Riesgos de padecer cáncer asociados a los problemas de obesidad y sobrepeso


Riesgos de padecer cáncer asociados a los problemas de obesidad y sobrepeso

Los recientes estudios realizados por el Instituto Americano de Investigación sobre el Cáncer (AICR) sitúan en la barrera de 100.000 el número de casos de dicha enfermedad provocados por la obesidad cada año en Estados Unidos. En Europa, a comienzos del siglo XXI, se estimaba que más de 70.000 personas desarrollaron la enfermedad debido a problemas de sobrepeso y a su creciente nivel de grasa corporal, mientras que los últimos estudios acercan las cifras a los 125.000 casos.

Cáncer y obesidad

En este sentido, y considerando que cerca de un 60% de los españoles padecen en este momento de obesidad o sobrepeso, el Instituto de Obesidad quiere alertar sobre la relación existente entre este problema y el desarrollo de determinados cánceres. Una relación ésta claramente demostrada por los datos epidemiológicos arrojados por los diferentes estudios, que arrojan una clara asociación entre la obesidad y la generación de algunos tipos de cánceres.

Concienciarse del cáncer

Así, si bien es cierto que todavía cabe profundizar entre los mecanismos que generan dicha asociación, no es menos cierto que uno de los principales problemas para prevenirla es la falta de concienciación de la relación por parte de la ciudadanía.

Bajo este prisma, el Instituto de Obesidad quiere recordar la relación existente entre la obesidad y ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo, se ha comprobado que los hombres obesos son más proclives a sufrir cáncer de colon o próstata, mientras que las mujeres obesas tienden a padecer de cáncer de mama, útero u ovarios.

Estos datos han llevado a numerosos profesionales a señalar que, probablemente, la obesidad pueda convertirse en la principal causa atribuible de cáncer durante la próxima década. En esta línea, el Instituto de Obesidad recuerda que, si bien estas enfermedades tienen un importante e incontrolable factor genético, no es menos cierta la importancia en su desarrollo de factores ambientales y estilos de vida.

Así, el Instituto recomienda formas de vida saludables que ayuden a mantener un peso adecuado, con una dieta equilibrada y ejercicio físico diario como algunas de las claves del éxito en la prevención de tumores.

Obesidad y cáncer de mama, juntos

Las mujeres obesas tienen más probabilidad de sufrir cáncer de mama. Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que las mujeres con sobrepeso, sobre todo las que padecen obesidad mórbida, desarrollan esta enfermedad de forma prematura. En el estudio participaron 524 mujeres con cáncer de mama. Su trabajo demostró que las mujeres diagnosticadas de cáncer a edades más tempranas son aquellas que tuvieron su primera menstruación de manera muy precoz, entre los 9 y los 10 años.

Las mujeres obesas tienen una probabilidad mucho más alta de sufrir cáncer de mama que las demás, y desarrollan esta enfermedad de forma prematura. Además, la posibilidad de padecer cáncer de mama es mucho más elevada cuando se trata de pacientes con obesidad mórbida.

Obesidad y cáncer de mama, juntosÉsta es una de las principales conclusiones de un artículo publicado recientemente en la revista Nutrición Hospitalaria por científicos del grupo de investigación CTS 367 de la Universidad de Granada, liderados por la catedrática del departamento de Enfermería María José Aguilar Cordero.

Para llevar a término este trabajo, los investigadores manejaron una muestra formada por 524 pacientes del sexo femenino, diagnosticadas y tratadas de cáncer de mama en el Hospital universitario «San Cecilio» de Granada, entre enero de 2009 y septiembre de 2010. Analizaron la relación existente entre el estado nutricional de las mujeres (normopeso, obesidad y obesidad mórbida) y la edad a la que fueron diagnosticadas de cáncer de mama, haciendo distinción entre mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama y las que no.

Su análisis demostró que la obesidad en las mujeres se asocia con una edad más temprana de diagnóstico de cáncer mamario, unos resultados que contrastan con los obtenidos en otros estudios anteriores, que señalaban que las personas con un índice de masa corporal elevado tenían un menor riesgo de padecer cáncer de mama.

Edad de la primera menstruación

Los científicos de la UGR afirman que, a la luz de sus resultados, las mujeres diagnosticadas de cáncer a edades más tempranas son aquellas que en su día tuvieron su primera regla (menarquia) de manera muy precoz, es decir, entre los 9 y los 10 años de edad. De este modo, la edad de la menarquia constituye un factor determinante en la edad de aparición y diagnóstico del cáncer mamario, más aún en aquellas mujeres afectadas por obesidad mórbida.

Por lo tanto, a pesar de la indudable importancia de los antecedentes familiares con cáncer (hasta un 18% de las mujeres obesas con cáncer de mama los tenían), y con ello del componente genético de esta neoplasia, en el estudio realizado en la UGR resultó ser la obesidad y, dentro de ésta, los estados más severos o mórbidos, el factor más implicado en el desarrollo prematuro de este tipo de tumores.

Controlar la obesidad puede evitar el cáncer

El Instituto de Obesidad afirma que existen diferentes estudios alertan del incremento de determinados tipos de cánceres en personas con problemas de sobrepeso. Entre este tipo de enfermedades destacan el cáncer de mama, el cáncer de cuello de útero, el de endometrio en las mujeres y el de hígado o próstata entre los varones. Algunos estudios indican que mantener un peso normal podría evitar un 28% del cáncer de páncreas y un 9% de los colorrectales.

El Instituto de Obesidad apuesta por la prevención de la obesidad para paliar y prevenir determinados tipos de cáncer ya que varios estudios relacionan la obesidad un amplio rango de tipos de cáncer.  Así, el Instituto Americano de Investigación sobre el Cáncer (AICR) señala que la obesidad provoca cada año más de 100.000 casos de cáncer en Estados Unidos, al tiempo que alerta de que la situación irá a peor en el futuro.

El informe señala, también, que manteniendo un peso normal podrían evitarse un 28% de los tumores anuales de páncreas –lo que supone unas 12.000 personas-, un 9% de los colorrectales -13.000  personas- un 17% de cánceres de mama –lo que representa que 33.000 mujeres no serían diagnosticadas- y otro 24% de tumores renales.

Por su parte, un reciente estudio elaborado por Científicos de la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado que las mujeres con sobrepeso, sobre todo las que padecen obesidad mórbida, desarrollan el cáncer de mama de forma prematura.

De este modo, el Instituto de Obesidad apuesta por la prevención de la obesidad como una de las formas más eficientes en la lucha contra el cáncer, recomendando a las personas obesas realizar ejercicio físico regular y mantener una alimentación sana para disminuir el riesgo de cáncer. Al mismo tiempo, ha de atenderse, también, a los hábitos de vida de los menores, así como a la valoración de la práctica de ejercicios físicos, evaluando la mejor opción con base en las necesidades individuales de cada paciente.

Si quieres leer más noticias como Riesgos de padecer cáncer asociados a los problemas de obesidad y sobrepeso, te recomendamos que entres en la categoría de Dietas y Adelgazar.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies