Estrés laboral, una de cada cuatro empresas le pone freno

Estrés laboral, una de cada cuatro empresas le pone freno
NOTICIA de Javi Navarro
01.02.2011 - 19:38h    Actualizado 06.04.2021 - 07:57h

Sólo el 26% de las empresas europeas han adoptado medidas para reducir el estrés laboral. Así lo revela la última encuesta europea sobre riesgos nuevos y emergentes en las empresas de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-osha), realizada a directivos y representantes de trabajadores de 31 países europeos, incluidos los 27 Estados miembros de la Unión Europea.


Sin embargo, de esta encuesta también se desprende que el 79% de los directivos están preocupados por los efectos del estrés laboral, por lo que la importancia de este síntoma se sitúa ya al mismo nivel que los accidentes en el lugar de trabajo a la hora de diseñar las políticas de prevención de riesgos laborales en las empresas. Según los últimos datos de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo, los países de la Unión Europea invierten 20.000 millones de euros al año para combatir el estrés laboral.

Para informar a las empresas de la región de la utilidad de implantar políticas de conciliación en su gestión de recursos humanos que permitan paliar las disfunciones psicofisiológicas, ansiedad y perturbaciones que generan el estrés, la Cámara de Comercio de Madrid ha celebrado hoy la jornada “Estrés: motor o freno”, que se ha organizado en el marco del servicio Concilia Madrid de la entidad cameral, con la colaboración de Mosaic.

La directora de Promoción Empresarial de la Cámara, Mariola Olivera, explicó en la inauguración de esta jornada que la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo señala que sólo en España, las bajas laborales relacionadas con el estrés suponen unas pérdidas anuales de 2.000 millones de euros. El estrés laboral afecta en España a más del 40% de las personas asalariadas y en torno al 50% de los empresarios. Este hecho genera la pérdida de más del 10% del producto interior bruto (PIB), según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A ello se añade que el estrés laboral puede derivar en “la pérdida del 50% al 60% de las jornadas” del trabajador, según ha explicado en la jornada Miguel Bru, especialista en técnicas de relajación, dirección de empresas y personal.

Bru ha especificado también que los síntomas de una persona con sobrecarga de trabajo se manifiestan en tres facetas: en cuanto al pensamiento, tiende a darle vueltas a situaciones desagradables, interpreta negativamente lo que se le dice y manifiesta obsesión; en el terreno de las emociones, es una persona desanimada, con sensación de impotencia y que no percibe apoyo social; y en lo corporal, arroja síntomas de cansancio, crispación e insomnio, entre otros.

Por último, la psicóloga y formadora Laia Monserrat, ha explicado que prevenir adecuadamente el estrés en la empresa puede convertirse en un importante motor para su actividad. El desarrollo de medidas de conciliación tiene que ser considerado como una estrategia productiva y una ventaja competitiva que ayude a las empresas a mejorar la organización del trabajo y, por tanto, a incrementar su competitividad, innovación y productividad.

La gestión del estrés en la empresa es un factor motriz “siempre y cuando se creen las condiciones necesarias para que las personas aprendan a movilizar sus recursos personales para fortalecerse frente a situaciones difíciles o potencialmente estresantes, a la vez que la empresa se organice para generar el menor grado posible de sobrecarga en los empleados”, concluyó Laia Monserrat.

Ocho de cada diez empresas se preocupa por el estrés laboral, pero apenas una de cada tres hace algo para remediarlo

Los riesgos psicosociales como el estrés, la violencia o el acoso preocupan cada vez más a las organizaciones europeas, según se desprende de las primeras conclusiones de la mayor encuesta de empresas realizada en Europa sobre salud y seguridad en el trabajo.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) ha dado a conocer datos sobre esta problemática: Al 79% de los directivos europeos les preocupa el estrés laboral, pero menos de un tercio de las empresas han establecido procedimientos para gestionarlo. Cuatro de cada cinco empresarios europeos expresan preocupación por el estrés laboral, según revela la Encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes (ESENER), lo que coloca este factor en el mismo nivel de importancia para las empresas que los accidentes en el lugar de trabajo (79 %). El estrés laboral es muy agudo en el sector de la sanidad y la asistencia social (el 91 % de las empresas lo consideran causa de preocupación, en mayor o menor medida) y en la educación (84 %).

«Con la crisis financiera en plena actividad, un 79 % de los empresarios europeos declaran sentirse preocupados por el estrés laboral, que ya se reconoce como una carga importante para la productividad en Europa», afirmó el Director de la EU-oSHA Jukka Takala en la conferencia celebrada en Barcelona. «En cualquier caso, a pesar del elevado grado de preocupación, es bastante inquietante que sólo el 26 % de las empresas de la UE hayan aplicado procedimientos para combatir el estrés. La encuesta ESENER subraya la importancia de prestar una ayuda eficaz a las empresas para que aborden el problema del estrés, lo cual será crucial para garantizar que contamos con una población activa productiva y sana capaz de impulsar el rendimiento y la competitividad económicos de Europa».

La encuesta indica asimismo que el 42 % de los representantes de la dirección consideran más difícil la gestión de los riesgos psicosociales que la de otros problemas de salud y seguridad. De acuerdo con los análisis, los principales obstáculos para abordar con eficacia los problemas psicosociales son lo delicado de la cuestión (53 %) y la falta de sensibilización (50 %) La participación de los trabajadores es un factor clave en la gestión de la salud y la seguridad De la encuesta ESENER se desprende que los lugares de trabajo con representación formal de los empleados tienen muchas más probabilidades de éxito en la aplicación de medidas de salud y seguridad. Es el caso, en particular, de los lugares de trabajo pequeños, en los que constituye un desencadenante para la gestión eficaz de los riesgos psicosociales.

De hecho, el 84 % de las empresas con representación formal in situ de los trabajadores tienen una política o un plan de acción en materia de salud y seguridad en el trabajo (SST), en comparación con sólo el 71 % de las empresas sin representación formal. La frecuencia con la que se aplican las medidas para abordar riesgos psicosociales como la violencia, el estrés y el acoso moral es el doble en las empresas que consultan a sus trabajadores que en las que diseñan sus medidas sin la participación de los empleados.

El menor tamaño de las organizaciones no debe ser obstáculo para la eficacia de la gestión de riesgos

La encuesta ESENER reveló que los principales obstáculos para abordar las cuestiones de salud y seguridad son la falta de recursos (36 %) como el tiempo, el personal o el dinero, y la falta de sensibilización (26 %).

Otra conclusión es que incluso las empresas pequeñas pueden realizar evaluaciones de riesgos internas, aunque necesitan ayuda -conocimientos técnicos, asesoramiento y herramientas- para gestionar con eficacia su proceso de gestión de riesgos y diseñar e implementar sus medidas preventivas. A través de su campaña y sus servicios de información, la EU-oSHA trabaja para aumentar la sensibilización sobre los peligros en el lugar de trabajo y para fomentar una gestión de riesgos integral y exhaustiva. La Agencia dispone de diversos productos para facilitar este proceso, en especial para las pequeñas y medianas empresas (pymes). La nueva base de datos de herramientas para la evaluación de riesgos incluye listas de comprobación, manuales, folletos, cuestionarios y herramientas interactivas de toda Europa, y se puede acceder a ella de forma gratuita en el sitio web. En la actualidad se está desarrollando una herramienta interactiva en línea para la evaluación de riesgos (OiRA, por sus siglas en inglés), que debería animar y ayudar a muchos miles de pymes europeas de todos los sectores a realizar estas evaluaciones.

En relación con la estrategia comunitaria de salud y seguridad en el trabajo (2007-2012), es importante saber cómo pueden gestionarse correctamente los riesgos en el lugar de trabajo y qué obstáculos pueden aparecer, de modo que las futuras estrategias en materia de SST puedan planificarse mejor y las medidas de apoyo se ajusten a las necesidades de las empresas. La encuesta ESENER es un indicador paneuropeo único para conocer el rendimiento en materia de SST, que debería ayudar a los responsables de la formulación de políticas a evaluar los avances y la aplicación de la estrategia.

Más información:
Resumen de ESENER (disponible en 22 idiomas)

Pocas empresas afrontan el estrés de sus trabajadores en el puesto de trabajo

El estrés en el puesto de trabajo es la razón más frecuentemente mencionada por los empleados europeos para dejar sus puestos. A pesar de ser conscientes de que el estrés afecta a los resultados del negocio, pocas empresas dan los pasos necesarios para luchar contra el mismo, según dos estudios de Watson Wyatt Worlwide. En Estados Unidos la mitad de las empresas son conscientes del problema, pero sólo el 5% hacen algo para solucionarlo.

Cerca de la mitad de las empresas estadounidenses encuestadas(48%) dicen que el estrés provocado por las largas jornadas afecta a los resultados del negocio. Sin embargo, sólo un 5% afrontan el problema, según la edición 2007/2008 del informe Staying@Work de Watson Wyatt. Así mismo, más de una cuarta parte (29%) de las compañías creen que el estrés causado por el uso extendido de tecnología como el teléfono móvil y la blackberry afecta enormemente a los resultados de negocio, pero sólo un 6% toman medidas para afrontar este tema.

“Muchas empresas no parecen darse cuenta de cómo el estrés está afectando a su negocio,” dice María Martín, Directora de la práctica de Capital Humano de Watson Wyatt en España. “Demasiado estrés derivado de un fuerte nivel de exigencia, mala jerarquización de prioridades y poca flexibilidad en el puesto pueden agravar problemas de salud. Al no afrontar el tema del estrés, las empresas están llamando a un aumento en los tiempos de descanso no programados, tasas de ausencias, y costes de salud – todo lo cual puede dañar la cuenta de resultados de una compañía”.

Las empresas dicen que el estrés afecta a los resultados de negocio

Causas del estrés empleados Empresas que dicen que el estrés afecta a los resultados Empresas que toman medidas

Jornadas extendidas/largas, hacer más con menos 48% 5%

Equilibrio vida laboral/personal 32% 16%

Tecnologías que amplían la disponibilidad 29% 6%

Incapacidad de los supervisores para reconocer el estrés 24% 7%

Incapacidad de los supervisores para encontrar respuestas al estrés 20% 14%

Horas extras, problemas relacionados con la seguridad 8% 2%

Miedos relacionados con la prevención de riesgos 5% 27%
Fuente: Watson Wyatt/national Business Group on Health 2007/2008 Staying@Work report

Una de las formas en que el estrés afecta a los resultados de negocio es a través de la retención de los empleados. El estrés es el motivo más mencionado por los trabajadores de este estudio para dejar una empresa. Cerca de un 40% de los encuestados consideran que es uno de los tres motivos principales, según el Informe de Compensación Estratégica 2007/2008 de Watson Wyatt. Sin embargo, las empresas no lo incluyen entre los cinco motivos principales por los que creen que un trabajador deja su puesto. En su lugar, mencionan el salario insuficiente, la falta de desarrollo profesional y la mala relación con el supervisor directo.

“El salario en sí mismo no es suficiente para retener y vincular a los trabajadores de hoy en día”, dice Eva Patier, directora en la práctica de Capital Humano de Watson Wyatt en España. “Para seguir siendo competitivas, las compañías deben entender qué provoca que los empleados se incorporen a una compañía o la dejen, así como qué les hace ser productivos si permanecen en ella. Un enfoque de Compensación Total que incluya tanto cuestiones económicas como no económicas tiene más sentido para los empleados y es más eficaz para los empresas”.

Más de la mitad de las horas perdidas en el trabajo están vinculadas al estrés

Cómo alcanzar el éxito sin agobios, sin pesadillas y conciliando la vida laboral y la familiar es la base de la Guía práctica para Directivos Ocupados “Éxito sin Estrés” que ha lanzado la Empresa de Trabajo Temporal Unique. Cómo alcanzar el éxito sin agobios, sin pesadillas y conciliando la vida laboral y la familiar es la base de la Guía práctica para Directivos Ocupados “Éxito sin Estrés” que ha lanzado la Empresa de Trabajo Temporal Unique.

El manual describe el método para reconocer las señales que avisan de que se puede ser víctima del estrés. Según la directora General de Unique, Gina Opdebeek, “somos conscientes de que ser director requiere marcarse límites y seguir teniendo éxito, exige no excederse demasiado ni demasiado a menudo”. Por ello, añade Opdebeek, “hemos querido describir cómo prevenir el estrés eficazmente y protegerse contra tensiones innecesarias asumiendo expectativas realistas y tomando medidas prácticas además le ayudará a adquirir resistencia a través de un estilo de vida sano”.

Esta guía describe también las vías para proteger del estrés a todos los colaboradores que forman los equipos de trabajo, creando un ambiente laboral agradable que evite las pérdidas de productividad y las bajas de los trabajadores. Como se recoge en este manual contra el estrés laboral, “un poco de tensión es indispensable para rendir más. Demasiada tensión es desastrosa para el rendimiento, el ambiente y la salud”. Los estudios efectuados en la Unión Europea sugieren que entre el 50% y el 60% del total de los días laborales perdidos está vinculado al estrés.

Las condiciones en las que realizamos nuestro trabajo no sólo influyen en la productividad y el rendimiento profesional, sino que son determinantes de nuestra propia calidad de vida. “Un marco u organización productiva segura y saludable contribuye al bienestar de las personas que la integran y a su propia capacidad competitiva. El estrés, la fatiga, el accidente o la enfermedad son efectos que se contextualizan en organizaciones de trabajo deficientes y, probablemente, poco productivas“.

Consejos para alcanzar el Éxito sin Estrés
La Guía Éxito sin Estrés ofrece consejos prácticos y fáciles de aprender. También Unique organiza cuatro seminarios gratuitos impartidos por el experto internacional en Coaching Profesional Mikah de Waart, cuyas técnicas ayudan a detectar y solucionar el estrés en la empresa a través de consejos prácticos y fáciles de aplicar.

Alimentación equilibrada, Actividad física continua, Sueño reparador son algunos de los factores que ayudan a construir una vida sin estrés. Junto a ellos, el propio control del estrés empieza con medidas prácticas. Para prevenir el estrés y curarlo se debe empezar pensando de forma resistente al estrés. “La forma en que usted enjuicia sus situaciones, determina en gran medida cómo experimenta el estrés. Los embotellamientos, los titulares y las diferencias de opinión, no producen el mismo estrés en cada ocasión. A veces se enfada por un embotellamiento de unos metros, y a veces está en un atasco horrible silbando. El embotellamiento es quizá a la misma hora, en el mismo sitio, y dura lo mismo, pero usted lo experimenta de formas totalmente diferentes”, recoge la guía.

¿El trabajo es estresante en sí mismo?

Cuatro de cada diez empleados admiten que el trabajo afecta a su salud. El estrés es la patología que con más frecuencia afecta a la labor diaria de los profesionales y aumenta paulatinamente año tras año. Pero, ¿se puede decir si un puesto de trabajo es estresante de por sí? Según Fátima del Hoyo, responsable de Prevención de Riesgos Laborales en Randstad, no tiene por qué. “No podemos hablar de sectores ni puestos más estresantes, depende de cómo cada trabajador viva la situación y de qué medidas tome la empresa en prevención de riesgos. Con carácter general los estresores existen en todos los puestos de trabajo y depende de los recursos que los trabajadores tengan a su disposición que se convierta en un problema para la salud o no”.

Randstad ha querido indagar sobre cómo afecta el trabajo a la salud de los profesionales con motivo del día de la seguridad y la salud en el trabajo que se ha celebrado el sábado 28 de abril. La incidencia del trabajo en la salud ha aumentado 10 puntos porcentuales respecto al año pasado, lo que indica un aumento en la preocupación de los trabajadores ante su empleo. Estos datos van en línea con los últimos publicados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que aducían a que el 47% de españoles creían que el estrés aumentaría en los próximos cinco años. España se sitúa en la media del resto de países europeos, pero los nórdicos destacan con porcentajes sumamente inferiores ante las perspectivas de incremento del estrés en sus organizaciones.

Y es que en los últimos años están apareciendo en el mercado nuevos riesgos psicosociales, relacionados con el modo en que se diseña, organiza y gestiona el trabajo, pero también con la situación y el contexto económico donde se desarrolla dicho trabajo. Es decir, la coyuntura actual puede provocar un aumento del nivel de estrés en los trabajadores, lo que puede llevar a un grave deterioro de la salud mental y física.

La seguridad laboral no solo es un aspecto fundamental para las empresas, también para los trabajadores. Un 76% reconoce que es necesaria la implantación de buenas prácticas de seguridad y salud para ser más competitivos. Este factor aumenta su importancia con el aumento de la edad de jubilación, ya que una buena gestión de las condiciones de trabajo es fundamental para facilitar que las personas prolonguen su edad de retiro.

Las políticas de prevención, claves en el negocio de la empresa
Queda clara la importancia que tienen los departamentos de RRHH dentro de las empresas a la hora de gestionar la prevención de riesgos laborales. Randstad, como experta en soluciones de recursos humanos, recomienda trabajar para reducir la incidencia del estrés en sus empleados. El objetivo es facilitar herramientas tanto a los trabajadores como a los directivos para minimizar la incidencia de los factores de estrés en los equipos. En concreto, se recomienda:

· Ayudar a definir claramente los roles de cada puesto en la organización.

· Contar con planes de formación individualizados y dirigidos al desarrollo de las habilidades necesarias para el trabajo.

· Poner en marcha programas de promoción de la salud orientados a mantener adecuadamente informados a los trabajadores y a facilitarles hábitos de vida saludables que mejoren la respuesta fisiológica a los agentes estresores.

· Informar a los trabajadores sobre los riesgos de su puesto de trabajo.

Respecto a este último punto, dos de cada tres trabajadores se considera informado sobre los riesgos de su empresa. Esta cifra se incrementa en las empresas de mayor tamaño, que suelen contar con departamentos específicos de prevención de riesgos, y disminuye en las compañías de menor plantilla. Una de las ventajas que aporta Randstad al mercado es que rompe esta polaridad entre grandes y pequeñas compañías, puesto que informa a los trabajadores sobre los riesgos de su puesto y les ofrece la formación pertinente, independientemente del tamaño de la compañía.

El trabajador también es responsable de su salud
Por su parte, el propio profesional también puede trabajar para reducir sus niveles de estrés. “Cada profesional vive este tipo de situaciones de manera diferente, pero en cualquier caso es recomendable mantener una actitud positiva. También es conveniente que el trabajador lleve una vida saludable y que sus niveles de auto exigencia sean objetivos. Otro hecho importante tiene que ver con los momentos difíciles, ya que tienen que intentar apoyarse tanto en sus superiores como en sus compañeros. Estas pautas ayudan a que las situaciones de estrés no se dilaten en el tiempo y por lo tanto, no afecten a su salud”, indica Fátima del Hoyo.

La encuesta elaborada por Randstad para analizar la relación entre trabajo y salud también presenta una división en función del género. Las mujeres (43,9%) admiten con mayor vehemencia que los hombres (36,7%) el hecho de que el trabajo afecte directamente a su vida personal. Por otro lado, los trabajadores más veteranos y que se encuentran por lo tanto más cerca de la edad de jubilación (47,79%) son los más preocupados por el hecho de que el trabajo suponga una carga para su estado de salud.

Tal y como se puede observar, la prevención de riesgos laborales se ha convertido en un elemento decisivo para la consecución de los objetivos de cada compañía. De hecho, “Randstad, empresa comprometida con esta política y con el bienestar de sus profesionales, promueve cada año más de 350.000 horas de formación en esta materia a cerca de 100.000 personas”, concluye Fátima del Hoyo.

Si quieres leer más noticias como Estrés laboral, una de cada cuatro empresas le pone freno, te recomendamos que entres en la categoría de Jefes y Directivos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >