidores es fundamental para poder planificar las políticas de prevención adecuadas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los resultados pueden estar infraestimados porque este tipo de encuestas tienen una no respuesta del 50% y porque consideran solo a la población que vive en hogares censados», concluye Albert Sánchez-niubó, investigador del IMIM y primer firmante del artículo.

Si quieres saber lo que puedes hacer para dejar cocaína, no dejes de leer estas recomendaciones.

El tabaco, el cannabis y la cocaína cada vez se consumen menos, pero el alcohol y emborracharse es algo normal para tres de cada 10 estudiantes

La proporción de estudiantes de 14 a 18 años que consumió drogas en 2010 ha disminuido con respecto a años anteriores. Esta reducción, que se observa en la mayoría de las sustancias, es más acusada en el caso del tabaco, del cannabis y de la cocaína. El consumo de esta última sustancia sigue descendiendo y se sitúa en cifras inferiores a las de 1998. En cambio, aunque la evolución del consumo de alcohol muestra una tendencia relativamente estable, 3 de cada 10 escolares reconocen haberse emborrachado en los últimos 30 días.

Los datos los recoge la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2010, que hoy ha publicado la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

ESTUDIO: Drogas y fracaso escolar

La encuesta incluye una muestra cercana a los 32.000 estudiantes de entre 14 a 18 años, de centros de enseñanzas secundarias de toda España. La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas realiza cada dos años este estudio desde 1994, que revela las tendencias del consumo de drogas legales e ilegales entre los escolares españoles. En esta edición, se ha introducido por primera vez un módulo específico sobre el consumo de drogas emergentes. Los principales resultados de este estudio son los siguientes:

· El alcohol, el tabaco y el cannabis siguen siendo en 2010 las drogas más consumidas por los estudiantes españoles. Le siguen, por este orden, hipnosedantes, cocaína, alucinógenos, éxtasis, anfetaminas y heroína, que se sitúa en último lugar.

· El 73,6% de los estudiantes dicen haber consumido alcohol en el último año, el 32,4% tabaco, el 26,4% cannabis, el 2,6% cocaína, el 2,1% alucinógenos, el 1,7% éxtasis, el 1,6% anfetaminas y el 0.6% heroína.

· Cuando se compara con la encuesta anterior, en 2010 se observa una reducción del consumo de la mayoría de las sustancias. Esta disminución es más acusada en el caso del tabaco, del cannabis y de la cocaína.

· Aunque la evolución del consumo de alcohol muestra una tendencia relativamente estable, 3 de cada 10 escolares reconocen haberse emborrachado en los últimos 30 días.

· Por género, el consumo de drogas legales como el tabaco, el alcohol o los hipnosedantes está más extendido entre las mujeres que entre los hombres. En cambio, los hombres consumen drogas ilegales en mayor proporción que las mujeres.

· En cuanto a la edad en que se empieza a tomar contacto con este tipo de sustancias, las drogas de inicio más temprano (entre los 13 y los 14 años) son el alcohol, el tabaco y los inhalables volátiles. Los datos también demuestran que el consumo de drogas se incrementa con la edad.

· El policonsumo es un patrón cada vez más frecuente entre los escolares, tanto en España como en el resto de países de la Unión Europea, en el que el alcohol juega un papel protagonista. De cada 3 estudiantes de entre 14 y 18 años, uno no consume, otro consume una sola sustancia y el último consume dos o más sustancias.

· El alcohol es la sustancia que se percibe menos peligrosa: menos de la mitad de los encuestados considera que tomar 5 ó 6 copas en fin de semana puede producir problemas. El tabaco se considera más peligroso que el cannabis.

Datos más significativos por sustancias

Alcohol

– Los datos de la encuesta revelan que la tendencia en el consumo de alcohol entre los escolares se mantiene estable, aunque aumentan las borracheras. En 2010, 3 de cada 10 estudiantes de entre 14 y 18 años reconocen haberse emborrachado alguna vez en el último mes.

En este sentido, 7 de cada 10 estudiantes consumieron alcohol en el último año y 6 de cada 10 en los últimos 30 días. Existe una mayor proporción de consumidores entre las chicas en comparación con los chicos y también hay un mayor porcentaje de chicas que de chicos que se emborrachan. No obstante, los chicos consumen alcohol con mayor frecuencia.

Tabaco

– Continúa descendiendo el consumo de tabaco diario entre los escolares. Las mujeres siguen fumando en mayor proporción que los hombres.

De hecho, en 2010 el 12,3% dice fumar a diario, frente al 14,8% registrado en 2008 y el 21,5% de 2004. Esto supone que en los últimos 6 años la proporción de estudiantes que fuman tabaco a diario se ha reducido en casi un 50%.

La reducción del consumo coincide con el incremento de la percepción del riesgo. Así, 9 de cada 10 escolares consideran que fumar a diario es peligroso para la salud.

Hipnosedantes

– El consumo de hipnosedantes es más elevado en las mujeres (6,7% en el último año) que en los hombres (4,4% en el último año).

Cannabis

– El cannabis es la droga ilegal consumida por un mayor porcentaje de jóvenes. Los datos del 2010 confirman la tendencia descendente iniciada en los últimos años.

De hecho, con respecto a la encuesta anterior, se reduce 4 puntos la proporción de escolares que han consumido alguna vez en el último año y 3 puntos en el caso de aquellos que lo han hecho en el último mes.

En la actualidad, el 33% de los estudiantes lo han probado alguna vez en su vida, el 26,4% alguna vez en el último año y el 17,2% lo ha probado en el último mes.

Estas cifras sitúan el consumo de cannabis por debajo de las que se registraron en el año 2000.

Cocaína

En el caso de esta droga, también se confirma, para todas las frecuencias de consumo, la tendencia descendente que se inició en 2004.

En 2010 el 3,9% había consumido cocaína alguna vez en su vida, el 2,6% lo hizo en el último año y el 1,5% durante el mes anterior a ser encuestado.

Con estos datos, el consumo de cocaína entre los escolares en nuestro país se sitúa en cifras inferiores a las de 1998.

Anfetaminas, alucinógenos y éxtasis

– Se consolida la tendencia descendente iniciada en 2000 para el consumo de estas sustancias. Son las cifras más bajas desde el comienzo de las encuestas en 1994.

Heroína

– La heroína es la droga menos consumida por los estudiantes de 14 a 18 años. En el 2010, el 1% la había probado alguna vez, el 0,6% la había consumido en el último año y el 0,5 % en el último mes previo a la encuesta.

Drogas Emergentes

– En 2010, se ha introducido un módulo específico sobre el consumo de drogas emergentes: un estudio sobre estas drogas y de esta envergadura resulta novedoso tanto en España como en Europa.

Su estudio en esta población interesa debido a que la popularidad y accesibilidad de estas drogas han aumentado en los últimos años, sobre todo a través de Internet, tanto en España como en Europa y en el resto del mundo, pues se trata de un fenómeno global. En España, las sustancias de este tipo más consumidas son las setas mágicas, el spice y la ketamina.

Si quieres leer más noticias como Cae el consumo de cocaína y cannabis, te recomendamos que entres en la categoría de OCIO - TECNOLOGÍA.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies