Cada día se producen 45 colisiones entre coches y motos

Según un estudio de Línea Directa, las colisiones de motos contra turismos constituyen el principal accidente de los vehículos de dos ruedas. En el último año, este tipo de colisiones han aumentado un 20% y cada día se producen 45 colisiones. El conductor del coche suele ser el responsable del 70% de las colisiones y el 98% de los motoristas implicados en una colisión resulta herido.


12 julio 2007 / Casacochecurro.com
El informe de Línea Directa Aseguradora, elaborado en colaboración con el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS), analiza los más de 500.000 accidentes de tráfico ocurridos en España durante cinco años. En ellos se han producido más de 83.200 colisiones entre vehículos de dos ruedas (motos y ciclomotores) y turismos.

El estudio revela que en el 70% de estas colisiones, los conductores de turismo han cometido alguna infracción y suelen ser los responsables del accidente. Generalmente no respetan la prioridad u ocupan el sentido contrario, cuando el motorista circula correctamente. Sin embargo, la velocidad excesiva o inadecuada del motorista es la que causa más de la mitad de los accidentes mortales.

En términos generales, las colisiones entre las motos y los turismos han aumentado en el último año un 20%, mientras que la accidentalidad del resto de vehículos ha disminuido. Los vehículos de dos ruedas provocan 640 fallecidos y más de 33.700 heridos al año. Cada día se producen una media de 45 colisiones entre un coche y una moto o ciclomotor.

Otra de las conclusiones principales que se desprenden del estudio es que las colisiones entre coches y motos se deben a dos factores, estrechamente vinculados: las infracciones y la dificultad para percibir a las motos. Estos factores se agravan también por un menor equilibrio en la moto y, en algunas ocasiones, por el mal estado de la calzada.

Características de los accidentes
La colisión entre una moto y un turismo se produce en ciudad, de día (entre las 12 y las 15 horas), en condiciones ambientales favorables y generalmente entre semana, siendo el viernes es el día más peligroso. En verano este tipo de accidentes aumenta un 30%, sobre todo en los meses de junio y julio. El tipo de colisión más habitual es la frontolateral. En ciudad, las intersecciones o cruces se configuran como los escenarios más peligrosos para las colisiones entre una moto y un coche, en muchas de las cuales la prioridad estaba regulada por semáforos. En estos casos, el accidente se produce cuando el turismo gira y la moto sigue su ruta. En carretera, se dan las colisiones más graves, y 7 de cada 10 tienen lugar en tramos rectos.

El perfil de los conductores implicados en las colisiones es muy similar en motos, ciclomotores y turismos: varón, tanto en ciudad como en carretera, que generalmente no respeta la prioridad o invade el sentido contrario. Una tercera parte de los implicados en ciudad se desplaza por motivos laborales. La gran diferencia radica en la edad media de los conductores: ciclomotores, 25 años; motocicleta, 33 años; turismos, 38 años. En el caso de las motos, el principal grupo de riesgo es relativamente joven. El 76,5% de los motoristas fallecidos en las colisiones tiene menos de 40 años. En general, son conductores que cumplen con las medidas de seguridad: utilizan el casco y el cinturón, y no consumen alcohol. Además, suelen tener pocos años de carné (2 años o menos) y conducen coches nuevos.

Lesiones del motorista
En las colisiones, el conductor peor parado es el de la moto. El 98% de los motoristas resulta herido (leve o grave), mientras que sólo un 7% de los conductores de coches sufre algún tipo de lesión. Asimismo, el porcentaje de fallecidos y de heridos graves es el doble en motos que en turismos. En los motoristas implicados en una colisión, la lesión se localiza en piernas, brazos y cabeza, siendo las extremidades inferiores las más relevantes. En el caso de resultar herido el conductor del turismo, la lesión se localiza principalmente en el cuello (esguince cervical).

A modo de ejemplo, un supuesto accidente que se ajuste a los perfiles descritos (colisión en ciudad entre turismo y moto, tras un giro brusco del primero, con concurrencia de lesiones en el motorista y su acompañante) tiene un coste aproximado de unos 30.000 euros y supone para los heridos un total de hasta 295 días de baja laboral.


¿Es interesante este artículo? Vota y compártelo con otros lectores:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Participa y déjanos tu valoración!

Comenta la noticia: Cada día se producen 45 colisiones entre coches y motos