Guía para alquilar mi casa, los 8 pasos básicos

Guía para alquilar mi casa, los 8 pasos básicos
NOTICIA de Jessica Pascual
22.09.2021 - 11:55h    Actualizado 04.10.2021 - 10:52h

¿Eres el propietario de una vivienda vacía? ¿Te has cansado de pagar cada mes unos gastos fijos correspondientes a un inmueble sin habitar? Si has decidido arrendar tu vivienda, debes tener en cuenta todos los trámites legales necesarios para alquilar un piso, evitando así contratiempos con los futuros inquilinos. Toma nota para conocer todos los detalles y pasos básicos necesarios para alquilar tu casa.

Alquilar mi piso con ocho pasos básicos

Si eres propietario y piensas que, únicamente con redactar y publicar el anuncio de tu vivienda, ya vas a encontrar a un inquilino de tu confianza, estás muy equivocado. Por tanto, existen una serie de documentos y trámites legales que resultan imprescindibles para alquilar tu casa.

1. Certificado energético

También conocido como el Certificado de eficiencia energética, es un documento acreditativo del nivel de consumo de una vivienda y es diferente según la Comunidad Autónoma. En muchas ocasiones, si decides anunciar tu bien inmueble en una agencia o en un portal de Internet dedicado a esta tarea, también debes aportar este documento para incluirlo junto a su descripción detallada.

Cuando consigas alquilar un piso, estás obligado a entregar una copia de este documento al inquilino. Ten en cuenta que estos certificados tienen una validez de un año y prescindir de ellos puede conllevar sanciones económicas y multas por no tener el certificado energético.

2. Cédula de habitabilidad

La cédula de habitabilidad es otro de los documentos básicos para alquilar un piso. Recibe también el nombre de Licencia de primera ocupación. En su desarrollo, se garantiza que la vivienda cuenta con las condiciones necesarias para residir en su interior.

3. Documentos de propiedad

El tercer documento imprescindible debe mostrar la identidad del propietario, al tiempo que asegure, de forma legal, que es el dueño de la vivienda en cuestión. La forma de acreditar este hecho es mediante una escritura de propiedad. Además, es muy habitual también que el propietario entregue al inquilino las copias del último recibo del IBI y del abono del importe de las facturas de los suministros básicos del piso.

Cartel que anuncia el alquiler de mi piso

4. Prepara un contrato de alquiler personalizado

Es importante que éste cumpla con la Ley de Arrendamiento Urbano (LAU). Si no sabes por donde empezar, en esta otra guía te explicamos todo lo que debes saber sobre el contrato de alquiler de vivienda.

5. Registra el contrato de alquiler en el Registro de la Propiedad

Si bien es cierto que este trámite no es obligatorio, sí ofrece alguna ventaja, tanto a ti como a tu inquilino. Por lo que a ti respecta, te permitiría simplificar el proceso de desahucio de un arrendatario por impago. Eso sí, ten en cuenta que este trámite conlleva una serie de gastos, como impuestos, tasas e notarios, entre otros.

6. Deposita la fianza ante el organismo público que proceda

Tendrás que exigir al inquilino el pago de una fianza, como mínimo, de una mensualidad. Una vez hecho esto, cada Comunidad Autónoma pauta ante qué organismo, cuándo y cómo has de depositar esta cantidad. En esta otra información puedes conocer más detalles sobre el depósito de la fianza de alquiler.

7. Paga el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP)

Una vez formalizas un contrato de alquiler, estás obligado a pagar este impuesto en la Comunidad Autónoma en la que se ubique el inmueble. Tienes un plazo de 30 días desde la firma del contrato. En caso de no cumplirlo, has de saber que te podrán ser impuestos recargos sobre el importe inicial.

Aunque no se trata del único coste al que vas a tener que hacer frente. Aquí te contamos todos los gastos del alquiler de una casa que tienes que pagar como propietario.

8. Llaves del piso

Aunque no es documento como tal, es algo que el propietario no debe olvidar. Tras el alquiler del piso, debe entregar todos los juegos de llaves disponibles que permiten el acceso a la vivienda, no solo uno. Durante el tiempo que dure el contrato de arrendamiento, el propietario no podrá disponer de ninguna llave del piso alquilado.

Cómo alquilar mi piso de forma segura

Es cierto que poner en alquiler tu vivienda conlleva cierto riesgo, pero puedes seguir estos consejos para minimizarlo al máximo:

Alquilar por inmobiliaria

Al hacer las gestiones a través de una inmobiliaria te aseguras de que la selección del inquilino será muy cuidadosa. Además, estará realizada por personas con muchos años de experiencia en el campo. Esto te aportará cierta calma y confianza a la hora de que te alquilen unos expertos tu casa por primera vez.

Pedir garantías

La ley te permite pedir distintas garantías de cumplimiento de la obligación de pago. Así, podrás solicitar más de una mensualidad de fianza o incluso un aval, ya sea personal o bancario. Con ello tendrás más seguridad a la hora de saldar una posible deuda que deje tu inquilino.

Documento seguro de impago alquiler

Cada vez más propietarios recurren a la contratación de un seguro de impago o desperfectos. De hecho, en muchas ocasiones es abonado por el propio inquilino para que en caso de suceder un problema de este tipo, el seguro cubra la deuda. Así, se evita el esfuerzo económico que supone pagar al inicio del alquiler varias mensualidades de fianza.

Documentación del inquilino

Para contar con todas las garantías en el proceso de alquiler, no te olvides de pedir al inquilino tres documentos ásicos para comprobar si el perfil de los potenciales candidatos se ajusta a lo que está buscando para el inmueble.

Identificación del inquilino

Entre los documentos para alquilar un piso es esencial que el inquilino o personas que vayan a vivir en el piso puedan acreditar su identidad mediante un documento legal vigente.

Fianza

Es muy habitual que el propietario exija el depósito de una fianza con el objetivo de comprobar la solvencia económica de sus arrendados, teniendo así un mayor respaldo ante posibles impagos.

Según parámetros legales, la fianza debe ser equivalente a una única mensualidad, ya que así es como lo recoge la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Aval bancario

Este último documento no es obligatorio, sino opcional. Sin embargo, cada vez es más probable que entre los requisitos para alquilar un piso y condiciones indispensables se incluya la necesidad de presentar un aval bancario.

De este modo, el propietario se asegura de que, si el alquilado no hace frente a sus cuotas, hay alguien detrás que sí responderá por él desde un punto de vista económico.

Alquilar mi casa para vacaciones

Otra de las situaciones cada vez más frecuentes es la de plantearse tener alquilada tu vivienda solo en los meses en los que estás de vacaciones. Dependiendo de la ubicación del inmueble, puede ser de gran interés. Esto es así porque los situados en zona de costa, por ejemplo, en verano incrementan notablemente su valor. Lo mismo ocurre con los ubicados en las grandes ciudades, por ejemplo.

Si éste es tu caso, debes saber que cada vez existen más páginas web que ponen en contacto a particulares con estas necesidades. Entre ellas destaca Airbnb, una empresa estadounidense que ha crecido como la espuma en los últimos años.

Alquilar tu casa en Airbnb

En todo caso, si eres de los que prefiere el modus operandi tradicional, también puedes tener alquilado tu piso con estas condiciones mediante una inmobiliaria.

A tener en cuenta

Llegados a este punto, solo nos queda darte algún que otro consejo para facilitarte al máximo la tarea de alquilar tu casa.

Simulador

Debes saber que Internet pone ante ti un sinfín de herramientas online que te permiten calcular la renta apropiada para alquilar tu casa. Con solo cubrir algunos datos sobre tu inmueble, estas aplicaciones te ofrecen todo tipo de información de interés para ti como propietario. Entre ellas, podemos destacar la aplicación de BBVA valora o la de Idealista.

Simulador de la renta ideal para alquilar tu casa

Conoce a tu inquilino

Establecer una relación cómoda y de confianza con tu inquilino es fundamental. El hecho de que ambos os conozcáis puede facilitar enormemente la comunicación y, por lo tanto, evitar problemas. Así que nuestro consejo es que aunque el alquiler sea gestionado por una inmobiliaria, conozcas a la persona que vivirá en tu casa antes de formalizar el contrato.

Si tienes dudas acerca de este aspecto, en estas informaciones te explicamos cómo elegir un buen inquilino para alquilar tu casa y cómo saber si te van a pagar el alquiler.

Confirma que el piso está en condiciones

Al igual que se han de exigir ciertas garantías a los inquilinos, como propietario también deberás cumplir las tuyas. Así pues, asegúrate de que en tu vivienda está todo en orden. En caso de detectar alguna avería o deficiencia, corrígela antes de la entrada del inquilino o en caso de no ser posible, comunícaselo.

Estamos seguros de que siguiendo estos sencillos consejos, la relación entre tu inquilino y tú será muy beneficiosa para ambas partes.

Para hacer una apuesta segura, descubre cuál es la mejor forma de preparar un piso para alquilar.

Si llegados a este punto, te quedan algunas preguntas por resolver antes de decidirte a poner en alquiler tu vivienda, aquí damos respuesta a las principales dudas que tienen los propietarios para alquilar una casa.

Si quieres leer más noticias como Guía para alquilar mi casa, los 8 pasos básicos, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >