10 ejercicios para mejorar la vista cansada que puedes hacer en 5 minutos

Los mejores ejercicios para mejorar la vista cansada
NOTICIA de Jessica Pascual
12.11.2023 - 17:21h    Actualizado 12.11.2023 - 17:21h

¿Cada vez te cuesta más enfocar a los objetos de cerca? ¿Fuerzas la vista para leer la pantalla del móvil o cualquier papel? Estos son los principales síntomas de la presbicia. Una condición oftalmológica natural que aparece con el paso de los años por la pérdida de elasticidad de los músculos y que, en definitiva, provoca una pérdida gradual de la calidad en la visión.

La buena noticia es que aunque no se puede prevenir, sí que existen ejercicios muy eficaces para tener una buena higiene ocular y mantener a raya la fatiga. Para ello, los expertos de General Óptica detallan las claves de cómo poner en práctica estos ejercicios para frenar la presbicia.

Qué es la presbicia o vista cansada

Es algo natural. Con el paso de los años, los músculos oculares pierden flexibilidad y, como consecuencia, empiezan a notar una ligera pérdida de calidad en la visión. Tienen que forzar la vista para leer la pantalla del móvil o para cualquier otro acto cotidiano.

Este es uno de los síntomas más comunes de lo que se conoce como presbicia o vista cansada. Que supone una pérdida gradual de la capacidad del ojo para enfocar objetos que se encuentran cerca. El motivo de ello es que el cristalino pierde elasticidad y se vuelve rígido, lo que dificulta el enfoque de los objetos que se encuentran más cerca.

Una patología que afecta, según los datos que manejan los expertos de General Óptica, a seis de cada diez españoles. En especial, a aquellos grupos de población que tienen más de 40 o 45 años. Entre los principales síntomas de esta condición oftalmológica, destacan los siguientes:

  • Visión borrosa y dificultad para enfocar a los objetos que están situados a menos de un metro de distancia.
  • Necesidad de alejar aquello que se encuentra entre las manos o cerca para poder verlo con claridad o leerlo bien. Es lo que ocurre en el caso de la lectura de un libro, una etiqueta, recibo o hasta la pantalla del teléfono.
  • En ocasiones lleva a los usuarios a quitarse las gafas graduadas si padece miopía para poder ver mejor estos objetos.
  • Cansancio o fatiga visual generalizada, junto con irritación o tensión en los ojos, que va acompañado de dolores de cabeza tras realizar esfuerzos por intentar ver de cerca durante periodos prolongados.

¿Se puede mejorar la vista cansada?

Aunque se trata de un proceso natural, existen algunos ejercicios y hábitos saludables que permiten mejorar y paliar los efectos derivados de la vista cansada.

  • Contar con un buen sistema de iluminación para leer, estudiar o trabajar. El objetivo es evitar que la luz llegue directamente a los ojos.
  • Adoptar una postura adecuada y ergonómica que permita mantener el cuerpo relajado y cómodo.
  • Realizar descansos durante 15 minutos para la vista. Esto consiste en mirar al horizonte y mirar objetos lejanos para los que no sea necesario hacer ningún esfuerzo.
  • Tener un espacio de trabajo o de estudio bien ventilado.
  • Comer de forma saludable, en especial, productos y alimentos que sean buenos para la vista por tener alto contenido de vitamina A, como las zanahorias, la leche, los huevos o los frutos secos, que son buenos para la vista.
  • Reducir el tiempo ante las pantallas y realizarse revisiones periódicas por parte de ópticos expertos.
  • De manera adicional a estas buenas prácticas, hay ejercicios que pueden ponerse en práctica para paliar los efectos derivados de esta patología.

10 ejercicios para mejorar la vista cansada

Los expertos de General Óptica explican que hay que tener en cuenta que para poder realizar de forma correcta estos ejercicios hay que mantener una buena apostura corporal. Para ello, colocarse de tal manera que los hombros queden alejados de las orejas, con la cabeza recta, cuello relajado y la mandíbula paralela al suelo. De manera adicional, detallan, hay que ser consciente de la respiración y hacerla de manera sincronizada mientras se ejecutan los ejercicios.

Masajes oculares

Dar un masaje ocular sirve para activar el flujo sanguíneo de la zona. Lo primero que hay que hacer en este caso es lavarse las manos y calentarlas frotándolas entre sí. Una vez alcancen una temperatura adecuada, empezar por la frente, colocando los dedos índices por encima de la nariz. A continuación, efectuar movimientos suaves y circulares hacia afuera a lo largo de la frente hasta llegar a las sienes, por encima de los oídos y repetir.

Para masajear los párpados, hay que cerrar los ojos y realizar movimientos ligeros y circulares con los dedos anulares. Mientras que para masajear la zona de las cejas hay que hacerlo con los dedos índice.

Girar los ojos

Otro de los ejercicios consiste en girar los ojos a través de movimientos repetitivos en el sentido de las agujas del reloj. Lo recomendable, según los expertos, es hacerlo 10 veces y repetirlo en el sentido contrario.

Hay otras variantes del ejercicio que pasan, por ejemplo, por girar los ojos hacia la izquierda, con los párpados cerrados, pero sin forzar el movimiento ni notar tensión. Hay que mantener la postura durante unos segundos y repetir el proceso mirando a la derecha. Por último, y siempre con los ojos cerrados, se giran los ojos hacia la derecha y la izquierda varias veces, suavemente.

Parpadeo a diferentes ritmos

Otro de los mejores ejercicios para reducir la vista cansada pasa por hacer, durante dos minutos, un parpadeo de forma lenta, cada diez segundos. Y, a continuación, realizar un parpadeo rápido cada dos segundos.

Es un ejercicio recomendable para quienes han pasado varias horas leyendo, viendo la tele o trabajando con el ordenador, dado que es una forma para limpiar y lubricar los ojos de manera natural.

Mirar en zigzag

Para proceder con este ejercicio es recomendable ayudarse de algún objeto, como un bolígrafo. Hay que colocarlo justo en frente y moverlo dibujando una línea en zigzag. El objetivo es seguirlo con la mirada.

Dibujar un 8 con los ojos

Otro de los ejercicios consiste en dibujar el número 8 o el símbolo del infinito con los ojos. Puedes ayudarte del símbolo en cuestión o imaginarlo. Para una mayor efectividad, hay que hacerlo primero en un sentido y después en el otro. Y repetirlo varias veces, con un tiempo total de entre 3 y 5 minutos.

Ponerse bizco

Sí, ponerse bizco ayuda a reducir la vista cansada. Es un ejercicio que ayuda a ejercitar los músculos oblicuos y que ayuda a relajar la zona ocular. Para ello, hay que mirarse a la punta de la nariz y después mover los ojos hacia el entrecejo.

Enfocar de lejos y de cerca

Enfocar de forma alternativa de lejos y de cerca es otro de los ejercicios recomendados para la presbicia. Los expertos recomiendan realizar este ejercicio al aire libre.

Hacer círculos con los ojos

En concreto, hay que imaginarse un reloj delante y mover los ojos hacia las 12 y las 6 en punto. Y después, hacer lo mismo entre las 9 y las 3 en punto. Una vez repetido este movimiento, hacer movimientos circulares, primero en sentido de las agujas del reloj y después en el contrario, en repeticiones de entre 3 y 5 minutos.

Apoyar las manos en los ojos

Con las manos a buena temperatura y limpias, hay que apoyar las palmas sobre los ojos cerrados, pero sin presionarlos. A continuación, respirar profundo un total de 3 veces. Este es un ejercicio perfecto cuando están los ojos irritados o secos. Se puede repetir varias veces al día.

Relajar la vista

Cerrar los ojos, colocar las manos delante en forma de cuenco, sin tocarlos. Y, a continuación, abrir los ojos y mirar a la oscuridad durante 30 segundos.



WhatsApp Casacochecurro