Este es el motivo por el cual no es bueno comer más de dos comidas enlatadas a la semana

Unas sardinas en lata.
NOTICIA de Cristian Pinto
29.04.2024 - 12:33h    Actualizado 08.05.2024 - 11:08h

Las latas de sardinas, atún, arenques, anchoas o cualquier otro pescado es una opción rápida, cómoda y barata de comer este alimento. A pesar de sus beneficios, las autoridades sanitarias alertan de los posibles peligros si abusas de este tipo de productos. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha lanzado un informe que alerta de las cantidades de mercurio que contienen las latas de conservas de atún. Según este estudio, España es un país con un alto consumo de atún, especialmente en su versión en conserva.

Sin embargo, la Guía de Alimentación de Sanidad recomienda no abusar de estos productos enlatados debido el alto contenido en mercurio. A pesar de ser una buena alternativa para comer pescado, estos alimentos en lata presentan altos porcentajes de aceite y sal para favorecer su conservación. Eso sí, por otro lado, los alimentos en conserva son uno de los 24 alimentos que te puedes comer caducados.

Ojo, porque también Sanidad ha ordenado la retirada de los supermercado estas aceitunas y piparras por tener ingredientes no aptos para el consumo.

Perjuicios de comer atún en lata

Los nutricionistas recomiendan una ingesta de entre 3 y 4 raciones de pescado al día por su alta fuente de energía y nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D. Sin embargo, en el caso de las latas de atún, contienen un alto porcentaje de mercurio. Este es superior a lo recomendado por los expertos en nutrición.

En pescados enlatados como el atún, el pez espada, el emperador, el tiburón y el lucio, aparece el metilmercurio, la forma química más tóxica de este metal. Este contaminante, en casos de abusar de su consumo, puede afectar al sistema nervioso central en el desarrollo, de ahí que las embarazadas y los niños constituyan la población más vulnerable a su ingesta.

Cuál es el máximo de latas recomendadas

La AESAN explica que el mercurio supone un riesgo para la seguridad alimentaria, pero esto no quiere decir que no se pueda consumir. El límite está en 2 latas a la semana, aunque depende de cada persona y el tamaño del envase.

Por ejemplo, dos latas de las mayores disponibles en el mercado español (112 gramos) contienen aproximadamente 0,06 mg de metilmercurio (es decir, 60 microgramos), una cantidad inferior a la que las autoridades sanitarias consideran peligrosa para un adulto medio (alrededor de 90 microgramos para una persona de unos 70 kilogramos).

Otros problemas de abusar de los pescados en lata

Además de los altos contenidos de mercurio en pescados como el atún, la mayoría de pescados en conserva presentan un exceso de aceite para su correcta conservación, por lo que aumenta el porcentaje de calorías y grasas. Esto supone un problema para las personas que tienen el colesterol alto y, junto con los elevados porcentajes de sal, también afecta directamente a la tensión arterial.

Además, también hay que mencionar el contenido de bisfenol-A, un compuesto orgánico que tienen las latas de conserva en su interior para que no se oxiden y que acaba filtrándose en el pescado.



WhatsApp Casacochecurro