Cómo elegir un psicólogo infantil

Cómo elegir un psicólogo infantil
NOTICIA de Jessica Pascual
06.06.2021 - 10:27h    Actualizado 06.06.2021 - 10:27h

Si te preocupa el comportamiento o la actitud de tus hijos y te gustaría consultarlo con un profesional, en este artículo te damos las claves para sepas cómo elegir un psicólogo infantil.

Las causas que pueden impulsar a unos padres a llevar a su hijo a un psicólogo infantil son muy variadas, pero todas tienen algo en común: la necesidad de comprender los problemas de los menores y ayudarles. Por ello, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta antes de contratar a estos profesionales y cómo tomar esta decisión.

Si por mucho que lo has intentado, no logras entender qué le pasa a tu hijo y cómo ayudarle, estos profesionales podrán orientar para conocer el origen del conflicto y a ponerle solución. La lista de motivos que pueden impulsar a unos padres a consultar a este especialista es muy larga:

  • Puede ser porque está teniendo una época rebelde
  • Porque va a tener un nuevo hermanito o hermanita y tiene celos
  • A causa de tener que afrontar alguna situación familiar complicada como un divorcio
  • Acoso escolar
  • Problemas de alimentación
  • Que tenga comportamientos antisociales o esté todo el día pegados a la pantalla
  • Cambio de ciudad y de casa y, por tanto, de amigos y de entorno
  • Trastornos del sueño
  • Bajo rendimiento escolar
  • Mala conducta
  • Retraso en el desarrollo del habla o lenguaje
  • Problemas de atención
  • Y muchos más

Además, a este listado hay que sumarle los problemas relacionados con la salud mental que sufren los menores a causa del confinamiento y la pandemia. Los datos son muy reveladores, puesto que un informe de la Asociación Española de Pediatría evidencia que las urgencias psiquiátricas en menores desde el inicio de la crisis sanitaria han aumentado un 50%.

Los principales cuadros psicológicos provocados por la pandemia han sido adicciones, ansiedad, depresión y trastornos obsesivos compulsivos, tal y como explica el equipo de médicos de psiquiatría y psicología de la Clínica Lopez Ibor. Además, hacen hincapié en “desbordamiento emocional y en la intensidad con la que se perciben las experiencias en esta etapa de la vida, dado que si no se gestionan adecuadamente puede derivar en conductas desadaptativas como las auto lesiones derivados de altos niveles de ansiedad o conductas destructivas que pueden llevar a una ideación suicida”.

En definitiva, hay un montón de posibles causas que pueden llevarte a querer pedir ayuda y contratar a un psicólogo. Así que si detectas que el comportamiento de tu hijo empieza a ser incontrolable y estás planteándote recurrir a estos profesionales, te explicamos por dónde empezar.

Vías para encontrar a un psicólogo infantil

Hay diferentes vías para elegir a un psicólogo infantil.

  • Una de ellas es el tradicional boca oreja. Si tus conocidos, amigos o familiares te recomiendan a un profesional después de haberlo probado y haber conseguido buenos resultados, probablemente sea una buena opción. Aunque es importante tener en cuenta que cada niño es un mundo y, por tanto, que al hijo de un vecino le haya funcionado la terapia con ese especialista no quiere decir que al tuyo vaya a funcionar.
  • Otra vía es informarte a través de centros especializados y comparar los servicios que te ofrecen.
  • Una tercera vía consiste en acudir al pediatra para exponer el problema que tiene tu hijo y que el médico sea el que te derive al psicólogo infantil.

Qué hay que tener en cuenta para elegir al mejor

Independientemente de la vía que utilices para encontrar a un psicólogo, debes tener en cuenta una serie de factores antes de contratar sus servicios. No te dejes llevar únicamente por la recomendación de otras personas y analiza los siguientes aspectos para elegir el profesional que más va a poder ayudarte.

  1. Para empezar, no tengas prisa por encontrar a alguien. Puede que el comportamiento de tu hijo te esté llevando al límite, pero debes tener cautela y contratar los servicios del profesional que cumpla con tus expectativas y no el primero que te encuentres.
  2. A la hora de elegirlo, es fundamental que tenga los estudios y títulos que le reconozcan como psicólogo infantil y, por tanto, le permitan ejercer en la profesión. Los niños están en constante desarrollo personal y emocional, por ello no podemos elegir a cualquier psicólogo. Este profesional debe saber tratar a tu hijo y ayudarle.
  3. Aunque el título no es el factor de mayor peso que tienes que mirar antes de contratarlo. Lo más importante tiene que ver con la experiencia del psicólogo en el tratamiento con niños. Un profesional que tenga una amplia trayectoria va a tener una mayor habilidad para ganarse la confianza de los niños, mientras que si no tiene experiencia, conseguir una buena conexión con el niño puede resultar complicado.
  4. Llevar a un niño a un psicólogo infantil también requiere la implicación de los padres. Es importante que la persona que contrates te aporte confianza puesto que vas a tener que mantener la comunicación de forma constante y poner en práctica los consejos y pautas que te recomiende.
  5. Infórmate de las terapias que pone en práctica y pregúntale todas las dudas que tengas al respecto.

Cómo debe ser un psicólogo infantil

Tiene que ser una persona sociable, que trabaje con los padres en equipo. Las funciones de un psicólogo infantil no consisten en hablar con el niño para saber qué le pasa. El especialista tiene que asesorar a los padres y comprender y entender las emociones del niño. Es la persona intermediaria que va a ayudar a la familia a conseguir un ambiente adecuado.

Además, tiene que ser una persona que inspire confianza al niño y se gane su amistad. Si tu hijo no se siente a gusto desde un primer momento con el especialista que has elegido, no vas a conseguir ningún avance. Es fundamental que el niño se sienta cómodo y predispuesto a comunicarse y a entablar una relación con el profesional.

Es un tema delicado, así que lo mejor es convencer al niño de que vais a ir a un médico que es amigo y que quiere jugar y pasar tiempo con todos. Es importante que tu hijo no vaya con miedo o cierta predisposición negativa a la consulta. Tienes que conseguir quitarle hierro al asunto y tratarlo como una situación completamente normal, igual que si fuerais al parque con los amigos.

¿Los padres participan en los tratamientos?

Los menores que tengan problemas de depresión, tal y como recomiendan los médicos de la Clínia López Ibor, necesitan la colaboración de sus padres en el tratamiento para conseguir su recuperación. Algunos de los consejos que el entorno familiar puede poner en práctica son:

  • Mostrar empatía, ofrecer apoyo constante y la compañía.
  • Hacer entender a tu hijo que pedir ayuda no es malo.
  • Fomentar su activación diaria y reforzar los logros que consiga.
  • Evitar los reproches en la medida de lo posible.
  • Intentar distraerlo de la causa del sufrimiento.

Evaluación inicial

Antes de la primera sesión del niño con el psicólogo, normalmente se concreta una entrevista del profesional con los padres para tener una primera toma de contacto, hablar sobre las preocupaciones del niño y ver posibles vías de actuación. Esta charla suele ser con los dos padres, aunque el psicólogo puede solicitar entrevistas a la madre y al padre por separado para indagar en el posible problema.

La primera sesión con el niño es clave para que el psicólogo realice una evaluación inicial y pueda comentar con los padres cuál es el problema que detecta y qué tipo de sesiones cree que necesita. Después de esta primera toma de contacto, si los padres dan el visto bueno, el especialista comienza con la terapia.

El tipo de terapia que necesita va a estar determinada por diferentes factores:

  • Problemas que se detecten en el comportamiento
  • Nivel de desarrollo y capacidad intelectual que demuestre el niño
  • Habilidades comunicativas y sociales
  • Historial médico

¿Cuántas sesiones necesitan los niños?

La duración del proceso viene determinada por el problema que exprese el niño y por la forma en la que evolucione. No hay un número estándar de sesiones para que un niño cambie su conducta, sino que depende de varios factores, entre ellos, de la implicación de los padres.

¿Hay psicólogos infantiles en la Seguridad Social?

Sí. Los padres que quieran llevar a sus hijos con estos especialistas tienen dos vías:

  • Acudir al pediatra para que sea él quien derive al psicólogo infantil a través de la sanidad pública.
  • Hacerlo por la sanidad privada, buscando a un buen psicólogo por tu cuenta.

Si quieres leer más noticias como Cómo elegir un psicólogo infantil, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >