>
Compartir
WhatsApp

Cómo pulir los faros del coche con estos 3 trucos caseros

Persona limpiando con agua y jabón el faro del coche.
NOTICIA de Cristian Pinto
04.03.2023 - 16:44h    Actualizado 26.07.2023 - 16:18h

¿Los faros de tu coche están volviéndose amarillentos o con neblina? Esto se debe al paso del tiempo y al de los agentes externos, como la luz del sol y la suciedad de partículas e insectos. Si quieres que vuelvan a estar como nuevos sin llevar el coche al taller, en esta guía te dejamos varios remedios caseros para dejar los faros del coche impolutos y, lo más importante, de una manera fácil y barata.

Si, por el contrario, no quieres complicarte la vida, aquí te dejamos los mejores kits para limpiar los faros del coche.

Lija al agua

Diferentes papeles de lija.

Este es el método más eficiente y común entre los remedios caseros para darle mayor transparencia a los faros del coche. Solo necesitarás agua, jabón, un trapo y una lija de grano 400, una de 1000 y otra de 2000. Estos son los pasos que debes seguir:

  • Antes de nada, lo primero que debes hacer es darle una pequeña limpieza al faro con un trapo húmedo y jabón para quitar la suciedad de la superficie.
  • Después, tienes que proteger los alrededores del faro con cinta de carrocero. De esta manera, cuando te pongas a pulir con la lija no rozarás la pintura.
  • Una vez esté limpio y protegido el faro, hay que proceder con el lijado. Utiliza primero una lija de grano 400 para la primera pasada, luego una de grano 1000 para la segunda y una de 2000 para la tercera. Debes realizar movimientos circulares con la lija de manera suave y constante. Es importante que uses el agua de manera constante al frotar. Para saber si has terminado con el lijado, pasa el dedo por la superficie y comprueba si está completamente liso. Si encuentras zonas ásperas, continúa lijando.
  • Para terminar, limpia con agua tibia los escombros del plástico lijado y sécalo con un trapo.
  • Ahora podrás ver el resultado obtenido si comparas la diferencia entre el faro pulido y el que está sin pulir. Repite el proceso en el otro faro.

Bicarbonato y limón o vinagre

Para este truco necesitarás bicarbonato sódico, un limón o vinagre, agua y una bayeta de microfibra.

Procedimiento:

  • En primer lugar, en un bol haz la mezcla de bicarbonato con el jugo del limón o el vinagre. Debes obtener una pasta espesa.
  • Antes de emplear la mezcla, limpia la superficie del faro con agua templada y jabón para eliminar toda la suciedad posible.
  • Una vez limpio el faro, expande por toda su superficie la masa obtenida de la mezcla.
  • Con la propia mano, realiza movimientos circulares en el faro con la masa. Repite este paso durante el tiempo que creas conveniente, dependerá del estado de tu faro. Cuanto peor esté, más debes frotar o incluso repetir todo el procedimiento.
  • Para acabar, enjuaga el faro con agua y sécalo con la bayeta. Observa el resultado y decide si así es suficiente o si tienes que darle otra pasada.

Pasta de dientes

Pasta de dientes sobre un cepillo.

Para este truco solo necesitarás agua, jabón, un trapo que no deje restos y pasta de dientes.

Procedimiento:

  • En primer lugar, quita toda la suciedad superficial del faro con un trapo, agua y jabón.
  • A continuación, sin secar el faro, aplica la pasta de dientes en el mismo. Extiéndelo de manera uniforme por toda la superficie, haciendo movimientos circulares y con una fuerza moderada.
  • Deja que la pasta de dientes actúe durante 15 minutos. Una vez esté seca y haya pasado el tiempo, retírala con ayuda de agua y un trapo.
  • Por último, observa la diferencia entre ambos faros y repite el procedimiento tantas veces como quieras.

¿Los pájaros no paran de ensuciar tu coche con sus heces? En esta otra información puedes consultar cómo quitar las cagadas de pájaro del coche sin dañar la pintura.



WhatsApp Casacochecurro