Horarios punta y valle más baratos para ahorrar en la factura de la electricidad

Horarios punta y valle más baratos para ahorrar en la factura de la electricidad
NOTICIA de Javi Navarro
01.06.2021 - 08:59h    Actualizado 04.06.2021 - 15:15h

Desde el 1 de junio entra en vigor un nuevo sistema de facturación para la electricidad que afectará exclusivamente a hogares y pequeños comercios o pymes. De los 29,6 millones de suministros eléctricos activos, el cambio modificará de manera inmediata la factura de los consumidores con contrato en mercado regulado con tarifa Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), es decir, a 11 millones de puntos de suministro según el último informe de supervisión de los cambios de comercializador publicado por la CNMC en diciembre de 2020, lo que supone el 37% de los consumidores con potencia inferior a 10 kW. Es decir, que este cambio no afecta al 63% de los suministros (un total de 18,6 millones de personas) que tienen contratada una tarifa en el mercado libre.

RESUMEN: Con la nueva tarifa de luz 2.0TD podrás elegir dos potencias distintas, una para el periodo valle (toda la noche y fines de semana y festivos) y otra para el periodo punta (durante el día en días laborables). O si lo prefieres, podrás contratar la misma para ambas franjas. Recuerda que sábados, domingos y festivos a nivel nacional serán siempre del periodo valle, tanto para la potencia como para la energía consumida; planifica en lo posible tus consumos entre las 00:00 y 8:00 de los días laborales y durante los fines de semana y festivos y notarás el ahorro.

Cómo saber si tienes una tarifa de luz del mercado regulado o del mercado libre

Este nuevo sistema de facturación de la electricidad afecta a todos los usuarios que tengan contratada una tarifa de luz en el mercado regulado con PVPC. Por tanto, estos nuevos tramos y precios no afectan a las personas que tengan contratada la tarifa en el mercado libre.

Entonces, ¿cómo saber a qué mercado pertenece la tarifa de luz que tengo contratada? Además de en el precio, existen otras diferencias entre el mercado libre y regulado.

Si no sabes con cuál de los dos tienes contratado tu tarifa, puedes comprobarlo a través de:

  • En los recibos de la luz. Todos los clientes que tengan contratada una tarifa del mercado regulado pueden encontrar este concepto en su factura. En el documento debe aparecer ‘tarifa regulada’ o ‘tarifa PVPC’. Si no aparece ninguno de los dos términos, tu tarifa pertenece al mercado libre.
  • También es posible consultar esta información a través del área de clientes de cada compañía, es decir, contactando directamente con tu compañía y preguntando.
  • Una tercera vía para saber si tu tarifa es del mercado libre o regulado es a través del nombre de la compañía con la que tienes contratado el servicio. Si es de mercado regulado en el nombre aparecerán alguno de los siguientes términos:
  1. Comercializadora regulada
  2. Comercialziadora de último recurso
  3. Comercializadora de referencia

En la siguiente tabla puedes ver los diferentes nombres de las compañías en el mercado libre y en el mercado regulado.

Listado de eléctricas del mercado libre y mercado regulado

Nuevos horarios

Todos los consumidores que tengan contratada una tarifa del mercado regulado pasarán a tener precios diferenciados por tramos horarios, tanto para la potencia como para el consumo. El horario punta será el más caro, el llano tendrá un precio intermedio y el valle será el más económico.

La potencia tendrá dos periodos:

Punta, de 8.00 a 00.00 horas de lunes a viernes salvo festivos nacionales.

Valle, de 00.00 a 8.00 horas y todas las horas de los sábados, domingos y festivos nacionales.

El consumo tendrá tres periodos:

Punta: de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas de de lunes a viernes salvo festivos nacionales.

Llano: de 8.00 a 10.00 horas, de 14.00 a 18.00 horas y de 22.00 a 00.00 horas de lunes a viernes salvo festivos nacionales.

Valle: de 00.00 a 8.00 horas de lunes a viernes y todas las horas de los sábados, domingos y festivos nacionales.

Los periodos horarios de punta y llano se desplazan una hora hacia adelante en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Asociaciones como FACUA-Consumidores en Acción han mostrado su rechazo al nuevo modelo de tarificación eléctrica que impone el Gobierno desde el 1 de junio y reclama al Ministerio para la Transición Ecológica que dé marcha atrás en este nuevo sistema tarifario.

El primer día de su entrada en vigor, el 1 de junio de 2021, estas tarifas por tramos horarios han supuesto los siguientes precios por kWh:

– Hora valle entre 14,61 y 14,80 céntimos
– Hora llana entre 16,78 y 19,91 céntimos
– Y en hora punta entre 29,44 y 31,55 céntimos de euro

“Pedir que se desplace el consumo eléctrico a la madrugada es denigrante para los consumidores más vulnerables”, denuncia FACUA, que critica que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) esté promoviendo fórmulas de supuesto ahorro como planchar la mitad de las veces en el horario menos caro, relegado al tramo de 00:00 a 8:00 horas de lunes a viernes y todas las horas de sábados, domingos y festivos nacionales.

FACUA advierte de que no se puede hacer responsable al consumidor de que su factura de la luz es cara porque no ha planchado o puesto las lavadoras, lavaplatos y secadoras en los horarios más económicos, que precisamente coinciden con los momentos que deberían dedicarse al descanso.

El Gobierno ha incluido en los horarios más caros periodos del día en que la gran mayoría de las familias están en casa y tienen que hacer uso de la climatización, critica la asociación. Además, la media penaliza especialmente a los ciudadanos que teletrabajan, al incluirse en el periodo punta (el más caro) el tramo de 10:00 a 14:00 horas de los días laborables.

Es importante indicar que el cambio se producirá de manera automática y que “los consumidores no tenemos que llevar a cabo ninguna acción”, explican desde la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

¿En qué cambia la factura y por qué?

Nuestras nuevas facturas seguirán manteniendo la misma estructura básica, pero con algunas modificaciones:

1.- Término de potencia

O la parte fija de la factura, que ahora permite contratar dos potencias diferentes según tramos horarios:

● PUNTA: 8:00 a 0:00 en días laborables.

● VALLE: 00:00 a 8:00 en días laborables y durante todo el fin de semana y festivos nacionales.

Horarios punta y valle para contratar dos potencias diferentes según tramos horarios.

Recordemos que la potencia contratada es la cantidad máxima de kilovatios que podemos consumir de forma simultánea, es decir, los electrodomésticos que podemos conectar al mismo tiempo sin que se dispare el diferencial de la instalación eléctrica.
Debemos tener en cuenta que si planteamos bajar la potencia en horario valle o “nocturna” (de 0:00 a 8:00) también afectará a la potencia de todo el día de los sábados, domingos y festivos nacionales.

2. Término de energía

Es la cantidad de energía que se consume, medida en kilovatios hora (kWh). La nueva tarifa 2.0TD adapta la tarifa de discriminación horaria en 3 tramos durante los días laborables (lunes a viernes):
● Periodo 1: PUNTA: 8 horas al precio más caro (de 10 a 14 y de 18 a 22, porque es cuando la demanda de energía es mayor.

● Periodo 2: LLANO: 8 horas a precio medio (de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 24, porque la demanda de energía es media o relativa.

● Periodo 3: VALLE: 8 horas al precio más barato (desde las 12 de la noche a las 8 de la mañana) porque es cuando la demanda de energía es menor.

Las 24 horas de los sábados, domingos y festivos nacionales se consideran horas valle.

3. Impuesto eléctrico

El 5,1127% que se aplica a la suma de los términos de potencia y de energía y que no se ve modificado.

4. Alquiler de contador

Regulado en la orden IET/1491/2013, que tampoco se modifica.

5. I.V.A.

Se aplica el tipo general, que es el que ya se aplica, por lo que tampoco sufre modificación.

El motivo principal de esta modificación es simplificar la estructura de peajes de los consumidores conectados en baja tensión. En la actualidad existen 6 rangos de tarifas para usuarios domésticos y de pequeños negocios: 2.0A, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHS; pues bien, a partir del 1 de junio se reducen a una única tarifa de acceso para suministros con hasta 15 kW de potencia contratada: la tarifa de acceso 2.0TD, que permite dos términos de potencia contratada y tres términos de energía consumida.

Críticas a los nuevos horarios

“El Gobierno ha diseñado una estructura tarifaria que traslada al consumidor no sólo la responsabilidad de cambiar sus hábitos, sino la de tener instalaciones y electrodomésticos eficientes”, explican desde FACUA, que advierte de que un alto porcentaje de familias no cuentan con viviendas con alta eficiencia energética, ni equipos que se puedan programar, ni máquinas que les permitan acumular energía de madrugada para utilizarla durante el día. Por tanto, los consumidores con menor poder adquisitivo serán los más perjudicados por el cambio tarifario.

>> Cómo calcular lo que consume un electrodoméstico

>> Aparatos y programadores para ahorrar en el consumo de la luz

FACUA critica que el Gobierno se ha limitado a aprovechar que de madrugada hay menos consumo industrial para instar a los consumidores a que desplacen a esas horas sus hábitos de trabajo doméstico con el argumento de que son las más baratas. De haber incluido en el horario valle (el más económico) periodos en los que las grandes empresas están operativas, la sobrecarga de las redes, dada su situación actual, podría derivar en muchos casos en apagones.

En el documento que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha colgado en su web sobre La nueva factura de la luz, indica que “el precio por la potencia contratada en periodo de valle es un 95% inferior al del periodo de punta” y que “el precio del término de energía en el periodo de llano es un 69% inferior y en el de valle un 95% inferior al precio de la energía en punta”. Es decir, “que tanto la potencia contratada como la energía consumida serán casi un 2.000% más caras en periodo punta que en valle”, advierten desde FACUA.

FACUA-Consumidores en Acción critica que el Gobierno no sólo no está cumpliendo el compromiso del acuerdo firmado por PSOE y Unidas Podemos en diciembre de 2019 por el que los primeros kWh de cada factura tendrían un precio más bajo, sino que ha impuesto un modelo tarifario que provocará todavía más subidas para los consumidores.

La asociación advierte de que en mayo de 2021 el precio medio del kWh de electricidad ha sido de 17,20 céntimos, lo que se ha traducido en un encarecimiento interanual del 45,4% en la factura del usuario medio. Los 82,13 euros a los que se eleva la factura del último mes para el consumidor medio representan casi 26 euros más que hace un año.

El usuario medio utilizado por FACUA en sus análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo de 366 kWh mensuales y las tarifas por el consumo se aplican prorrateadas a la media de todo el mes. Es un perfil elaborado tras el análisis de varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas.

FACUA denuncia que las grandes eléctricas continúan inflando las tarifas en el mercado de la generación, lo que agravará aún más los efectos negativos de la nueva estructura tarifaria. Además, en el mercado libre se están aplicando importantes subidas con el argumento de los cambios en la parte regulada de la factura aprobados por el Gobierno.

Ecologistas a favor

Por su parte, Greenpeace considera que estas nuevas tarifas para la luz “enseñan a ahorrar en la factura y favorecen la conversión a un sistema renovable”. La organización ecologista ha querido salir al paso “de la campaña de desinformación que trata de ocultar las maniobras de las eléctricas para seguir obteniendo ingresos excesivos a costa de los consumidores”, señalan. En su opinión, “tanto las nuevas tarifas horarias en vigor desde el 1 de junio como el anteproyecto de ley para retirar a las eléctricas algunos ingresos excesivos son medidas necesarias para la transición hacia un sistema eléctrico eficiente, inteligente y 100% renovable, en el que la ciudadanía debe tener un papel protagonista“.

Y es que la nueva tarifa de la luz distribuye los costes regulados (los de los peajes y cargos), pero no varía la cuantía total de los mismos. “No es cierto que haya que planchar a las tres de la mañana y poner la lavadora antes de que amanezca”, explica Raquel Montón, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace: “Para la mayoría de los consumidores, si se aprovecha la posibilidad de programación de muchos aparatos y se cambian algunos hábitos, el precio total anual no tendría por qué tener una gran variación; de hecho, si se utilizan los incentivos de la tarifa posiblemente se pueda lograr un ahorro. Pero lo más importante es que estamos aprendiendo a gestionar nuestra demanda”.

La organización ecologista explica que la electricidad se produce de distintas maneras (con carbón, gas, cogeneración, nucleares, hidráulica y renovables de todo tipo) y, según la hora del día, se genera con una mezcla de ellas y, por lo tanto, con distintos costes e impactos. El precio que se paga en esa hora no es el resultado de aplicar sus costes, sino el resultado que se obtiene en un mercado diseñado para que todos los ofertantes cobren por igual el precio más alto posible. Se trata de un mercado marginalista que paga el mayor precio siempre a todos y en la actualidad el mayor precio lo marca el gas. Cuando desplazamos el consumo de esa hora punta, compramos a precio más bajo, bajamos la demanda de esa hora cara y consecuentemente disminuye el precio marginal de la hora cara y puede que se eviten las emisiones de CO2 del gas.

“Al desplazar el consumo de las horas punta disminuye el precio marginal y las eléctricas cobran menos y el medio ambiente se ahorra unas emisiones. Todavía sería mejor si tuviéramos un tramo horario bajo en las horas en las que la energía solar está produciendo“, ha añadido Montón.

La nueva factura disminuye el peso de la potencia contratada en la factura y permite que se tengan dos potencias contratadas; además, incorpora un maxímetro que informará sobre la potencia que se necesita realmente cada mes. Todo esto ayudará a disminuir la factura y a que los esfuerzos e inversiones en eficiencia y en autoconsumo se vean premiados.

“Estamos aprendiendo a gestionar nuestra demanda y esto nos va a servir para mantener la seguridad de suministro, para aprovechar mejor las renovables y para consumir con el precio más bajo del mercado. La demanda agregada puede y debe jugar un papel para aportar flexibilidad al sistema y quitar poder a las eléctricas”, concluye Montón.

Si quieres leer más noticias como Horarios punta y valle más baratos para ahorrar en la factura de la electricidad, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >