>
Compartir
WhatsApp

Por qué nunca debes usar el móvil en una gasolinera y la multa a la que te enfrentas si lo haces

Echar gasolina
NOTICIA de Jessica Pascual
11.02.2024 - 12:42h    Actualizado 11.02.2024 - 12:42h


¿Se puede hablar por teléfono mientras echas gasolina? No, de hecho, esta es una de las cosas que no pueden hacerse en una gasolinera. La prohibición está regulada por ley y se trata de una medida que busca garantizar la seguridad de los clientes y los trabajadores que hace referencia al momento en el que se echa el carburante. Es decir, que no está prohibido usar el móvil en la tienda de una gasolina o para pagar, pero sí que lo está mientras se produce el repostaje.

El motivo por el que no se puede usar el móvil en las gasolineras

¿Por qué está prohibido usar el teléfono en las gasolineras? Desde Repsol explican que la razón principal es la seguridad. En concreto, las baterías de los smartphones, cuando se reciben o realizan llamadas, pueden producir pequeñas chispas. Explican que, aunque son imperceptibles para los usuarios y las posibilidades de que se produzca un accidente son mínimas, estas chispas podrían encender los vapores de la gasolina, detallan. Por este motivo, con el objetivo de garantizar la seguridad de los clientes y trabajadores, está prohibido el uso del teléfono en las estaciones de repostaje.

Una norma que busca eliminar cualquier riesgo, por pequeño que sea. Dado que esta acción puede poner en peligro a los clientes y al personal de la estación de servicio. Además, indican desde Repsol, “no usar el smartphone mientras repostas te ayuda a concentrarte mejor y evitar derrames o errores”.

Qué dice la normativa

Esta es una prohibición que está contemplada en el artículo 115 del Reglamento General de Circulación. Un apartado en el que se detalla que para cargar combustible en el depósito, deben estar apagados los dispositivos emisores de radiación electromagnética, como los teléfonos, entre otros aspectos.

¿Me pueden multar por usar el móvil al echar gasolina?

Sí. La multa que pueden ponerte se deriva de cometer una infracción al no respetar lo que contempla el Reglamento General de Circulación. Y que se aplica tanto a los conductores que lo hagan, como a los trabajadores que no respeten la norma y usen sus respectivos teléfonos durante el repostaje.

En concreto, quienes descuelguen el teléfono o realicen una llamada dentro del recinto de una estación de servicio se enfrentan a las sanciones por cometer una infracción leve, esto es, de entre 100 y 200 euros.

Si quieres leer más noticias como Por qué nunca debes usar el móvil en una gasolinera y la multa a la que te enfrentas si lo haces, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.