Declaración responsable o licencia de apertura, qué necesito

Declaración responsable o licencia de apertura, qué necesito
NOTICIA de Jessica Pascual
19.10.2021 - 13:39h    Actualizado 10.11.2021 - 12:50h

Si vas a montar tu propia empresa vas a tener que realizar muchos trámites y gestiones. Y uno de ellos está relacionado con la licencia de apertura, aunque no es obligatoria para todos los negocios. En algunos, es suficiente con realizar una declaración responsable.

Los dos certificados son los que, junto a la licencia de actividad, darán el pistoletazo de salida obligatorio para que tu negocio empiece a funcionar. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre este procedimiento administrativo y en qué casos es obligatoria la licencia de apertura y en cuál la declaración responsable.

¿Licencia de actividad o declaración responsable?

La norma establece que todos los locales mayores de 300 metros cuadrados o aquellos que puedan ser peligrosos para el medioambiente, la seguridad, el patrimonio o la salud pública, deberán solicitar una licencia de apertura de forma obligatoria.

En cuanto al resto, en principio será suficiente con disponer de la llamada Declaración Responsable. Éste es un documento firmado por el propietario del inmueble en el que confirma que su local cumple con la normativa vigente. Si quieres saber más sobre este documento, puedes consultar todos los detalles en la información que te hemos dejado enlazada.

¿Qué es una licencia de apertura?

Si has comprado o alquilado un local y tienes intención de iniciar ahí tu actividad empresarial, debes saber que antes tienes que solicitar la llamada licencia de apertura local almacén. Ésta hace referencia a un documento expedido por el Ayuntamiento de la ciudad en la que se encuentre tu local en el que se acredite que éste es perfectamente apto para el desarrollo de tu actividad. En él se tendrá que garantizar que el espacio cumple con la normativa vigente en materia medioambiental, técnica, higiénica y urbanística.

Por otra parte, conviene puntualizar que este documento suele tener que ir acompañado de otro llamado licencia de actividad, con el que se acreditará que este local es apto para el desarrollo de tu actividad comercial en concreto. En todo caso, en esta ocasión explicaremos en detalle todo lo relativo al primero de los documentos mencionados.

Tipos

Existen dos tipos de licencias de apertura fundamentales en función de lo peligrosa que pueda llegar a ser la actividad comercial que se desarrolle. Así, tenemos en primer lugar las llamadas “actividades inocuas o no clasificadas”. Éstas hacen referencia a los negocios que en principio no son potencialmente peligrosos.

Por otra parte, existen las llamadas “actividades nocivas o clasificadas” que engloban a todas aquellas actividades comerciales que pueden llegar a generar riesgos con mayor facilidad. Así pues, dependiendo de en qué categoría se englobe tu negocio, tendrás que solicitar uno u otro tipo de licencia de actividad.

Requisitos

Antes de solicitar una licencia de apertura debemos asegurarnos de que cumplimos con todos los requisitos básicos para que nos la otorguen. Para ello, conviene contratar a un técnico especializado para que evalúe el estado del local y confirme si éste cumple con la normativa. En este sentido, conviene decir que casi siempre es necesario llevar a cabo algunas modificaciones, especialmente si la actividad que se va a desarrollar es de tipo “calificada”. Para que te hagas una idea, los cambios más habituales a realizar antes de pedirla son los siguientes:

  • Insonorización. Ésta será imprescindible cuando se desarrolle una actividad de ocio u otra en la que se use maquinaria que pueda provocar contaminación acústica.
  • Control de gases. Si tus productos producen contaminación odorífera o su inhalación puede ser perjudicial para la salud, tendrás que prestar especial atención al control y liberación de los gases.
  • Refrigeración. Esto está enfocado a los locales en los que se almacenarán alimentos o productos que necesiten ser conservados a bajas temperaturas.
  • Normativa de incendios. Aquí se subraya especialmente la señalización y las luces de emergencia.

Una vez el técnico te traslade que tu local cumple con todos los requisitos que marca la ley, podrás proceder a la solicitud de tu licencia de apertura de negocio.

Planos para solicitar la licencia de apertura

Documentación

Por supuesto, la documentación exigida puede variar ligeramente en función del Ayuntamiento en el que la realices. En todo caso, a nivel general todos suelen coincidir en los siguientes documentos.

  • Formulario municipal.
  • Fotocopia del DNI del propietario.
  • Planos de localización del local en la ciudad.
  • Plano de emplazamiento del local en el edificio.
  • Escrituras de propiedad o contrato de alquiler.
  • Plano de planta y sección del local. Además, en este punto conviene puntualizar que en determinadas ocasiones se puede llegar a pedir un plano que incluya las ubicaciones de la señalización de emergencia.

Por otra parte, es interesante tener en cuenta que si tu actividad comercial se considera “calificada” podrán pedirte también los siguientes documentos:

  • Fotocopia del impuesto de actividades económicas.
  • Proyecto técnico de la actividad firmado por un técnico especializado y visado por el Colegio Oficial correspondiente y por la dirección facultativa.
  • Relación de vecinos colindantes al local.

Con toda esta documentación será suficiente para realizar la solicitud. En todo caso, si fuese necesario algo más, te lo harán saber desde el organismo competente.

Cómo solicitarla

Los pasos a seguir pueden llegar a ser sencillos si tienes claro su orden. Éste es el siguiente:

1. Contrata un informe técnico de licencia de apertura a un especialista. En él se tendrá que acreditar que cumples con la normativa.

2. Una vez te lo hayan entregado, pide al Colegio Oficial que te lo supervise y certifique.

3. Paga las tasas de la solicitud en el Ayuntamiento en el que se encuentre tu local para que entren a evaluar tu solicitud.

4. Presenta toda la documentación requerida y anteriormente mencionada.

5. Espera la visita del técnico del Ayuntamiento. Él evaluará las condiciones de tu local y emitirá un informe. Si es positivo, se te otorgará sin problemas.

Si después de todo, todavía tienes dudas, puedes buscar en internet algún ejemplo proyecto técnico para licencia de apertura. Encontrarás cientos de opciones que podrán guiarte más en este sentido.

Coste

Los costes para solicitar una licencia de apertura pueden variar enormemente en función de la ubicación del local, así como del tipo de actividad que se vaya a desarrollar en él. En todo caso, para que te hagas una idea, podemos estar hablando de en torno a 1.000€ para las actividades inocuas y 2.300€ para las calificadas. En estos precios incluimos tanto el coste del proyecto técnico como las tasas municipales.

Restaurante

Otras preguntas

Todavía existen muchas preguntas que pueden surgir en torno a la licencia de apertura. Por ello, a continuación respondemos a algunas de las más frecuentes:

Traspaso de licencia de apertura Si se va a producir un cambio de titularidad pero el local se mantiene y su actividad también, no será necesario volver a solicitar otra licencia de apertura. Bastará con realizar una declaración responsable.

Cómo saber si un local tiene licencia de actividad. Para resolver esta duda lo ideal es dirigirse al área de urbanismo del Ayuntamiento en el que se ubique el local.

Periodo de resolución. Dependerá del Ayuntamiento, pero normalmente se demora varios meses, llegando incluso al año en muchos casos.

Si después de todo todavía tienes dudas, te aconsejamos dirigirte al área de urbanismo de tu Ayuntamiento para dejar todas resueltas antes de llevar a cabo tu solicitud.

Si quieres leer más noticias como Declaración responsable o licencia de apertura, qué necesito, te recomendamos que entres en la categoría de Autónomos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >