Cómo montar una tienda online en 11 pasos

Cómo montar una tienda online en 10 pasos
NOTICIA de Jessica Pascual
01.04.2021 - 09:43h    Actualizado 14.04.2021 - 11:38h

¿Estás pensando en montar tu propia tienda online? Si has decidido dar este paso, pero no sabes por dónde empezar, en este artículo te explicamos todos los pasos que debes seguir para crear tu negocio online con éxito y que puedas vender tus productos a cualquier hora y en cualquier momento.

Ventajas de una tienda online

Antes de explicar cómo montar una tienda online paso a paso, vamos a detallar las principales ventajas de tener un negocio online frente a uno tradicional para que valores si crees que merece la pena lanzarte y apostar por el mundo virtual.

  • Una de las grandes ventajas de tener una tienda online es que puedes vender los productos que tengas en la plataforma en cualquier momento del día, sin depender de unos horarios de apertura y cierre del establecimiento físico.
  • Otra de las ventajas es que puedes vender a cualquier país.
  • Otra de las ventajas es que te ahorras costes en cuanto al buzoneo de publicidad y en la elaboración de folletos sobre los productos porque toda la información estará detallada en Internet.
  • Además, la gente compra cada vez más por Internet. Si tu tienda genera fiabilidad y la experiencia de usuario acaba siendo positiva, volverán a tu tienda y no les costará porque no van a tener que levantarse del sofá.

Cuánto cuesta montar una tienda online

Esto va a depender de muchísimos factores, no podemos establecer un precio medio. La cantidad de dinero que inviertas en la tienda online va a depender del hosting y dominio que contrates, del mantenimiento y gestión de tus productos en la propia tienda, de los acuerdos a los que llegues con el servicio de logística o de lo que inviertas en campañas de publicidad, entre otros gastos.

Aunque la cantidad de dinero varíe, no vas a poder crear una tienda online gratis. Porque vas a necesitar como mínimo una inversión económica y, si ves algún anuncio u opción que te ofrece crear la web sin invertir ni un euro, será porque tendrás un uso bastante limitado de sus funciones o más adelante te tocará pagar. Si quieres hacerlo bien desde el principio y que tu inversión en la digitalización funcione, debes valorar las plataformas de ecommerce y de gestión de contenidos que existen antes de invertir mínima una cantidad de dinero.

1. Preparación previa

Lo primero que tienes que saber es que iniciar el proceso para montar una tienda online implica hacer una inversión económica y, sobre todo, de tiempo.

El trabajo previo que hay que realizar antes de montar tu tienda online es el mismo que debes seguir a la hora de montar tu negocio físico. Desde el estudio de mercado, el modelo de negocio, la decisión sobre el producto que quieres vender, quiénes van a ser tus proveedores o echar cuentas para valorar la viabilidad del negocio entre otros.

Además, antes de lanzarte a crear la tienda online debes tener sujetos algunos puntos importantes de tu negocio como los proveedores. No empieces a montar tu negocio si no estás listo para vender. En el momento en el que tu web esté visible para el resto de personas, debes estar preparado para venderlas.

2. Estrategia de venta

Una vez has realizado todo este trabajo previo, es momento de adentrarte en el mundo digital. Uno de los primeros pasos que tienes que dar es definir tu estrategia digital. Es decir, qué vas a vender y a qué público quieres llegar. Es fundamental que sepas a quién quieres dirigirte y por qué quieres vender ese producto para crear una estrategia de venta.

Para que tu negocio triunfe tienes que aportar un valor añadido, ¿por qué va a querer la gente comprar lo que vendes? ¿Qué te hace diferente? ¿Vas a ofrecer precios más bajos que tu competencia?

Si no tienes claro esto, no continúes. Define a tu público y tu producto. Este punto es una de las bases y claves para que tu negocio pueda funcionar.

3. Elige un dominio

Una vez lo tengas claro, es momento de empezar a crear tu plataforma de venta digital. Para ello debes comprar un dominio para la web que generalmente se asocie con tu nombre o marca. Esta es la primera inversión económica que vas a tener que hacer a la hora de crear tu plataforma, apostar por el branding de marca.

El dominio es la dirección que va a tener tu página web, por ejemplo en nuestra web, el dominio es www.casacochecurro.com. El dominio es la dirección que van a tener que introducir tus clientes en el buscador para acceder a tu página de forma directa sin utilizar el buscador de Google. Por otra parte, el nombre será el que quieras dar a tu negocio.

A la hora de elegir el nombre y el dominio asegúrate de que son fáciles de recordar. Un nombre complicado de escribir o recordar tendrá menos posibilidades de triunfar. Además cuanto más corto, mejor. Y tienes que intentar en la medida de lo posible sea descriptivo de lo que vendes en tu negocio.

A todo esto hay que sumarle que lo mismo se te ocurre un nombre genial pero ya está registrado. Así que tendrás que darle más vueltas a la cabeza para encontrar otro. Te recomendamos que nunca compres un dominio que ya existía y que ha sido utilizado anteriormente para otras cosas. Es mejor que sea totalmente nuevo para que tú empieces a crear la trayectoria de ese dominio y no heredes en un dominio reutilizado posibles malas praxis en cuanto al posicionamiento online que te afecten en tu nueva aventura online.

Ten en cuenta que el ‘.com’ y ‘.net’, son las extensiones más usuales. Algunas extensiones son más populares que otras a la hora de registrar dominios empresariales. Este es el caso de ‘.com’ y ‘.net’, mundialmente reconocidas en el comercio online.

4. Empresa de hosting

Otra de las inversiones económicas que tienes que hacer para montar tu negocio online es comprar un hosting. El hosting es el servidor donde se va a alojar tu web. De la calidad de este servidor va a depender la buena o mala funcionalidad de tu página web.

Te recomendamos que no escatimes a la hora de pagar por un hosting de calidad, porque el buen funcionamiento de la página depende de él en gran medida. Si no tienes conocimientos en este ámbito, puedes echar un vistazo a listas y valoraciones de diferentes hosting y comparar para elegir el mejor. Los factores clave que debes tener en cuenta en un hosting son que te ofrezca buenos servicios y un precio acorde a ello. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre estos dos factores.

Un punto importante es la disponibilidad que te ofrezcan, es decir, el servicio de atención al cliente, sobre todo si no tienes un perfil técnico. Imagínate que un domingo por la noche de repente tu página se cae y deja de funcionar. Tener un servicio de hosting que te ofrezca una cobertura de soporte todos los días de la semana a todas horas es fundamental para el buen mantenimiento de tu página.

5. Selecciona una plataforma

La plataforma es la encargada de desarrollar la tienda, la que te va a dar el soporte para crearla. Existen diferentes tipos de plataformas, algunas que están dirigidas exclusivamente a webs que venden productos como Shopify o Prestashop y otras que son plataformas específicas para generar contenido, como WordPress, pero que permiten la venta de productos a través de sus extensiones o plugins, en este caso, Woocommerce.

6. Diseña la web

Esta puede ser una de las partes más divertidas. ¿Cómo quieres que sea tu web? ¿Qué diseño elegir? En este apartado tienes que dejar volar tu ingenio para diseñar una web que llame la atención de los clientes, pero sin abrumarles.

La experiencia que tenga un usuario al comprar en tu web estará relacionado con el diseño que tenga y lo fácil o difícil que le resulte encontrar los productos y comprarlos. Por ello en este punto debes tener en cuenta la organización de tu web. ¿Vas a poner un menú desplegable o tu página de inicio va a ser el menú? ¿Vas a poner muchas categorías? ¿Vas a añadir un buscador?

También tienes que decidir la información que vas a poner de cada producto y cómo la vas a detallar, si en un cuadro o ficha, si debajo del producto de forma redactada o de alguna otra forma que se te ocurra. Escoge una buena plantilla para tu web puesto que va a ser lo que tus usuarios se encuentren cuando entre a tu tienda. Si vas a vender al extranjero, añade un conversor de monedas y también posibilidad de elegir entre diferentes idiomas.

7. Ofrece métodos de pago

Este punto es fundamental si quieres llegar al máximo público posible. Cuantos más métodos de pago incluyas en tu web, más posibilidades tendrás de llegar a más público. Analiza cuál es la forma de pago más común entre las personas que conoces e intégrala. Pero no te olvides de otras que sean menos conocidas e incluso de aquellas tendencias que se están empezando a implantar en la sociedad como el pago mediante criptomonedas.

8.Crea tus propios emails corporativos

Son distintivos y señas de identidad de la marca. Para profesionalizar la página web, debes contar con direcciones de correo electrónico que te identifiquen en tu faceta profesional y alejarlos del ámbito personal.

9. Situación legal

Si tienes un negocio físico y quieres trasladarlo al mundo online, ya tendrás la marca registrada, por lo que dispondrás del nombre de tu empresa y estarás dado de alta como autónomo. Aunque si eres nuevo y quieres montar un negocio online directamente, tendrás que hacer este paso previo, el de darte de alta como autónomo.

Además, en cuanto a las obligaciones fiscales, debes ajustarte principalmente a estas dos leyes:

  • La Ley de Servicios de la Sociedad de Información y Comercio Electrónico.
  • La Ley Orgánica de Protección de Datos, relacionado con las cookies, si usas servicios de terceros que guarden datos de tus usuarios y de su navegación.

10. Forma de envíos

Tienes que organizar el proceso de venta paso a paso. Desde la gestión de nuestro stock, si vamos a añadir costes de envíos, si quieres incluir servicios de envío rápido y la política de las devoluciones.

A la hora de fijar el proceso de venta ten presente una regla, cuanto más sencillo y rápido, mejor. La gente no quiere estar mareada con el proceso de venta, lo que se busca es que sea simple. Añadir al carrito, comprar, rellenar datos y fin.

11. Campañas de publicidad

Si te puedes permitir hacer una inversión en publicidad, podrás llegar a más gente y que el nombre de tu tienda empiece a sonar en la cabeza de los clientes. A través de las redes sociales, con correos de mensajes publicitarios o con cualquier otra vía que se te ocurra para llegar a más clientes.

Si has seguido todos estos pasos, ya sólo te queda continuar esforzándote para mejorar tu web, tus productos y la experiencia de usuario que ofreces durante la venta, además de no caer en los errores al querer vender online. El objetivo siempre tiene que ser crecer y crecer.

Si quieres leer más noticias como Cómo montar una tienda online en 11 pasos, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp