Remedios caseros para los hongos en las uñas de los pies

Remedios caseros para los hongos en las uñas de los pies.
NOTICIA de Javi Navarro
29.09.2015 - 18:59h    Actualizado 11.02.2021 - 11:19h

Los hongos en las uñas de los pies, afección conocida también como onicomicosis, es muy frecuente, sobre todo en personas de edad avanzada. De todos modos, es una enfermedad que puede presentarse en cualquier momento de la vida, y que puede generar muchas molestias. Aunque no es doloroso, le resta belleza a los pies y, si no se trata a tiempo, puede causar la pérdida completa de la parte dañada.

Cómo curar los hongos en las uñas de los pies

Si es verdad que en muchos casos lo mejor es ir al especialista, también se puede quitar con algunos remedios caseros y productos farmacéuticos para las uñas de los pies.

Medicamentos

1 Puedes conseguir en las farmacias algunos medicamentos especiales para esta afección. Lo ideal es que utilices las presentaciones que vienen con brochitas como las de los esmaltes de uña. De esa manera, tendrán mayor absorción y efectividad. Cada medicina tiene sus propias indicaciones, que debes seguir al pie de la letra para conseguir resultados.

2 Vaselina para las uñas de los pies

¿Has probado a utilizar la vaselina para hongos en los pies? Para matar al hongo y evitar que se propague, puedes probar con la aplicación de vaselina en el área afectada todas las noches. Es importante hacerlo con las uñas completamente secas.

Azufre para los hongos

3 ¿El azufre sirve para los hongos? Sí, también puedes aplicar polvo de azufre, que se consigue en las farmacias sin prescripción médica. Una opción es mezclarlo con el medicamento contra los hongos, para así darle mayor potencia.

Agua y vinagre

4 Otra posibilidad es remojar los pies en una mezcla de 2 litros de agua con un cuarto de taza de vinagre. Puedes repetir este procedimiento todos los días, durante dos semanas.

Bicarbonato y otras sales

5 También puedes combinar un litro de agua caliente, un cuarto de taza de peróxido, media taza de bicarbonato, media taza de sales inglesas y un cuarto de taza de vinagre blanco. Remoja los pies en esta solución.

Vinagre blanco

6 Puedes, igualmente, mojar un algodón con vinagre blanco y colocarlo sobre la uña. Déjalo fijo durante todo el día y cámbialo en la noche. Debes hacer este procedimiento todos los días por cuatro semanas. También puedes colocar el dedo en una mezcla de listerine y vinagre blanco.

Aceites

7 El aceite de naranja –no el que se usa en la limpieza sino en la jardinería– puede ser útil para combatir los hongos rebeldes. Aplica unas gotas en la zona afectada todos los días. Otros aceites útiles pueden ser los de árbol de té, neem, orégano y tomillo.

Deja los pies al descubierto

8 No utilices los mismos zapatos de siempre, pues lo ideal es cambiar el ambiente en el que se ha desarrollado el hongo. Es recomendable usar sandalias anchas que dejen la parte afectada al aire libre.

Ir al médico

9 Si nada de eso funciona, lo mejor es acudir al especialista. Quizás sea necesario el uso de medicinas orales.

Prevención para evitar los hongos en las uñas de los pies

10 Para prevenir la aparición de futuros hongos, debes evitar andar con los pies descalzos en lugares públicos, secar muy bien los pies, cambiar tus medias todos los días, usar zapatos cómodos y talcos antihongos.

Peces masajistas
Ictioterapia, para exfoliar pies y manos.
Durante unos años ha estado de moda someterse a la limpieza de los denominados ‘peces masajistas’ o ‘fish spa’, unos pequeños anfibios con nombre Garra Rufa. Estos peces tienen la capacidad de microsuccionar las células muertas de la piel del pie, estimulando así los puntos de acupuntura y acelerando la circulación sanguínea.

Sin embargo, estos tratamientos cuyo objetivo es exfoliar la piel de forma natural, pueden tener el efecto contrario y provocar los hongos en los pies.

Otras dolencias en los pies

Como hemos comentado, los hongos son un problema que puede afectar a personas de todas las edades, aunque los que más lo sufren suelen tener una edad avanzada. Esto ocurre no sólo con los hongos, sino que el 90% de los mayores de 65 años padecen serios problemas en los pies. En concreto, las que más padecen estos problemas son las mujeres, que llegan a tener hasta cuatro veces más patologías que los hombres.

Esto se debe a que suelen utilizar zapatos más incómodos con algo de tacón. Por eso es importante la elección de un buen calzado porque prácticamente la mitad de las dolencias de los pies están causadas por usar un calzado inadecuado. Lo recomendable es que se utilicen zapatos o zapatillas que sean cómodos, que permitan que el pie transpire y no nos aprieten ni por los lados ni por la parte de los dedos.

A continuación te explicamos otras dolencias que suelen tener las personas mayores en los pies, cómo curarlas y prevenirlas.

Ampollas

¿A quién no le ha salido alguna vez una ampolla? Las ampollas son uno de los problemas de pies más comunes que afecta a personas de cualquier edad porque se trata de una acumulación de líquido provocada por la fricción de la piel contra el zapato.

Si te sale una ampolla lo más importante que debes saber es que no debes reventarla porque si lo haces puede que se te infecte. La forma adecuada de tratarlas es lavarlas con jabón y aclararlas con agua templada. Una vez seques la zona, debes aplicar antiséptico y taparla con una gasa que no se pegue y esparadrapo para que transpire.

Por otra parte, hay algunos remedios caseros que podemos aplicar si tenemos ampollas como por ejemplo aplicar con cuidado y siempre sin reventarlas un ajo que es un antiséptico natural o aloe vera que ayuda a que cicatrice. Para que no te vuelvan a salir, procura hidratarte la piel y asegúrate de utilizar calcetines y calzado cómodo.

Callos

Los callos aparecen por rozadura del pie con el zapato como las ampollas. Aunque también pueden aparecer por piel seca o por lesiones no curadas. Son muy molestos y pueden ser muy peligrosos puesto que pueden provocar dolores y problemas en otras articulaciones al pisar mal por evitar el dolor.

La diferencia con las ampollas es que no tienen líquido en el interior y son mucho mas duros. Además, tardan mucho más en curarse, sobre todo en las personas mayores.

Para curarlos tienes que cubrir la zona con parches adhesivos hasta que se curen. También existen remedios caseros como bicarbonato de sodio o aspirina puesto que son exfoliantes naturales. O masajear suavemente con aceite de oliva o limón. Para evitarlos lo más recomendable es utilizar calzado cómodo.

Juanetes

Los juanetes suelen aparecer más en mujeres que en hombres. Uno de los motivos por los que puede aparecer es por causa hereditaria aunque también por utilizar zapatos estrechos de tacón alto.

Pueden provocar dolores en otros dedos y estructura del pie además de los problemas estéticos porque el dedo se desvía. Para evitarlo debes usar zapatos cómodos que no te aprieten y que no opriman tus dedos en la parte delantera.

Grietas en los talones

Las grietas en los talones puede no parecer un problema grave pero es importante que las elimines cuanto antes porque a través de estas zonas agrietadas pueden entrar gérmenes al organismo. Una piel hidratada actúa de barrera a la entrada de estos gérmenes por eso hay que tratar de forma inmediata la aparición de estas grietas.

Para mantenerlos hidratados es mejor no usar de forma continua zapatos abiertos por el talón. Además de compaginarlo con ponernos crema de pies o aceite de rosa mosqueta, tapar la zona con papel film, calcetines y dejar actuar toda la noche. De forma complementaria a este tratamiento intenso, debes hidratar la zona de forma habitual con cremas.

Papilomas

Son verrugas que se producen por el papiloma humano. Se pueden eliminar con láser, ácidos o cirugía pero siempre consultando con un médico. La forma de evitarlo es no pisar descalzo en lugares húmedos o con poca higiene.

Picores

La aparición de picores por todo el pie, en la parte del empeine, tobillos o talones se debe a sequedad de la piel. Por ello tan sólo hay que hidratar la zona, no rasarse y no usar zapatos estrechos.

Cómo mantener los pies sanos

Algunas de las recomendaciones para mantener los pies sanos son:

  1. Lavar los pies una vez al día.
  2. Mantener un cuidado de la piel con masajes con piedra pómez.
  3. Duchas de contraste de agua fría y caliente para mejorar circulación.
  4. Utilizar cremas hidratantes.
  5. Si no es posible andar todos los días, masajear la zona y hacer ejercicios.
  6. Usar tacones sólo en ocasiones especiales.
  7. Al final del día poner los pies en alto por encima del corazón para mejorar la circulación.

Si quieres leer más noticias como Remedios caseros para los hongos en las uñas de los pies, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >