>
Compartir
WhatsApp

Qué pasa si no puedo pagar las deudas de una tarjeta de crédito

Qué pasa si no puedo pagar las deudas de una tarjeta de crédito
NOTICIA de Jessica Pascual
11.08.2023 - 09:16h    Actualizado 11.08.2023 - 09:16h


Las tarjetas de crédito son armas de doble filo. Al igual que pueden ayudar enormemente a gestionar la economía familiar, pueden acabar volviéndose en contra y generar una gran cantidad de deudas inasumibles por los titulares de las mismas. ¿Qué hago si no puedo pagar la tarjeta de crédito?

Si tienes deudas con la entidad bancaria por el impago de una tarjeta de crédito y no sabes qué puedes hacer, a continuación puedes consultar cuáles son las principales consecuencias, las posibles alternativas y lo que no hay que hacer para evitar agrandar el problema.

Qué pasa cuando no puedo pagar la tarjeta de crédito

En el momento en el que la entidad bancaria otorga una tarjeta de crédito a un cliente se establece una relación de compromiso entre ambas partes.

En el caso de la entidad, esta ofrece al cliente la posibilidad de utilizar una línea de crédito en la que puede pagar por adelantado sin disponer previamente de esa cantidad. Pero con una condición: devolverla según el sistema de pago previamente acordado, en un tiempo concreto y con determinados intereses.

Si se hace una buena gestión del dinero no tiene por qué surgir ningún tipo de problema. El problema es que esto no siempre sucede así y la parte negativa de utilizar dinero del banco es que, en ocasiones, se gasta más de lo que se puede pagar. También puede pasar que llegue un gasto inesperado que haga tambalear la economía de un mes y ello genere una mayor deuda con la entidad bancaria.

Ante esta situación, la pregunta que hay que plantearse en estas situaciones es: ¿Qué puedo hacer si no puedo pagar la tarjeta de crédito?

Consecuencias de dejar de pagar una tarjeta de crédito

Cuando una persona deja de pagar su tarjeta de crédito, el banco comienza a aplicar una serie de intereses adicionales que van a ir en aumento. Es lo que en términos bancarios se conoce como el devengo de los intereses de la demora, es decir, las comisiones.

De manera general, se trata de una indemnización que la persona endeudada debe pagar a la entidad a la que debe el dinero por incumplir el acuerdo. Estos intereses se deben abonar y, si no se hace, se suman a la cantidad impagada por el retraso en los pagos. Aunque para que el banco pueda aplicar el devengo de los intereses de la demora deben cumplirse cuatro requisitos:

  • Que la fecha del pago esté vencida.
  • Que la deuda sea de dinero.
  • Que se haya pactado de forma previa la aplicación de estos intereses en caso de impago.
  • Que no exista un pacto contrario al pago de este interés.

De forma inmediata al impago de la deuda, el banco bloquea la tarjeta de crédito para que no se incremente más la deuda. Si el impago se alarga, el bloqueo de la tarjeta puede extenderse y hacerse efectivo también a la cuenta corriente que esté asociada a esa tarjeta.

Otra de las consecuencias que se deriva del impago de la deuda es que el banco te pueden meter en una lista de morosos como ASNEF, EQUIFAX o RAI.

Además, iniciarán otras actuaciones como la vía judicial para que se produzca la devolución del dinero. Por tanto, iniciarán los trámites necesarios para llevar a cabo una reclamación judicial. Una cuestión muy importante es que si el endeudado pierde la batalla judicial, también tendrá que hacerse cargo de los costes del proceso.

La entidad bancaria impondrá a medida que la deuda crezca nuevos intereses y comisiones. Por tanto, cuanto más se retrase el pago, más cantidad habrá que devolver.

¿Cuándo prescribe una deuda de una tarjeta de crédito?

Los plazos de cuándo prescribe una deuda en España están regulados por ley. En la actualidad, las deudas contraídas por tarjetas de crédito prescriben a los cinco años. Aunque para que una deuda prescriba deben cumplirse dos condiciones:

  1. En este caso, que la entidad bancaria no haya llevado a cabo ninguna acción ni judicial ni extrajudicial exigiendo el pago.
  2. Que la persona endeudada no reconozca que debe este dinero.

Si se cumplen estas dos condiciones, la entidad no tiene derecho a reclamar la deuda. Aunque en el caso concreto que trata este artículo, la primera condición probablemente no se produzca nunca.

Independientemente de las condiciones necesarias para que se produzca, las deudas de las tarjetas de crédito prescriben en un plazo de cinco años, según el artículo 1964.2 del Código Civil, en concreto, de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Antes del año 2015 la prescripción de este tipo de deudas se producía a los 15 años, pero con la reforma de la ley en la actualidad lo hacen pasados cinco años desde que se exige el cumplimiento de la deuda.

Esta prescripción queda completamente anulada en el momento en el que la entidad bancaria inicie los trámites judiciales necesarios antes de los cinco años.

¿Me pueden embargar si no pago la tarjeta de crédito?

. La entidad bancaria puede embargarte los bienes ante el impago de la deuda, aunque es poco probable porque este tipo de actuación se produce sobre todo en deudas hipotecarias. Además, para poder iniciar este proceso, el banco debe haber interpuesto una demanda judicial previamente. Para que se produzca el embargo, este hecho debe estar presente en el acuerdo firmado previamente entre cliente y entidad. Por otra parte, en caso de tener avales, el banco puede proceder a pedirles cuentas a ellos para solventar las deudas.

Si quieres leer más noticias como Qué pasa si no puedo pagar las deudas de una tarjeta de crédito, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.