Cuándo y cómo dejar el pañal (10 consejos en verano)

Cuándo y cómo dejar el pañal (10 consejos)
NOTICIA de Jessica Pascual
30.07.2021 - 12:58h    Actualizado 30.07.2021 - 12:58h

Si crees que ya ha llegado la hora de que tu bebé abandone el pañal, pero no sabes por dónde empezar, en este artículo detallamos una serie de consejos y recomendaciones para iniciar el proceso y tener éxito. Ármate de paciencia, motivación y energías positivas para transmitirle toda esta ilusión a tu hijo y así podáis disfrutar de esta experiencia de forma conjunta. Y aprovecha el verano. La razón no es otra que en esta época suelen llevar menos ropa y, ante algún escape o incidente con el pis, no es tan engorroso tener que lavar y limpiar todo casi en el momento.

Debes saber que dejar el pañal es un avance muy grande en la autonomía de los bebés, además de un ahorro por el precio de los pañales, pero es un proceso que debe estar supervisado e impulsado por los padres, que juegan un papel fundamental. Por ello, a continuación te damos todas las claves para saber cuándo y cómo dejar el pañal para que tu bebé empiece a hacer sus cosas en el orinal.

¿A qué edad hay que quitar el pañal?

No hay una respuesta exacta a esta pregunta. Cada bebé es un mundo y, por tanto, dependerá de cada caso. Algunos niños se adaptarán antes al cambio y podrás quitárselo algo antes de los dos años y, en otros casos, te costará más. El momento exacto dependerá del desarrollo cognitivo y emocional de cada bebé.

Aunque por norma general, la media de edad para que un bebé se desprenda del pañal es en torno a los dos o tres años. Desde que alcanzan esta edad tienen una mayor capacidad de comprensión y, por tanto, puedes empezar a explicarle que tiene que ir al orinal cuando quiera hacer sus necesidades.

Aunque sabemos que quitar el pañal es algo muy deseado por los padres, tanto por el ahorro económico como por no tener que estar cambiándolos cada dos por tres, debes armarte de paciencia y tomarte el proceso con calma, puesto que no siempre es fácil. Ten en cuenta que se trata de un proceso progresivo y, en ocasiones, lento. Pero finalmente, cuando alcancéis este objetivo de forma conjunta, supondrá un gran logro para tu bebé porque con este pequeño paso empezará a tener más autonomía.

¿Cuál es el mejor momento para quitar el pañal?

Es recomendable que el momento en el que decidáis dar el paso podáis pasar mucho tiempo con él. Ya sea porque coincida con periodos de vacaciones o por otro motivo que os permita pasar el día juntos, es mejor que en las primeras semanas estéis juntos la mayor parte del tiempo para que el aprendizaje tenga más probabilidades de éxito.

Guía para que un bebé deje de usar pañal

Aunque en esta guía incluimos algunos consejos y recomendaciones que puedes poner en práctica para quitarle el pañal a tu bebé, no siempre funcionan. Para saber cómo actuar tienes que tener otros factores en cuenta como conocer el estado de tu bebé y analizar si de verdad está preparado.

1. Cómo saber si mi bebé está preparado para dejar el pañal

Para empezar, tu hijo tiene que saber comunicarte que tiene ganas de ir al baño, ya sea con palabras, gestos o sonidos. Si por norma general, no te avisa de los momentos en los que tiene ganas de hacer sus necesidades, no es buen momento para quitarle el pañal. Por tanto, éste es el primer paso que tenéis que dar de forma conjunta. Es importante que le transmitas la importancia de que te avise y se comunique contigo para ciertas cosas, como ir al baño.

Otras pistas que pueden indicarte si tu bebé está preparado o no es analizar si es capaz de hacerte caso en instrucciones sencillas como llevar una cosa de un sitio a otro, guardar un juguete o tirar un pañal a la basura. También si es capaz de sentarse y levantarse sólo y tiene estabilidad y equilibrio suficiente para hacerlo. O si es capaz de entender lo que le dices y prestarte atención.

2. Antes de quitárselo

Después, tienes que empezar a transmitirle la importancia de no usar pañal y de ir al orinal. Siempre de forma progresiva, constante y sin que suponga una obligación. Los niños interiorizan mejor las cosas jugando que a la fuerza. Por ello, la mejor forma de hacerle entender este nuevo cambio es comunicarle que se está haciendo mayor y que no usar pañal es un gran avance que le va a permitir disfrutar de muchas ventajas.

En este punto también influirá su entorno. Si ve que sus compañeros de la guarde o amigos no lo usan, quizá sienta curiosidad de por qué el sí lo lleva y quiera desprenderse.

3. Mucha paciencia

Es la clave del éxito. Tienes que tener mucha paciencia con tus hijos y enseñarles para que aprendan a ir al orinal. Sobre todo, no puedes perder la calma. Al igual que está demostrado que los niños son esponjas en cuanto al aprendizaje, también son capaces de absorber el estado de nerviosismo o frustración de los padres. Por ello, con paciencia y tesón, conseguirás que tu bebé poco a poco aprenda las cosas que tú quieres enseñarle. Si notas que tu forma de enseñar no está teniendo resultado, quizá puedes poner otras en práctica. Pero lo que nunca debes hacer es presionar al pequeño porque va a frustrarse y el proceso va a resultar más complicado y mucho más lento.

4. Aprender jugando

Puedes utilizar canciones, bromas o todo tipo de juegos para que tu hijo comprenda la importancia de ir al orinal y abandonar el pañal. Otra alternativa puede ser haciendo uso de cuentos que le hagan ver y comprender a través de historias divertidas lo guay que es dejar el pañal. El aprendizaje debe estar enmarcado en un proceso de diversión y juego para que tu hijo tenga ganas, interés para lograr este objetivo.

5. Motivación

Motivar al pequeño es otra de las claves del éxito para triunfar en el proceso de quitar el pañal. Sois los padres los que tenéis que llevar la iniciativa, seguridad y entusiasmo del proceso de desprenderse del pañal. Transmitirle esta seguridad, alegría y motivación será un aliciente extra para que tu hijo se sienta con más fuerzas para conseguirlo.

6. Sin agobiar ni regañar

Es posible que por querer ayudar y motivar al pequeño, acabes agobiándole. No es recomendable que le preguntes cada dos minutos si quiere ir al baño. Hay que normalizar la situación y tratarlo con la mayor naturalidad posible.

Sobre todo, no hay que regañarle cuando se hace pis encima si estás enseñándole. Todos nos equivocamos y es importante no hacerle sentir que ha hecho algo mal. Lo que sí puedes hacer en estos casos es recordarle que no pasa nada y que poco a poco tiene que ir aprendiendo a avisar y a ir al baño.

Y si en alguna ocasión te avisa de que quiere ir y no se lo hace encima, celébralo como se merece. Felicítale y transmítele la alegría de que lo ha hecho genial para que se sienta realizado. También tienes que felicitarle y celebrar que el niño te pida pis, aunque no llegue al baño. En estos casos la intención es lo que cuenta y, si le animas, puede que la próxima vez consiga llegar a tiempo.

7. Crear hábitos

Otra recomendación es crear hábitos. Cuando empiece a pedirte ir al baño, tienes que crear rutinas de ir al orinal o al váter antes de acostarse, al levantarse, o después de comer, por ejemplo.

Y si le quitas el pañal, que sea todo el día. No hay que volverle loco. Debes quitarle el pañal tanto en casa como en la calle, aunque haya riesgo de que se haga pis porque si se lo quitas y pones cada dos por tres, acabará haciéndose un lío.

8. Aprender por imitación

Y si tu hijo imita todo lo que haces, que te acompañe al baño quizá puede ser una buena opción para que aprenda para qué sirve el váter.

9. Cambios progresivos

No es recomendable cambiar varios aspectos de la rutina de tu bebé a la vez. Si estás en proceso de cambiarle la cama o cualquier otro hábito, deja el pañal para más tarde. Y si estás en proceso de dejar el pañal, no le cambies ningún otro aspecto. Cada cosa debe ir a su tiempo y, muchos cambios a la vez, pueden desconcertar a tu hijo.

¿Y si nada funciona?

Ante todo, si nada funciona, quizá no esté preparado y tengas que esperar algunos meses más. Como hemos explicado al principio del artículo, cada niño tiene sus tiempos y su ritmo. Agobiarle no va a servir de nada y el momento de quitarle el pañal llegará. Así que tómatelo con paciencia y escucha y analiza todas las pistas que pueda darte tu hijo para saber cómo actuar.

Pañal de día y de noche

A la hora de cambiar este hábito y quitarle el pañal a un niño, no es recomendable que lo hagas de golpe. Como tu bebé tiene que interiorizar y aprender esta nueva norma, tienes que empezar por el pañal de día y dejarle puesto el de por la noche. El bebé tiene que empezar a controlar de forma consciente el esfínter, cosa que no va a poder hacer dormido por arte de magia. Por ello, el pañal de noche no es recomendable que se lo quites hasta que sea capaz de no manchar el pañal de día y puedas desprenderte primero de éste.

Qué necesitas para dejar el pañal

Antes de comenzar el proceso con tu hijo, debes hacerte con una serie de instrumentos que te hagan la operación pañal más sencilla. A rasgos generales:

  • Necesitarás un orinal y un alzador para el váter. Cuando empiece a coger costumbre de ir al baño, puedes alternar orinal con váter para que poco a poco se adapte a este cambio.
  • Ropa interior de sus personajes de dibujos favoritos para que quiera desprenderse del pañal cuanto antes y ponerse sus calzoncillos o braguitas más molonas.

Si quieres leer más noticias como Cuándo y cómo dejar el pañal (10 consejos en verano), te recomendamos que entres en la categoría de Embarazo y Bebés.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >