>
Compartir
WhatsApp

Los beneficios para los huesos y la piel de comer almendras por su alto aporte nutritivo

Bote de almendras
NOTICIA de Jessica Pascual
05.12.2023 - 14:52h    Actualizado 05.12.2023 - 14:52h


Las almendras son uno de los frutos secos más nutritivos. Son una fuente de vitaminas y minerales que proporcionan una gran cantidad de beneficios para el organismo. Fortalecen los huesos, mejoran el estado y aspecto de la piel y tienen un gran aporte de fibra. Suponen un auténtico chute de energía para afrontar cualquier día y, por ello, se convierten en uno de los mejores alimentos para ganar masa muscular.

Lo mejor de todo es que las opciones de incluirlas en la dieta son amplísimas. Como merienda o aperitivo en versión cruda o tostada o como base de postres y elemento de aderezo en ensaladas, por poner algunos ejemplos.

Grasas saludables y gran valor nutritivo

Si por algo se caracterizan las almendras es por su alto contenido calórico y su aporte de grasas saludables. Se trata de un alimento que es una potente fuente de minerales para el organismo. En concreto, una ración de este fruto seco introduce los siguientes minerales al cuerpo: Proteínas, ácidos grasos monoinsaturados y también insaturados, de fibra, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, potasio, vitamina E, riboflavina, tiamina, niacina y folatos.

De manera general, existen dos tipos de almendras, que pueden ser dulces o amargas. Y su sabor varía según esta procedencia. Desde el suave lechoso hasta el amargo seco.

Las almendras dulces son las que se consumen como fruto seco y comprenden dos variedades, las de cáscara blanda y las de cáscara dura. No se diferencian de forma aparente a excepción de su tamaño, que es mayor en el caso de las dulces.

En cuanto a su composición, la almendra dulce presenta un alto contenido en grasas, en especial, monoinsaturadas. Es una fuente de proteínas vegetales y, en menor medida, aporta hidratos de carbono. Por su parte, cuentan con un valor calórico elevado debido a su alto aporte de grasas y escasa cantidad de agua que presentan. Y el contenido en fibra de esta almendra destaca sobre el resto de frutos secos.

Bueno para los huesos y el aspecto de la piel

Gracias a su aporte de determinados minerales, este es uno de los frutos secos que permite fortalecer los huesos, así como mejorar el aspecto y cuidado de la piel porque tiene un elevado contenido en fósforo y calcio. En concreto, una ración de 25 gramos de almendras sin cáscara aporta el 18 % de las ingestas diarias recomendadas de fósforo, según se detalla en la ficha de los alimentos elaborada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Reducción del riesgo de determinadas enfermedades

El estudio, ‘Beneficios para la salud de las almendras más allá de la reducción del colesterol’, publicado en la National Library of Medicine, detalla que en virtud de su composición de nutrientes única, es probable que las almendras beneficien otros riesgos cardiovasculares y de diabetes modificable, como el peso corporal, la inflamación y el estrés oxidativo. Aunque se justifican más estudios, la evidencia emergente respalda que el consumo de almendras influye beneficiosamente en el riesgo de enfermedades crónicas degenerativas más allá de la reducción del colesterol.

En la misma línea, el estudio ‘Consumo de almendras y factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares: una revisión sistemática y metanálisis de ensayos controlados aleatorios’ señala que tras un estudio experimental acerca de ensayos controlados aleatorios, se evaluó el consumo de almendras en relación con los factores de riesgo cardiovasculares. Un análisis que comparó los resultados con otro grupo que no consumió almendras (de adultos sanos).

Los resultados evidenciaron que se redujo significativamente el colesterol total, el colesterol LDL, el peso corporal y el colesterol HDL. De manera adicional, el estudio concluyó que el consumo de almendras puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares al mejorar los lípidos en sangre y disminuir el peso corporal.

Contribuye a la pérdida de peso frente a otros frutos secos

El efecto de las almendras sobre las medidas antropométricas y el perfil lipídico en mujeres con sobrepeso y obesidad en un programa de reducción de peso: un ensayo clínico controlado aleatorio’. Un estudio que concluyó que el peso, el IMC, la circunferencia dela cintura y la relación entre la circunferencia de la cintura y la cadera, así como el colesterol total disminuyeron significativamente al consumo almendras en comparación con otro al que les suministraron nueces.

Si quieres leer más noticias como Los beneficios para los huesos y la piel de comer almendras por su alto aporte nutritivo, te recomendamos que entres en la categoría de Alimentación.