Todo sobre el nuevo Micra


Todo sobre el nuevo Micra


Casi 30 años y cuatro generaciones después, el Micra continua siendo el coche urbano por excelencia. Pero el último Micra ha sido creado con la intención de convertirse en la nueva referencia en las ciudades europeas y con el objetivo específico de simplificar la conducción en ciudad. El segmento de los coches urbanos europeos es uno de los segmentos de mercado más competidos del mundo. Por este motivo, el Micra se ha concebido, tanto en su diseño como en su ingeniería, sus motores o sus niveles de equipamiento, como un coche que convierta en lo más relajada posible la conducción en ciudad pero que, al mismo tiempo, siga siendo asequible.

20 septiembre / Casacochecurro.com La nueva plataforma V – en la que la V significa Versátil – es uno de los elementos clave de la construcción del nuevo Micra. Diseñada para ser lo más rígida y, al mismo tiempo, lo más ligera posible, la Plataforma V ayuda a proporcionar un manejo ágil y, a su vez, bajos niveles de consumo y emisiones.

El nuevo Micra dispone de dos nuevos motores de tres cilindros, novedad en la marca, con una cilindrada de 1,2 litros. La versión de acceso es atmosférica y rinde 59 kW con unas emisiones ultra-bajas de sólo 115 g/km de CO2. Pero incluso estas cifras se ven superadas por la segunda versión. Se trata de un motor de gasolina de inyección directa con un compresor que eleva la potencia hasta los 72 kW. Las emisiones de CO2 caen a tan solo 95 g/km. La eficiencia de estos dos motores de gasolina es tan elevada que el nuevo Micra no estará disponible con motores diesel. La versión sobrealimentada se lanzará en Europa en la primavera de 2011. Teniendo en cuenta que las bajas cifras de CO2 suelen conseguirse con versiones diesel, lo que comporta un precio de venta elevado, el nuevo Micra proporcionará esas bajas emisiones sin la penalización habitual del precio de venta.

La gama es muy sencilla con una única variante de carrocería de 5 puertas, dos motores disponibles y dos transmisiones a elegir, ya sea una caja de cambios manual de 5 velocidades o una muy avanzada y compacta transmisión de Variación Continua (CVT).

Los acabados responden a la tradición Nissan con el básico Visia seguido del intermedio Acenta y el más completo Tekna. Todas las versiones disponen de dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y el control electrónico de estabilidad (ESP) de serie, algo muy poco habitual en el segmento de los coches urbanos.

Los Acenta añaden un equipo de sonido con mayores prestaciones, climatizador y control de crucero entre otros equipamientos mientras que las versiones superiores Tekna disponen de tecnologías más propias de coches de gama alta que de pequeños vehículos urbanos. Un ejemplo es el Nissan Connect, que combina un navegador por satélite con un equipo de entretenimiento. Las versiones Tekna ofrecen también de serie el Medidor de huecos de aparcamiento (PSM).

El PSM analiza automáticamente los posibles espacios para aparcar y advierte al conductor si el Micra cabe en ellos o no. Se trata de un equipamiento ideal para un coche urbano.

«Con más de 5,65 millones de unidades vendidas en casi 30 años, el Micra es uno de los coches preferidos por los clientes del segmento. El nuevo Micra se dirige, por supuesto, a los fieles clientes del modelo pero su elegante aspecto, su calidad mejorada y sus cualidades dinámicas llamarán también la atención de nuevos clientes potenciales,» explica Vincent Cobee. «La importancia de una cifra de emisiones por debajo de 100 g de CO2, además, no debe ser subestimada.»
«Hemos desarrollado un coche atractivo para Europa que resulta ligero pero robusto y que proporciona espacio y equipamientos muy competitivos así como unos niveles de eficiencia de consumo y emisiones líderes en su segmento. El Micra es un coche que ha sido pensado para facilitar al máximo su uso en una típica ciudad europea.»
FRESCO PERO RECONOCIBLE

Al mantener el perfil redondeado del Micra anterior pero con un look actualizado, los diseñadores de Nissan han creado un coche que combina la frescura de un diseño nuevo con una simpática familiaridad.

Diseño exterior
El nuevo Micra se venderá en más de 160 países. Y debe seducir tanto a familias en Shanghai, como a sofisticados solteros en París o a creadores de tendencias urbanos en Tokio. A todos ellos y a muchas más personas.

El Director de Diseño de la marca Nissan, Koji Nagano, explica que: «En primer lugar, el coche se dirige a un espectro muy amplio de gente en todo el mundo por lo que debe satisfacer multitud de necesidades distintas en un único formato».

«El segundo reto era diseñar un coche con un nivel de calidad líder tanto en el exterior como en el interior. Por el mero hecho de que un coche sea compacto, los compradores no aceptarán niveles bajos de calidad y sabemos que nuestros clientes sólo esperan lo mejor en este apartado. Nuestro trabajo consistió en elevar el nivel de calidad al tiempo que alcanzábamos nuestro tercer objetivo global; crear un coche compacto con un toque que convirtiera su diseño en algo especial.»
Mientras que la mayoría de los que eran sus rivales hace 15 años han crecido en tamaño hasta integrarse en un sub-segmento superior, el nuevo Micra se ha mantenido fiel a su tradición de ser un auténtico coche urbano y tiene virtualmente las mismas dimensiones que el modelo anterior. Se trata de una decisión lógica en un coche urbano europeo. En líneas generales, el nuevo Micra es ligeramente más largo, un poquito más ancho y algo más bajo.

Altura: 1.520 mm (-10 mm) Anchura: 1.665 mm (+5 mm) Longitud: 3.780 mm (+61 mm) Distancia entre ejes: 2.450mm (+20 mm) Capacidad de maletero (VDA): 265 – 511 litros Desde la perspectiva del diseño, el elemento clave que define el carácter del Micra es su perfil y, más concretamente, la forma de arco de la superficie acristalada. Como parte importante de su herencia estética y como elemento de diseño apreciado tanto en Europa como en Japón, esta característica se ha mantenido en el nuevo coche que, incluso, la acentúa mediante el prominente alerón integrado en la parte trasera del techo.

La forma general del coche, de todas maneras, es más audaz que la de su antecesor, con una línea de cintura más acusadamente redondeada y un pliegue distintivo en la parte inferior de las puertas. El tratamiento del frontal y la trasera, por su parte, son radicalmente distintos.

El nuevo diseño, sin embargo, no ha comprometido en absoluto la tradicional visibilidad hacia el exterior del Micra, un aspecto clave en una conducción ciudadana sin estrés. Como las anteriores generaciones del modelo, desde el asiento del conductor se obtiene una visión perfecta tanto de la carretera como de los extremos del coche, lo que facilita maniobras seguras en espacios reducidos.

Según Makoto Yamane, Jefe adjunto de diseño de producto: «el frontal del Micra es elegante y tiene cierto aire de sofisticación… pero al mismo tiempo resulta familiar, como el de un amigo en quién confiar.»
El aspecto tridimensional y esculpido del frontal incluye una parrilla delantera que domina la zona y subraya la fuerte presencia del coche en carretera. La parrilla, en dos partes, está dividida por el parachoques. La parte superior dispone de un perfil cromado en su parte central en las versiones Acenta y Tekna y su contorno queda definido en la parte superior por la presencia de una pequeña pestaña que completa el espacio sobre el que se sitúa el logotipo de la marca. Por debajo del parachoques, la parrilla abarca prácticamente toda la anchura del coche y aloja en su interior la placa de matrícula. En los modelos Tekna, esta parrilla tiene un marco cromado. El aspecto del frontal se completa con los faros de una pieza suavemente redondeados.

Como en su antecesor, las elevadas aletas delanteras ayudan al conductor a «posicionar» el coche en la carretera más fácilmente mientras que la línea de cintura baja mejora la visibilidad lateral hacia ambos lados.

En la parte trasera, el ancho portón está flanqueado por los pilotos de una pieza mientras que en el parachoques encontramos un espacio perfectamente definido para la matrícula. La luz de freno central, montada en posición elevada, queda integrada en el alerón del techo.

La aerodinámica juega un importante papel en la definición de las formas generales del nuevo Micra. El techo, por ejemplo, lleva integrados pequeños pliegues en forma de boomerang que reducen la resonancia en el habitáculo, en especial a alta velocidad, y que permiten ahorrar dos kilos de peso. El cuidado diseño del techo, completado con el pronunciado alerón trasero, permite minimizar la resistencia al aire y, con ello, rebajar el consumo y reducir las emisiones.

Bajo el coche, el piso inferior se ha diseñado para mejorar el paso de los flujos de aire y maximizar el apoyo aerodinámico a velocidad elevada. El coeficiente de penetración del Micra es de un notable 0,33.

Todas estas características permiten ofrecer un coche elegante y de calidad obvia al mercado global.

«Eso es, exactamente, lo que hemos conseguido» comenta Yamane-san. «Este diseño hace del Micra un coche más práctico y con una visibilidad perimetral mejorada. Al rebajar el centro de gravedad y posicionar las ruedas en los cuatro extremos del coche, hemos podido aumentar la distancia entre ejes y las vías para mejorar tanto el aspecto exterior como el comportamiento.

«Una parte muy importante de esa mejora de la presencia del coche es fruto de su pronunciada línea de cintura y de sus redondeados contornos que generan una gran sensación de robustez. El diseño es orgánico, viste perfectamente a quién lo conduce y le proporciona una conducción sin estrés.»
Diseño interior
Con la idea de aplicar la misma idea de diseño del exterior en el interior del nuevo Micra, el equipo de diseñadores buscó crear un habitáculo acogedor y agradable pero conectado con el mundo exterior. Un buen ejemplo es el diseño del salpicadero, con una doble burbuja que empareja el tablero de instrumentos circular con una guantera delante del pasajero de formas similares. Esta guantera con doble bandeja se completa con un amplio hueco superior para dejar objetos y con otros huecos repartidos por todo el coche, incluyendo los que se encuentran en la consola central y en las puertas.

Interior del nuevo MicraLa instrumentación, de fácil lectura, se aloja en tres diales circulares mientras que los mandos de la ventilación y la climatización y el equipo de audio están perfectamente situados y resultan muy fáciles de accionar.

Una parte muy importante de los clientes europeos deciden comprar un coche urbano cuando sus hijos mayores abandonan el hogar familiar pero ello no significa que renuncien al mismo tiempo a seguir disfrutando de un buen espacio interior Las inteligentes soluciones que aporta la nueva plataforma V pasan por una distancia entre ejes superior que ha aumentado el espacio en comparación con el Micra anterior lo que facilita la entrada y salida a todos los ocupantes. La larga línea del techo asegura además al Micra un espacio notable para la cabeza por lo que las dimensiones interiores del nuevo Micra resultan sorprendentes si tenemos en cuenta sus compactas medidas exteriores.

A lo largo de proceso de diseño, el ahorro de peso fue una de las prioridades y se alcanzó mediante la reducción del número de piezas aumentando, no obstante, la calidad. El nuevo Micra tiene, de media, un 18% menos de componentes que otros coches de dimensiones similares y en el caso concreto del salpicadero, está compuesto por 28 piezas en lugar de por las más de 50 habituales.

Existen cuatro diseños interiores con combinaciones de colores a juego con la amplia paleta de tonos de carrocería. El negro está disponible para los tres acabados, Visia y Acenta añaden el gris mientras que para el Tekna están disponibles un atractivo color marfil y un tono ciruela.

Los colores exteriores incluyen los clásicos rojo, gris, negro, blanco y plata y tres llamativos tonos que personalizan el aspecto del coche; el verde Spring, el Tangerine anaranjado y el Nightshade oscuro.

LIGEREZA AÑADIDA

Una nueva plataforma que es, al mismo tiempo ligera y estructuralmente muy rígida, es la clave de la combinación de agilidad, habitabilidad, eficiencia y bajas emisiones que caracteriza al nuevo Micra. Plataforma El nuevo Micra se ha desarrollado sobre una plataforma completamente nueva que en el futuro se utilizará ampliamente en la gama global de Nissan. Por ese motivo se le ha bautizado como Plataforma V. La V, en este caso, significa Versátil.

El Micra es el primer fruto de esta nueva plataforma pero Nissan ya ha anunciado que la utilizará en su momento también para una nueva berlina y un monovolumen.

Los elementos clave de la Plataforma V son su rigidez y su ligereza. Pese a que es algo más grande que la del Micra anterior – la batalla, por ejemplo, ha crecido en 20 milímetros para situarse en 2.450 – la plataforma ha sido desarrollada para ofrecer una rigidez óptima que proporcione un excelente comportamiento y un agrado de conducción notable pero con un peso lo más bajo posible para mejorar el rendimiento y rebajar significativamente el consumo y las emisiones. Estos, en teoría contradictorios requerimientos, han tenido que compatibilizarse para poder lograr el principal objetivo del nuevo Micra; responder a las expectativas de los conductores que circulan -y aparcan- diariamente en las ciudades europeas, caracterizadas por su tráfico intenso, sus escasos huecos para aparcar, el mal estado del asfalto y el aumento de la presión fiscal basada en las emisiones.

El ahorro de peso en la plataforma ha tenido continuidad en el resto de elementos del vehículo. El depósito de gasolina de 41 litros, por ejemplo, es 2,2 kilos más ligero que en el Micra anterior, el sistema de escape prescinde del silencioso central, con lo que el peso se rebaja en 3,2 kilos y el esquema de suspensión delantero es 9 kilos más ligero.

También pesan menos los asientos, el salpicadero utiliza menos piezas y los motores son más pequeños. Incluso los paneles del techo ahorran 2 kilos. Con todo ello, el nuevo Micra arranca en sólo 915 kilos de peso en vacío, 35 menos que su antecesor.

El anterior Micra, el K12, destacaba por su buen compromiso entre confort de marcha y comportamiento dinámico y los ingenieros de Nissan decidieron que era un buen punto de partida para crear su sucesor. El nuevo Micra, por tanto, tiene un esquema de suspensión similar con un eje delantero independiente de tipo McPherson con muelles helicoidales y un eje trasero por barra de torsión muy compacto diseñado para minimizar su intrusión en el maletero.

Ambos esquemas de suspensión se montan en sendos sub-chasis que ayudan a aislar el habitáculo de los ruidos, vibraciones y asperezas provocadas por la carretera y disponen de sus respectivas barras estabilizadoras. Tanto las suspensiones del Micra como su dirección y sus frenos han sido adaptados por los ingenieros europeos de Nissan para que respondan a las necesidades de la conducción cotidiana en Europa, dónde se circula a una media de velocidad más elevada y en carreteras en mejor estado que en otros mercados donde el Micra también se venderá.

Pero puesto que la Plataforma V es más rígida que la anterior, la suspensión puede trabajar de manera más eficiente proporcionando una dirección más precisa, con un mejor tacto y eliminando los efectos de cabeceo en las fases de frenada y aceleración. Se ha puesto una especial atención a la absorción de baches mediante la adopción de unos recorridos de suspensión más largos con lo que el comportamiento y el confort del Micra son muy buenos incluso en las carreteras más exigentes y en peor estado.

Pero lo mejor de todo es que las características de agilidad y respuesta propias del Micra se mantienen intactas e incluso mejoran gracias al chasis ligero que proporciona una experiencia de conducción genuinamente dinámica.

La dirección asistida eléctrica es de serie en todas las versiones y ayuda a proporcionar al Micra el mejor radio de giro de entre los coches de su segmento con apenas 4,5 metros, una cifra ideal para maniobrar en ciudad.

El coche se ha diseñado para absorber la energía de un impacto frontal gracias a una sofisticada zona de deformación programada en la parte delantera del vehículo mientras que los refuerzos integrados en el monocasco aseguran que el habitáculo mantendrá su integridad en caso de accidente.

El equipamiento de seguridad incluye un sistema de frenos con discos en las ruedas delanteras y tambores en el eje posterior con ABS, EBD y asistente de frenada. El Micra dispone asimismo de airbags frontales, laterales y de cortina así como de cinturones de seguridad delanteros con pre-tensores. La seguridad activa se refuerza con el Control Electrónico de Estabilidad (ESP), disponible en toda la gama y que interviene para cortar la potencia del motor e incluso frenar individualmente las ruedas cuando los sensores detectan que la estabilidad o la adherencia son críticas.

El compromiso de Nissan de reducir el impacto medioambiental de sus actividades y sus productos queda plasmado en el hecho de que el 98% de los materiales utilizados en la fabricación del Micra son reciclables, un factor que tendrá en el futuro una importancia creciente puesto que cada vez son más los legisladores en todo el mundo que incluyen este aspecto en sus normativas sobre protección del medio ambiente.

POTENCIA EN GASOLINA
Los dos avanzados motores de gasolina del nuevo Micra ofrecen una combinación tan notable de prestaciones y economía de consumo y emisiones que no hace ninguna falta recurrir a un motor diesel.

Motores
La oferta de opciones mecánicas del Micra es de una gran sencillez: en Europa, el coche está disponible con dos motores y dos tipos de transmisión. El Micra sólo montará motores de gasolina, en concreto un nuevo propulsor de 1,2 litros y tres cilindros disponible en dos variantes que podrán combinarse, ambas, con una caja de cambios manual de cinco relaciones o bien con una de Variador Continuo (CVT).

La decisión de limitar la oferta a motores de gasolina descartando la opción diesel es el resultado de un detallado estudio de mercado que demuestra que los conductores europeos, si quieren conseguir unas bajas emisiones de CO2 se ven obligados a pagar más dinero del debido, casi siempre para comprar un coche diesel. Nissan decidió que la solución ideal era un avanzado motor de gasolina con un elevado equilibrio entre potencia, par, consumo y emisiones que se ofreciera como parte de una gama simple que permitiera a los conductores no tener que pagar un extra para poder conducir un coche urbano con bajas emisiones de CO2 ya que ésta sería una característica de serie.

En el momento del lanzamiento, la versión básica con 59 kw (80 CV) de potencia emitirá sólo 115 g/km de CO2.

Estas cifras, realmente buenas, quedan en un segundo plano ante las que consigue el segundo motor. Esta avanzada unidad con inyección directa utiliza un compresor para llevar la potencia hasta los 72 kW (98 CV) y el par a 142 Nm y rebajar las emisiones de CO2 hasta 95 g/km una cifra excepcional para un motor de gasolina. Este motor se lanzará en Europa en la primavera de 2011.

Ambos propulsores cumplen la filosofía Pure Drive de Nissan y exhibirán el discreto logotipo plata y azul que caracteriza a los Nissan que emiten menos de 130 g/km de emisiones de CO2.

«Con sólo 115 g/km de CO2, el motor base es uno de los más eficientes del mundo. Pero es la versión de inyección directa a compresor, con sus cifras inferiores a los 100 g/km combinadas con su bajísimo consumo y su vivaz rendimiento, la que abrirá una nueva era en la moderna tecnología de motores cuando llegue al mercado a principios de 2011».

«Con estas prestaciones en mente, tomamos la decisión, ya en los primeros estadios del desarrollo del nuevo Micra de prescindir, en Europa, de los motores diesel y ofrecer dos propulsores desarrollados acorde con las necesidades del mercado europeo. Nuestros nuevos motores de gasolina tienen un consumo y unas emisiones propias de un diesel pero con el rendimiento y el refinamiento de los motores de gasolina y, además, son más baratos que un diesel equivalente, y pesan menos. En otras palabras, combinan lo mejor de los dos mundos,» explica Pierre Loing.

Como su propia nomenclatura avanza, las unidades HR12DE son muy similares a los aclamados motores HR16 de gasolina que mueven al Note, al Juke y al Qashqai.

Ambos motores, ligeros, compactos y altamente eficientes, tienen una cilindrada de 1.198 cc y una culata de 12 válvulas. Su cuidadoso diseño ha comportado la eliminación de los tradicionales problemas de equilibrado de los motores de tres cilindros. Las vibraciones al ralentí, por ejemplo, se han erradicado con la inclusión de un peso de compensación en la polea del cigüeñal que genera un movimiento oval que elimina las vibraciones verticales provocadas por la carrera del pistón. El resultado es que la unidad HR12 tiene los niveles de NVH (ruido, vibraciones y asperezas) propios de un motor de cuatro cilindros.

Además de resultar más ligero y más compacto y, por tanto, más fácil de situar en el coche, el motor de tres cilindros, al tener menos partes móviles, reduce las fricciones internas y mejora su eficiencia térmica. Las técnicas de baja fricción incluyen los pistones de sección circular, la adopción de un acabado de carbono tipo diamante (DLC) sin hidrógeno en los aros de los pistones y una bomba de aceite de desplazamiento variable. Todos estos elementos, de manera conjunta, reducen la fricción un 30% en relación a motores convencionales de cuatro cilindros de similar nivel de prestaciones.

Otras tecnologías pensadas para reducir al máximo el consumo son el control variable de válvulas (VTC) con modo eco, la recirculación de gases de escape para mejorar la combustión, las bombas de agua y de aceite de baja fricción, la larga carrera de los pistones y una elevada relación de compresión.

La versión atmosférica del motor HR12DE desarrolla unas cifras de potencia y par de 59 kW (80 CV) a 6.000 rpm y 110 Nm a 4.000 rpm para una velocidad máxima de 170 km/h (CVT: 161 km/h.) y una aceleración de 0 a 100 km/h en 13,7 segundos (CVT: 14,5 segundos). El consumo combinado es de 5,0 l/100 km (CVT: 5,4 l/100 km) mientras que las emisiones de CO2 son de 115 g/km para la versión manual y de 125 g/km para la CVT.

Las cifras de potencia y par de la versión sobrealimentada serán de 72 Kw (98 CV y 142 Nm. Las emisiones de CO2 quedarán en 95 gr/km para la versión manual y en 118 g/km para la CVT.

Estas cifras suponen una mejora de un 25% del consumo respecto al Micra anterior con motor de 1,2 litros y las emisiones son un 75% inferiores a los niveles de hace cinco años.

Transmisiones
Para ambas versiones, la transmisión de serie es una precisa caja manual de cinco velocidades que ataca al eje delantero motriz pero el Micra también estará disponible con una muy sofisticada transmisión CVT nueva en la marca, que incorpora numerosas tecnologías avanzadas – es la primera caja CVT del mundo con un sistema de sub-planetarios, por ejemplo – para ofrecer los niveles más altos de suavidad y eficiencia.

Tiene también la relación de cambio más elevada del mundo – 7.3:1 – lo que le permite proporcionar una envidiable combinación de buena respuesta a baja velocidad y bajo consumo a velocidad elevada.

La adopción de los sub-planetarios, permite utilizar poleas más pequeñas lo que significa que existe una distancia más grande entre las poleas y la superficie de aceite de la transmisión. El resultado es una reducción de la cantidad de aceite «removido» por las partes móviles y, en consecuencia, menos fricción interna.

Dispone además de componentes más pequeños como un convertidor de par ultra-fino con lo que la unidad es un 10% más compacta y un 13% más ligera que los sistemas precedentes.

La gama inicial disponible es la siguiente:

Motor

Potencia

Combustible

CO2

Tracción

Transmisión

1.2

80 CV

Gasolina

115

Delantera

manual 5 vel.

1.2

80 CV

Gasolina

125

Delantera

CVT

1.2 DIG*

98 CV

Gasolina

95

Delantera

manual 5 vel.

1.2 DIG*

98 CV

Gasolina

118

Delantera

CVT

* las ventas se iniciarán en primavera de 2011
EQUIPADO PARA LA CIUDAD
Desde el navegador por satélite integrado hasta una inteligente ayuda al aparcamiento, el Micra traslada equipamientos de alta gama al mercado de los coches pequeños.

Equipamiento y acabados
Igual que su predecesor, el Micra dispone de un completo equipamiento de serie y propone numerosos e innovadores elementos diseñados para facilitar la conducción en ciudad como, por ejemplo, una avanzada ayuda al estacionamiento.

Es evidente que muchos de los elementos de los que dispone llamarán la atención de los clientes en el concesionario pero, si están en la lista de equipamiento del Micra es porque facilitarán al comprador tipo del Micra su actividad cotidiana en las ciudades europeas.

El Micra sigue el ya tradicional escalonado de versiones de Nissan con el Visia como acabado base al que siguen, en orden ascendente el Acenta y el tope de gama Tekna.

Exteriormente, existen sutiles diferencias entre las distintas versiones: el Visia dispone de llantas de acero de 14 pulgadas y las manecillas de las puertas y las carcasas de los retrovisores son de color negro mientras que el Acenta calza llantas también de acero pero de 15 pulgadas, tiene el pilar B, entre las puertas delanteras y traseras pintado en color negro, las manecillas de las puertas y las carcasas de los retrovisores son del color de la carrocería y dispone de un filete cromado en la parrilla delantera. Las versiones Tekna se distinguen por sus llantas de aleación de 15 pulgadas, el marco cromado de la parrilla inferior y los faros antiniebla delanteros.

Todas las versiones del Micra disponen de un completo equipamiento de seguridad activa y pasiva con ESP de serie en toda la gama. Cada Micra equipa airbags frontales, laterales delanteros y de cortina, reposacabezas en todas las plazas y sistema ABS. También es de serie el cierre automático de puertas en función de la velocidad.

La dirección asistida eléctrica tiene el volante ajustable en altura, el cierre centralizado dispone de mando a distancia y todos los Micra llevan ordenador de a bordo y elevalunas delanteros eléctricos.

En el aspecto práctico destaca el hueco para el bolso incorporado en el asiento del acompañante delantero que evita que ruede por el habitáculo cuando el coche está en movimiento. El cojín de asiento tiene sus bisagras en el centro lo que permite elevar la parte trasera despejando así un hueco bajo el propio cojín donde dejar el bolso o una bolsa de compra.

Las versiones Acenta, que está previsto que sean las más vendidas, añaden climatizador, control de crucero con limitador de velocidad, retrovisores regulables eléctricamente, apoyabrazos central delantero y asiento del conductor regulable en altura. Además, tanto el volante como el pomo de la palanca del cambio están forrados en cuero mientras que el equipo de sonido de serie es más completo con lector de CD, una toma de conexión Aux-in, cuatro altavoces y conectividad Bluetooth para teléfonos móviles.

La versión Tekna añade el Nissan Connect a la gama Micra. Se trata de un equipo de información y entretenimiento integrado con navegador vía satélite, pantalla táctil a color de 5 pulgadas, conectividad Bluetooth para teléfonos móviles y equipos de audio compatibles, conexiones Aux-in y USB y un sistema de seis altavoces.

El sistema de navegación utiliza mapas de fácil lectura en lugar de los pictogramas propios de los sistema de navegación de precio ajustado y puede programarse en nueve idiomas, incluido el ruso. Los mapas, que pueden actualizarse fácilmente mediante una tarjeta SD, cubren Europa Occidental y Oriental y Rusia.

Al trabajar con los sensores del GPS y los de la velocidad del vehículo, el sistema no sufre las ocasionales pérdidas de cobertura habituales en los túneles o en los centros urbanos con abundante presencia de edificios altos.

El sistema incorpora además la función de mensajes de tráfico TMC (Traffic Message Channel) que utiliza un segundo sintonizador para recibir específicamente las noticias relacionadas con los incidentes acaecidos en las carreteras principales. Al procesar los datos del tráfico en tiempo real, el sistema sugiere rápidamente recorridos alternativos lo que permite ahorrar tiempo y disminuir las emisiones.

De serie en las versiones Tekna, el Nissan Connect es opcional para las Acenta.

Los Tekna disponen también de serie de encendido de faros y de puesta en marcha de los limpiaparabrisas automáticamente, retrovisores exteriores plegables eléctricamente conectados a la llave inteligente, un equipamiento muy poco habitual en los coches urbanos, con botón de puesta en marcha y apagado del motor y una pantalla informativa en la instrumentación. Además de los datos sobre el consumo, la autonomía o la temperatura exterior, esta pantalla puede programarse para que el Micra felicite el cumpleaños a su conductor en la fecha indicada.

Otro ejemplo de cómo Nissan será pionera en dotar de tecnologías importantes a su nuevo Micra es el innovador y sencillo sistema de medición de las plazas de aparcamiento Parking Slot Measurement (PSM). Será de serie en los Tekna y opcional en los Acenta Reflejando el carácter urbano del Micra, el PSM ayuda al conductor a reconocer los huecos en los que el Micra puede estacionar. Cuando el conductor encuentra un espacio para aparcar, activa el PSM mediante un botón en el salpicadero y acciona uno de los dos intermitentes para indicarle al coche en que lado se encuentra el hueco que debe medir.

A una velocidad inferior a 25 km/h, los sensores miden el espacio disponible y, mediante la pantalla de la instrumentación, advierten al conductor de la idoneidad o no de aparcar en el hueco elegido. La pantalla aprueba la maniobra con un «OK» si el hueco supera en 100 cm la longitud del coche, señala que resultará más complicado aparcar mediante la palabra, ‘DIFFICULT’ si el hueco es entre 60 y 99 cm más largo que el coche y desaconsejará la maniobra mediante el rótulo ‘NOT ADVISED’ si está por debajo de 60 cm. Será entonces el conductor el que decida si intenta o no el estacionamiento…

Estos niveles de tolerancia pueden ajustarse en función de la confianza o la habilidad del conductor según tres modos – Amateur, Normal y Experto – mientras que, por otra parte, los sensores son capaces de detectar obstáculos como bolas de remolque o conos en la calzada. Cuando el coche dispone de PSM, este equipamiento se completa con los tradicionales sensores de aparcamiento traseros que operan cuando se engrana la marcha atrás y que ofrecen los avisos de proximidad de manera visual y sonora. El Micra es el único coche de su segmento que ofrece el sistema PSM.

Entre las opciones, una de las más demandadas será, sin duda, el techo de cristal que cubre por completo la primera mitad del coche, desde el borde superior del parabrisas hasta la altura del pilar B y todo el techo a lo ancho. Este techo transforma el habitáculo del Micra con un baño de luz constante pero, para los casos en que el sol luzca con excesiva fuerza, existe una cortinilla interior para cubrir el techo.

«El Micra es un coche pequeño que piensa a lo grande pero que ha sido concebido para disponer de innovaciones que reducen el estrés y aumentan el disfrute de la conducción cotidiana en ciudad. Elementos como el techo de cristal suelen estar disponibles sólo en los modelos Premium del segmento B mientras que para encontrar otros como el PSM hay que irse a segmentos de coches más grandes y más caros.

«Pero, como siempre en Nissan, ninguno de los equipamientos de serie u opcionales del Micra deben entenderse como una frivolidad. Cada avance técnico, ya sean los faros automáticos, el PSM, el sistema Connect o la conectividad Bluetooth, están disponibles en el Micra porqué son elementos que ayudan al conductor en su día a día» explica Vincent Wijnen.

LOS FABULOSOS CUATRO MICRA
El Micra es la piedra angular sobre la que se ha construido la moderna Nissan. Con 30 años de tradición y más de 5,65 millones de unidades detrás de sí, el nuevo Micra es la cuarta generación del modelo.

«El Micra es un coche muy importante en la historia de Nissan y no sólo por ser el primer coche japonés que logró el premio de Coche Internacional del Año. Su popularidad es heterogénea: jóvenes y no tan jóvenes, conductores noveles y expertos, hombres y mujeres. El nuevo Micra tiene un duro reto por delante para satisfacer a todos.»
Micra Mk 1: De 1982 a 1992
Muy popular en Europa, en el lejano Oriente y en Asia-pacífico, el Micra ha conseguido una sólida reputación gracias a su combinación de cualidades: es un coche atractivo y fácil de conducir, barato de adquisición y muy fiable. Esa fiabilidad, convertida en legendaria, es una de las razones por las que hoy, numerosas unidades de las tres generaciones precedentes del Micra siguen formando parte del paisaje de nuestras calles.

La historia del Micra comienza a finales de 1982 cuando Nissan lanzó en Japón el sustituto del veterano Datsun Cherry. Inicialmente disponible sólo con carrocería de tres puertas, el March -nombre con el que siempre se le ha llamado en Japón- parecía un pequeño coche de tres puertas de lo más convencional.

Pero más allá de su diseño simple, se escondían un gran número de novedades. Su corazón era un avanzado motor de gasolina de cuatro cilindros y un litro de cilindrada totalmente fabricado en aluminio y con árbol de levas en cabeza que se convirtió en una referencia en su segmento. Pese a su modesta potencia, cifrada en 40 kW (55 CV), su bajo peso y su carácter vivaz fueron toda una revelación para los clientes de coches urbanos y convirtió en verdaderas antiguallas a los coches del segmento dotados de vetustos motores con bloques y culatas de acero con válvulas en cabeza.

Las ventas del modelo original – conocido con el nombre de código de K10 – se iniciaron en Europa, donde el modelo recibió el nombre de Micra, en 1983. El coche se vendió muy bien durante los tres primeros años y posteriormente apareció una versión puesta al día, fácilmente identificable por sus pilotos traseros de mayor tamaño y por otros pequeños detalles. La novedad más importante, no obstante, llegó en 1989 con la aparición de la carrocería de 5 puertas. Tanto esta nueva versión como la de tres puertas estrenaron una nueva parrilla frontal, nuevos faros, parachoques más grandes y otros pequeños cambios en su diseño.

El más significativo de esos cambios, sin embargo, estaba bajo el capó donde se montó una versión del motor de aleación ligera de la familia MA con 1,2 litros de cilindrada que, gracias en parte a la adopción de una unidad de control electrónico para el carburador, elevó la potencia a 59 CV.

En términos de potencia, este motor era similar al que el K10 había montado anteriormente en Europa. No obstante, en Japón, la historia del March fue radicalmente distinta. En 1985, tres años después de su lanzamiento, el primer March Turbo sorprendió a la clientela japonesa… aunque lo mejor estaba todavía por llegar.

En 1989, Nissan lanzó el March Superturbo del que se fabricó una única serie limitada de 10.000 unidades lo que lo convirtió en un coche de culto. Homologado para competición, el Superturbo disponía de una versión sobrealimentada de sólo 930 cc del motor MA de 8 válvulas. Con un turbo y un compresor volumétrico trabajando en paralelo, el Superturbo desarrollaba 110 CV de potencia, necesitaba sólo 7,7 segundos para alcanzar los 100 km/h y alcanzaba los 180 km/h. de velocidad máxima.

Disponible con una caja de cambios manual de cinco velocidades o una automática de tres relaciones, un diferencial viscoso de deslizamiento limitado y, en según qué versiones, elementos de lujo como el aire acondicionado o los espejos eléctricos, el Superturbo y el March R, un hermano algo más civilizado, iniciaron la moda de las versiones especiales del K10, todas ellas limitadas al mercado nipón.

Utilizando como base la plataforma del Micra/march, Nissan fabricó una singular serie de modelos en serie limitada como, por ejemplo, el redondeado Be-1 (lanzado en el Salón de Tokyo de 1985) o el Pao de 1987, con aspecto de vehículo comercial. Nissan también utilizó en esa época la base del Micra para una pequeña furgoneta. Con un diseño redondeado inspirado en el caracol común, Nissan llamó a ese modelo S-cargo.

De todos los derivados del Micra, el más conocido en Europa es el Nissan Figaro, un coche con techo practicable que se presentó en el Salón de Tokyo de 1989 y se puso a la venta dos años después. De este modelo de aspecto retro se fabricaron sólo 20.000 unidades y su popularidad fue tal que Nissan se vio obligada a venderlo como si se tratara de un premio de lotería repartiendo los pedidos por sorteo.

Volviendo a Europa, el K10 siguió seduciendo a nuevos clientes gracias, en buena parte, a su gran fiabilidad: en 2006, la revista británica Auto Express descubrió que de los 340.000 Micra K10 vendidos en Gran Bretaña entre 1983 y 1992, más del 30% – unos 96.000 – seguían en uso, un resultado impresionante para un coche que había dejado de fabricarse 14 años antes.

Micra Mk 2: de 1992 a 2002
Después de diez años en lo más alto, se imponía lanzar una nueva generación del Micra. La fabricación del Micra K11 disponible desde el lanzamiento en versiones de tres y cinco puertas, se inició en Japón a primeros de 1992 pero en Europa no se lanzó hasta finales de ese mismo año.

Si el K10 tenía un diseño más bien conservador, el K11 se caracterizaba justo por todo lo contrario. Teniendo en cuenta que hoy se ha convertido en un coche muy popular en nuestras calles, cuesta imaginar a sorpresa que generó el K11 a su llegada a Europa, pero su diseño amigable y redondeado le convirtió en un coche muy popular entre la clientela más joven.

El K11 fue muy importante por otras muchas razones. Las especificaciones técnicas del coche cambiaron por completo, con dos nuevos y muy avanzados motores de gasolina de aluminio con doble árbol de levas en cabeza y culata de cuatro válvulas por cilindro y una cilindrada respectiva de 1 y 1,3 litros. Ambos motores disponían de inyección electrónica y proporcionaban 55 y 75 CV respectivamente con lo que mejoraban sustancialmente las prestaciones del K10.

El modelo creció además en el apartado de equipamiento y, muy especialmente, en el de seguridad. Una serie de elementos propios de segmentos más altos e inéditos entre los coches urbanos se incorporaron al equipamiento de serie u opcional del modelo. El de serie incluía barras de protección en las puertas y cinturones de seguridad con pre-tensores y limitadores de esfuerzo mientras que el antibloqueo de frenos, los airbags, los elevalunas eléctricos, el cierre centralizado e incluso el climatizador, se fueron incorporando a la oferta del modelo durante sus diez años de vida.

Esta combinación de calidad y valor, de prestaciones y equipamiento, de manejabilidad y de calidad de vida a bordo no sólo sedujo a cada vez más compradores. En 1993, el más influyente grupo de periodistas europeos otorgó al Micra el premio al Coche del Año. Fue el primer coche con el logotipo de una marca japonesa en conseguirlo y lo del logotipo es un matiz importante puesto que este Micra no era un coche japonés al uso ya que contaba con una importante diferencia; el K11 se fabricaba en Europa.

Nissan empezó a fabricar coches en Europa en 1984 cuando se inició el montaje del Bluebird, con piezas traídas de Japón, en una nueva planta del Norte de Inglaterra propiedad de Nissan Motor Manufacturing UK (NMUK). El porcentaje de contenido local se incrementó rápidamente hasta el punto que el sucesor del Bluebird, el Primera se fabricó ya en la planta de Tyne and Wear convertido en una manufactura 100% europea.

La calidad de fabricación y la productividad de los trabajadores de la planta de Sunderland fue tal que en 1992 se decidió montar una segunda línea de producción para fabricar el nuevo Micra.

El K11 se dirigía a una clientela más amplia que el K10. Era tan fácil de conducir y tan fiable como su antecesor pero su aspecto más a la moda atrajo a un público más joven. En las ciudades, se convirtió en un coche muy atractivo para las mujeres mientras que el inicio de su carrera deportiva atrajo a apasionados del automóvil de ambos sexos… y a los aficionados al tuning que consideraron que los 75 CV del motor no eran más que un simple punto de partida: de esa época datan los numerosos Micra K11 dotados del motor de dos litros turboalimentado del Primera.

La vida de esta segunda generación del Micra siguió los cánones actuales tradicionales. Un primer face-lift apareció en 1996 y dos años más tarde, en 1998, llegaron cambios más importantes. Pese a que la carrocería se mantuvo inalterada en sus formas generales, el aspecto del coche cambió gracias a un inteligente rediseño del morro y de la trasera y a la adopción de unas poco habituales protecciones laterales de goma en forma de olas.

Una vez más, no obstante, los cambios más importantes se produjeron bajo el capó cuando un motor diesel de 1,5 litros proporcionado por PSA empezó a montarse en la gama Micra dentro de los cambios operados en 1998.

En Japón continuaron apareciendo variaciones sobre el tema. La propia Nissan fabricó una versión familiar llamada Box así como un ramillete de variantes con aspecto retro bajo los nombres de Tango, Bolero, Juke, Rumba y Polka. Nissan fabricó también un Micra Cabriolet mientras que varias compañías de tuning utilizaron el Micra como base para una serie de modelos ciertamente peculiares cuyo diseño se inspiraba en las clásicas berlinas inglesas de los años 60.

La constante popularidad del K11 – se mantuvo en producción durante diez años completos y en el año 2000 recibió todavía un face-lift final y un nuevo motor de 1,4 litros – fue un auténtico salvavidas para Nissan. A finales de los años 90, la marca atravesó dificultades financieras y tuvo problemas de recursos para desarrollar nuevos modelos hasta acordar con Renault la creación de una alianza estratégica.

Micra Mk 3: de 2002 a 2010
Que la Alianza con Renault proporcionó a Nissan una confianza renovada en sus fuerzas se puso de manifiesto con el lanzamiento del K12. Su diseño radicalmente redondeado, sus faros prominentes y sus características de coche grande impresionaron a los críticos y a los compradores de coches pequeños. Basado en una plataforma 70 mm más larga desarrollada conjuntamente con Renault, el K12 se convirtió en la nueva referencia a seguir para los coches del segmento. El aspecto más notable de su diseño era la posición adelantada del habitáculo que, junto a una carrocería comparativamente ancha y alta, le proporcionaron un gran espacio interior.

Ofrecido en el momento del lanzamiento con cuatro motores – 1.0 (disponible durante muy poco tiempo), 1.2 (más tarde declinado en dos niveles de potencia con 65 y 80 CV) y 1.4 de gasolina, este último con 88 CV y un turbodiesel de origen Renault de 1,5 litros y 86 CV – el Micra disponía además de numerosos equipamientos que aún hoy raramente encontramos en sus rivales.

Además del sensor de lluvia o de la banqueta posterior deslizante pensada para poder elegir entre un amplio espacio para las piernas de los pasajeros traseros o un maletero de mayores dimensiones en función de las necesidades puntuales, el K12 fue uno de los primeros coches a la venta en Europa que no necesitaba una llave convencional. La Llave Inteligente de Nissan podía mantenerse en el bolsillo o en el bolso y el coche se abría y se ponía en marcha simplemente presionando un botón y girando un mando.

Sus equipamientos prácticos incluían un gran número de huecos portaobjetos, entre ellos un espacio de almacenamiento bajo el cojín del asiento del acompañante al tiempo que en el ordenador de a bordo podía programarse la fecha del aniversario del conductor al que el coche felicitaba llegado el día.

El éxito del coche fue tal que a mediados de 2004, apenas 20 meses después de su lanzamiento, NMUK había fabricado 250.000 unidades y exportaba el coche a no menos de 44 países fuera de Gran Bretaña.

Un face-lift de media vida le dotó en 2005 de pequeños cambios en el frontal, materiales para el habitáculo mejorados y unos asientos con más apoyo lateral. En el exterior, se añadieron unos parachoques más voluminosos para hacer frente a la tendencia a ‘aparcar de oído’ habitual de los conductores parisinos.

Pero, una vez más, las principales novedades se reservaron a lo que podía encontrarse bajo el capó delantero. Las excelentes cualidades dinámicas del Micra pudieron explorase mejor con el nuevo motor de la versión 160 SR, un nuevo 1.6 de 110 CV que llegó acompañado de una suspensión deportiva revisada.

Y mientras que en Japón continuó la fiebre por las versiones de aspecto retro del K12, para Europa se ofreció una tercera carrocería que complementó a las tradicionales de tres y cinco puertas. El Micra C+C fue diseñado en Europa por el Centro de Diseño de Nissan Europa (NDE) de reciente creación y convirtió la berlina Micra en un coupé/convertible de techo duro.

Durante toda su carrera en Europa, la posición del Micra como un atractivo y distintivo coche urbano para clientes con interés en el mundo de la moda, se reforzó con acuerdos con marcas de moda icónicas como Mandarina Duck en España o Lolita Lempicka en Francia mientras que la versión 25th Anniversary, lanzada en 2008, fue uno de los primeros coches en ofrecer una conexión para iPod de serie.

Fabricado en Sunderland junto al Micra convencional, el C+C – cuyo complejo mecanismo de plegado del techo fue desarrollado por los ingenieros del Centro Técnico de Nissan Europa (NTCE) y puesto a punto por los expertos de Karmann – se convirtió en el primer Micra fabricado en Europa comercializado en Japón.

Sunderland despidió al Micra el 16 de julio de 2010, 18 años después de que el primero fabricado en Europa abandonara la línea de producción. El Micra convirtió Sunderland en una planta multi-modelo, una fábrica de alta capacidad de la que salieron 1,4 millones de K11 y un millón de K12 (incluyendo 31.000 C+C).

En total, se fabricaron en Sunderland 2.368.704 Micra entre 1992 y 2010, lo que significa más del 40% de los coches producidos en esa instalación desde su inauguración en 1986. Sunderland ha perdido el Micra; cierto, pero ha ganado el Juke: la fabricación del último crossover de la marca se inició allí en agosto.

Micra Mk 4: de 2010 a ?

El Micra entra ahora en una nueva época de su vida. La producción de los Micra que se venderán en Europa, con su plataforma completamente nueva, su nuevo diseño y sus nuevos motores, se ha trasladado a la India.

Pero Nissan tiene planes muy ambiciosos para este modelo que se fabricará en cuatro países diferentes y estará disponible en más mercados que nunca, con lo que el Micra seguirá siendo la piedra angular del presente de Nissan. Exactamente como lo fue el original hace casi tres décadas.

Si quieres leer más noticias como Todo sobre el nuevo Micra, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp