Ventajas y desventajas de comprar una vivienda solo o sola

Comprar vivienda solo
NOTICIA de Jessica Pascual
11.02.2021 - 13:41h    Actualizado 18.02.2021 - 07:58h

¿Estás pensando en comprar una vivienda solo o sola? Si te ha llegado ese momento en el que quieres iniciar una nueva etapa en tu vida y has decidido hacerlo en solitario, a continuación te vamos a explicar todo lo que tienes que tener en cuenta para comprar una vivienda y los errores más comunes en los que no debes caer.

Ventajas de comprar solo

Lo primero que debes saber es que si has optado por esta opción, vas a disfrutar de muchas ventajas. El primer pensamiento que podemos tener a la hora plantear comprar una vivienda solos puede ser de miedo o incluso estrés por todos los aspectos a los que vas a tener que hacer frente, pero también tiene muchas ventajas:

  1. La principal y la que más gusta a todo el mundo es que todas las decisiones sobre cualquier cambio o aspecto de tu vivienda las vas a tomar en solitario, en función a tus gustos y de lo que te apetezca. No tienes que llegar a acuerdos con otras personas y puedes hacer con tu casa lo que quieras, porque para eso es tuya.
  2. Las decisiones sobre las condiciones de la hipoteca, la cuantía de la vivienda o cualquier trámite relacionado sobre el dinero es solamente decisión tuya. Tu manejas tu solvencia económica como quieras y sin depender de nadie.
  3. Vivir solo aporta gran autonomía e independencia y además nos hace madurar como personas puesto que empezamos a tener una serie de obligaciones que hasta ahora no teníamos. Al principio tanto gasto, factura o recibo puede ser algo abrumador, pero una vez te habitúes y lo tengas todo bajo control, te sentirás una persona completamente realizada.
  4. Vas a aprender a autogestionar tus ingresos y a adaptarte de forma progresiva a los gastos. Al principio puede ser algo más duro pero al final acabarás cogiéndole gusto a administrar tu dinero según te convenza y a establecer tus planes mensuales. Sabrás cuando darte tus caprichos, cuando meterte en una reforma o cuando apretarte el cinturón sin darle explicaciones a nadie.
  5. Empezarás a descubrir lo que es cogerle el gustillo a poner tus propias normas, a decorar el inmueble a tu gusto, a crear tus propios hábitos, limpieza y todo lo relacionado con el día a día de tu vivienda.
  6. Si en algún momento alguien va a vivir allí o se instala durante una temporada en tu casa, tú seguirás marcando las directrices.
  7. Una vez hayas conseguido superar todos los trámites, estés instalado en tu casa y comience de verdad tu nueva etapa viviendo solo en tu nueva casa, experimentarás una gran satisfacción personal porque sentirás haber evolucionado hacia la parte más exitosa de ti. No todo el mundo puede plantearse irse a vivir solos y no todos los que lo intentan lo consiguen. Salir con éxito de este proceso te convierte en una persona persistente y organizada.

Desventajas de adquirir una vivienda en solitario

Hemos detallado todas las ventajas que implica iniciarse en el proceso de la compra de una vivienda solo, sin embargo, también existen algunas desventajas que debes plantearte si quieres iniciar esta aventura:

  1. La peor parte siempre va a ser el comienzo. Los primeros pasos. De repente vas a verte sometido a tomar muchas decisiones de gran relevancia para tu futuro y tienes que tener la suficiente calma y paciencia para abordar punto por punto y no dejarte sobrepasar por los trámites.
  2. Debes ser consciente de que toda la responsabilidad de tus decisiones recaen en ti. Para bien o para mal. Muchos de los términos que van a empezar a formar parte de tu día a día probablemente ni te sonaban, por eso te recomendamos que pidas consejo a familiares o amigos que hayan comprado una vivienda y te puedan aconsejar en base a su experiencia.
  3. Comprar una vivienda solo implica un esfuerzo económico mayor por lo que deberás estar preparado y haber ahorrado antes de lanzarte a la piscina.
  4. Vivir solo parece toda una aventura, pero no todo el mundo está hecho para ello. Se trata de una experiencia que no todo el mundo es capaz de llevar a buen término sobre todo, si están acostumbrados a vivir con gente o a tener una vida muy sociable.

Errores a la hora de comprar una vivienda solo

En ocasiones, si tenemos en mente irnos a vivir solos, automáticamente nos generamos unos pensamientos que nos limitan a la hora de comprar una vivienda. Por ello, a continuación os explicamos una serie de errores muy comunes de personas que quieren iniciar un proceso de compra en solitario para no caer en ellos:

Inversión

Uno de los principales errores que conlleva que mucha gente no se anime a dar el paso es pensar que una persona sola no puede hacer frente a comprar una vivienda solos. Los motivos suelen ser que piensan que es algo demasiado caro para hacer la inversión ellos solos, por las dificultades que pueden encontrarse a la hora de que les concedan la hipoteca o por no haber pisos asequibles.

Sin embargo siempre que hayas tenido la previsión de ahorrar para este momento y tengas la suficiente solvencia económica y estabilidad laboral, no tendrás problema para afrontar una hipoteca ni para hacerte cargo de tu nueva casa.

Presupuesto

Siempre hay que hacer un presupuesto previo y aproximado, más aún cuando la inversión es en solitario. En función al presupuesto inicial que elaboremos podemos inclinarnos por un tipo de vivienda u otro. Además podremos empezar a plantearnos si vamos a decantarnos por una hipoteca a más o menos años y a gastos asociados como meternos en el gasto de una plaza de garaje.

Lo recomendable es que para adquirir un inmueble se tenga ahorrado al menos entre el 30 o 35% del coste del inmueble y que a través del sueldo el titular pueda hacer poder hacer frente al gasto mensual de la hipoteca destinando el 35% de la hipoteca.

En lo relativo al presupuesto no sólo tenemos que tener en cuenta gastos como la hipoteca, el IVA o los gastos iniciales, sino también otros que van a formar parte de nuestro día a día como la luz, la comunidad, el IBI, el agua y la basura y el seguro del hogar entre otros.

No estás solo

Comprar una vivienda solo no implica que tengas que hacerlo todo solo. Si te rodeas de otras personas que ya hayan adquirido una vivienda y tengan la experiencia previa de haber firmado una hipoteca con la letra pequeña te será de gran ayuda para evitar cometer errores. Aunque las decisiones caigan sobre ti siempre es mejor contar con algún apoyo y diferentes puntos de vista.

Vivir solo, casa pequeña

Vivir solo no tiene por qué implicar comprar una vivienda pequeña o un estudio de un dormitorio. Si te lo puedes permitir, es mejor mirar a largo plazo y conseguir una casa un poco más grande porque no sabes lo que puede depararte el futuro.

Además de esta forma conseguirás una vivienda algo más espaciosa en la que te sientas agusto. Ya que vas a hacer una inversión de este tipo, no escatimes en una habitación o terrazita de más, pueden serte útiles por si amplías tu núcleo familiar o en caso de que tengas invitados en casa.

Ubicación de la vivienda

El centro siempre es muy llamativo, pero no es la única opción. Buscar viviendas en zonas periféricas puede suponer una enorme diferencia de precio y además suelen estar muy bien comunicadas con el centro. Además vivir alejados del centro siempre va a proporcionarnos una serie de beneficios como tener menos ruido debajo de la ventana, tener cerca más zonas naturales y en definitiva, ganar en paz y menos contaminación que en el pleno centro.

Tipo de inversión

El tipo y plazos de inversión que realices van a depender directamente de de tu situación económica, pero si puedes rentabilizar la vivienda de forma inmediata, mucho mejor. Te evitarás estar atado a una hipoteca a 30 años y verás los objetivos mucho más cercanos.

Lo que debes tener en cuenta

A la hora de comprar una vivienda sólo hay factores que debes tener en cuenta antes de lanzarte:

El momento

Es fundamental que no tomes esta decisión de forma precipitada, debe ser algo meditado y analizando la evolución del mercado. Sólo teniendo en cuenta estos factores podrás tomar la decisión en el mejor momento según tu situación financiera y según la situación del mercado.

El lugar

Debes tener muy claro, además de una estabilidad laboral, que si compras la vivienda, te atas a ese lugar. Aunque en caso de que tu vida de un giro inesperado siempre será más fácil despegarte de un lugar si vives solo que si la compartes con otras personas.

Recomendaciones

A la hora de decidirte por tu vivienda, tras buscar sin descanso tanto en portales inmobiliarios como en páginas webs, te recomendamos que siempre visites la vivienda. Tienes que ir para asegurarte del estado del inmueble, para comprobar que las imágenes no son engañosas y la casa es tal y como te la habías imaginado y en definitiva, para no llevarte sorpresas.

No te dejes llevar sólo por el dinero. La inversión y tu presupuesto van a marcar gran parte de la decisión pero debes tener otros factores en cuenta como por ejemplo si te gusta la casa, el barrio, cómo está comunicada con el centro, el ambiente y los vecinos entre otros. Tu nueva vivienda te tiene que dar una buena calidad de vida y escatimar demasiado en gastos puede producir todo lo contrario.

En cuanto al interior de la vivienda, ante todo ten presente que te guste, te de buenas sensaciones. Mira que tenga una buena distribución, que tenga buena luminosidad, la luz natural es fundamental y que nada más verla, te sientas invitado a vivir allí.

Si quieres leer más noticias como Ventajas y desventajas de comprar una vivienda solo o sola, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >