Cómo llevar un remolque y cargas en el maletero del coche


Cómo llevar un remolque y cargas en el maletero del coche

¿Cómo transportar cargas y remolques con el coche? Puede parecer una pregunta de fácil respuesta, pero cuidado, saber cómo llevar un remolque y hacerlo adecuadamente puede evitar riesgos a la hora de viajar en carretera. Especialmente con la llegada de las vacaciones nos preguntamos dónde meter todo el equipaje, desde las maletas a las bicicletas. Para garantizar la seguridad, vamos a ver unas recomendaciones básicas.


¿El maletero del coche es demasiado pequeño o es que el equipaje se ha multiplicado? Seguramente será lo segundo, pero ¿qué hacer con todo el equipaje extra? En primer lugar, hay que recordar que el equipaje debe transportarse siempre en el lugar habilitado para ello, es decir, en el maletero, evitando invadir el interior del vehículo y dificultando la movilidad de los pasajeros.

Fuera del maletero puede desplazarse o salir despedido en caso de frenazo brusco. Si necesitamos más espacio para transportar el equipo y otros elementos, lo mejor es recurrir a un carro o remolque, especialmente diseñados para el transporte con la mayor seguridad, tanto para el propio vehículo como para el resto. Hay que asegurarse que este sistema de transporte está en perfectas condiciones, revisándolo cuantas veces paremos en el recorrido del viaje.

Baúles en el techo

Colocar el equipaje extra sobre el techo del vehículo es una de las alternativas más socorridas, sobre todo cuando se trata de baúles o bicicletas, por ejemplo. Pero hay que tener cuidado, porque el peso puede desplazar el centro de gravedad del vehículo, reduciendo la seguridad al volante, además de aumentar el consumo de gasolina. Si la carga no va perfectamente colocada, y señalizada según su altura, aumenta el riesgo de volcar o de chocar.

Detrás el material deportivo

Sobre todo cuando se trata de material deportivo (esquíes, bicis…) la tendencia es a aprovechar la parte exterior de atrás del coche, acoplándolo a la puerta del maletero. Estos sistemas incorporan soportes y correajes adaptados a cada tipo de vehículo. Son fáciles de montar, pero si nos excedemos en el peso puede que no podamos abrir el maletero. Otra alternativa es utilizar la bola de remolque para colocar un dispositivo, eso sí, hay que evitar que dificulten la visibilidad de la matrícula o de las luces. En ese caso, hay que instalar unos soportes para colocar una nueva placa de matrículas, luces de freno, posición y antiniebla.

Los remolques siguen siendo los mejores sistemas para transportar carga extra. El único inconveniente que puede conllevar es que hay que contar con un espacio para guardarlo cuando no se utilice. Con los remolques hay que cumplir los límites de velocidad impuestos. Así, por ejemplo, tanto en autopistas como autovías el límite máximo de velocidad será de 90 kilómetros/hora cuando la carga del remolque no exceda de los 750 kilogramos, y de 80 kilómetros/hora para pesos superiores. En vías urbanas, el límite establecido es de 50 kilómetros/hora. Importante no saltarse los límites de velocidad establecidos ya que acarrean multas y sanciones.

Límites nuevos de velocidad con remolques

Es importante tener en cuenta que cuando se lleva un remolque los límites de velocidad cambian. Para viajar en autopistas y autovías el límite se establece en 90km/h si se trata de vehículos con menos de 750kg y de 80km/h para remolques de mayor peso. En carreteras convencionales, 80 Km/h y en el resto de vías interurbanas a 70 kilómetros hora. Por último, la velocidad límite de 50 Km/h debe aplicarse en vías urbanas. Estos límites deben ser tenidos en cuenta para evitar multas y sanciones.

La colocación del equipaje sí importa

Un vehículo sobrecargado, o con la carga distribuida de forma incorrecta, tiene más posibilidades de sufrir un accidente. Esta es una de las conclusiones que se desprenden del informe ‘El Equipaje y su influencia en la conducción’, que ha realizado el Instituto de Seguridad Vial de Fundación MAPFRE con el objetivo de conocer cómo incide la carga en los accidentes de tráfico con víctimas, proporcionar información al conductor y promover medidas correctoras dirigidas a reducir el número de accidentes causados por el exceso de carga o por la mala distribución de la misma.

Del estudio se desprende que sobrecargar un vehículo pone en riesgo la seguridad de los ocupantes e influye negativamente en el comportamiento dinámico del coche, haciendo que éste sea un 11,4 por ciento más lento y torpe. También la agilidad y estabilidad en distintas maniobras empeoran hasta en un 11,4 por ciento; y sobre una pista deslizante, la frenada se alarga hasta un 17,1 por ciento, lo que significa que en una situación de emergencia se produciría una colisión segura. Además, si la frenada de un coche a plena carga se produce en una curva, la distancia de frenado se incrementará hasta un 21 por ciento, haciendo que el vehículo tenga mas posibilidades de perder el control y sufrir un accidente.

Viñeta de coche con equipajeFundación MAPFRE recomienda que dentro del habitáculo no se coloque ningún objeto, ya que además de incomodar a los ocupantes, puede resultar muy peligroso en caso de frenazo o accidente. Tampoco de deben depositar objetos en la bandeja trasera, ya que reducen el campo de visión del conductor y convierten en auténticos proyectiles, incluso mortales, ante una colisión. En situación de choque del vehículo contra un objeto rígido (un árbol, farola o muro) se produce una elevada deceleración en el interior del habitáculo, lo que indica que el peso de cualquier objeto que no esté bien sujeto se multiplica en función de la velocidad a la que se conduce. Tal es el caso de un paraguas de apenas 400 gramos, que depositado en la bandeja trasera del vehículo, puede golpear al conductor con una fuerza de más 22 kg. en caso de un choque frontal contra un poste a 60 km/h.

Siempre en el maletero

De acuerdo con el estudio, el equipaje tiene que ir siempre dentro del maletero, colocando debajo del todo las maletas más pesadas y dejando la parte superior para las bolsas que podamos necesitar durante el viaje, como el bolso, la nevera con la comida, la ropa, las herramientas, etc. Toda la carga debe estar perfectamente ordenada y rodeada con una red protectora anclada al suelo del maletero con el fin de que no dificulte los movimientos y la visibilidad del conductor, ni comprometa la estabilidad al cambiar el centro de gravedad del vehículo, que debe mantenerse lo más bajo posible. De esta forma, en caso de producirse una maniobra brusca o un accidente, limitaremos el desplazamiento de la carga y la posible irrupción de la misma en el habitáculo, que siempre debe estar totalmente despejado.

Otro dato interesante a tener en cuenta a la hora de colocar la carga es que en caso de que el maletero no sea suficiente para guardar todas las maletas, se puede recurrir a un portaequipajes de techo, un accesorio que no es apto para cargas muy pesadas y que admite muy bien los objetos ligeros de gran volumen como tablas de surf, bicicletas y sillas infantiles, entre otros. Si empleamos una baca, antes de emprender la marcha deberemos cerciorarnos de que todo haya quedado bien sujeto, aprovechando incluso cada parada que realicemos durante el viaje para comprobar la sujeción de los objetos transportados.

El informe de Fundación MAPFRE también recomienda poner en práctica un consejo práctico y poco conocido: abrochar los cinturones de seguridad de las plazas traseras en caso de que estén libres para evitar que los respaldos de las mismas cedan y las maletas lesionen a los ocupantes de los asientos delanteros en caso de producirse una colisión.

Otros factores a tener en cuenta cuando se viaja con plena carga es revisar la presión de inflado de los neumáticos, que debemos aumentar para circular en esta situación, y extremar la precaución a la hora de realizar adelantamientos, giros y frenadas. Se estima que circular de forma constante con una presión un 20 por ciento por debajo de la correcta puede costarle 10.000 mil kilómetros de vida al neumático.

Reducir el exceso de equipaje y tomarse un tiempo en colocarlo reduce la probabilidad de accidentes

Sobrecargar un vehículo afecta negativamente a la eficacia de los sistemas de seguridad electrónicos, como el control de estabilidad ESP, y puede aumentar la distancia de frenado. Cuando el conductor carga en exceso el vehículo, ni adapta su estilo de conducción al cambio en la dinámica del coche, es posible que se produzcan situaciones muy peligrosas que incrementen el riesgo, primero porque se perderá el control del vehículo con mayor facilidad, y segundo porque una vez se produce el accidente las consecuencias serán más graves debido a la peligrosidad de llevar el equipaje mal sujeto, puesto que en un choque a 50km/h si la maleta sale proyectada alcanza el peso de una tonelada.

Por regla general, los conductores subestiman el riesgo que representa un vehículo cargado incorrectamente. El comportamiento de un vehículo circulando sobrecargado en carretera difiere por completo del de otro vehículo que no lleva carga. En los vehículos con carga, el ajuste de las suspensiones y los amortiguadores dejan de adaptarse al incremento de las masas, ya que el balanceo aumenta significativamente ante cualquier maniobra. Por este motivo resulta más difícil conducir vehículos cargados que vehículos que no lleven carga.

El Real Automóvil Club de España RACE ha presentado una prueba de conducción y otra de choque donde se constata la peligrosidad de sobrecargar el vehículo con el equipaje en los desplazamientos de verano. En la prueba de conducción podemos ver como un coche sobrecargado pierde estabilidad ante una maniobra de emergencia y el conductor tiene dificultades para mantener el control del vehículo. En la prueba de choque se demuestra que los ocupantes no sufren daños si se dedica el tiempo necesario para asegurar el equipaje convenientemente, mientras que el colocarlo incorrectamente ocasiona que salgan proyectados entrando en el habitáculo y golpeando contra los ocupantes produciendo lesiones por traumatismos de diversa consideración.

Prueba de conducción
ADAC ha realizado una prueba de conducción y una prueba de choque para constatar la peligrosidad de sobrecargar el vehículo. Respecto a la prueba de esquiva se realizó con el turismo en tres condiciones: sin carga, al límite de su carga y sobrecargado.

Sin carga el turismo resultó fácil de controlar en todo momento, siendo la velocidad máxima de 85 km/h. Con cargacompleta, el turismo desarrolló un balanceo muy intenso y perdió estabilidad, aunque los conductores experimentados pudieron recuperarla gracias al ESP, siendo la velocidad máxima posible de 74 Km/h. Con el vehículo cargado más allá de su límite fue muy difícil controlar el vehículo, ya que el sobreviraje inicial termina en varios derrapes peligrosos, y el ESP no puede estabilizar el vehículo por lo que podría llegar a existir peligro de vuelco, siendo la velocidad máxima posible de 71 km/h.

En la prueba de choque se ha pretendido demostrar la peligrosidad de llevar objetos sueltos en el maletero y sin red de separación de alta resistencia que evita que el equipaje pueda alcanzar a los ocupantes al salir proyectados en caso de accidente. Este tipo de redes separadoras deben utilizarse en vehículos que tienen el maletero integrado en el habitáculo, en los casos en los que el equipaje supera la altura de los asientos impidiendo el cierre de la lona destinada a cubrir el equipaje. En la prueba de choque puede observarse cómo los ocupantes no sufren daños si se dedica el tiempo necesario para asegurar el equipaje convenientemente, mientras que el colocar incorrectamente el equipaje ocasiona que salgan proyectados entrando en el habitáculo y golpeando contra los ocupantes, produciendo en este caso lesiones por traumatismos de diversa consideración. A solo 50 Km/h, el equipaje puede alcanzar un peso 50 veces su propia masa causando graves daños a los ocupantes.

El peligro de llevar el material de esquí sin sujetar dentro de un coche

El RACE ha presentado otra prueba de choque donde se constata la peligrosidad de transportar objetos sueltos en el habitáculo como los esquís, palos, trineos, botas y otros elementos típicos en los desplazamientos a una estación de esquí. Circulando a tan sólo 50 Km/h, en caso de accidente, los objetos sueltos y mal colocados salen proyectados multiplicando su masa hasta por 50 veces. Estos objetos sueltos pueden provocar graves daños a los ocupantes, especialmente cuando, como en el caso de los esquíes, se trata de materiales con aristas cortantes. El RACE reitera a los usuarios que los objetos deben ir siempre en el maletero, una baca cerrada o un porta esquíes y en caso de tener que utilizar la zona del habitáculo siempre asegurar la carga con cintas, pulpos o los propios cinturones de seguridad.

En caso de accidente, una carga mal colocada en el vehículo es un factor clave en la gravedad del accidente. No será la primera vez que al tener que llevar objetos pesados o de gran volumen dentro de un coche oímos: «Conduciré con cuidado» o «No voy tan lejos». Lamentablemente, los accidentes son imprevisibles y aun cuando los vehículos son cada vez más seguros, no hay que subestimar el peligro que puede suponer un objeto que sale volando.

La prueba de choque desarrollada por el RACE y otros automóviles club europeos demuestra la peligrosidad de llevar dentro del habitáculo diversos elementos que podrían ser necesarios para pasar un día en una estación de esquí, para de esta forma enseñar cómo es posible transportar de forma segura los esquís, palos, trineos y botas. Esto es necesario para nuestra seguridad, porque los objetos que salen volando pueden desarrollar un peso equivalente hasta 50 veces su propia masa durante un accidente a sólo 50 km/h.

En la primera prueba de choque se transportaba la carga colocada y sujeta correctamente. Los esquíes se amarraron firmemente y se utilizó una chapa de madera para proteger la parte posterior del asiento del acompañante. Las botas de esquiar se colocaron en el suelo, en tanto que las piezas de equipaje quedaron seguras debajo del trineo amarrado. Durante el choque en ningún momento los objetos llegaron a soltarse, por lo que no existió ningún riesgo para los pasajeros como consecuencia de los objetos que pudieran salir volando. Aunque las cinchas de amarre utilizadas se doblaron, sin embargo pudieron cumplir su función.

En la segunda prueba de choque la carga estaba colocada incorrectamente, no se utilizaron cintas tensoras para sujetar, se abatieron los dos asientos traseros y los objetos se colocaron libremente en el maletero sin aprovechar los espacios disponibles en el suelo. Durante el choque los esquíes con bordes cortantes penetraron entre los ocupantes y las botas golpearon contra los asientos. El acompañante ya se encuentra realizando el movimiento de retorno cuando las botas de esquiar chocan contra el asiento y lo empujan de nuevo hacia delante. Una pieza del equipaje llega a romper el espejo retrovisor y rompe el parabrisas. Al observar los objetos sueltos que se mueven libremente en el vehículo, vemos que estas fuerzas se multiplican, ya que un objeto sin asegurar puede continuar moviéndose sin freno alguno y no es posible que su energía se degrade mediante la deformación prevista del vehículo.

La prueba de choque demuestra que en un choque a 50 km/h, un objeto no asegurado puede desarrollar un peso equivalente entre 30 y 50 veces su peso en energía cinética. De todo lo anterior, resultaron las masas siguientes en el choque:

    • Objeto
    • Masa estática
«Peso de choque» a 50 km/h

(Suponiendo un retardo de 30 g)

    • Esquíes
    • 5 kg / par
150 kg
    • Trineo
    • 4 kg
120 kg
    • Par de botas para esquiar
    • 2,5 kg / unid.

75 kg
    • Pieza de equipaje
    • 5 kg
150 kg
    • Pieza de equipaje
    • 10 kg
600 kg
    • Jarra termo
    • 1,5 kg
45 kg

Cómo asegurar la carga del maletero o dentro del coche

  • Si los objetos son muy voluminosos para llevarlos en el maletero, se deberán alojar en una baca cerrada o un porta esquíes.
  • Distribuir uniformemente la carga y con el centro de gravedad lo más bajo posible, es decir, colocar los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma del interior del vehículo, en la parte inferior y preferiblemente entre los dos ejes.
  • Sujetar la carga para evitar que pueda moverse. Debemos tener en cuenta que los objetos pueden pesar hasta 50 veces más en caso de accidente.
  • Apoyar la carga en la zona más adelantada contra la superficie fija del vehículo, para que no se desplace hacia la parte delantera acumulando una mayor energía cinética durante su recorrido.
  • Aproveche los puntos de amarre existentes en el vehículo.
  • Lleve cintas tensoras en el coche; muchas compras son inesperadas y los necesitaremos.
  • Los objetos que superen los 25 kg de peso no se deberán colocar detrás de las personas.
  • Compruebe la presión de los neumáticos y las cargas sobre ejes según las instrucciones de servicio.
  • Siempre que sea posible, coloque los objetos particularmente pesados sobre el suelo.
  • Muchas veces es posible utilizar el cinturón de seguridad del vehículo para asegurar la carga.
  • Cubra con una manta las cajas que lleven elementos sueltos o cortantes.
  • Invierta el tiempo necesario para asegurar la carga.

Transporte de perros en un coche.
Puedes conocer otros detalles interesante sobre cómo viajar con animales por Europa.

Si quieres leer más noticias como Cómo llevar un remolque y cargas en el maletero del coche, te recomendamos que entres en la categoría de Recambios y Mantenimiento.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies