8 consejos que debes saber para instalar una piscina desmontable

Las cosas que tienes que saber para instalar una piscina desmontable
NOTICIA de Jessica Pascual
23.06.2022 - 11:57h    Actualizado 24.06.2022 - 10:06h

¿Estás pensando en instalar una piscina desmontable en casa? Si quieres tener tu propia piscina en casa para disfrutar de un baño refrescante durante el verano, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta. El terreno, tipo de piscina, las dimensiones o los accesorios necesarios para su limpieza y mantenimiento son algunos de ellos. En esta guía puedes consultar un total de 8 consejos que debes saber para instalar una de las mejores piscinas desmontables del mercado y pasarte tus ratos libres a remojo sin salir de casa.

1. Cómo elegir el terreno para poner una piscina desmontable

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de instalar una piscina desmontable en casa es el terreno. ¿Cuánto espacio tienes en casa? ¿Cómo es el suelo, de césped, tierra o de baldosa? ¿Has pensado en qué sitio instalarla? Sí, son muchas preguntas. Pero vamos por partes.

  • Busca el espacio en casa en el que quieres instalar la piscina. Para elegir el mejor sitio, procura que reciba mucha luz solar durante la mayor cantidad de horas al día. Y que el terreno sea lo más llano posible.
  • Una vez localices el hueco, hay otros dos aspectos a tener en cuenta:
  1. Por un lado, las medidas. En función del espacio que tengas, podrás comprar una piscina desmontable más grande o más pequeña. Del espacio total del terreno que puedas destinar a la piscina, recuerda dejar espacio suficiente alrededor para que el acceso o salida de la misma no sea incómodo. Y para poder poner una toalla de playa grande y tumbarte a tomar el sol según salgas del agua.
  2. Por otro, ten en cuenta el tipo de suelo que tienes. No es lo mismo instalar una piscina en una zona con suelo de baldosa, que si tienes tierra. Puede que si el espacio esté sin tratar, necesites hacer una previa mano de obra en la zona para instalarla. Lo ideal es colocarla encima de un espacio solado para ofrecer mayor estabilidad a la base de la piscina.

Estos son los aspectos básicos a tener en cuenta antes de ir a comprar una piscina desmontable. Una vez tengas estos datos claros, es momento de decidir qué tipo de piscina desmontable quieres comprar. Las hay de distintos materiales, formas y tamaños.

Las hay de plástico, las de toda la vida. No tienen estructura rígida y se pinchan con más facilidad. Aunque si buscas un modelo algo más resistente, las hay tubulares, que tienen una estructura más resistente. Los modelos de mayor gama, que poco tienen que envidiar a una piscina de obra, son las piscinas desmontables de acero o de madera. Una vez te decidas por un modelo concreto, a continuación te explicamos cómo instalar la piscina. Sea cual sea tu elección, además de en Amazon, puedes encontrar distintos modelos de piscina en otras tiendas como Leroy Merlin o incluso en Carrefour.

2. Panel aislante para proteger el suelo

Entre el suelo de la piscina y el de tu vivienda, es recomendable instalar unos paneles aislantes. Son lonas de materiales resistentes que protegen la base de la piscina. Estas son piezas de puzle gigantes que actúan como protectores de suelo para la piscina. Ideal porque previene los pinchazos del suelo de las piscinas de plástico.

Además, el material con el que está fabricado es de goma eva, lo que asegura su resistencia y durabilidad. Lo mejor de estos paneles es que son antideslizantes y puedes adaptarlos a cualquier tipo de piscina. Si quieres ver algunos modelos, aquí te dejamos el mejor protector de suelo para piscinas.

3. Cómo instalar una piscina desmontable

Para hacer una correcta instalación de una piscina desmontable hay que seguir estos pasos:

  1. En primer lugar, una vez decidido en qué sitio vas a instalar la nueva piscina, tienes que asegurarte de que no haya ni conductos de electricidad ni de gas por debajo del suelo de esa zona.
  2. Después, tienes que allanar y limpiar el suelo todo lo que puedas para evitar que se queden restos de ramas, de hojas o piedras debajo de la piscina que puedan dañar el material.
  3. La zona en la que quieras colocar la piscina tiene que estar nivelada para que quede recta. Si tienes espacio para ponerla en un sitio donde reciba sol la mayor parte del día, mucho mejor. Es recomendable instalar este tipo de piscinas siempre cerca de un desagüe para evitar que el agua que se salga quede derramada por todo el suelo.
  4. Una vez listo el sitio, toca sacar el manual de instrucciones y comenzar paso a paso con la instalación. En este caso va a depender mucho del tipo de piscina que sea, puesto que en algunas apenas hace falta instalación y en otras es una tarea compleja.
  5. Antes de poner la piscina, no te olvides de colocar en el suelo el panel aislante para proteger tanto el suelo de tu vivienda como de la piscina.
  6. Una vez colocada la piscina, alisa toda la lona de dentro. Solo así puedes conseguir que no queden arrugas antes de llenarla. De lo contrario, si la llenas sin haberlas quitad, se quedarán fijas.

4. No te olvides de la depuradora

Sí, las piscinas desmontables también necesitan depuradora. Así que a la hora de comprarla no te olvides de añadir este producto de mantenimiento a la cesta. Es un accesorio fundamental porque, de lo contrario, el agua de la piscina va a ponerse verde. Para elegir la mejor para tu piscina, aquí te dejamos una selección de las mejores depuradoras para piscina, tanto de arena como de cartucho.

5. Un buen limpiafondos para quitar la suciedad

Junto con la depuradora, es otro de los elementos básicos de mantenimiento de la piscina. Los hay manuales, que son una especie de escoba que tienes que ir pasando por todas las zonas de la piscina para eliminar la suciedad. Y, por otra parte, están los robos limpiafondos, que solo tiene que enchufar para que hagan todo este trabajo por ti. Si quieres ver los modelos más demandados, aquí te dejamos una comparativa de los mejores limpiafondos para piscina.

6. Colchonetas y flotadores para que no falte la diversión

¿Te gusta tumbarte en la toalla al sol o en una colchoneta dentro de la piscina? Tanto para pasar una tarde divertida con amigos, como para tumbarte dentro del agua, las colchonetas no pueden faltar. Las hay de todas las formas y tamaños y de colores. Y si eres más de flotadores, el catálogo se amplía aún más. Desde los tradicionales, redondos como un donut, hasta los más modernos, con cabeza de unicornio o de flamenco.

7. Hamacas de piscina

Como broche final a toda la composición de la zona de piscina, no pueden faltar unas buenas hamacas. Con estas sillas evitas tumbarte en el suelo duro y puedes disfrutar de la comodidad de una zona blanda mientras tomas el sol o lees a la sombra. Las hay de muchos tipos, tamaños y formas. Consulta el catálogo completo en esta comparativa de hamacas.

8. ¿Puedo poner una piscina en una terraza?

Si vives en un piso y quieres poner una piscina, te aconsejamos que te informes bien y lo consultes. Al igual que ocurre con las barbacoas portátiles en balcones o terrazas, con las piscinas hay que tener especial cuidado. La ley no prohíbe ponerlas, pero se recomienda consultar a la comunidad de vecinos para ver los riesgos y estudiar el caso.

Además, dependiendo del tipo de piscina que quieras poner, deberás tener en cuenta el peso que puede llegar a soportar tu balcón o terraza y ajustarte a ello para no tener problemas. Solo se podrán poner en balcones o terrazas aquellas piscinas en las que no haga falta realizar obras y sean de las desmontables.

Si quieres leer más noticias como 8 consejos que debes saber para instalar una piscina desmontable, te recomendamos que entres en la categoría de Entretenimiento.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >