Insomnio en el embarazo, Causas, Síntomas y Remedios en cada trimestre

Insomnio en el embarazo: causas, síntomas y remedios por cada trimestre
NOTICIA de Jessica Pascual
25.05.2021 - 13:58h    Actualizado 18.08.2021 - 11:07h

Padecer insomnio durante el embarazo es muy común. Así que si estás leyendo esto porque estás esperando un bebé y tienes problemas para dormir, no te preocupes. Los trastornos del sueño pueden aparecer durante todo el proceso de gestación y las causas que lo provocan son diferentes en cada trimestre, por no decir que también cambia según cada mujer embarazada. Estés en el trimestre que estés, analizamos causas del insomnio y cómo combatirlo.

Cómo saber si tengo insomnio

Puede resultar complicado diferenciar entre tener un trastorno del sueño, como es el insomnio, o simplemente tener algún problema pasajero para dormir. Es importante que si no sabes si sufres insomnio consultes a tu médico para que pueda hacerte un diagnóstico y averiguar si se trata de un problema puntual o no.

También puedes consultar esta otra información en la que explicamos cuáles son los síntomas del insomnio. Si tras leerlos te identificas con alguno de ellos, como por ejemplo tener dificultad para conciliar el sueño, despertarte a cada rato o levantarte en mitad de la noche y no poder volver a dormir, probablemente sufras este trastorno del sueño.

Tener sueño en los primeros días de embarazo

No es común que una embarazada tenga insomnio durante los primeros días del embarazo. Todo lo contrario, puesto que en las primeras semanas el cuerpo empieza a desarrollar la hormona progesterona que prepara al útero para alojar el embrión y este cambio hormonal provoca una sensación de somnolencia y cansancio constante que acaba derivando en más horas de sueño.

Pero esto no quiere decir que no pueda pasar. Si una mujer sufre insomnio antes de quedarse embarazada, también puede sufrirlo durante estos primeros días de embarazo.

En el primer trimestre de embarazo

El insomnio puede darse durante el primer trimestre del embarazo a causa de las náuseas y los vómitos. Para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de estos síntomas tan desagradables, es recomendable cenar de forma ligera y no comer justo antes de irte dormir. Sobre todo porque descansarás mejor si dedicas un rato de relax después de la cena antes de irte a la cama.

Aunque las náuseas no son la única causa que puede provocar trastornos del sueño. El estrés y el nerviosismo por el bebé que estás esperando, así como el miedo y la preocupación de que todo salga bien, también son causas que pueden quitarte el sueño.

Y si tras alguna revisión el médico te dice que el embarazo es de riesgo, la preocupación por proteger al bebé será mayor y, como consecuencia, el insomnio también. Este primer trimestre es el momento más crítico porque es cuando hay más probabilidades de sufrir un aborto y, por tanto, el miedo a perder el bebé es un factor estresante que puede no dejarnos descansar correctamente por las preocupaciones.

En el segundo trimestre

A medida que el cuerpo va cambiando, las causas que provocan el insomnio también lo hacen. En este segundo trimestre ya te habrás habituado al proceso de gestación y, aunque la barriga de momento no es excesivamente grande, también hay factores que provocan la falta de sueño:

  • A medida que avanza el embarazo hay más líquido en el organismo y vas a tener ganas de ir al baño cada dos por tres. Para intentar despertarte menos veces por la noche puedes reducir la ingesta de líquidos justo antes de ir a dormir. Pero sólo en este momento puesto que la hidratación durante el embarazo es clave.
  • Durante el segundo trimestre puede que las dificultades para dormir vengan derivadas del aumento de peso por el crecimiento del bebé y la barriga, de la sensación de molestia generalizada o de no terminar de encontrar la postura adecuada para conciliar el sueño.

Recta final del embarazo: tercer trimestre

El tercer trimestre es el más problemático a la hora de conciliar el sueño. Porque muchos problemas ya descritos continuarán, como seguir teniendo ganas de ir al baño sobre todo porque llegado este momento el útero ha crecido y ejerce presión sobre la vejiga.

Los dolores musculares y de espalda son otro de los clásicos. El cuerpo cambia —a un mayor volumen— y es normal sufrir incomodidades en la cama. Para combatirlo puedes poner en práctica algunos ejercicios y estiramientos para intentar aliviar los dolores localizados.

Que el bebé te hable a través de pataditas es un momento precioso del embarazo, pero cuando te sigue dando golpecitos por la noche, ya no lo es tanto. Los movimientos fetales son otra de las causas que van a impedirte dormir del tirón durante este trimestre.

Y otra de las causas que no van a dejarte dormir serán los ardores de estómago y la sensación de acidez a causa del reflujo, porque las digestiones son más largas y pesadas. Para evitar esta sensación es recomendable, como hemos indicado, hacer cenas ligeras y no comer justo antes de irte a la cama.

Durante este trimestre también se produce el síndrome de las piernas inquietas. Es una dolencia que produce sensación de hormigueo y quemazón en las piernas y que sólo se alivia si las mantenemos en movimiento, lo que dificulta la posibilidad de conciliar el sueño.

Otra de las causas que impiden dormir del tirón en este momento son las falsas contracciones de Braxton Hicks, que son las que preparan la útero para el parto.

Sobre todo, la falta de sueño durante este momento final del embarazo puede ser una causa directa del miedo y la preocupación debido a la cercanía del parto.

Por no comentar el problema de incomodidad cuando estamos en la cama con la tripa. En definitiva, cada día que pase vas a experimentar nuevas molestias por el tamaño y peso de la tripa.

Es importante recordar llegados a este punto una de las recomendaciones a todas las embarazadas, que es dormir del lado izquierdo debido a que, de este modo evitamos presión alguna sobre la vena cava (ubicada en el lado derecho) y favorecer así el riego sanguíneo con la circulación hacia el corazón.

Cómo combatir el insomnio en el embarazo: remedios

No hay una fórmula mágica que consiga acabar con el insomnio en el embarazo. Pero sí hay algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para intentar combatirlo.

  • Llevar una alimentación sana y adecuada ayuda a sentirnos mejor y a poder descansar
  • La actividad física moderada como dar paseos está totalmente recomendada en mujeres embarazadas. Esta práctica ayuda a ejercitar las piernas y el cansancio posterior te ayudará a que duermas mejor.
  • Puedes probar a hacer actividades relajantes antes de dormir como meditar o hacer ejercicios de respiración.
  • Un baño caliente antes de dormir te ayuda a relajarte y a conciliar el sueño.
  • Aunque también puedes tomarte una manzanilla para que te ayude a calmar los nervios y así poder disfrutar del sueño. Por el contrario, evita las bebidas con cafeína o teína así como cualquier estimulante.
  • Usa ropa cómoda cuando estés en la cama.
  • Prueba a leer antes de ir a dormir. La lectura puede ayudarte a conciliar el sueño.
  • Mantén unas rutinas para conseguir una buena higiene del sueño
  • Prueba con las almohadas específicas para embarazadas que se abrazan desde cabeza a pies colocándotela entre las piernas.
  • Para combatir la ansiedad, la preocupación o el miedo durante el embarazo puedes poner en práctica actividades relajantes como la meditación para que te ayuden a canalizar tus pensamientos.

Si quieres leer más noticias como Insomnio en el embarazo, Causas, Síntomas y Remedios en cada trimestre, te recomendamos que entres en la categoría de Embarazo y Bebés.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >